domingo, 8 de diciembre de 2013

Mandela luchó contra el racismo


El pasado 5 de diciembre murió Nelson Mandela, el símbolo de la lucha contra el apartheid. Héroe de la lucha contra el régimen de la segregación racial, Mandela fue el primer presidente de color sudafricano. Estuvo preso 27 años por su defensa de los derechos civiles de la comunidad negra en su país.

Nelson Mandela o "Madiba" Mandela (1918-2013), como lo llamaban con respeto y afecto en Sudáfrica, su país natal, falleció a los 95 años. El premio nobel de la paz llevaba meses luchando por su vida, internado en estado crítico por una severa infección respiratoria. Se había retirado de la vida política en 2004, pero no por ello había perdido de vista a su país.



Nacido en Umtata, Transkei, Mandela renunció a su derecho hereditario a ser jefe de una tribu xosa y se hizo abogado en 1942. Dos años después, ingresó en el Congreso Nacional Africano (ANC), un movimiento de lucha contra la opresión racial. Su ideología era un socialismo africano: nacionalista, antirracista y antiimperialista.
En 1948, llegó al poder en Sudáfrica el Partido Nacional, que institucionalizó la segregación racial al crear el régimen del apartheid, basado en ideas propugnadas por la Alemania nazi.
Inspirado en Ghandi, el ANC propugnaba métodos de lucha no violentos, y la Liga de la Juventud, presidida por Mandela, organizó campañas de desobediencia civil contra las leyes segregacionistas.

A principios de los años cincuenta, y con la Liga de la Juventud llevó a cabo diversos actos de desobediencia civil contra las leyes segregacionistas --que prohibían las bodas mixtas, el voto a los negros y la convivencia de ambas razas en los mismos barrios, playas o aceras y legalizaba la discriminación salarial contra los negros-- y en 1952 fue detenido por las fuerzas de seguridad en el contexto de una amplia redada del Gobierno, que ordenó el arresto de 8.000 disidentes.


Tras cumplir su condena, en 1955 Mandela reapareció con la publicación de la Carta de la Libertad en la que defendía la creación de un Estado multirracial, igualitario y democrático en Sudáfrica con la justa repartición de la riqueza.

Mientras aumentaban las movilizaciones contra las políticas segregacionistas, el Gobierno anunció en 1956 la creación de siete "Estados independientes" (llamadas 'bantustanes'), que abarcaban al 80 por ciento de la población negra, a la que se privaba, por ley, de la ciudadanía sudafricana.
El punto de inflexión de las protestas contra estos nuevos territorios se produjo en 1960 con la matanza de Sharpville, en la que 69 personas murieron por la represión de la Policía de una manifestación. En virtud del estado de emergencia aprobado por el Gobierno tras la matanza, las fuerzas de seguridad detuvieron a toda la cúpula del ANC, entre ellos, Mandela.

En estas circunstancias, 'Madiba' se convirtió en uno de los primeros activistas negros que defendieron la resistencia armada contra el 'apartheid', lo cual derivó en 1961 en la creación del brazo armado del ANC, Umkhonto we Sizwe (La Lanza de la Nación). No obstante, Mandela no dejó de recordar en todo momento que la lucha armada debía ser siempre "la última alternativa". El partido opositor emprendió así una serie actos de sabotaje ante los escasos avances de las protestas pacíficas contra el 'apartheid'.

Mandela fue detenido y liberado en varias ocasiones, pero en 1964 fue condenado a cadena perpetua tras una gira por diversos países en los que hacía propaganda de la causa sudafricana. Su lucha lo convirtió en un héroe de los derechos humanos.


En 1984, el Gobierno intentó acabar con tan incómodo mito, ofreciéndole la libertad si aceptaba establecerse en uno de los bantustanes, "territorios independientes", donde se segregaban a los negros; Mandela rechazó el ofrecimiento.
Finalmente, Frederik De Klerk, presidente de la república por el Partido Nacional, liberó a Mandela en 1990, tras 27 años de reclusión, y lo convirtió en interlocutor para negociar el proceso de democratización. Mandela y De Klerk compartieron el Premio Nobel de la Paz en 1993.

Mandela fue el primer presidente negro de Sudáfrica, gobernó de 1994 a 1999. Tras su triunfo fueron célebres sus palabras: "Nunca más sucederá que esta hermosa tierra experimente la opresión del uno sobre el otro".
En su libro Conversaciones conmigo mismo, se confesó así:
"Uno de los problemas que más me preocupaba cuando estaba en la cárcel era la falsa imagen que sin querer había proyectado en el mundo. Se me consideraba como un santo", escribió.  "Nunca lo fui, incluso si se refiere a la definición según la cual un santo es un pecador que trata de mejorarse", agregó.

Sin duda su discurso más memorable fue el que dio ante el tribunal de Rivonia, en 1963, (tras el cual la sala se quedó varios minutos en silencio y varios asistentes comenzaron a llorar) y decía así:
“He defendido el ideal de una sociedad democrática y libre en la que todas las personas puedan vivir juntas en armonía y con igualdad de oportunidades. Este es mi ideal y deseo vivir para alcanzarlo, pero, si es necesario, estoy dispuesto a morir por este ideal".


Hoy tenemos que recordar a este gran hombre que no se rindió, que luchó, por lo que creía justo.

Fuentes:
infobae.com/2013/12/05/1502323-murio-nelson-mandela-el-simbolo-la-lucha-contra-el-apartheid
noticiasdenavarra.com/2013/12/05/mundo/nelson-mandela-lider-contra-el-apartheid-y-simbolo-de-la-liberacion-de-africa

google imágenes

12 comentarios:

roberto dijo...

Ana. Sin dudas fue un héroe tardiamente reconocido. Me molestó de sobremanera un país como Inglaterra que fué promotor del apartheid, hoy se razgue las vestiduras y loe de una manera falsa a alguién que luchó por algo que aún el reino unido es parte de ése racismo. Los próceres se van yendo y queda lo peor de los dirigentes en éste mundo cada vez más globalizado.
Muy buena tu entrada, un merecido homenaje a Nelson Mandela.
Un fuerte abrazo.

Ana dijo...

Hola Roberto, cuando una persona falta se la suele recordar con todos los homenajes posibles, ensalzando su figura, y como dices siendo hipócrita, olvidando el pasado y las injusticias, pero todos quieren montarse en el carro del respeto, de los derechos humanos. En fin, podemos rectificar, las naciones se equivocan, pero lo que no se puede es repetir el pasado, resistir en las conductas discriminatorias, eso no. Como dices Mandela fue un héroe tardíamente reconocido pero al final tuvo su momento, su reconocimiento, él ganó, es lo que vale, y fue un hombre con coraje.
Muchas gracias por compartir el homenaje y acercarte a comentar. Un abrazo grande
:)

amparo puig dijo...

Excelente tu reportaje. Mandela, un ejemplo para todos en este mundo lleno de egoísmos y falsedades. ¿puedo compartirlo en Faceb.?

amparo puig dijo...

Excelente tu reportaje. Mandela, un ejemplo para todos en este mundo lleno de egoísmos y falsedades. ¿puedo compartirlo en Faceb.?

amparo puig dijo...

Excelente tu reportaje. Mandela, un ejemplo para todos en este mundo lleno de egoísmos y falsedades. ¿puedo compartirlo en Faceb.?

amparo puig dijo...

Ja, ja, Algo raro ha pasado.

Ana dijo...

Hola X 3 amparo, jaja, por supuesto que puedes compartirlo, así llegará a mas gente, y todos nos uniremos en este homenaje a este hombre que consiguió cambiar el mundo.
Besos
:D

Montse dijo...

Un gran hombre Mandela, nos ha dejado un legado de paz y concordia a toda la humanidad, lástima que en Sudáfrica siga habiendo miseria y desigualdades, más de las que él habría deseado.
Has hecho un magnífico reportaje, un homenaje y te felicito por ello.
Besitos.

Carol Torrecilla García dijo...

Ana, qué bello reportaje y homenaje sobre Mandela. Si ya le amábamos ahora lloramos el doble, si cabe, por su pérdida.
Se nota más su ausencia por toda la información que nos has dado.
Muchas gracias por hacernos siempre conscientes de la realidad que nos rodea.
Sin duda Mandela era y sigue siendo muy querido por todos, y yo ni le he dedicado un post. Pobrecito.
Pero me siento orgullosa de haber vivido en la misma generación que él y haber sabido todas estas cosas.
¿No te pasa igual?
Besos, amiga.
Carol

Ana dijo...

Hola Montse, su funeral ha unido a muchas naciones, a muchos dirigentes, muchos de los cuales han sido unos completos hipócritas porque precisamente es en sus países donde se siguen sucediendo las mismas injusticias por las que Mandela luchó. Un gran hombre que será recordado por los sudafricanos con mucho cariño, a pesar del largo camino que todavía queda.
Gracias por comentar, un abrazo
:)

Hola Carol, si me pasa, me alegra de que hayan existido personajes tan fuertes como Mandela, que no perdieron de vista su objetivo de vida, que lucharon por cambiar un mundo que les despreciaba, que fueron valientes.
Tenía que dedicarle un post, me gusta mucho la palabra paz, me gusta mucho la palabra justicia, y él fue una figura que representó todo eso, fue de admirar. A él no lo despidieron sólo con lagrimas, sino cantando y celebrando, eso me gustó.
Un abrazo Carol.
:)

Raquel dijo...

Un gran hombre. Un ejemplo
Descanse en paz.

Ana dijo...

Un gran hombre, DEP.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...