viernes, 18 de mayo de 2012

Ha muerto, Donna Summer, “reina de la música disco”

Otro adiós musical, ¿cuántos van ya? Ya lo dije este año con la prematura e inesperada muerte de Whitney Houston, pero es cierto, nos estamos quedando huérfanos de artistas. Hoy se nos va Donna, y se apagan las luces de la disco y la bola de espejos desgastada se cae, y parece que el mundo se vuelve un poco mas serio…
Hace años dije por aquí que cuando empezaba a sentir dentro de mí que la tristeza me amenazaba o que estaba a punto de asomarse desde algún rincón de mi ser, bastaba con que pusiera algo de música para alejar del todo esa sensación de pesadumbre.
“Cuando oigo estas canciones, estas magnificas voces mi cuerpo reacciona, se reconforta y siente que por un momento nada importa, que da igual si el mundo se cae a pedazos o la tierra se abre bajo mis pies, porque todo ha desaparecido de mi mente, todo salvo el ritmo que acelera mi corazón”.
Le echaba las culpas a un par de cantantes, entre las que se encontraba Donna Summer. Siempre me ha gustado la música disco, ya sé que está pasada de moda, que es hortera y facilona, pero ¡a mi eso me da igual! Porque esta música me ánima, me despierta, me hace mirar al mundo con un sonrisa. Será su músiquilla, que excita mi corazón...



Donna Summer (1948-2012)  marcó la memoria sonora de los años 70 con éxitos como “Hot staff”, “Last Dance”, “I Feel Love”, “On the Radio”, “MacArthur Park”, “Bad Girls” y “Love to Love You”, aupándose como el más alto referente de las discotecas y siendo consagrada como la «reina de la música disco». Sus temas mezclaban el brillo de su cálida y potente voz de mezzosoprano y ritmos discos que comenzaban después de una introducción de versos lentos y melódicos. Un auténtico hito de la época fue su canción “Enough is Enough” a dúo con Barbra Streisand, que supuso para ésta su primera (o única) incursión en la música de baile.


A inicios de los ochenta, la compañía discográfica Geffen le ofreció firmar un contrato bastante lucrativo por sus próximas producciones. Es así como lanzó “The Wanderer”. Un año más tarde, editó el disco “I’m a Rainbow”, un material dance que contenía también elementos de soul y R&B.
En 1982, apareció su álbum homónimo (Donna Summer), bajo la tutela de Quincy Jones. Este disco logró situar dos temas en las listas de las emisoras: «Love Is In Control (Finger on the Trigger)» y «State of Independence» (tema en donde Michael Jackson canta los coros)
Un año después, Donna consiguió su pico más alto después de “Bad Girls”, con el álbum “She Works Hard for the Money”. La canción que lleva el mismo título que el álbum se convirtió en un himno feminista y el video musical logró conseguir alta rotación en la cadena MTV.“Cats Without Claws” apareció en 1984, y tres años más tarde nació “All Systems Go”. Summer volvió a ocupar buenos puestos en el año 1989 en las listas de las radios gracias al LP “Another Place and Time”. El disco llegó a ser platino, al igual que el sencillo.
En 1992, Donna Summer recibió una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood.
A lo largo de su carrera vendió más de 100 millones de copias en todo el mundo,  lo que la convierte en uno de los músicos con mayores ventas de todos los tiempos.

Ayer, 17 de Mayo, hemos perdido a Donna Summer por un cáncer. Sólo tenía  63 años.
La ganadora de cinco premios Grammy había tratado de mantener con discreción su enfermedad y seguía trabajando en un nuevo disco, pero la enfermedad ha ganado la batalla. «Mientras lloramos su muerte, celebramos en paz su extraordinaria vida y su continuado legado. No puedo expresar realmente con palabras lo mucho que agradecemos sus oraciones y su amor por nuestra familia en este delicado momento», añadió la familia.
Descanse en paz.
 

Selección musical: 1-Hot stuff. 2- Enough is Enough. 3-On the radio. 4-She works hard for the money. 5-Bad girls. 6- Love to Love You.
Fuentes:
abc.es/20120517/cultura-musica/abci-donna-summer-201205171746.html
Wikipedia.
Google imágenes.
Video musical: Last dance.

7 comentarios:

Carol Torrecilla García dijo...

Lo siento mucho por Donna Summer, pues me gustaba, porque no me gusta que las personas mueran, aunque sea un pensamiento infantil y ley de vida por demás.
La tristeza también me embarga.
Cuando se apaga una voz también se apaga una estrella del firmamento.
Lo siento mucho, Ana.
Seguiremos bailando sus canciones en su honor, si te parece bien.

Ana dijo...

No es un pensamiento infantil Carol, eso nos ocurre a todos, nos resistimos a que la gente se va... y se va para siempre, y no es fácil de llevar, sobre todo por la ausencia que deja en nosotros, ese vacío, esa falta. Pero sí, es ley de vida... Yo quiero creer que cuando morimos nos reencontramos con otros que ya están allí, puede que sea una idea producida por el cine pero no estaría mal esa alternativa...
Bueno, de alguna manera su voz sigue aquí, aún no se ha apagado.
Y claro, ahora hay que bailar, es parte del homenaje...
Un beso grande
;)

Nieves dijo...

Es una pena que se haya ido, porque era muy joven todavia. A mi me trae recuerdos alegres de mis años juveniles y discotequeros, donde ella era la reina del baile, sin ninguna duda. Siempre la recordaremos. Un beso Ana y que tengas un buen finde,

Mos dijo...

Pues, Ana, qué quieres que te diga. para mí es una figura mundial de la música que nos ha dejado como tantos otros.
A mí, también me anima su música y me hace bailar. Recuerdo en las discotecas de los finales de los 70 cómo toda la gente salía a pista a bailar y disfrutar de sus canciones. Toda una gozada pero, en fin, queda su música.
Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

Ana dijo...

Hola Nieves, a mí madre le pasa lo mismo, le trae muchos recuerdos de su época discotequera, con las plataformas y la bola de espejos dando vueltas. Era joven, es una pena, pero esa enfermedad... En fin, siempre tendremos su música.
Un beso y que tengas fuen finde tú también.
:)

Hola Mos, pues yo aunque soy de otra generación también disfruto mucho con su música (me gusta casi mas que la de ahora) y me anima mucho, debe ser que me lo contagiaron mis padres, jaja. Seguiremos disfrutando con ella, eso seguro...
Un abrazo
:)

Raquel dijo...

No me esperaba su muerte, y siendo aún joven, con 63 años mucha vida tenía por delante. Esta enfermedad es tremenda.
Descanse en paz.
Como dices el mundo se queda más serio y aburrido sin la reina de la música disco. Nos quedan sus canciones.
Un beso.

Ana dijo...

Hola Raque, una enfermedad de mier... pero sí, desgraciadamente ayer día 20 también murió Robin Gibb, uno de los miembros del grupo Bee Gees también de cáncer, así que la música disco si que está de luto. Perro en todo caso nos quedan sus canciones.
Un beso grande
;)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...