viernes, 24 de junio de 2011

El teniente Colombo cuelga su gabardina para siempre

El pasado día 23 le dijimos adiós a Peter Michael Falk el actor que encarnó al despistado policía. Un día triste, sin duda, para los que crecimos imitando la manera de hablar del famoso Colombo allá a finales de los años ochenta. Me incluyo. (Recuerdo que aquella era una de mis imitaciones más queridas, sin contar a mi profesora de cuarto).
Peter Falk (1927-2011) tenía 83 años y estaba enfermo, hacía años que padecía demencia senil y Alzheimer. Candidato dos veces al Oscar  y secundario en numerosas películas durante la década de los 60, adquirió una enorme popularidad con la serie “Colombo”.


Nacido en Nueva York, sus ascendentes no son italianos como suele pensarse por los papeles que ha ido interpretando a lo largo de su carrera, sino que proceden de Europa del Este  (su madre era rusa y su padre era polaco, con antepasados húngaros y checos). A los tres años perdió uno de sus ojos debido a un tumor maligno, hecho por lo que se le implantaría un ojo de cristal por el que fue mundialmente famoso.
Su primera experiencia en los escenarios fue con doce años, con un montaje escolar de teatro titulado “Piratas de Penzance". Tras intentar sin éxito alistarse en los marines de los Estados Unidos durante la Segunda Guerra Mundial, trabajó en un barco mercante antes de cursar la carrera de Ciencias Políticas, en la que se licenció en 1951. Intentó trabajar en la CIA, antes de convertirse en director de análisis de la Oficina Presupuestaria de Connecticutt en Hartford.
Dejó atrás sus intereses y trabajo y comenzó a dar sus primeros pasos en la interpretación. Estudió en el White Barn Theatre de Westport, Connecticut, cuando tenía 29 años. Su primer papel profesional fue en el Off Broadway, con el Don Juan de Molière, a los que siguieron más trabajos en escenarios alternativos de Nueva York.
Fue en la televisión donde en 1957 Peter Falk inició su carrera ante la cámara, y a los pocos años ya acumulaba dos nominaciones al Oscar como mejor actor de reparto, por "El sindicato del crimen", de Burt Balaban y Stuart Rosenberg, y "Un gangster para un milagro / Milagro por un día", de Frank Capra. Actuó igualmente en películas como "La carrera del siglo", "La batalla de Anzio", "Cielo sobre Berlín / Las alas del deseo" o "La princesa prometida".

“Colombo”
En 1968, llegará el personaje que le otorgará la fama mundial: el detective Colombo.

Su primera encarnación del detective llegó con la tv-movie “Prescription: Murder” (1968). El gran éxito de la propuesta acabaría dando lugar a una segunda entrega en formato telefilm de las andanzas del despistado detective (Ransom for a Dead Man), que serviría como piloto a la archiconocida serie de televisión, que comenzaría a emitirse en marzo del 1971 y continuaría hasta 1978, y que seguiría dando nuevos casos de forma intermitente hasta 2003.
Curiosamente, no fue Falk el primer llamado a interpretar a Colombo, sino el cantante y actor Bing Crosby, quien rechazó -afortunadamente- el papel. La serie arrancó en 1971, en NBC, alternándose con otras dos dentro de "Sunday Mystery Movie" ("McCloud" y "McMillan y Sra."). Le ofrecieron convertir el "show" en semanal, pero lo declinó por pereza, a pesar de llegar a cobrar 250 000 dólares por episodio. Después de que se cancelara en 1977, la serie tuvo varias prolongaciones en los años siguientes, con TV-Movies en las que el actor volvía a usar su querida gabardina, por cierto comprada en su día por el propio Falk. 
Como Colombo (nunca nos enteramos del nombre de pila del personaje ni vimos a su mujer, a pesar de lo mucho que él la citaba) fue nueve veces candidato al Globo de Oro (logró un premio) y ganó cuatro Emmys.

Peter Falk siempre será recordado por su gabardina arrugada y su colilla de puro. Y por saber meterse en la piel del desgarbado policía, que con su aire despistado, olvidadizo y dubitativo (parecía que no se enteraba de nada) conseguía siempre desenmascarar al criminal más inteligente.
Para mí siempre será Colombo, pero también el abuelito en la película “La princesa prometida”. Un abuelito tierno que leía maravillosos libros llenos de esgrima, combates, torturas, venganzas, gigantes, milagros, persecuciones, fugas, amor verdadero…


Descanse en paz.

Fuentes: Vertele.com/noticias. Noticine.com/hollywood-llora-a-peter-falk-el-inolvidable-columbo. Wikipedia. Google imágenes.

5 comentarios:

EL BLOG DE MARPIN Y LA RANA dijo...

Recuerdo al personaje, en apariencia despistado, torpe, con una desastrada gabardina que se iba sola a la tintorería, y que al final daba sopas con hondas a los detectives superstar y a los malos-malísimos.

Buen viaje, detective Colombo.

Un abrazo de Marpín y La Rana

Natalia Ortiz dijo...

Vaya, no sabía que se había ido... y creo que tampoco vi nunca Colombo, pero sí que sé que era una serie conocida.
Un tumor maligno siempre es horroroso... pero madre mía, en el ojo, y que te lo tengan que quitar... pfff. Pobre hombre. Aunque lo importante como he aprendido, es que ha podido contarlo, es que ha vivido muchos años.
Llamativo que tuviera tantas nominaciones y que no le dieran los premios. A veces ocurre demasiado, supongo. Aunque no sé lo bueno o malo que era como actor.
Pero me apetece ver la película de La princesa prometida :)
Un beso

Ana dijo...

Hola Marpin y la rana, me uno a ti, yo también le deseo buen viaje al bueno de Colombo, siempre conseguía desenmascarar al criminal.
Seguro que esa gabardina podía ir ella solita a la tintoreria...pero no iba mucho, ¿no?, jaja.
Un abrazo
:D

Hola Natalia. La seri ha sido repuesta muchas veces en muchas televisiones, ahora mismo la retrasmiten en el canal nitro.
Tampoco es que recuerde verla mucho, creo que recuerdo mas la imitación que hacía de la voz ronca de Colombo, jeje.
Lo del tumor es horrible, y encima perder un ojo, pero al parecer era muy reconocido por eso mismo, yo no tenía ni idea, creía que era un poco bizco.
Da que pensar que nunca le dieran mas que un premio, pero bueno seguramente será mas reconocido ahora que en vida.
Me encanta la peli de la princesa, si la ves seguro que te gusta, te la recomiendo.
Un beso
:)

Raquel dijo...

Descanse en paz. Yo siempre lo recordaré como el abuelito de la princesa prometida; ahora que dan los capitulos en la TDT de Colombo me he aficionado a verlos.
me ha entristecido saber de su muerte.

Ana dijo...

Es que ese abuelito era un solete, me encanta.
A mí también me ha entristecido su muerte, sabía que era mayor pero son cosas que pillan de sopetón.
Un beso
:)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...