sábado, 23 de octubre de 2010

“Nadie me quiere, nadie se preocupa por mí”



El trozo de pelí que acabas de ver (si la has visto, claro) pertenece a una cinta de 1974 titulada “El jovencito Frankenstein” que fue dirigida por Mel Brooks y protagonizada por Gene Wilder. Se trata de una descacharrante parodia del cine de terror, en concreto de aquellas películas de los años 30 producidas por Universal hacia las cuales esta película hace un cariñoso homenaje. En concreto a Frankenstein. Esto se refleja en el hecho de que la mayoría de las piezas del laboratorio son las mismas que las usadas en la película Frankenstein de 1931, que fueron diseñadas por Ken Strickfaden. Para reflejar más eficazmente la atmósfera de aquellas viejas películas, Brooks rodó la suya en blanco y negro, una rara elección en aquella época. El guión fue escrito por Brooks y Wilder.
“Young Frankenstein” (su titulo en ingles) aparece en el puesto 28 de la lista de las 50 películas de todos los tiempos de la revista Total Magazine, en el número 56 de las «100 películas más divertidas» de la cadena Bravo y en el número 13 de las «100 películas americanas más divertidas de todos los tiempos» del American Film Institute.

Uno de los personajes más extraños y divertidos es Igor, un bizco jorobado que nunca tiene la joroba en el mismo sitio… y que por alguna razón (cosas de la nariz y de su pañuelo negro) se me recuerda muchísimo a doña Rogelia, y al mismo tiempo a la Blasa, uno de los personajes mas graciosos de los cómicos Cruz y Raya.

Y por si quieres más ración de Igor, aquí tienes…

3 comentarios:

Raquel dijo...

El jovencito Frankenstein es una de las pelis más disparatadas que he visto; tiene un humor tan absurdo que es misión imposible no soltar más de una carcajada. El personaje de Igor es muy gracioso, sobre todo por esa joroba que cambia de lugar misteriosamente sin venir a cuento.
Me ha hecho reir esa escena tan divertida, y la del diálogo del principio de la pelicula.
Todo un clásico del cine de humor.
Un beso Ana :)

Angel dijo...

Es una de esas pelis que te pones cuando estás depre y te levanta el ánimo en un plis plas (toma lacasitos jajaja)

Un abrazo

Ana dijo...

Un beso Raque, tienes toda la razón, una peli de lo mas disparatada, perfecta para pasar un buen rato sin más.
:D

Un beso Ángel, es verdad, la mejor terapia para recuperarse de una depre, con lacasitos, cotufas o todo lo que se tenga a mano.
;)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...