lunes, 31 de diciembre de 2018

El año que aprendí



Este año me perdí, me perdí en medio de un gran vacío, y en vez de caer, seguí ahí, flotando, en un espacio en blanco e infinito, tan inmenso que no parecía haber nada hasta que de pronto la vi, una puerta que se abría, otra se había cerrado con ruido, pero en vez de sentirme fuera me encontré dentro de algo nuevo, y un pensamiento se formó ante mí como un hechizo de magia, salían chispas doradas y humo de colores que se elevaba culebreando hasta un cielo lleno de estrellas, colmado de deseos. Los colores me hicieron respirar aliviada, feliz y tranquila, eran vivos, brillantes y tan intensos que no parecían de este mundo. Había sido gris, un poco azul, pero de pronto era rojo, rosa, naranja… ¡verde! Los toqué con mis dedos, se hicieron reales, fueron mis talismanes, tuve algunas visiones pero no del futuro, era mi pasado, era mi paso por este año raro que me ha dejado varios sabores en el paladar a los que habría que inventarles un nombre. Me he sentido frágil pero el tiempo me ha enseñado cosas nuevas, me ha puesto a prueba y seguirá poniéndome, es la lección que me deja el 2018, aún sigo siendo una alumna, tengo mucho, mucho que aprender, lo digo con la humildad del que cae y se tiene que levantar, pero seguiré caminando, envolviéndome de colores, buscando un rumbo, haciendo mi camino, sintiéndome más bohemia, mas errante, mas trotamundi que nunca…
Tengo ganas de seguir cuidando a mi pequeño planeta, de seguir dejando mis huellas, de esparcir mis letras, de regar con risas y amor  a los que me rodean, te invito a ti a que me acompañes, ¿tomas mi mano?, ¡viajaremos lejos!


¡¡¡2019 AL VOY!!!

Música: Lindsey Stirling - Take Flight

domingo, 16 de diciembre de 2018

¿Qué es lo que más te gusta de la Navidad?


¿Qué es lo más bonito de la Navidad? Para muchos y muchas la unión familiar, la celebración, las luces con la que se visten las ciudades, ese aire que destila la atmósfera navideña a galletas de canela y acebo aromáticos. La perspectiva de los regalos, la ilusión de despertar sonrisas en los más pequeños, ¡y en los más grandes!, reír cantando villancicos, pasarse con la sidra y el champán, robar un bombón de más, guardarse un polvorón, hacerle un agujero al cinturón. Y que en cada rincón haya algo que consiga hacerte sentir especial. ¿Qué es?, ¿el sonido de la alegría? Es un eco que rebota dentro de ti y sale hacia afuera como una explosión de color.

Si esto te está pasando es que estás infectado con el espíritu de la Navidad, no es peligroso, hay algunas contraindicaciones leves que el tiempo terminará curando, en cuánto la purpurina dorada se vaya perdiendo en el viento todo volverá a su ser, por eso no hay que temer. Mientras dure el virus es mejor llevar la "enfermedad" de la mejor manera posible, sí el cuerpo te pide que hornees pasta de jengibre debes hacerlo, sí quiere que te aprovisiones de turrones de todas clases hazlo también, si tienes el impulso de rociar con nieve falsa el abeto artificial de tu salón no te cortes tampoco, lo mismo con poner a Santa Claus por todas partes, ¡déjate llevar! que estamos en Navidad y hay que celebrarlo.




A propósito, ¿qué es lo que más te gusta de la Navidad? ¿Lo compartes conmigo y los bohemios?

https://open.spotify.com/user/spotify/playlist/37i9dQZF1DX0Yxoavh5qJV?si=uEW9EWJoT3-GQez3AaOIuQ

domingo, 18 de noviembre de 2018

Destructores natos



Estamos aquí, parados sobre el mundo, dejando que sus recursos mermen, pasivos responsables del cambio climático y la paulatina destrucción del planeta. Somos unos destructores, unos saqueadores, estamos expoliando tanto La Tierra que si no le damos un respiro nunca se recuperará de este maltrato. 
Tenemos que pararnos a pensar sobre el medio ambiente, porque es lo que nos rodea, el principal factor de nuestra calidad y bienestar de vida.  Nuestro papel en este desastre es importante, pongámonos manos a la obra, ahora es el momento porque estamos a punto de atravesar el punto de no retorno.

Frases sobre el medio ambiente para que cambies tu perspectiva:

"Alguien activista no es quien dice que el río está sucio. Alguien activista es quien limpia el río" (Ross Perot). Ponte manos a la obra porque no basta con sabernos la teoría (¡que también!): hay que actuar y hacer lo posible para preservar la salud de la naturaleza que te rodea.

"Produce una inmensa tristeza pensar que la naturaleza habla mientras el género humano no la escucha" (Victor Hugo). No te des la vuelta, observa lo que pasa a tu alrededor con el agua, los bosques, la contaminación del aire y ten los oídos atentos a los mensajes que nos manda la naturaleza. ¿Puedes oírlos?
"El océano es el alcantarillado universal" (Jacques Yves Cousteau). Para que te hagas una idea de la magnitud del problema, te daremos solo un dato: se estima que en el fondo del mar y en las playas hay entre 5 y 50 billones de fragmentos de plástico, según datos de Greenpeace.
"Lo que estamos haciendo a los bosques del mundo es un espejo de lo que nos hacemos a nosotros mismos y a los otros" (Mahatma Gandhi). Según la FAO, cada año desaparecen 8,8 millones de hectáreas de bosque, una superficie superior a toda Andalucía. Increíble, ¿verdad? El daño que se le hace a los bosques es un daño que nos repercute a cada uno de nosotros porque supone la desaparición de la biodiversidad, de fuentes de energía y de espacios naturales, que son la garantía de que nuestra especie tenga un hogar en el que habitar.
"Nunca sabremos el valor del agua hasta que el pozo esté seco" (Thomas Fuller). No podemos esperar a que un recurso limitado como el agua se agote, sino que tenemos que actuar desde este momento, reduciendo su consumo y evitando la contaminación.

"Nadie es ambientalista de nacimiento. Es solo tu camino, tu vida y tus viajes lo que te despierta" (Yann Arthus-Bertrand). Conocer el mundo, observar otras culturas o visitar espacios naturales únicos te abrirá la mente para convertirte en una persona con conciencia mediambiental.


Fuentes:
https://blog.oxfamintermon.org/frases-sobre-el-medio-ambiente-que-te-haran-reflexionar/


lunes, 12 de noviembre de 2018

La abuela rockera

Hay que remontarse a finales de los años 80, la movida madrileña ya era cosa del pasado, y lo que se llevaba era el Heavy y el Hard, estilos musicales cañeros y rompedores que contaban con legiones de seguidores con una estética que se distanciaba mucho de lo que se había llevado hasta el momento. Una tribu urbana mal vista por la sociedad que no se cansaba de escuchar Master Of Puppets de Metallica o el Killers de los Iron Maiden. Los fanáticos de este estilo reivindicaban que el Heavy no era violencia pero la mayoría de las veces aquellas reuniones terminaban como el rosario de la aurora. El heavy metal fue el perfecto contra punto a la Movida Madrileña, más enfocada hacia los modernos y los pijos. El Heavy caló en la juventud que procedía de clase obrera y del extrarradio… ¡y no tan jóvenes!
Hubo una “Criatura Salvaje” en aquellos tiempos que marcó el recuerdo para siempre la historia del Heavy español: Ángeles Rodríguez Hidalgo que nació en 1900 y murió a los 93 años; la abuela rockera de Vallecas, símbolo rockero del distrito de Madrid.
70 años tenía cuando descubrió lo que era la música rock, hasta entonces nunca había prestado atención a ese estilo que no se parecía en nada a la copla española que había alegrado sus tiempos mozos; hasta que un buen día su nieto quiso ir a un concierto de rock, pero no le dejaban ir solo y nadie podía acompañarlo. Ella, como toda buena abuela, no dudo en ofrecerse a acompañar a su nieto. Aquel día se le abrió un mundo nuevo de guitarras eléctricas y melenudos, una cofradía que la acogió sin prejuicios con la sola y sana intención de disfrutar de una música que le voló la cabeza y la rejuveneció de un plumazo o mejor dicho de un guitarrazo.
Ataviada de su chupa de cuero y una gorra a juego, se la empezó a ver en prácticamente todos los bolos de la capital, se convirtió en un símbolo para la juventud llevándola a ser colaboradora en programas de radio como el Búho y Radio Cinco. Ya con 90 años tuvo una sección semanal en la revista Heavy Rock “La Abuela Consulta” y salió en la portada del single de los Panzer “Toca Madera”, dicha estampa sirvió como modelo para la estatua que preside la avenida Peña Gorbea de Vallecas. Una de las esculturas más emblemáticas de rigurosa visita para cualquier amante del Heavy. Como curiosidad hay que decir que unos imbéciles le rompieron los dedos a la estatua y aquella peineta que tan orgullosamente lucía su esfinge, se convirtió en algo parecido al saludo comunista, cosa que tampoco hubiese desagradado a la abuela. Años después, se reparó dicho desperfecto y hasta día de hoy se puede disfrutar en todo su esplendor en Vallecas, el barrio de la abuela rockera.



Fuentes:
Música:
Iron Maiden-Killers

miércoles, 7 de noviembre de 2018

“Echar un polvo”


Un modismo, una manera de referirse a los encuentros sexuales, una expresión vieja, viejísima, centenaria, descontextualizada, pero tan extendida que aún seguimos usando la locución que ya se ha insertado en la sociedad, y que no creo que se vaya pronto, ¿para qué?, ¡si todos entendemos lo que significa!
Pero, ¿de dónde viene eso de “echar un polvo” para referirse a los escarceos amatorios y eróticos? Quizá te choque saberlo, pero tiene que ver con la aristocracia española de los siglos XVII y XIX…



El pitillo del siglo XVIII no se echaba después del coito, más bien era la excusa, para que comprendas del todo la expresión te tengo que hablar del rape, forma bajo la que se consumía el tabaco hace más de 200 años. Un tabaco altamente triturado (y con aromas añadidos, para que su absorción fuese más gustosa) que se esnifaba. La inhalación del tabaco provocaba un acto reflejo, estornudos violentos que buscaban la expulsión de la droga. Por ello, el consumo de rape era un acto muy poco elegante, poco recomendable de manifestar en público, especialmente en presencia de las damas.
Los varones nobles salían discretamente a “echar un polvo”, pues así lo empezaron a llamar, durante unos minutos para luego volver a la sala. El equivalente actual a la pausa del cigarrillo en oficinas y bares. Y en ese lapso de tiempo que se convirtió en costumbre social se encontró una oportunidad. Unos instantes en los que los encuentros sexuales podían disimularse. O al menos al principio, ya que del uso vino el abuso y el desplazamiento semántico. “Echar un polvo” se convirtió ya en la figura lingüística del follar.

Y así se manifestaba ya en escritos a finales del XIX, como en la obra de teatro de 40 páginas titulada como Don Juan Notorio: burdel en cinco actos y 2000 escándalos. Un tal Ambrosio el de la Carabina dejaba en 1874 por escrito y en varias ocasiones cómo el polvo era el sinónimo del coito. Es por eso que la teoría que hemos definido, y que quedó escrita en 1906 en el Diccionario de argot español de Luis Besset, es la más extendida. En este diccionario encontramos cómo la definición de cohabitar incluye en su interior la descripción “echar un flete, una vaina, un polvo”, y de ahí utilizarían definiciones similares otros diccionarios posteriores.



Fuentes:

martes, 30 de octubre de 2018

¿Quién lanzó ese hechizo?


“Con mi voz a través de los vientos y el fuego, te conjuro. Muestra tu rostro ya”

Cruella de Vil, Úrsula, Mamá Gothel, la Reina malvada, Yzma, Madame Mim....

“Magia de bruja yo comienzo a convocar. Hechizos marinos que laringitis den, acudan a mí”

La abuela Tala, Yzma, El Dr. Facilier, Madame Mim, Úrsula, Elsa...

¿A quién embruja esta hechicera?

Aladdin, Aurora, Blancanieves, El príncipe Adam, John Smith, Cenicienta...

¿Quién recurre a este hechizo para limpiar su casa?

“Vamos, cubeta, trapeador y escoba, límpienlo todo y de buen modo.”

Mickey, Merlín, Flora, Primavera, El hada madrina, Fauna...

¿Quién dijo esto?

“Salacaldula chalchicomula…”

El Hada azul, Fauna, Madame Mim Mama Gothel Campanilla, El hada madrina.

¿Quién conjura la desgracia con este verso?

“Atravesad los cielos en una nube de perdición y con mi maldición, prestad bien vuestro servicio y sobre el castillo, derramad mi maleficio.” 

La hechicera, maléfica, la reina malvada, Jafar, Úrsula, Mamá Gothel.

¿Quién utiliza estas palabras mágicas para hacer las maletas?

“Pequeñez debe haber y todo en un saco debe caber”

Dr. Facilier, Mickey, Maui, El genio, Merlín, Mushu.


¿Estas palabras revierten qué hechizo?

“Alterado fue el destino. Ve el interior. Remienda el vínculo que el orgullo modificó”.

El de Brave, El de Frozen, El de Tierra de Osos, El de la bella y la bestia, el de las locuras del emperador, el de Cenicienta.

¿Qué villano canta este verso para deshacerse de su peor enemigo?

“Su vida es un error, por eso con renconro, lo lanzaré en un viajecín final…”

Jafar, Hades, La reina de corazones, la madrastra de Cenicienta, El capitán Garfio, El juez Frollo.


¿A quién le pertenece este instrumento mágico?

Jafar, Gastón, la madrastra de Cenicienta, Úrsula, Dr. Facilier, Esmeralda.



Fuentes: 
https://www.buzzfeed.com/louriosp/que-tanto-recuerdas-los-hechizos-de-las-peliculas-de-disney


martes, 23 de octubre de 2018

La Llorona


La Llorona es un espectro del folclore latinoamericano que, según la tradición oral, se presenta como el alma en pena de una mujer que asesinó o perdió a sus hijos, busca a estos en vano y asusta con su sobrecogedor llanto a quienes la ven u oyen.
Hay que decir que esta leyenda tiene muchas variantes, quizá una de las versiones más famosas sea la mexicana…
En México, varios investigadores estiman que la Llorona, como personaje de la mitología y de las leyendas mexicanas, tiene su origen en algunos seres o deidades prehispánicas como Auicanime, entre los purépechas; Xonaxi Queculla, entre los zapotecos; la Cihuacóatl, entre los nahuas; y la Xtabay, entre los mayas lacandones. Siempre se la identifica con el inframundo, el hambre, la muerte, el pecado y la lujuria.
A la presencia de estos antecedentes mitológicos entre los pueblos precolombinos de Mesoamérica se suma la contribución española para establecer el mito como tal. Es durante la colonia española en América cuando el mito de la Llorona toma forma. A la vez diosa y demonio, nadie, en la psique del mundo colonial, puede resistir su aparición ni su llanto de ultratumba, ni siquiera los conquistadores afincados en el valle de México, quienes a causa del espanto incluso instituyeron un toque de queda a las once de la noche, pues pasada esa hora comenzaban a escucharse los gemidos aterradores de una mujer espectral por las calles de la ciudad de México. Su visión garantiza la muerte o la locura para aquellos que intentan averiguar el origen de aquel lastimero gemido. Para los colonos, la diosa prehispánica toma la forma de una mujer de flotante vestido blanco, con la cara cubierta por un vaporoso velo (que cubre el aterrador rostro de la angustia), que cruza las empedradas callejuelas y plazas de la ciudad lanzando un estremecedor grito de desesperanza y derrota. La Llorona es también uno de los primeros signos del mestizaje, pues es durante este período cuando se identifica en México a este fantasmagórico personaje con doña Marina, la Malinche, que vuelve arrepentida a llorar su desgracia, su traición a su pueblo indígena y su relación con Hernán Cortés, como parte de la leyenda negra de estos personajes. De aquí parecen venir muchas de las versiones que señalan a la Llorona como la protagonista de una trágica historia de amor y traición entre la mujer indígena y su amante español, lo que finalmente la lleva al infanticidio como una manifestación del deseo de castigar al hombre en la forma del amante, en unas versiones, o del padre de la mujer, en otras, para lo cual usa al niño como el instrumento de la venganza por ser este la prueba de la deshonra, pero también, de alguna forma, como una manera de castigarse a sí misma por su debilidad.
La llorona tiene muchos nombres: la Pucullén para algunos, la Tuliveja, o la Tepesa para otros, pero siempre la pobre, pobrecita llorona, ¡que desdicha eterna la suya!




Música: Ángela Aguilar-La llorona
Eugenia León

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...