sábado, 24 de septiembre de 2011

Guau, guau, guau!!

Nunca han respondido a mis preguntas pero yo hablo con ellos, a veces me miran como si comprendieran y si es necesario hasta me consuelan.  
Me gustan los perros, tengo tres, y ya no son mascotas… son amigos, cercanos confidentes y excelentes terapeutas.
¡Cómo me gustaría hablar con ellos de verdad! Cuanto daría por saber lo que dicen, por entenderles y que me entendiesen.
Un día mi perro me habló… ¡en serio!, dijo: A-GUA. ¿Tendría ganas de beber? O ¿querría decir otra cosa?
En vez de ir por ahí adivinando decidí leer algo sobre los perros. En el texto que encontré aconsejaban observar sus reacciones. ¿Qué le sucede, que quiere transmitir con tanta insistencia o qué es aquello que está ocultando? Prometían resolver estas cuestiones así que leí con atención, me lo tomé con un cursillo de idiomas, idioma Canino para ser exactos. Interesante, ¿eh?... (Quizás no):

Conocer a tu perro, lección 1:

-¿Qué significa esa forma de ladrar?-

La potencia del ladrido, una valiosa fuente de información:

-Los tonos bajos representan amenazas, principio de ataque e, incluso, rabia.
Pero había un apartado que decía: * Hay que considerar el tipo de actividad.  
(Si está jugando, un ladrido bajo podría ser síntoma de diversión, y si es agudo y corto significa que está concentrado).
-Los tonos altos intuyen situaciones de dolor, miedo o, incluso, alegría (como cuando adoptan un tono casi "cantarín")

Para entenderlo, el perro emplea el tono de manera similar al hombre:
Nosotros utilizamos un timbre bajo cuando estamos tristes, sonoro en los enojos y alto cuando se expresa dicha o algún otro sentimiento de satisfacción.

Frecuencia y duración de los ladridos:

-Si estos son largos y distanciados entre sí, lo más probable es que el can esté loco por ponerse a jugar; y si además esta actitud va acompañada de movimientos rápidos o pequeñas carreras, no hay duda, necesita salir a la calle.
-Por el contrario, si los ladridos son rápidos y continuados, es posible que intente comunicar su preocupación y nerviosismo.

Suspiros; decepción o placer:

Cuando el aire se expulsa con los ojos abiertos, el perro está manifestando su decepción: algo que él estaba seguro de que iba a ocurrir, no ha sucedido. (¡Cómo se parecen a nosotros!, ¿eh?)
Si, por el contrario, el animal entrecierra los ojos, su estado es de total felicidad: todo lo que lo rodea le produce placer.

Rugidos y poder:

El rugido es el lenguaje de los ejemplares de caza, que así demuestran su poderío y seguridad. Es difícil que un perro de compañía los emita, aunque no es imposible. Si el rugido va acompañado de aullidos, el animal está diciendo algo así como "aquí estoy". Los canes muy mimados que se enfrentan a una situación de disgusto intentan, de esta forma, salirse con la suya.

Supuestos prácticos para reconocer situaciones:

Apartado “Ladridos”:

-Tu perro viene a saludarte: aparte de correr hacía ti loco de contento, moviendo la cola, y tratando de derribarte sólo para darte un abrazo, tu perro emitirá 1 o 2 ladridos, agudos y breves, pronunciados en un tono intermedio.
-Tu perro parece alerta: esta situación provocará en él modulaciones continuadas y rápidas, siempre en un tono intermedio. De esta forma anuncian que algo o alguien desconocido se acerca a su territorio.
-Tu perro parece decir, "¿Quién anda ahí?": Los ladridos que se interrumpen, con intervalos más o menos largos entre uno y otro, significan que el animal quiere averiguar quién o qué está merodeando por su lado.
-Tu perro parece decir "¡Se acabó!": Cuando un can quiere poner fin a una situación que le desagrada, modula un ladrido agudo y muy breve. En ocasiones también es un imperativo: "Necesito salir a la calle" o "me muero de hambre".
-Tu perro parece decir "Tengo miedo": los perros sólo conocen una forma para expresar temor o inseguridad, y ésta consiste en emitir gruñidos irregulares que van variando la intensidad.
-Tu perro parece decir "Apártate de mi lado": un perro enfadado que quiere lanzar una advertencia a su contrario emitirá un gruñido suave y constante. Según va subiendo la frecuencia, aumenta la amenaza hasta llegar a un gruñido sonoro, con colmillos descubiertos y actitud amenazante,  ¡el combate va a empezar!

Apartado “Aullidos y gemidos”:

-¡Cómo me duele!: si a un perro le pisan el rabo, emitirá un aullido alto y muy breve, equivalente al ¡ay!, humano. Es la respuesta a un dolor que le ha llegado por sorpresa. También puede expresar que se muere de miedo, sólo que esta vez irá acompañado de actitudes temerosas (encogimiento, rabo oculto...)
-¡Quiero jugar!: cuando los aullidos son repetitivos, entrecortados y se emiten en un tono ascendente, el perro intenta llamar la atención del amo para que éste se una a la diversión.
-Gemidos que dan pena: gestos lastimeros y ojos caídos. Es el lenguaje propio de los cachorros y, en realidad, tiene un único sonido y tres interpretaciones: hambre, frío o miedo.
Pero había un apartado que decía: *Para averiguar qué sucede, es necesario apoyarse en factores externos.
(Bajas temperaturas, estado de soledad... Si el que gime es un perro adulto lo más probable es que esté desando jugar o que tenga necesidad de salir a la calle)

Después del cursillo acelerado de lenguaje canino aún tenía mis dudas respecto a aquel A-GUA, así que decidí que mi perrito me estaba hablando en clave. “A” podía ser de Ana, y “GUA” de esa expresión tan canaria nuestra, así que uniéndolo sólo podía tener una interpretación: “Guas Ana, ¿por qué me has robado mi sitio?” Claro, me había sentado en su lado del sofá.

Hay otros que nos lo ponen más fáciles, como este, mira….


Mis tres peluchitos nunca me han dicho “I love you” pero yo siempre les entiendo cuando me dicen “Te quiero”. ¿Por qué será?



Perdón por la calidad de los dibus, pero son fotos de algunas libretas
Fuentes: Enbuenasmanos.com/artículos. Youtube. Google imágenes.


6 comentarios:

Natalia Ortiz dijo...

Una entrada sobre perros :) Me gusta jeje. Comprendo que los tuyos hayan llegado a ser amigos, ¡son tan buenos y tan fieles! Aunque yo no he tenido nunca perros ni gatos, ya viste el perro enorme de mi primita y puedo decir que es un buenazo. Y aunque su ahora ex-compañero gatuno (porque se ha tenido que marchar por el bebé), que también salía en las imágenes, no me guste mucho por su forma de ser... al gato que tuvieron anteriormente a este, yo le cogí muchísimo cariño y era realmente bueno y agradecido. Era como un perro.
Volviendo a la entrada, muy curioso lo de los ladridos, aunque es lógico por lo que explicas en las personas de la alegría y de la tristeza que se comporten de manera similar. Son como pequeñas personitas jaja. Decepción y todo...
Lo de quién anda ahí lo he visto jaja. Pueden ser muy protectores. Y los lastimeros, pobrecitos... A veces se ven perros así por la calle.
Qué gracioso el carlino hablando jaja. Yo vi uno muy bueno la tele, aunque no hablaba, pero si lo encuentro por internet lo compartiré porque era genial.
Me han gustado mucho los dibujos de tus perros jaja. Totalmente inesperado. ¿De qué razas o mezclas son? Un beso, Ana =)

Ana dijo...

Hola Natalia, dos de mis perros son mestizos, no sé sus razas, el tercero es un perro de aguas, el rizado, jaja. Los tres son muy fieles y buenos. El primero tiene 14 años, el segundo 11 y el tercero 6, ¡ya son de la familia! Y ya ves que los queremos tanto que hasta los dibujamos por todas partes, los dibus tienen sus añitos, me hicieron gracia volver a verlos y por eso los puse, no tenía fotos de mis cachorritos a mano, jaja.
A mi me encantan los gatos, de hecho desde que recuerdo siempre ha habido un montón en mi casa, pero desde hace unos años no, desde que se me desapareció el último, Leny.
Creo que no podría vivir sin tener animales cerca, me encantan.
Un beso, gracias por seguir visitando mi blog.
;)

Raquel dijo...

Ay, que bonita e instructiva entrada; gracias a estos consejos entiendo mejor los ladridos lasmimeros de mis perros.
Imposible no echarse unas risas con ese video; ailoviu.
Por cierto ailoviumaidogs
Besos :)

MEN dijo...

Me encantan los perros. Me parece el animal más increíble que pueda haber. Lo tienen todo y son capaces hasta de dar la vida si hace falta. No hablan pero a veces no es necesario su cariño acompañado de su silencio.. lo dicen todo.
Buen curso nos has dado hoy para conocerles un poco más. Gracias. Un bessito

Nacida en África dijo...

Hola Ana. Has tocado mi fibra sensible porque desde que se fue al cielo de los perros mi Wiper, no hay día que no pensemos en él y los ojos se me van detrás de los que veo. A mi Wiper la verdad es que lo entendíamos muy bien aunque nunca me llegó a decir i love you :). Con tu permiso y ya que con Raquel soy como de la familia, me he hecho seguidora tuya.

Brisas y besos.

Malena

Ana dijo...

Hola Raque, iloveyou, no te lo traduzco, ¿no?
:D

Hola Men, que bien que el curso haya tenido exito, es que los perros son nuestros mejores amigos y compañía, inevitable devolverles el mismo cariño que ellos nos dan.
Gracais por pasarte por aquí
Besos
:)


Hola Malena, un placer tenerte por aquí y un honor que me sigas, muchas gracias.
Siento lo de tu Wiper, no me extraña que te pongas sensible cuando veas algun perrito, te entiendo muy bien. Y si, los míos tampoco me han dicho nunca I love you, pero no hace falta, jaja.
Gracias por esas brisas y besos, un abrazo.
:)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...