sábado, 13 de agosto de 2011

Sin palabras

Dicen que a las palabras se las lleva el viento. Es por eso que algunas suben como el humo y otras caen como la lluvia. “Mis palabras suben volando, mis pensamientos se quedan aquí abajo; palabras sin pensamientos nunca llegan al cielo”; Shakespeare tenía razón. Las palabras vienen y van, algunas incluso llegan lejos. Hay palabras que sólo deberían servir una vez, porque, hasta las palabras se desgastan pronto. A veces una palabra mal colocada estropea el más bello pensamiento. Y más vale una palabra a tiempo que cien a destiempo. ¿Sabes que puedes acariciar con palabras?, ¿y que al mismo tiempo una palabra hiere más profundamente que una espada?
Hay mucho poder en ella, la palabra, elemento imprescindible de la gramática. Pero, ¿no dicen también que una imagen vale más que mil palabras?
¿Probamos?

Imágenes sin palabras:










Sí, está demostrado que una imagen puede trasmitir amor, ternura, tristeza, unión, alegría, amistad, libertad, paz
Pero yo elijo a la Palabra. Ella acaricia mi paladar cada vez que la pronuncio en voz alta. Ella puede estar repleta de adjetivos, de verbos, de conjunciones, de adverbios e interjecciones, ella puede ser eso mismo, ese todo. Me gusta su timbre en mi garganta, su vibración, su ondulación. Me gustan las palabras, su morfología, su semántica, su esencia. Me gustan porque puedo jugar y crear con ellas. Me gustan ya sean sólo monosílabas porque palabra por palabra ellas dan forma a mis ideas. Me gustan porque tienen magia. Palabra a palabra puedo llegar a mil sitios, puedo crear mil mundos, puedo alcanzar cualquier estrella.

Fuentes: Proverbia.net/frasesdepalabras. Goear. Google imágenes.

5 comentarios:

Raquel dijo...

Palabras, palabras, palabras… A mi también me gustan; me gusta rebuscarlas en lo más profundo de mi mente, evocarlas y sentirlas incluso antes de pronunciarlas; saborearlas antes y después, cuando aún perdura su vibración en el aire y en mi garganta. Me gusta escribirlas, y formar con ellas puentes que a veces son tan resistentes que ni siquiera yo sé como se ha obrado tal milagro. Tienes razón, las palabras son muy poderosas, y por eso hay quien las utiliza para hacer daño, y quien las manosea demasiado cambiando su esencia. Y es verdad que hay imágenes que valen más que mil palabras; las que has puesto me han evocado muchas cosas.
Un beso. Me ha gustado esta entrada, muy evocadora.

Natalia Ortiz dijo...

Una palabra puede ser verdaderamente hiriente y devastadora. Demasiado poderosa aunque pueda podamos pensar lo contrario. Jaja, ¿has visto Ana? Es la magia de las palabras :P
Aunque las imágenes que has escogido son preciosas y hablan por sí solas =) Un beso y feliz fin de semana

Ana dijo...

Raque tenemos el poder de la palabra... un arma poderosa, sin duda.
Me acabo de acordar de la canción Parole, parole, parole, jaja, pero la versión en español, jaja, palabras, palabras, palabras.
Me ha gustado tu comentario, bonitas palabras. Me gusta que te guste la entrada, jaja.
Y para que no esto no se quede sólo en palabras te mando un beso...MUAKSS, como diría S.
:D

¿Quién mejor que tú Natalia para saber que las palabras tienen magia? Las imagenes tienen fuerza, como dices hablan por si solas, y por suerte podemos tener palabras para elogiarlas.
Un beso, feliz finde y puente.
:D

MEN dijo...

Cada palabra encierra un mundo mágico. Me encantan tus palabras, me quedo con tu permiso. Un bessito

Ana dijo...

Hola Men, bienvenida. Gracias a ti por tus palabras, me alegro de que te quedes, por supuiesto estas invitada para volver a este Bohemio Mundi.
Un beso
:D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...