jueves, 18 de febrero de 2010

El collar de caracoles

Argumento: El collar de caracoles recoge el idilio entre un pescador gomero y una pastorcilla de Guía de Isora, en el escenario del brazo de mar que separa las islas de Tenerife y Gomera, conocido por el nombre de Callejón de Juan Primo.
Como protagonista de fondo, el Teide, cuya última erupción volcánica del año 1909, llamada la de El Chinyero, es dramáticamente vivida por los personajes de este relato. Toda la tipológica variedad de gentes y costumbres de la época en la Isla Colombina, así como su folklore, pueblos y paisajes, son certeramente reflejados por el autor, anticipándose ya en unos pintorescos visitantes el futuro turístico de las islas.
Año de publicación: 1981

Temas: Novela Canaria/ Romántica.

Editorial: Centro de la Cultura Popular Canaria.




"EL COLLAR DE CARACOLES"
Felix Casanova de Ayala


“Intentaron desesperadamente gobernar aquel cascarón de nuez. El mar se había convertido en una escarpada montaña de la que rodaban vertiginosamente al abismo. Las rachas parecían arrancarles en tiras la piel. Botaron al agua los cestones de pescado, los aparejos, todo lo que pudiera estorbarles en la maniobra suprema de salvar sus vidas. Ya sólo esperaban un milagro. ¡Sí! Allá en la costa gomera, a dos horas de buena travesía estaba la playa de Puntallana, y en ella el santuario de la Virgen de Guadalupe, su Patrona. Chano pensó en su madre y lloró silenciosamente. Era el mas joven de los tres, casi un muchacho. Recordó el día, siendo niño, en que se ahogó su padre. En parecidas circunstancias, según dijeron. Recordó a su madre en aquellos dramáticos momentos, estrujándolo contra su pecho, rota de dolor. Y aquellas palabras suyas que aún le aullaban en los oídos, porque no las había podido olvidar: <<¡No quiero que mi hijo muera así! ¡No quiero que sea pescador! ¡Ayúdanos, Madre mía!>>”
El naufragio de la barca de pescadores se salda con dos muertes y un superviviente, un Chano casi ahogado que las violentas olas escupen a la rocosa costa de Tenerife. Allí es donde lo encuentra Cayaya y su perro Ruso, y entre los dos lo sacan de la peligrosa corriente y lo ponen a salvo. Roque, el “agüelo” de la chica se encarga de examinarlo y verificar que no esta muerto, que aún vive. Así que lo lleva a la pobre cabaña donde vive. Bien arropado en el catre de tijera del viejo, Cayaya cuida de él toda la noche.
Chano se recupera y empieza a conocer a sus salvadores y el lugar en donde viven, a acostumbrarse a la presencia de aquella silvestre chiquilla. Cayaya es una muchacha de campo, nunca lleva zapatos, huele a tomillo y a higueras en sazón, y es toda inocencia. Los dos se enamoran, pero Chano quiere regresar a su casa, en la Gomera, no quiere preocupar mas a su madre, quien seguro le habrá dado por muerto, eso entristece a la joven, pero Chano le asegura que regresará, le asegura que no podrá vivir si verla.

“-¿Y dónde hallaste eso? ¿Aquí?
-Te cayó del bolsillo, enastes.
Lo mantenía en la palma abierta. La luz le arrancaba vivísimos destellos.
-¿Me lo regalas?
Mas despejado de su aturdimiento, Chano respondió.
-No vale nada. En la playa de Puntallana se crían a montones. Pero si te gustan te traeré todos los que quieras.
-No. Uno a uno. Cada vez que vengas me traerás uno… Este será el primero.
Chano la contemplaba embobado.
-¿Y para que los quieres, si no tienen ningún valor?
-Para llevar la cuenta de los días que vienes… Me iré haciendo un collar con todos… Y cuando lo completemos, Chano…
-¿Qué, vida mía?
Ella se dejaba estrechar, sonriendo feliz.
-Nos amarraremos los dos… ¡Pa siempre!”

Así comienza el libro. Por supuesto Chano intentará cumplir su promesa pero la llegada a la isla colombina de una sofisticada mujer inglesa, Arabella, y su singular tío, Mr. Pipes, lo trastocará todo, pues Chano se quedará prendido de la bella extranjera.
Auque intenta no ceder a los devaneos de miss Arabella, Chano empieza a olvidar su promesa de volver junto a Cayaya.
La súbita erupción del Teide le hace temer por Cayaya y su abuelo, y le recuerda de golpe, que ella es su único amor.

Me leí este libro hace mil años por lo menos, (se lo mandaron como lectura obligada a mi hermana en el instituto) pero conservo un precioso recuerdo de el. Esta fue una de las primeras novelas canarias que leí y refleja muy bien la idiosincrasia de nuestro pueblo. Nuestras expresiones, nuestra calidez, nuestras fiestas… Sin duda este es un libro tierno, muy fácil de leer y que recomiendo efusivamente, es de los que dejan una huella en el corazón.

¡Felíz Lectura!

11 comentarios:

Daniel R. dijo...

Este libro me lo mandaron leer en el colegio, pero no me acuerdo de nada. A lo mejor le hecho un vistazo de nuevo. El autor es el padre de Felix Francisco Casanova, un poeta muy bueno de La Palma que murió con 19 años y que ahora se ha puesto de moda, de hecho lo apodan "el Rimbaud canario". Tengo muchas ganas de pillarme algo suyo.

Raquel dijo...

Le tengo un especial cariño a este libro, me encantó en su momento y hoy en día sigue gustandome mucho, quizás por eso de que habla con nuestro "idioma".
Casualmente esta semana en un programa que se llama página2 hablaron de Felix Francisco Casanova; yo no lo conocía, pero al parecer como dice Daniel se ha puesto de moda. Van a sacar un libro suyo, "El Don de Vorace", y lo ponen muy bien. Habrá que leerlo.
Un beso.

Ana dijo...

A mi también me gustaría leer algo de Felix Francisco Casanova, Daniel, creo que era muy bueno a pesar de la juventud con que murió.
Un beso.
;)

Raque ya sé como te gusta ese libro... Sí, habrá que leerlo, en general me gustaría leer mas literatura canaria, hay que promocionar lo nuestro.
Un besote
:)

Anónimo dijo...

A mi me lo mandaron no hace ni un mes como trabajo del instituto y es una novela canaria preciosa es la primera que leo porque las otras que había leído eran mas novelas negras o algo de eso xD
Era ira dei y de las otras no me acuerdo solo se que tanto el collar de caracoles y la trilogía de ira dei no pueden dejar de leérsela es de esos libros que verdaderamente valen mucho mucho la pena!!

Ana dijo...

Hola Anónimo, que bueno que sigan mandando estas lecturas en los institutos, de esa forma conocí yo este libro, y un poco gracias a élme afioné a la lectura. Hace poco me leí el primero libro de Ira Dei, aún me falta completar la trilogia, pero como dices son libros que quizás por lo cercanos, enganchan.
El collar de caracoles es una historia muy tierna, siempre la redcordaré con cariño.

Anónimo dijo...

Perdón no haber respondido.. La verdad que mucha razón llevas,el collar de caracoles me hiso hasta llorar cuando chano se enamorisco de Arabella;es todo tan como tan realista que uno se mete en el libro y hasta lo vive :) Yo aun no me he terminado de leer el de ira dei porque no he podido comprarme el último puesto que su precio era algo elevado pero espero acabarmelo porque intriga muchisimo con el primero coji tal cosilla que hasta soñaba :( Espero sigas escribiendo cosas de lecturas en tu blog puesto que son muy utiles por lo menos ami me sirven un saludo gracias.

Ana dijo...

Me alegro de que te sirvan Anónimo, eres muy amable al pasar por aquí. Espero seguir poniendo reseñas de libros, a ver si leo mas material canario.
Lo de vivir los libros hace tiempo que no me pasa pero entiendo lo que dices.
Saludos
:)

Anónimo dijo...

alguien me podria decir ¿que finalidad tenia mrs pipes y arabella en la isla de la gomera ? es decir,¿para qué fueron a la isla ?

Anónimo dijo...

Hola, me podrían decir cual es el motivo por el que vienen Arabella y Charles a Canarias? Gracias.

Anónimo dijo...

Hola, me mandaron a leer este libro y lo acabo de terminar. Supongo que no soy el único. Es hermoso en su contexto, en la época a la que se refiere.
Creo que refleja la sencillez de la vida canaria a principios del siglo pasado.
Respecto a los ingleses, Arabella y su tio Mr. Pipes, creo que reflejan el interés en aumento que sentían los extranjeros de dinero y cultura por conocer otros lugares y sus gentes y características.
Para mi son gente adinerada que llegó a Canarias, en el caso de Pipes para investigar fauna propia de las islas canarias, tenía un interés de investigación. Sin embargo Arabella, encarna el interés lúdico, el ir por conocer, difrutar. Para mi Arabella acompaña a su tío por placer y como niña adinerada que era, para buscar "inspiración" en los paisajes isleños para componer su música.
A los que les guste la literatura Canaria les recomiendo la novela "Mararia"...y a los que les interese la historia y las formas de vida de Canarias a finales del s. XIX, 1884, les recomiendo los diarios de sus andanzas por las islas de Olivia Stone, que representa muy bien ese interés que mostraban aventures y estudiosos europeos por conocer y adentrarse en las exóticas costumbres isleñas de la época. A mi me impactó dicha lectura, porque erámos un pueblo realmente pobre y olvidado por nuestro propio país.
Un saludo.

Carol Torrecilla García dijo...

Parece una novela bastante especial. Me han entrado ganas de leerla. Rezuma inocencia y ternura.
Muchísimas gracias por descubrírmela, Ana.
Abrazos, amiga.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...