jueves, 2 de agosto de 2012

El vendedor de Sueños

No se puede comprar la felicidad… porque no tiene precio. Y lo mismo pasa con los sueños… con los sueños importantes. Pero, ¿quién no tiene una meta, una pasión, un objetivo? ¿Quién no siente anhelo, deseo o ansía para que aquello que espera suceda cuanto antes? ¿Y cuanto nos costaría hacerlo realidad?
A veces poco… mucho menos de lo que creemos.

“Les voy a vender algo que no van a conseguir en ningún lado. Les voy a vender un sueño. (…) Esto no tiene valor monetario. Sólo tienen que pensar durante 10 segundos lo que más anhelan en sus vidas. Hablo de esos sueños que se desean con el alma, con el corazón”


“Sueños”, más conocido como “El vendedor de sueños”, pertenece a la campaña Historias con Espíritu Naranja.
Un proyecto argentino que surgió en el 2008 con el fin de promocionar la Tarjeta Naranja.
El propósito: lanzar varios mensajes en donde se vieran reflejados los valores y el espíritu que la empresa deseaba que el público relacionara con ellos.
Este cortometraje, creado por Rondo Velox, Córdoba y realizado por Prima-True picture, estuvo  protagonizado por China Zorrilla y Favio Posca.
Favio Posca se pone en la piel de un vendedor de autobús, el clásico vendedor que sube a las guaguas y con todo su ingenio vende medias, golosinas, guantes y un sinfín de cosas más “para el bolsillo del caballero y la cartera de la dama”. A Favio le toca vender hilos, pero éste no solo se limita sólo a esta venta sino que también es un vendedor de sueños, una venta atípica que no tiene valor monetario y que solo depende de las personas. Y es precisamente en la venta de los sueños cuando este corto nos invita a reflexionar sobre nuestras vidas: una vida adormecida por la rutina, la desmotivación y el estado ausente. Una vida en la que vivimos encasillados y no nos animamos a soñar, a aspirar a más.

6 comentarios:

roberto dijo...

Hola Ana, yo he comprado un sueño, me lo has vendido desde que entre a tu blog y vi que hay personas que aún sueñan.

Un abrazo

Ana dijo...

Hola Roberto. ¡Que comentario tan bonito! Gracias. No sabía que podía vender sueños, jaja, un oficio mas a la lista, no está mal... ¡es broma! Ojalá pudiera tener esa facultad. Eso sí, la capacidad de soñar la tengo muy desarrollada y espero no perderla nunca.
También es un placer toparse con gente que también tiene esa capacidad, que aún sueñan y creen.
Un abrazo, ¡y gracias por comprar tu sueño!
;)

Raquel dijo...

Un mensaje precioso para los tiempos que corren, vender sueños o más bien dar esperanza para seguir soñando.
Me gusta el acento :)
Besos.

Carol Torrecilla García dijo...

Qué bonito, Ana. Yo voy a comprarte un sueño como Roberto. Ha tenido muy buena idea. Tanto tú, como él.....
HMMMMMMMMMM, yaaaaaaaaaaaaaa. No tiene valor monetario, en eso quedamos, ¿eh?
Si vendes algo más, ya te lo pago.
Ha sido mágico.

PROMETEO dijo...

Que bonito e instructivo ademas, como decia aquel viejo debemos pelear por nuestros sueños sino termianremos peleando por los sueños d elos demas.
Un abrazo.

Ana dijo...

Hola Raque, dar esperanza para seguir soñando, me quedo con esto...
Un acento genial, jaja, ¿te subes al colectivo?, ¡viste!
Besos
:)

Hola Carol, por ser tú no te voy a cobrar nada, ni siquiera 3 pesitos, jaja. Ojala pudiera regalarte un sueño, además tú ya me pagas bastante entrando aquí a soñar.
Un abrazo mágico
:)

Hola Prometeo, pelear por los sueños y agarrarlos fuerte para que no se escapen. Un buen mensaje.
Un abrazo
;)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...