lunes, 15 de agosto de 2011

La vie en rose

Ya se lo dijo cuando se casaron: era un hombre de palabra. Le prometió hacerle ver la vida de color de rosa y eso procuró. Aquella mañana, en el mercadillo y por el módico precio de cincuenta céntimos se acordó de lo que dijo y adquirió unas bonitas gafas de cristales rosas, ¡el mejor regalo que nadie jamás le hizo! Con ellas empezó a ver el mundo desde otra óptica y comprendió que a veces si que era fácil cumplir una promesa.















¿Y tú, de que color ves el mundo?

9 comentarios:

MEN dijo...

Muy bueno… ojala que viéramos el mundo más rosa, seria todo más fácil para todos. Mi color preferido es el verde a si que yo lo veo mitad rosa mitad verde. Un bessito

Ana dijo...

Hola Men, siempre dicen que el colmo de la felicidad es ver el mundo de rosa, pero claro no siempre es tan fácil como ponerse unas gafitas de colores, ojala fuera así...
A mí me encanta el verde, es mi color favorito también, el de la naturaleza, la esperanza, así que coincidimos.
Un beso, gracias por visitarme
:)

Taty Cascada dijo...

Mis colores favoritos son el amarillo de los girasoles y el azul del mar. La vida la veo como lo que es, un arco iris donde todos los colores se deben vivir, -incluso los grises- porque de todos los tonos está formada la paleta de un pintor.
Un beso.

Natalia Ortiz dijo...

Qué bien funcionan esas gafas jeje. Has tenido muy buena idea. Quizás tendríamos que tener todos unas así, vendría bien. Puede que nos dulcificara algo la vida. Y el texto es hermoso :) Lo poco que cuesta a veces cumplir una promesa. Ya podía ser siempre así jeje.
Y a la pregunta final... habitualmente diría que de color gris. Muchas penas y desgracias. Es difícil ver el mundo iluminado.
Un beso, Ana =)

Ana dijo...

Es cierto Taty, la vida es un arco iris y nosotros vamos pasando por todos esos estados de colores, desde el verde de la juventud al amarillo de la madurez, y ¡como no!, el gris es un color mas, el de los días de lluvia o de las preocupaciones.
¡Que bonito es el azul en todas sus variantes!
Un beso Taty
:D


Las gafas funcionan genial para los baratas que son, jaja. Ver al mundo de color de rosa es el ideal romántico, pero claro que no todos los días tenemos la percepcion de ver al mundo así.
Yo he pasado mis días grises, pero pretendo dejarlos atras, ver al mundo como un lugar mejor, con la promesa de cada día y aunque no salga el sol descubrir su luz... Y creeme hay luz en muchas cosas, en cosas pequeñas y cotidianas, sonrisas, abrazos, amigos, familia, paisajes, comidas...
Espero que pronto veas al mundo un poquito de rosa... y si no al mercadillo a por unas bonitas gafas de colores.
Un abrazo grande Natalia
:D

Raquel dijo...

Pues yo intentó verlo en tecnicolor, pero a veces se va la señal y lo veo en blanco y negro; un poco extremista, porque tengo días que veo el mundo azul, otras veces amarillo, otras verde, otras rojo... algunas gris o negro. Aunque normalmente me pongo las gafas de realidad ajustada en tonos saturados; me gustan los colores brillantes.
Muy buena entrada :)
besos.

Ana dijo...

Ay Raque
;)
El Tecnicolor está bien pero a veces agobia, es mejor ponerse las gafas de la realidad ajustada y ver las cosas tal cual, pero no esta nada mal un día ponerse unas gafas rosas por ejemplo y ver el mundo con otro color mas optimista.
¿Pasas por todos esos colores/estados? ¡Que jaleo!
Hoy veo al día azul... que cielo mas limpio, ¿lo has visto? Casi te dan ganas de tocarlo...
Un beso rosa y un abrazo amarillo
:D

lopillas dijo...

Yo me pongo las gafas rosas cada vez que puedo. Lo siento, pero el mundo ya es bastante duro incluso con ellas. Hemos coincidido en un post sobre este color y la visión de la vida :) A mal tiempo, gafas rosas y bermudas con chanclas!!
Saludotes y gracias por tu huella en la visita a mi blog

Ana dijo...

Gracias a ti Lopillas, así que mientras tengamos gafas rosas y bermudas con chanclas todo irá bien, ¿no?
;)
Saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...