miércoles, 31 de agosto de 2011

Maravillas Naturales


-En Mauritania-
Tiene un diámetro de 50 kilómetros y, aunque en un principio se pensaba que había sido consecuencia del impacto de un meteorito, los estudios más recientes han demostrado que se trata de un curioso pliegue de la corteza terrestre.


-En Madagascar-
Los malgaches la conocen como Tsingy, que significa “donde no se puede caminar descalzo”. Todo un bosque pétreo afilado por la erosión de las frecuentes lluvias que van desgastando la parte blanda y caliza de la roca en Madagascar.


-En Nevada-
Se encuentra en el árido Black Rock Desert del estado de Nevada y  se encuentra en propiedad privada. El dueño del terreno, Todd Jaksick, no permite visitas y aunque numerosas organizaciones han tratado de comprarlo para asegurar su preservación, el ranchero se niega rotundamente.


-En Argentina-
Glaciar Perito Moreno. Se extiende sobre el Brazo Sur del Lago Argentino, con un frente de 5 km de longitud y 60 metros de altura aproximadamente. Es uno de los glaciares más imponentes del mundo y ha sido considerado la octava maravilla por las espectaculares vistas que ofrece. Situado en una zona rodeada de bosques y montañas, queda dentro del Parque Nacional Los Glaciares, este parque, de 724.000 hectáreas, tiene en total 356 glaciares.


-En Namibia-
Al ver la imagen a simple vista parece un dibujo o una foto editada, sin embargo se trata de una foto realizada por Frans Lanting y seleccionada por National Geographic. La imagen fue tomada en el parque Namib-Naukluft de Namibia y presenta unas acacias eriolobas acabadas por el tiempo y al fondo una duna de arena que luce naranja por el amanecer.


-En Turquía-
Es un lugar impresionante, Pamukkale, tiene 2700 m de longitud y 160 m de altura. Lo movimientos tectónicos de la falla de la cuenca del río Menderes no sólo causaron frecuentes terremotos sino que también ocasionaron la aparición de numerosas fuentes de aguas termales. Fueron esas aguas, con su alto contenido en minerales — creta en particular — las que crearon Pamukkale.


-En Australia-
La Gran barrera de coral australiana es el mayor arrecife de coral del mundo. Está situado en el Mar del Coral, frente a la costa de Queensland al noreste de Australia, al sureste de Nueva Guinea occidental y al sur de Papúa Nueva Guinea. El arrecife, que se extiende sobre unos 2600 kilómetros de longitud, puede ser distinguido desde el espacio. El Capitán James Cook fue el primer explorador europeo que la descubrió en 1768, se dice que Cook descubrió el arrecife cuando encalló en él el 11 de junio de 1770.


-En Oregón-
Las Montañas Pintadas de Oregón. Son depósitos volcánicos erosionados. Al oeste de la cordillera de Cascade  Range, en el valle del río John Day, dominan el paisaje las Painted Hill con sus cimas suavemente onduladas y sus tonos cambiantes, que van del marrón amarillento hasta el rojo. La causa de esta explosión de color son los minerales que contienen la roca. Además, las variaciones de luz y clima contribuyen a ampliar la gama de colores.


-En Bolivia-
El salar de Uyuni es un paisaje que nos traslada a una atmósfera completamente irreal. Es el mayor desierto de sal y está situado a unos 3.650 metros de altitud, en el Departamento de Potosí, Bolivia.


-En Belice-
Desde el aire, parece un círculo casi perfecto de un azul intenso. El agujero azul de Belice es la imponente entrada a un sistema de cavernas submarinas, y el paraíso de los buceadores mas aventurados. Está situado a unos 100 kilómetros de la ciudad de Belice.


-En Filipinas-
Parecen una construcción hecha por el hombre, pero son completamente naturales. Las colinas de Chocolate ganan su nombre en invierno, cuando los pastizales secos de sus laderas redondeadas se asemejan a gigantescos bombones. Están situadas en la isla de Bohol, en Filipinas


-En Brasil-
Brasil puede presumir de tener unos impresionantes desiertos en los que, sorprendentemente, hay lagos de agua cristalina. Estamos hablando del Parque Nacional de Lençois Maranhenses, con más de 155 hectáreas y situado en la costa de Maranhao, y ubicado entre Barreirinhas y Primeira Cruz. Es un mar de dunas blancas que en temporada de lluvias acumula agua entonces cientos de piscinas naturales y cristalinas interrumpen la aridez del desierto.


-En Etiopía-
Situado en la depresión de Afar, en Etiopía, el lago de lava del volcán Erta Ale emite un resplandor por las noches que puede verse desde muy lejos. Es el volcán más activo del país y uno de los únicos cuatro lagos de lava del mundo.


-En China-
Aunque no es un paisaje natural, sino todo lo contrario, las terrazas de Yunnan en el sur de China despliegan un colorido inimaginable gracias a las distintas texturas y tonalidades de las plantaciones de arroz en desnivel.


-En Austria-
Estas cavernas de hielo son muy diferentes a las cavernas normales. Cuando estamos dentro de ella, parece que no estamos en la Tierra y sino en las entrañas de algún planeta remoto. Hay muchas cavernas de hielo alrededor del mundo y las Eisriesenwelt son las mayores conocidas. Ellas se extienden por 40km. Sólo una porción de ese laberinto está abierto a los turistas, pero es más que suficiente para sentir el clima y el misterio que circula por el lugar.


-En España-
Las minas gigantes, a cielo abierto, del Río Tinto, crean un ambiente surrealista, transformando el paisaje en algo similar al que veríamos en la Marte por ejemplo. El crecimiento del río no consumió apenas montañas y valles, pero si entró en los terrenos de las villas. El río obtuvo su nombre gracias al color de sus aguas, prácticamente rojas y extremadamente ácidas (con pH que varía entre 1.7 y 2.5), ricas en metales.


-En Japón-
La Corriente de la Sangre Caliente es uno de los "infiernos" (jigoku) de Beppu, en el Japón. Nueve espectaculares termas-balneario que son más "para ver" que para tomarse un baño. El paisaje incluye un lago de agua roja y caliente, coloreada por el hierro presente en el líquido. La Sangre Caliente fue elegido el más fotogénico de los "infiernos".


-En Finlandia-
La aurora boreal, se produce cuando una eyección de masa solar choca con los polos norte y sur de la magnetósfera terrestre, produciendo una luz difusa pero predominante proyectada en la ionosfera terrestre

Fuentes:
Foros.vogue.es/tumundo.
Lostesorosnaturales.blogcindario.com/painted-hills-oregon-estados-unidos.
Wikipedia. Google imágenes.

lunes, 29 de agosto de 2011

Será porque te quiero

Tu amor me consume, me agota, me hace daño… entonces, ¿por qué te quiero?
Los dos lo sabemos, ¿adonde nos lleva esto?, ¿Por qué vuelvo a ti, por qué vuelves tú a mí? ¿Será porque te quiero?, ¿Será porque me quieres?
Será que sabes que el amor duele…
Que el amor es complicado…
Que el amor es duro e interesado…
¡Que mal nos portamos, que mal nos tratamos!
Quiero dejarte, huir de ti, escapar y no puedo… Y me siento débil, demasiado frágil y con demasiado miedo de sentirme así, tan abatido, tan vencido por ti, por tu ser, por tu cuerpo, por tu risa… por tu aliento.
¡Ay amor!, no lo sé… no sé por qué te quiero.




Canción: Ana Belén y Antonio Banderas-No sé porque te quiero

domingo, 28 de agosto de 2011

#Atención, pregunta # 8


¿De qué se alimentan los mosquitos… aparte de mi sangre?


No es la respuesta que aclara, es solamente la pregunta.
Eugène Ionesco

Hacía cerca de tres semanas que había despedido al Científico en la puerta del garaje, convertido desde hace mucho tiempo en su sanctasanctórum particular. Llevaba una pequeña mochila al hombro y un extraño sombrero al más puro estilo Indiana Jones… pero que no le quedaba como a Harrison Ford, todo sea dicho de paso. Creí que se marchaba de vacaciones como cualquier persona normal, y que tomaría como destino alguna playa solitaria y exótica para dorar su ya de por si paliducha piel. Pero no, resulta que se iba de expedición con algunos antiguos compañeros de fatigas universitarias a un lugar llamado Ogooué, que parece que es un sitio de broma, pero que no, que resulta que era real y que se encontraba en un país africano llamado Gabón.
Lo de expedición sonaba interesante y aventurero, si no fuera porque era una tapadera para no decir que en realidad iba a estudiar “por qué los pájaros carpinteros no sufren dolores de cabeza”. ¡Que interesante!, ¿verdad?
Esta pregunta idiota acerca de los mosquitos iba garabateada sobre una postal en tono de broma, una guasa, una especie de guiño, de saludo para el Científico quien no había dado señales de vida desde entonces.  Pero él, tan correcto como siempre, se molestó en enviarme otra postal en donde seriamente daba respuesta a la cuestión (creería que era para mí un asunto de vida o muerte) ¡No se enteraba de nada!:

“¿De la sangre de un ser humano? No, no es una respuesta 100% correcta.
Primer punto: sólo las hembras se alimentan de sangre, y lo hacen para poder desarrollar sus huevos y brindarles algo de hierro. En el caso de los machos nunca se alimentan de sangre; su alimento es muy variado, como por ejemplo néctar, diferentes jugos de plantas, y materia en estado de degradación.
Por lo tanto es falso creer que los mosquitos sólo viven para picarnos y alimentarse de nuestra sangre, sino que la utilizan para poder reproducirse adecuadamente (la falta de hierro en los huevos acabaría completamente con su especie).
Segundo punto: El único problema es que las hembras viven entre 3 y 100 días, y los machos entre 10 y 20; por lo tanto, la población de machos es mucho menor a la de hembras.
Un dato interesante es que algunos mosquitos prefieren la sangre de mamíferos herbívoros o de pájaros a la humana, así que en pocas palabras: no, los mosquitos no están aquí sólo para causarte picazón.”

No me pude contener y le mandé otra postal que decía:
“Gracias por preguntar, estoy bien”.
Un par de días después, y desde Loango recibí otra bonita postal en la que ponía:
“Parece que no hay manera de acertar contigo”.
“Jo, no se te escapa nada” Le mandé y ahí se acabó nuestro bucle postalero porque antes de recibir contestación ya estaba de vuelta e instalándose de nuevo en el garaje. Igual de pálido y ensimismado que siempre sólo se limitó a sonreírme cuando nos cruzamos en el pasillo.
No se le escapaba nada… pero al mismo tiempo, a pesar de su supuesta alta capacidad intelectual,  no se enteraba de nada. Triste, ¿no?


Fuentes:
Ojocientifico.co/de-que-se-alimentan-los-mosquitos.
Google imágenes.
Ilustración: Alberto Montt.

jueves, 25 de agosto de 2011

SE VENDE 2ª parte


La subasta se inició aquí hace dos meses, y todavía hoy continúa.
Adelante…

-Los zapatitos del Mago de Oz: El rojo siempre es un color de moda, y los rubíes, esas fabulosas piedras siempre serán tendencia, así que, ¿qué más necesitas para animarte a pujar por estos estupendos zapatos? Además tienen historia, ¿no la conoces? Te hago un resumen.
Historia: Erase una vez una niña que creía que había un lugar mejor, un mundo de color y de alegría. La niña pensaba que ese quimérico sitio estaba en algún lugar sobre el arco iris… ¡Y no se equivocaba! Aquel día un tornado atrapó su casa y se la llevó volando a un extraño mundo. Al aterrizar aplastó sin querer a la “malvada bruja del Este” y la mató, de esa manera fue como la niña heredó  los mágicos chapines… Por que sí, son mágicos. Y por tanto muy codiciados por otras brujas, como por ejemplo la malvada bruja verde del Oeste. Estaba verde de envidia, claro, ¿quién no querría lucir unos zapatos tan bonitos como esos? Sin embargo la niña no estaba tan contenta, quería regresar a su casa y no sabía como. Así que no le quedo más remedio que cruzar el maravilloso mundo para pedir consejo al famoso mago de Oz. Siguiendo el camino de baldosas amarillas fue conociendo a mucha gente, un espantapájaros con cerebro de serrín, un león cobarde, un hombre de hojalata y otros seres extraordinarios.  El mago vivía en un palacio de esmeralda, así que el sitio no tenía pérdida. ¡Que sorpresa se llevó la pobre niña cuando descubrió que bastaba con chocar tres veces sus zapatitos para que su deseo se cumpliese!
En fin…para adquirir estos estupendos chapines de rubíes no hace faltar aplastar a ninguna bruja malvada. Basta con pujar, ¿quieres? Te garantizo que cada paso que des con ellos será toda una aventura, además siempre te recordaran que en ningún sitio se está como en casa, y que muchas cosas pueden solucionarse chocándolos tres veces (bueno, venga, no te miento, nada se va a arreglar porque choques los zapatos, ¿oh si? quizás debas hacer la prueba, así que tienes que adquirirlos).
Detalles: En el libro los zapatos de Dorothy eran de plata, pero los creadores de la película optaron por cambiarlos y que fueran de rubí, mas resultones ¿no?,  tenían que aprovecharse de un nuevo proceso que empezaba a causar furor: el Technicolor, y claro la plata es bonita, pero no es tan brillante como el rojo rubí.
Para la  película se hicieron unas cuantas copias de los chapines, nadie sabe exactamente cuántos. Cinco pares se sabe que han sobrevivido, sin embargo uno de ellos fue robado en 2005 y nunca se recuperó.
Muchos de los zapatos que se hicieron para la película fueron subastados ya con anterioridad. Algunos alcanzaron en Christies los 666.000$. Yo no pido tanto…
Precio inicial: 22751 verdes.

-El coche de Regreso al futuro: ¿Te gusta la velocidad? ¿Y que me dices de la velocidad hipersónica? Uff, nunca habrás experimentado nada igual, te aseguro que si vas a bordo de esta maquina tendrás que agarrarte bien, porque estos viajes marean, y mas si se salta a través del espacio temporal.  
Características: Un dos en uno: coche deportivo + maquina del tiempo.
Su acabado a lo platillo volante será la comidilla de tus vecinos que en los días mas soleados se verán deslumbrados por su bonito tono plateado.  El coche perfecto para las vacaciones… Ahora sólo tienes que decidirte, ¿al futuro o al pasado? Atrévete a ir más allá, con este coche no tendrás límites… temporales.
Historia: A mitad de los 80, gracias al film, este deportivo que "parecía una nave espacial" se consagró como objeto de culto, tanto por parte de los amantes del vehículo clásico como por los fetichistas del celuloide. Desde el principio de la película (en la que se usaron dos unidades transformadas del coche y otra de plástico), el DMC-12 tuvo un papel de indudable protagonismo.
- «Me estás diciendo que has construido una máquina del tiempo... ¡¿con un Delorean?!»
- «Yo pienso que si vas a construir una máquina del tiempo en un coche, ¡¿por qué no hacerlo con clase?!»
Lo cierto es que el único modelo de la marca de John DeLorean arruinó a su creador. Se dejó de fabricar a finales de 1982, pero la película de 1985 lo convertiría en un objeto de culto. Era un coche avanzado a su tiempo, construido en acero inoxidable y con puertas en forma de alas de gaviota. Todo un artefacto alienígena a los ojos de la sociedad de los 50, bueno y de los 80 también, ¿verdad? La película fue un éxito y el coche vivió entonces  un segundo renacimiento, así que los 8.500 afortunados que habían adquirido uno lo conservaron entonces como oro en paño. El propio John DeLorean escribió una carta a los guionistas del filme en agradecimiento por utilizar su coche.
Detalles: Como ya sabes si has visto la película el coche necesita 1,21 jijowatts para realizar el viaje en el tiempo bueno eso o un poco de plutonio, pero ni se te ocurra robárselo a los libios. No obstante igual vale un rayo, lo malo es saber donde va a caer.
Precio inicial: 371926 rojos.

-Las escaleras de Esta casa es una ruina: Y te preguntarás ¿por qué las escaleras?, ¿por qué en especial las escaleras? Pues no es por lo que te imaginas, la casa no se está cayendo a pedazos, (palabrita de bohemia) es sólo que sus escaleras son lo mejorcito de la casa, y no hace falta desmontarla para instalarla donde quieras… ya se ocupará ella de caerse solita… ¿No me crees? Mira…


Ejem..., creo que soy una pésima vendedora, tacharé lo de comercial aficionada de mi lista porque no se me da.
Pero venga, hay que tener un espíritu constructivo, la escalera no vale mucho, pero ¿y la alegría de repararla y dejarla como nueva? ¿eh? Sólo hay que pensar en esas largas horas clavando, lijando, pegando y quitando, y removiendo cola de carpintero, ¡que maravilla!
Esta es la perfecta adquisición para aquellos amantes de la ebanistería, pero no te voy a mentir, a no ser que tu casa sea un queso de gruyère con puertas, tengas árboles débiles o hagan pruebas de misiles en tu jardín, no te recomiendo la compra de esta peculiar escalera… desentonaría. Lo entiendes, ¿verdad? Sin muchas expectativas subasto este artículo.
Precio inicial: 5 amarillos.

-La careta de Jason de Viernes 13: ¿Hay en ti verdaderas ansías vengativas? ¿Crees que a la sociedad le esta haciendo falta un escarmiento? ¿Sientes una extraña manía hacía los campamentos y los cuidadores jóvenes? ¿Odias a todo el mundo y no te importaría pasar a la acción? Si es así, yo me quitaría de tu camino, pero te recomendaría este fetiche, ¡es perfecto para ti… loc@ psicópata!
Historia: Hace la tira de años, en 1957 un niño discapacitado murió ahogado en un campamento llamado Crystal Lake, un bonito nombre para lo que pasó a ser un campamento sangriento. Jason tenía hidrocefalia, razón por la que los crueles niños se burlaban de él. Los cuidadores del campamento no estaban atentos, se divertían drogándose, oyendo música y con otros menesteres, y no advirtieron que el niño había caído al agua. ¿Si eran responsables de su muerte? Pues claro, así que la mamá del pobre Jason tomó venganza. ¿Se le fue de las manos? ¡Seguro! Y lo pagó muy caro. Es en este punto donde comienza la historia de este zombie asesino en serie caracterizado por usar una máscara de hockey y por su interminable machete.
Jason mide unos 2 m de altura, pesa alrededor de 110 kg y tiene una fuerza sobrehumana. No hay manera de matarlo y siempre resucita, el pobre va sembrado muertes violentas allí por donde pasa. Pero lo único que conocemos de él es esa espeluznante careta. ¿La quieres? Te la vendo. Pero debes pujar.
Detalles: La icónica máscara de Hockey que Jason usa en la mayoría de las películas fue moldeada en base a una máscara de 1950 usada por el arquero de los Detroit, Red Wings. Steve Miner, director del film, adoraba la máscara, pero debido a que era muy pequeña para que fuera usada por Richard Brooker (actor que interpreta a Jason), se empleó una sustancia llamada VacuForm para ampliar y modificar la máscara dándole el aspecto con el que se le identifica.
Precio inicial: 1172001 azules.

-El huerto de la plantación de Tara, de Lo que el viento se llevó: ¿Te gusta el trabajo al aire libre? ¿El olor a tierra y a campo cultivado te embriaga? Si para ti no hay nada mejor que la brisa dorando tus mejillas mientras el día se enciende y el sol sale por el horizonte, no puedes dejar de acceder a esta oportunidad.  ¿Eres de los que no le importa trabajar de sol a sol? ¿Y te sientes recompensado sólo con recoger lo que has sembrado? Pues… ¿a que esperas? Esta es la tuya. Ya puedes acceder a esta buena tierra, la tierra roja de Tara. Un lugar donde sólo crecen rábanos y hay que trabajar el algodón.
Historia: La plantación que creó Margaret Mitchell en la ficción para su libro se encuentra cerca de Jonesborough (ahora Jonesboro), Georgia.  Con sus tierras de cultivo circundantes, fue un lugar de importancia histórica, porque allí se consumó una importante batalla: fue el lugar de derrota final de la  Confederación.
Mitchell tomó como modelo para Tara a una plantación del condado de Clayton en donde nació su abuela materna, Annie Fitzgerald Stephens, la hija de un inmigrante irlandés. Doce Robles, la plantación de los vecinos de Escarlata en la novela, es ahora un nombre muy popular para muchas empresas e incluso es el nombre de un estadio de la escuela secundaria en las cercanías de Lovejoy.
Características: Si adquieres la tierra no necesitarás partir la valla para leña, ni te verás obligado a matar ganado para subsistir, no habrán saqueos a tus huertas y los árboles frutales serán para tu propio uso… bueno eso si no estalla otra guerra antes. Crucemos los dedos.
Con más de 1.000 acres (4,0 km 2) y más de 100 esclavos esta tierra vio otros tiempos más prósperos allá  en los albores de la Guerra Civil. Pero yo te aseguro que con la compra de esta tierra te estas garantizando tu futuro, porque ¡nunca volverás a pasar hambre aunque para eso tengas que currar como un esclavo! Lo juro…
Precio inicial: 1211912 violetas.

...¿Quién da más?

Fuentes: Wikipedia. Google imágenes.

martes, 23 de agosto de 2011

Las Reinas de África

Cristina Morató viajó por primera vez a África en 1983 y desde entonces ha recorrido varios países de este continente atraída por sus gentes y la grandeza de sus paisajes. Al igual que ella, un buen número de extraordinarias viajeras y exploradoras sintieron la “llamada de África”.       Estas damas, que en plena selva se vestían formalmente para cenar o tomaban el té de las cinco en sus tazas de porcelana, también sabían cabalgar, cazar con arco, disparar un fusil, organizar una expedición con cientos de porteadores y construir un hogar en regiones inhóspitas. Leyendo las aventuras de estas once mujeres -esposas de famosos exploradores, misioneras rebeldes, españolas de rompe y rasga, excéntricas aristócratas, apasionadas vividoras, cazadoras de élite y estrellas de cine-, nos sumergimos en un fascinante viaje por el África mas legendaria.

Cristina Morató (Barcelona, 1961) es una periodista, fotógrafa y escritora española. Apasionada de los viajes, en los últimos años ha publicado varios libros sobre el tema, entre los que puede destacar “Viajeras intrépidas y aventureras,” en el que narra las peripecias de algunas mujeres pioneras en la aventura de viajar o “Cautiva en Arabia” sobre la espía vascofrancesa Marga d'Andurain.
Libros publicados:
-Viajeras intrépidas y aventureras (2001).
-Las reinas de África: viajeras y exploradoras por el continente negro (2003).
-Las damas de Oriente (2005).
-Cautiva en Arabia (2009).
-Divas Rebeldes (2010).

"LAS REINAS DE ÁFRICA"
Cristina Morató

(…)En su larga travesía de más de doscientos kilómetros de navegación rumbo a Lambarené, escribió algunas de las páginas más evocadoras de su periplo africano, rodeada de unos paisajes exuberantes que superaban todas sus expectativas. Desde que había salido de Inglaterra no se sentía tan a gusto y por fin la sensualidad del trópico parece haberla atrapado: "El bosque negro y las colinas se perfilan contra el cielo estrellado de color púrpura. A mis pies veo la escotilla de la sala de máquinas, alumbrada por el fulgor rojizo de la caldera. Dos kruman semidesnudos alimentan el fuego con leños rojos, pedazos de carne fresca. Las llamas hacen brillar sus cuerpos sudorosos como el bronce pulido".”

Las reinas de África. Viajeras y exploradoras: Una estimulante mirada a las viajeras que llegaron a África durante los siglos XIX y XX. Pese a la ingente labor que desempeñaron, muchas de ellas siguen siendo unas grandes desconocidas, puesto que en la mayoría de los casos figuraron como simples 'acompañantes' de sus esposos, si bien el denominador común de todas fue su inmenso amor por la aventura, por la exploración y por el conocimiento. Cristina Morató nos aproxima de forma amena y muy documentada a las peripecias de estas once mujeres pioneras, entras las que podríamos destacar a Karen Blixen, autora de Memorias de África; a Eugenia de Montijo, una 'reina' entre zulúes, o a la célebre Dianne Fossey de Gorilas en la niebla, que halló la muerte en su empeño.

Las aventureras:



En el siglo XIX y principios del XX África representaba todo un reto, atreverse a viajar hasta aquel inexplorado continente simbolizaba el riesgo más absoluto pero sobre todo la aventura en estado puro.  Una aventura que podía costarte la vida. Hablamos de un tiempo en el que en los mapas aún había espacios en blanco por rellenar, y en los que la prensa y la sociedad tendía a romantizar las expediciones que hasta allí se hicieran.
Animales salvajes, un clima adverso, tribus desconocidas, enfermedades…
Este libro recoge en cinco capítulos las biografías de once mujeres valerosas, once mujeres que amaron África. Algunas como Mary Livingstone y Mary Slessor para intentar civilizarlo y explorarlo, otras como Delia Akeley  o Alexin Tinne, quien dedicó parte de su vida a resolver los orígenes del Nilo Blanco, para estudiarlo. Al igual que Mary Kingsley, una intrépida mujer llena fortaleza que realizó sola varias travesías en barco de vapor atravesando las tierras africanas. Karen Blixen fue una enamorada de la vida africana, igual que Beryl Markham una intrépida piloto de aviones que creció como una más entre los nativos nandis. Osa Johnson también amó el continente negro, lugar en donde vivió con su marido para filmar la vida salvaje en estado puro.
La verdad es que me ha gustado el libro, asomarme a la vida de estas mujeres exploradoras, sufridoras, audaces, estudiosas, rebeldes, curiosas,  intrépidas y modernas para su tiempo. África es un continente que me resulta fascinante, sus exóticos paisajes, sus fieras salvajes, su cultura y sus gentes. Me ha gustado desentrañar algunos de sus misterios.

Buscando he encontrado este video, un pequeño documental del trabajo de Osa y de su marido Martin Johnson. El África en movimiento que ellos descubrieron y enseñaron al mundo entero:


“África es mística, es salvaje, es un infierno abrasador, es un paraíso para el fotógrafo, un Valhala para el cazador, una Utopía de evasión. Es lo que quiere cada cual y soporta todas las interpretaciones. Es el último vestigio de un mundo muerto o la cuna de un nuevo mundo y brillante. Para muchos, como para mí, es sólo el hogar. Es todas estas cosas, menos una: nunca es aburrida.
Beryl Markham, Al oeste de la noche, 1942.”

¡Feliz Lectura!

Fuentes: Lecturalia.com. Enlahabitaciondevirginia.blogspot.com/las-reinas-de-africa-cristina-morato. Wikipedia. Google imágenes.

domingo, 21 de agosto de 2011

¡¡¡Contra el abuso de poder!!!

No voy a entrar en política pero lo que se ha visto estos días en Madrid (y en estos últimos meses con los Indignados) no puede llamarse más que de una manera: ABUSO DE AUTORIDAD.

Definición: actos contrarios a los deberes que le impone la ley, por lo que aflige la libertad de las personas, las intimida o de cualquier manera les causa vejámenes, agravios morales o materiales.

Ejemplos:







Hechos reales:


No hay palabras para condenar así que levantemos nuestras voces en un himno: ¡NO QUEREMOS QUE NOS PISOTEEN! ¡No Queremos que los que piensan que tienen el poder la utilicen así!


Canción: Contra el poder- Pedro Guerra. 

sábado, 20 de agosto de 2011


Quienes por paraíso entiendan prístinas islas tropicales donde se balancean las palmeras, playas de arena blanca y vistosas lagunas color turquesa no se sentirán defraudados al visitar estas islas. Asimismo, se trata de uno de los principales destinos para los aficionados al submarinismo, que acuden atraídos por la belleza de sus arrecifes de coral y la riqueza de su vida marina.


Las Maldivas, uno de los pocos lugares de la tierra que sigue en su estado natural, son un conjunto de islas situadas a 770 kilómetros al suroeste de la India y Sri Lanka. Con una población de 270.000 habitantes, tan sólo 199 islas están habitadas, de las cuales 88 han sido desarrolladas exclusivamente para el turismo (2 de ellas aún en construcción).
Los resorts de las islas han sido creados en armonía con la naturaleza, todos ellos rodeados por relucientes playas de arena blanca y lagunas de aguas cristalinas cerradas por arrecifes de corales. La capital es Male, la isla más habitada con diferencia. El aeropuerto internacional está situado en Hulule, otra isla a un kilometro de distancia de Male, cuya pista artificial sobrepasa la superficie natural de un islote sobre el que está construido dando la impresión de aterrizar sobre el agua. El transporte desde el aeropuerto hasta la isla elegida se puede realizar en helicóptero o en hidroavión, dependiendo de la distancia.

Las 1.192 islas coralinas son tan diminutas que la tierra de secano supone menos del 4% del territorio total del país. Algunas islas constituyen meros bancos de arena deshabitados con una porción de matojos, mientras que otras disponen de varios kilómetros y vegetación abundante.
En general, las lagunas presentan un color azul brillante, con asombrosos arrecifes de coral y una rica vida marina.
A pesar de que muchas de las islas de mayor tamaño se erigen como la representación perfecta de una fantasía tropical rebosante de palmeras, la mayoría posee un suelo arenoso pobre que únicamente permite el crecimiento de una variedad limitada de plantas: bambú, pandanáceas, plátano, manglares, árbol del pan, banyans (Ficus bengalensis), parras tropicales y numerosos cocoteros. Las islas más extensas y con mayor humedad albergan limitadas zonas selváticas. Los principales cultivos se reducen al boniato, la batata, la malanga, el mijo y la sandía, aunque algunas islas más fértiles cuentan con árboles cítricos y piñas.
La fauna salvaje escasea; pueden verse murciélagos gigantes de la fruta, lagartos de vivos colores y ocasionales ratas. Entre los animales domésticos, figuran gatos, algún que otro pollo, cabras y algunos conejos. La fauna más interesante se encuentra bajo el agua. Con unas gafas de buceo y un tubo, se pueden contemplar peces mariposa, peces ángel, peces loro, rascacios, peces unicornio, trompeteros, pargos de listas azules, ídolos moros, plectognatos y otras muchas especies. Igualmente, los submarinistas podrán buscar animales de mayor tamaño, como tiburones, pastinacas, mantas, tortugas marinas y delfines.


Un paseo por el paraíso:

-Malé-

 Malé (pronúnciese [Marlay]) es una urbe, limpia y ordenada, que posee mezquitas, mercados, un laberinto de callejuelas y mucho encanto. Aunque en ocasiones pueda parecer una aletargada localidad rural, surgen nuevos edificios por doquier y la localidad parece estar a punto de reventar.
La isla de Malé posee unos 2 km de longitud y una anchura de 1 km, y rebosa edificios, carreteras y algunos espacios abiertos bien aprovechados.
Entre los modestos atractivos de la urbe, figura el Museo Nacional, que expone caóticamente objetos pertenecientes al sultán y diversas muestras de los hallazgos arqueológicos realizados por Thor Heyerdahl (numerosas esculturas antiguas y figuras de piedra aparecen en su libro El misterio de las Maldivas). En las proximidades de la institución cultural yace el agradable parque del Sultán, así como la imponente gran mezquita del Viernes, que destaca en el perfil de la ciudad.
Más de una veintena de mezquitas aparecen diseminadas por la población, aunque algunas se limitan a una sala de coral con techo metálico. La más antigua, la Hukuru Miski, es célebre por sus intrincadas piedras esculpidas. Un largo panel, tallado en el siglo XIII, conmemora la introducción del islamismo en Maldivas, mientras que, en el exterior, un cementerio alberga la tumba de Abdul Barakatul Barbari y las lápidas de antiguos sultanes.
Entre los restantes puntos de interés, figura el bazar Singapur, un conglomerado de comercios que disponen de objetos de artesanía local de calidad y un surtido de bagatelas para turistas. En los numerosos salones de té, los hombres maldivos degustan las comidas breves (pequeños tentempiés), fuman, mascan y charlan. Un par de cines proyectan películas épicas indias y films taquilleros de Hollywood.

-Seenu (Atolón Addu)-

Puede considerarse la segunda ciudad de Maldivas; su centro turístico se ha convertido en el mejor punto de partida para visitar las tradicionales comunidades isleñas maldivas.
La principal influencia sobre la historia moderna de Addu se focaliza en las bases británicas que se establecieron en la isla de Gan, durante la II Guerra Mundial, como parte de la defensa en el océano Índico. En 1956, los británicos establecieron una base de la Royal Air Force como puesto avanzado estratégico durante la guerra fría. Contaba con un personal permanente de unas seiscientas personas que alcanzaba las tres mil en los períodos de mayor actividad. Construyeron puentes y carreteras que unían las islas de Feydhoo, Maradhoo e Hithadhoo, y utilizaron como mano de obra a numerosos lugareños. En 1976, los británicos abandonaron la base, pero muchos de sus empleados, que hablaban un buen inglés y tenían experiencia trabajando para occidentales, estaban bien cualificados para participar en lo que pronto sería una industria turística en auge.
 Gan está unida mediante puentes a las islas vecinas, y resulta sencillo y agradable desplazarse por ellos en bicicleta, lo que permite visitar las poblaciones de la zona y conocer las costumbres y cultura de sus gentes.

-Fuamulaku-

Esta isla solitaria en medio del canal Ecuatorial puede considerarse una especie de anomalía en Maldivas. Aparece excepcionalmente fértil: produce frutas y verduras que no crecen en otras zonas del país, como mangos, naranjas y piñas. Se dice que sus habitantes son más altos, saludables y longevos.

-Kudahuvadhoo-

En el atolón del sur de Nilandhoo, la isla de Kudahuvadhoo cuenta con uno de los misteriosos túmulos conocidos como hawittas. Probablemente se trate de los vestigios de templos budistas, pero es necesaria una mayor investigación por parte de los arqueólogos. Thor Heyerdahl, tras explorar la isla, comentó que su antigua mezquita albergaba uno de los ejemplos más bellos de mampostería que hubiese visto jamás. Su asombro se intensificó al descubrir esta obra maestra en una isla tan apartada, aunque en el mundo islámico este territorio ya era célebre por sus lápidas bellamente talladas.

-Atolón Baa-

El atolón Baa es reputado por su artesanía, que cuenta con obras pintadas al duco y felis (sarongs tradicionales) de algodón finamente tejidos. El pequeño y remoto atolón Goidhoo ha constituido un enclave para náufragos y exiliados. El explorador francés François Pyrard arribó en 1602 tras el hundimiento de su embarcación, el Corbin.


¡Buen viaje!

Fuentes: Atrapalo.com/viajes/maldivas. Viajerosonline.org/es/asia-guias-turismo-y-consejos-para-viajar/337-maldivas/869-maldivas-informacion-turistica-y-guia-del-pais. Google imágenes.

miércoles, 17 de agosto de 2011

Sólo un tonto paño de lágrimas enamorado


Era muy curioso, ahora que ella era la personificación del sufrimiento era cuando mas le gustaba, con sus ojos rojos, llorosos, con el rímel corrido y el maquillaje deshecho. Ni siquiera cuando la vio llena de delirante ilusión se sintió como lo hizo cuando la rodeó con sus brazos y la estrechó contra su hombro. 
Ella temblaba, pero eso no importaba, porque ahora era una mujer libre… ahora él podría intentar algo.
La había sentado en su sofá como sin querer, y ella había empezado a llorar y a maldecir.
“Todo pasará”, le decía meciéndola como a un niño pequeño. Todo pasará…Él la calmaba lentamente, acariciando su espalda con la yema de sus dedos, apenas sin tocarla. Su hipnótica voz la consolaba.

Eran amigos, una etiqueta que él había soportado a duras penas, pero al fin y al cabo, una etiqueta que aborrecía. Llevaba dos insoportables años enamorado en secreto y ya no podía mas, no aguantaba mas. No soportaba verla feliz con otro, odiaba cuando ella hablaba de su novio, de lo que hacía con él, de cómo la besaba, de cómo la agarraba de la mano para cruzar la calle, de las cosas tiernas y cariñosas que le decía al oído. Odiaba la cara de idiota que tenía que poner cuando ella hablaba de eso, la cara de disimulo, la sonrisa estática, la risa forzada.

Bajó las luces, pero finalmente las apagó. Creyó que en la intimidad ella se sentiría mejor. La noche de verano era clara y la luna iluminaba la habitación. Las aspas del ventilador parecían dispersar el calor del apartamento más que refrescarlo. Buscó entonces sus ojos en la oscuridad, no fue difícil pues refulgían entre las brillantes lágrimas. No quería ser inoportuno pero siempre supo que aquella relación no iba a durar. Además se lo había avisado, le había dicho que ese otro se había dejado ver en compañía de una chica, había intentado decírselo, pero ella no se lo había permitido, empeñada en que su novio carecía de defectos, porque sólo tenía virtudes. Ella era de las que le gustaba engañarse, en el fondo, él también.
La miró, se sintió oprimido, como si unas invisibles manos le estrujaran el cuello, cómo si tuviera un nudo, un nudo que no podía tragar. Una losa dura cayó en su estomago, no podía verla así, no quería verla así. Ella merecía ser cuidada, protegida. Ella sólo podía inspirar ser amada… él podía amarla, ¿por qué no?
La abrazó con fuerza, sintiendo su respiración y su perfume, emborrachándose con sus lágrimas, bebiendo de sus mejillas, calmando su respiración con sus manos, sintiéndose embargado con su pena. Era un pañuelo de lágrimas, un hombro en donde llorar, pero ¿qué más daba? Tenerla entre sus brazos, refugiada en su piel, compensaba todo lo demás.

 -Yo comía de sus manos, ¿sabes?, por un idiota y un tramposo, ¡no puedo resistir lo imbécil que he sido!-gimió ella barriéndose los ojos con los dedos.
-Tranquila, sshh, no llores, no pasa nada, nooo… venga, él no vale la pena.
Sí, lo decía de verdad, iba en serio, y ella sonrió por primera vez, después de todo él sabía que eso era lo que ella quería escuchar.
-Cuando estábamos juntos nunca dormíamos, ¡siempre había tanto por hacer, tanto de que hablar! Ahora me doy cuenta de que nos desgastamos muy pronto, todo fue demasiado aprisa…
-¡Ya!-asintió él abrumado al imaginarlo, y en voz baja añadió, -yo tampoco puedo cerrar mis ojos cuando estoy contigo…
-¿Qué?
Sacudió la cabeza, diciendo que hacía calor, y se levantó de un brinco para abrir la ventana… que ya estaba abierta. Resopló nervioso. Al mirar a la calle le dio tiempo a verlo, al otro, abajo en la acera, cómo esperándola, como si la hubiese venido a buscar.

Se calló incómodo, entrecerrando los ojos, odiándole en silencio. Siempre aborrecía que él tocara el claxon cuando venía a buscarla para llevarla a dar una vuelta. Odiaba también cuando al amanecer, él la traía de vuelta, despeinada y media borracha. Podía soportar los celos pero no por aquel tipo, aquel que no la valoraba, aquel caradura rompecorazones. Temió con razón, sabía que volvería a embaucarla, que volvería a hacerla caer en sus redes.
Se apretó las sienes, porque eso no podía ser.
-¿Te pasa algo?
Se giró para mirarla. Animado encontró algo de valor:
-Si, me pasa. Dentro de mi mente he besado tus labios miles de veces, tienes que saber que odio cuando te arreglas pensando en otro, y que amo tu sonrisa porque siempre me ha gustado oírte reír, me hace cosquillas en el estomago, me siento feliz. ¡Quiero decirte tantas cosas! Me gusta ver la luz del sol en tu pelo, y el rubor en tus mejillas cuando llegas corriendo porque se te hace tarde y también cuando descalza me rozas con tus dedos. Me importas, no quiero verte sufrir y ya no estoy seguro de comprender el papel que tengo que interpretar, lo de amigo incondicional se acabó…Dime como debo ganarme tu corazón, porque… te amo.
Nunca lo dijo, sólo lo pensó.

Al verlo tan callado y ausente ella volvió a repetir si estaba bien, si le pasaba algo.
Inconscientemente él desvió la vista hacía la ventana, delatándose, descubriendo al que esperaba abajo en la acera.
En esa ráfaga veloz ella también lo vio. Su cara se trasfiguró, se petrificó. El movimiento de las cortinas debió alarmar al de abajo quien advirtió que le miraban desde las alturas y en la distancia. Al momento accionó el claxon. Un toque, una llamada. El significativo cruce de miradas no le pasó desapercibido y con el duro portazo que ella dio para buscar a aquel gilipollas él comprendió que había vuelto a perder otra gran oportunidad. No era la primera. 
¿Por qué era tan idiota?, ¿por qué siempre dejaba pasar las cosas?, ¿por qué no podía decirle de una vez lo que sentía?, ¿por qué siempre lo dejaba todo en manos del azar? Era tonto… pero eso, eso ya no tenía remedio.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...