sábado, 2 de julio de 2011

¿Preparad@s para el verano?

Las ganas de descansar y disfrutar se dan por descontado, pero ¿y todo lo demás? Hablo de lo material, ¿hacemos una lista?

Aquí todo lo que necesitas:


-Buena protección solar, imprescindible para no parecer una gamba cocida-
Llegan los primeros viajes a la playa o al campo, por eso es  necesario usar una buena protección solar. No queremos quemarnos, ¿verdad?
El sol beneficia ya que permite sintetizar la vitamina D y fijar el calcio en los huesos.
Los baños de sol son buenos, sobre todo en personas mayores, aunque hay que tener en cuenta que las pieles maduras son por lo general secas, finas, flácidas y con manchas pigmentarias, alteraciones éstas se agravan con la acción del sol.
A la hora de elegir un adecuado protector solar hay que tener en cuenta los distintos tipos de piel, así como la edad. Uno de los grupos de alto riesgo son los niños, la piel de los niños es inmadura y con pocas defensas para protegerse como es debido de los rayos del sol.
También hay que recordar una cosa: si no tenemos protección solar, no debemos estar más de 20 minutos expuestos. Por otro lado, es recomendable evitar las horas de mayor radiación, entre las 12 de la mañana y las 4 de la tarde.
Una exposición prolongada de forma irresponsable al sol no es lo más adecuado para nuestra piel. Por eso este verano no te olvides de la crema solar.


-Agua por un tubo, evita la deshidratación-
¿Cómo combatir el calor? Básicamente manteniéndote hidratado, evitando el sol en las horas centrales del día y vistiendo prendas ligeras. Una idea para combatir el calor es beber mucho líquido de manera abundante, a pesar incluso de no tener sensación de sed. ¿Sabías que gracias al agua nuestro organismo realiza funciones vitales como regular la temperatura corporal o transportar alimentos y gases? Por ello conviene beber regularmente de 8 a 10 vasos a lo largo del día.




-Calzado para cada ocasión-
Me refiero a traspirable, fresco y cómodo: unas buenas cholitas, sandalias o lonas. En cambio si vas de excursión lo más adecuado son unas buenas botas de montaña o senderismo.
Los pies son muy importantes, ellos también sufren. Rozaduras, ampollas, sequedad. No podemos olvidarnos de ellos, hay que hidratarlos y mimarlos. En la playa, pero sobre todo en la piscina es aconsejable llevar unas buenas chanclas, así se evitaran los contagios, sobre todo de hongos. El calor y la humedad de las piscinas es el caldo de cultivo ideal para que los hongos proliferen. Las chanclas o zapatillas de goma son un aliado perfecto a la hora de evitar que los hongos nos afecten.
Algunos fisioterapeutas recomiendan calzado para correr por la playa. Nos dicen que es bueno utilizar zapatillas deportivas para hacer ejercicio en la playa, ya sea correr o para practicar deportes como el fútbol, voley playa, etc., pues son habituales las lesiones por practicar deportes de manera inadecuada. Una persona no acostumbrada al ejercicio físico, que aprovecha los meses de verano o las vacaciones para practicar deporte en la playa, tiene un alto riesgo de sufrir problemas.
Para la montaña es importante elegir una bota o una zapatilla de empeine suave y ligeramente elástico en la parte delantera, para que los dedos se abran naturalmente. La parte trasera deber ser más rígida, ligeramente más alta en el talón, para aumentar el ángulo que se forma entre el pie y la pierna en el momento en que empieza el empuje y así sostener el tobillo.
La comodidad ante todo. Es salud.




-Ropa adecuada. Vestidos, bañadores, bikinis, short, pareos, camisetas…la lista es larga-
La ropa de algodón  no te hace sudar más de la cuenta, así que es apropiada para estos meses. Ropa holgada y ligera, hecha con telas que  permitan la respiración de los poros de la piel. Otro consejo seria usar colores claros ya que los colores oscuros como el negro absorben más el calor y los rayos solares por lo tanto son más calurosos.
No te creas que en verano no llueve, mejor piensa en todo,  así que guarda en la maleta algo para la lluvia te evitará pasar un momento desagradable.
Los bikinis permiten tomar mejor el sol que los bañadores enteros, de todas formas esto es cuestión de gustos.
Es imprescindible llevar una buena toalla. Después de una ducha, buena para quitarnos la arena o la sal, es importante evitar la humedad en algunas partes de nuestro cuerpo, por eso hay que secarse concienzudamente para que se mantengan secos tanto los pies como el resto de partes del cuerpo en las que se acumula la humedad. Nunca hay que dejarse el bañador mojado debajo de la ropa, pues puede ser un factor para la aparición de infecciones. También hay que recordar que no es aconsejable lavarse con jabones alcalinos.




-Gafas de sol, sombreros, gorras-
Los expertos recomiendan proteger correctamente los ojos en verano de la exposición al sol, debido a que la alta luminosidad puede dañar la vista, así como del cloro de las piscinas. La excesiva exposición a las radiaciones solares y, en concreto, a las ultravioletas, está vinculada a sufrir quemaduras corneales o queratoconjuntivis, así como a intensificar determinadas afecciones como pterigion y, a largo plazo, cataratas o algunas lesiones de retina. Por eso es importante el uso de gafas de sol homologadas, las gafas oscuras sin filtro ultravioleta aumentan los efectos de la luz.
El cloro puede dañar u ocasionar molestias en los ojos.  Así que es recomendable el uso de gafas de natación en las piscinas.
No esta de mas usar sombreros o gorras provistas de una amplia visera, de esta forma no se estará expuesto al sol con la cara descubierta tanto en días despejados como en los nublados, porque "los rayos solares actúan durante todo el día, haya nubes o no".
Algunas de las consecuencias de que el sol te de duro en la cabeza son las bajadas de tensión, las migrañas, cefaleas o mareos. Si eso ocurriera hay que aflojarse la ropa, sentarse, y descansar en lugares frescos y a la sombra. Si se siente mucho calor hay que intentar refrescarse la nuca, las sienes y la cabeza con agua fría. También ingerir alimentos ricos en vitaminas.  Pero lo más importante es la prevención, y quien avisa…




-El botiquín a mano-
No es por ser agoreros pero todo puede pasar, es que si no ocurrieran los imprevistos....  Una lesión, un dolor de cabeza o una simple herida son una posibilidad cuando se sale de vacaciones.
Nos movemos más al aire libre, practicamos deportes, estamos en contacto con la naturaleza, así que lo más frecuente es hacerse una herida. Para ello, debes llevar apósitos, betadine y suero; la herida debe quedar limpia y sin infección. Otras lesiones que se pueden sufrir son los esguinces. Para solucionarlos, una venda y un antiinflamatorio no deben faltar en el botiquín (eso no quita que si el dolor es muy fuerte se acuda al médico más próximo). Además, hay que llevar paracetamol u otro analgésico para los dolores (muy en particular para el dolor de cabeza). Lo que suele ser muy común (sobretodo cuando se viaja a países muy distintos) es pillarse una diarrea; estar con el estómago mal es uno de los casos más habituales en el turista. Para combatirlo, debes llevar en el botiquín un antidiarreico. Unas gotas de colirio, para la conjuntivitis, una pomada para las posibles quemaduras del sol (lo que te pasará si no me haces caso con lo del protector solar). Un antihistamínico, por si sufres algún tipo de picadura o un antibiótico para posibles infecciones. Ah, no te olvides de las tijeras. Y si te mareas en el barco lo mejor es la Biodramina.




-Cachivaches para acampar-
Mejor haz una lista, te ahorraras olvidar algo importante, y con importante no me refiero al pack de doce latas de cerveza en oferta del Carrefour.
¿Qué sería de una acampada sin una tienda de campaña? No hay acampadas sin ellas, no tendría sentido. Una buena tienda de campaña debe poseer algunas cualidades, como son: la calidad y resistencia de sus tejidos, el tamaño, el número máximo de ocupantes y la facilidad de montaje. Incluye las cosas que necesitarás para montarla, como por ejemplo las piquetas y un martillo.
El saco de dormir. No vale apañarse con un par de mantas, mejor agénciate un saco, tendrás sueños mas confortables. Además son muy útiles cuando es necesario dormir totalmente al aire libre porque no hay más espacio en la tienda. ¿Qué mas? Ah si, utensilios de cocina: una parrilla o una cocina portátil, también el combustible necesario para que funcionen. Así como pilas, linternas, cerillas a prueba de agua, un silbato y una navaja. Papel, bolsas, sillas o mesas plegables, elementos para la higiene, etc.
Mejor que sobre a que falte.




-Cachivaches para divertirse-
Siempre he oído que las bicicletas son para el verano. ¿Te apetece pedalear sin fin? Pues hay que llevarse la bici, sobre todo la de marchas, es la mejor para disfrutar.
¿Qué es lo que mas anima? Esta claro, la música. No hay que dejar la radio aparcada en casa. Da igual si es a pilas o no, hay que meter la radio en el lote, y también un par de discos, los más movidos que encuentres.
Para esas noches a la luz de la hoguera están bien unos naipes, el parchís también sirve, y si no, la imaginación. ¿Te apetece oír unos relatos de terror? ¿Quieres cantar un par de clásicos veraniegos? Para la playita una pelota gigante, o las raquetas, un libro, una tabla de surf…En fin cualquier cosa. Si se te olvidan los divertimentos no te preocupes, hasta una piedra puede ser divertida si uno quiere.




-Algunas nociones de inglés-
Aprender un idioma nos abre la puerta a un mundo lleno de oportunidades laborales y culturales. Resulta básico para que el futuro no nos tome desprevenidos y podamos responder en buena manera a las oportunidades que se nos presenten. El inglés es universal, se habla en casi todo el mundo, así que manejarlo nos puede resultar muy útil si se viaja fuera de España… o si acabas veraneando en una zona turística de tu propia isla.
A mí me han hablado antes en inglés o en alemán que en español.  Y ante este dilema, ¿como pedir un buen chuletón con papas fritas en mi macarrónico inglés? Espera… ¿cómo se decía…?
De la mano del increíble Emilio Aragón un curso acelerado  de cómo pedir comida en inglés, ¡seguro que te sirve! Empezaremos por lo básico…


“Hey mr waiter i want to eat! i want to eat potato and tomato and cheese”
Y ahora repite lentamente:
“Hey mister güeiter, aiguan tu it, aiguan tu it poteito, güi tomeito an chis”
Con esto ya puedes ir al extranjero, ¡garantizado!

No creo que se me olvide nada, bueno quizás si, tal vez unas pastillitas para superar la depresión cuando acabe el verano, que conste que no estoy promoviendo la drogadicción, bueno un poco, pero total…
Llegados a este punto sólo me queda decir…

 ¡Que disfrutes del verano!

4 comentarios:

Natalia Ortiz dijo...

Oye, qué bien te han quedado las imágenes :) con conchas, cangrejos y demás. Qué curioso jaja.
El tema del protector solar importantísimo. Y como bien dices, mucho cuidado los niños y las personas mayores. Y lo de la vitamina D no lo nombré en mi entrada, pero sí que lo sabía y soy consciente de su importancia. Lo que pasa que yo quería concienciar del peligro del Sol y de la necesidad del protector solar.
Agua siempre, muy importante. No se puede salir de casa sin ella.
El tema del calzado me ha gustado mucho, yo también pienso lo mismo en cuanto a este tema. La gente va con calzados inapropiados y totalmente incómodos, en mi opinión. Muy importantes las chanclas, mucho. Cuando hacemos deporte hay que llevar el calzado indicado, las botas que sujetan bien el tobillo en la montaña, las deportivas para correr... para andar por la calle ahora en verano, yo que soy mujer, me gusta llevar sandalias, pero eso sí, con unos 4 cm de tacón unido, nada de separado que es más incómodo, y con el pie bien sujeto para andar segura y llevar bien el tobillo, las piernas y todo lo que haga falta. No es nada bueno llevar 1 cm de suela que lleva mucha gente que parece que va descalza, ni taconazos tremendos que ni saben andar. Luego que se fastidian y se lesionan... normal.
Me gusta lo de la ropa holgada y cómoda. Y colores claros bien jaja, pero dentro de esa gama, el blanco no es amigo mío.
Importantes las gafas de sol, y las gafas de la piscina por todo lo que has explicado. Los sombreros son importantes también, pero dan mucho calor y hacen sudar. Aquí encima, está el famoso cierzo y hay días en los que habría que ir con la mano en la cabeza todo el rato. A mí me resultan un inconveniente más que otra cosa, pero sé que son importantes también.
Jaja, has pensado hasta en los medicamentos. Muy importante y lleno de razón. Nosotros también lo hacemos cuando vamos de vacaciones. La biodramina para los mareos por si acaso en el coche, el protector solar, el paracetamol o el ibuprofeno que acompañados del omeprazol, hacen una buena combinación. Pastillas para la diarrea por los cambios en el agua y en la comida. Y alguna pomada para las picaduras tan habituales de la época. Y el betadine como bien has dicho. Creo que todo esto es indispensable.
Lo de la acampada jaja, me lo imagino, aunque no he ido nunca. Hasta hace cuatro días la plaza del Pilar parecía el "territorio Qechua", así que he visto unas cuantas tiendas de campaña.
Yo me quedo con la música y las cartas. Si tuviera más tiempo, me quedaría con un buen libro también.
En cuanto al inglés, lo echo en falta ya con tantas matemáticas. Me gustaría tener una asignatura de este idioma. Me gustaba y se me daba bien.
Jaja, a disfrutar del verano =)
Un beso, Ana

Ana dijo...

Hola Natalia, jeje, ¿te gustan los cangrejos y las caracolas? Tenía que adornar las fotos un poco...
Ya te dije que tenemos las mismas ideas, pero claron es lo normal teniendo en cuenta la época del año en que estamos. Ya sabes lo importante del protector solar, del agua, de la ropa cómoda, de las gafas de sol, y los sombreros, aunque yo no tengo ni uno solo. Que mal con lo del cierzo, que frío, uff.
Si, jaja, los medicamentos son casi lo mas importante para un viaje, nos salvan de muchas situaciones muy incomodas.
Territorio Quechua, jaja, que bueno, por aquí también tenemos varios campamentos de esos, hay que seguir en la lucha, jeje.
Yo también elegiria, las cartas, el libro y la música, no puede faltar.
A mí el inglés se me da regular, sobre todo la pronunciación, como es normal lo tiendo a canarizar, jaja.
Que disfrutes tú también del veranito, que esta empezando.
Un beso enorme
:D

Taty Cascada dijo...

Hola Ana:
¡Qué envidia!, tú hablando de vacaciones, sol, arena, protectores, camping, y yo tiritando de frío. Estamos en pleno invierno, y de verdad, éste año he sentido más frío que en otras temporadas pasadas...Ojalá termine pronto Julio, en Agosto mejora el clima.
Un besito.

Ana dijo...

Hola Taty, uff, tú allí con frío y nosotros que hemos pasado una ola de calor, lo que es toda una exepción porque aquí siempre hace un clima suave, hasta fresco.
Me gusta el verano, lo prefiero al invierno, supongo que por la luz.
Pues nada, espero que en Agosto mejore el clima por allá, y que pases un buen invierno.
Un beso, gracias por visitarme
:)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...