martes, 5 de octubre de 2010



El momento de cine que he escogido hoy pertenece a la película “Bringing up Baby” conocida en castellano como “La fiera de mi niña”. En ella David Huxley (Cary Grant) un paleontólogo apocado al que la alocada Susan Vance (Katharine Hepburn) ha confundido con un zoólogo, tiene que tratar con Baby, un leopardo muy mono que sólo se calma con música, especialmente con una pegadiza canción que dice así: “Todo te lo puedo dar baby, menos el amor”.




Trama: David Huxley (Cary Grant) es un paleontólogo tímido y despistado que está a punto de acabar la laboriosa reconstrucción del esqueleto de un brontosaurio, del que sólo le falta una clavícula intercostal, y que también está a punto de casarse con su anodina secretaria. En una partida de golf con el abogado de una solterona millonaria, potencial mecenas del museo para el que trabaja Huxley, éste conoce a Susan Vance (Katharine Hepburn), una joven adinerada y caprichosa que hará lo posible para que no culmine ninguno de sus dos proyectos. A partir de este momento, Susan se dedicará a manipular a Huxley y a dedicarle sus atenciones en su particular estilo: le abolla el coche, le rompe el smoking, esconde su ropa, le rompe las gafas y por si fuera poco, le embauca para cuidar a un joven leopardo llamado "baby".


Bringing Up Baby fue un fracaso rotundo de taquilla, lo que provocó que Howard Hawks fuera apartado de la dirección de la que iba a ser su siguiente película (Gunga Din, también con Cary Grant), y obligó a Hepburn a pagar su parte del contrato. Sin embargo, a medida que pasaron los años, la película obtuvo cada vez más atención, hasta convertirse en un clásico de la comedia. En la lista de las cien mejores películas confeccionada por el American Film Institute en 1997, Bringing Up Baby ocupó el puesto 96.


Curiosidades y anécdotas de rodaje:

-Un antropólogo tímido y una dama de la alta sociedad absolutamente loca buscan un leopardo perdido al que tienen que cantar una canción absurda para que no les ataque, con este argumento de los mas disparatado, Howard Hawks consiguió exponer una historia con una naturalidad y realismo sorprendentes, en el máximo exponente de la llamada 'screwball comedy', literalmente comedia enloquecida, cuya característica principal consiste en acumular personajes variopintos y estrafalarios cuyas relaciones e interacciones derivan en direcciones inesperadas. La fiera de mi niña es un ejemplo de ágiles e ingeniosos diálogos y de secundarios inolvidables, por eso es uno de los grandes exponentes del género.

-La gestación del proyecto no pudo empezar con mejor pie, pues los guionistas, Hagar Wilde y Dudley Nichols, conectaron especialmente y por lo visto se sintieron especialmente inspirados durante el proceso de escritura. Tanto es así que acabaron rellenando un guión de doscientas dos páginas, lo que habría derivado en tres horas y veinte minutos, por lo que lógicamente, hubo que recortar. Dudley Nichols, guionista de “La diligencia”, y otros títulos de John Ford, declaró que se había inspirado en la relación que el propio Ford había tenido con la actriz Katharine Hepburn, durante el rodaje de “María Estuardo”. El guión encandiló al director Howard Hawks y a la actriz Katharine Hepburn, que fueron quienes convencieron a los directivos de RKO de que dieran luz verde al proyecto.

-Katharine Hepburn tenía un especial interés en protagonizar el film, pues hasta ese momento la estrella de melodramas como “Mujercitas” apenas había rodado comedias, excepto algún título como “La gran aventura de Silvia”, junto a Cary Grant. Cuando empezó los ensayos, sacaba de quicio al director, porque en todo momento se prodigaba en muecas y gestos supuestamente graciosos. Hawks se tomó mucho tiempo convenciéndola de que la comedia se debe tomar muy en serio, porque para hacer reír, los actores deben comportarse con naturalidad y seriedad. Para ayudarla a ensayar, contrató a un equipo de actores, veteranos del vodevil.


-Un poco más de experiencia en comedia tenía el protagonista masculino, Cary Grant, que se movía como pez en el agua en el género, estaba considerado una estrella de la comedia y acababa de triunfar en las taquillas con “La pícara puritana”.Hawks quedó tan contento con su trabajo, que volvería a contratarle para otros títulos inolvidables: “Sólo los ángeles tienen alas”, “Luna nueva”, “La novia era él” y “Me siento rejuvenecer”.


-La influencia de “La fiera de mi niña” en las comedias posteriores sería tan grande que casi podemos hablar de un subgénero de películas que imitan al milímetro el esquema del argumento. Como ejemplo tenemos varias películas de chica loca y hombre tímido. Por ejemplo, algunas del propio Hawks, como “Gran bola de fuego” y “Su juego favorito”, pero también otras más recientes, como “Algo salvaje”, “Cita a ciegas” y la única imitación reconocida, “¿Qué me pasa, doctor?”, homenaje sentido del cinéfilo Peter Bogdanovich a la screwball comedy. En una entrevista de Bogdanovich con Howard Hawks, éste último le agradeció el tributo, pero también le dedicó un pequeño reproche. "Tu único error ha sido reconocer abiertamente que me has copiado la idea a mí. Yo he quedado como el inventor de todo esto porque nunca le he contado a nadie a quien le copié yo la idea", respondía el siempre ingenioso Hawks.

-Para crear el personaje del doctor David Huxley, Cary Grant encontró una fuerte inspiración en el actor cómico Harold Lloyd.

-La película funcionó tan mal en taquilla que Howard Hawks fue despedido de la RKO (con quien había firmado un contrato de seis películas) así como la actriz Katherine Hepburn.

-En 1964, el propio Howard Hawks rodaría una especie de remake, titulado "Su juego favorito", pero cambiando el escenario y la profesión del personaje principal, interpretado magistralmente por Rock Hudson.

-Años más tarde, el director Peter Bogdanovich realizó un homenaje a esta película en ¿Qué me pasa,doctor? (1972), interpretada por Barbra Streisand y Ryan O´Neal.

-Se trata de la primera película que empleó la palabra gay en su significado moderno, es decir, para referirse a la orientación homosexual.

-Esta es la segunda vez que trabajan Cary Grant y Katharine Hepburn, después de ”La gran aventura de Silvia” (1935) de George Cukor, director con el que grabarían ”Vivir para gozar” el mismo año de la producción de ”La fiera de mi niña”.


Declaraciones de Katharine Hepburn sobre La fiera de mi niña:

“Este guión era bueno. Cary Grant estuvo maravilloso. Y yo también estuve bien. Y en cuanto al leopardo, excelente.
Cary siempre se había negado a trabajar con el leopardo. No le gustaba nada. Una vez, para atormentarle, le tiramos un leopardo de peluche por el ventiladero superior de su camerino. ¡Salió de allí como un rayo!
En esta película estuvo graciosísimo. Reíamos de la mañana a la noche. Hawks también era divertido. Por lo general llegaba tarde al trabajo. Cary y yo siempre llegábamos temprano. Todo el mundo aportó alguna contribución al guión.
Debo agregar que yo no tenía cerebro suficiente para que me asustara el leopardo, así que hice un montón de escenas con el bicho suelto por ahí; Olga Celeste, la domadora, empuñaba un gran látigo. Estábamos detrás de una jaula: Olga, el leopardo y yo. Nadie más. Teníamos la jaula para nosotras solas. La cámara y el sonido estaban disimulados en los agujeros de la cerca. En mi primera escena yo aparecía vestida con una bata vaporosa y caminaba de acá para allá; hablaba frenéticamente por teléfono, con un cable muy largo. El leopardo me seguía, embistiendo mi muslo que habían impregnado de perfume. Yo le palmeaba la cabeza. La escena iba muy bien. Después me puse un vestido largo hasta la rodilla, con pesos en el bajo de la falda, cubiertos con piezas de metal, para que se balanceara graciosamente. Pero… un gran pero: di una vuelta rápida y el leopardo me saltó a la espalda. Olga tuvo que darle un latigazo en la cabeza. Este fue el final de mi libertad con el leopardo.

“Katharine Hepburn. Yo misma. Editorial Salvat. Grandes mujeres”.

-La canción más famosa de la película es:

“Todo te lo puedo dar...Baby, menos el amor........ Todo te lo puedo dar, Baby... Baja............. Baby.........”

(Momento en el que esperan que Baby baje del tejado).



¡Buen cine!

Fuentes: Filmaffinity.com. Decine21.com/Películas/La-fiera-de-mi-niña. Wikipedia. Google imágenes.

4 comentarios:

Chica de ayer dijo...

Vengo a visitar tu blog para que veas que no me olvido :). No puedo resistirme, ¡me encanta Cary Grant!! Bueno ya te lo había dicho en otro momento. He visto esta película en varias ocasiones, y cómo he me reído. ¡Cómo le hace sufrir a Cary Grant! Y lo mejor es la canción para calmar al leopardo: “Todo te lo puedo dar baby, menos el amor”. :)

Ana dijo...

¡Que bueno que te guste Cary! La verdad es que era un actor muy bueno, y Katharine también, muy carismática aunque no muy valorada en aquella época, en la que se la llamaba veneno para la taquilla.
La canción es super pegadiza, se la he cantado hasta a mi perro, jaja.
Un cariñoso abrazo y gracias por la visita...
:D

Raquel dijo...

Hace tiempo que la vi y no me acuerdo mucho, pero recuerdo que me gustó.
El remake ¿Qué me pasa, doctor? intenté verlo y no pude, tuve que quitar la película porque me pareció muy mala.
Currado post, con mucha información.
Un beso.

Ana dijo...

Es un estilo disparatado, que lógicamente no siempre gusta. Creo que hay que ver la de "¿Qué me pasa, doctor?", aunque sea mala peores bodrios hemos visto, quizás mejoraba en los últimos minutos... ¿no?
Un beso
:)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...