sábado, 24 de octubre de 2009

El poeta del horror

Edgar Allan Poe (1809-1849)
Es considerado el padre del cuento de terror psicológico y del relato corto, precursor del relato detectivesco y de la literatura de ciencia ficción, y renovador de la llamada novela gótica.

Edgar Allan Poe nació en una familia de actores itinerantes, su padre abandonó a la familia un año después de su nacimiento y dos años después, su madre murió de tuberculosis. Edgar fue criado por una familia de Richmond (Virginia), su padrastro fue un acaudalado comerciante y su madrastra se encargó de su cuidado y educación, dándole muestras constantes de cariño.
En 1815 la familia se traslada a Inglaterra y Poe tiene un paso fugaz por un colegio de Irvine (Escocia) para terminar estudiando en el colegio del Reverendo John Bransby en Stoke Newington (Londres). En 1820 la familia regresó a Virginia (EEUU) y el joven escritor terminó la escuela secundaria.
Tuvo un paso fugaz por la Universidad de Virginia, en donde sus primeros problemas con la bebida le acarrearon la expulsión. Poco después abandonó el puesto de empleado que le había asignado su padre adoptivo, y viajó a Boston, donde trabajó como periodista con el seudónimo "Henri Le Rennet", y en donde publicó anónimamente su primer libro, Tamerlán y otros poemas (Tamerlane and Other Poems, 1827).

En 1827, teniendo una situación económica muy precaria, Poe se alistó en el ejército falseando su edad con el seudónimo "Edgar A. Perry". En el ejército permaneció dos años. En 1829 aparece su segundo libro de poemas, Al Aaraf, y obtuvo, por influencia de su padre adoptivo, un cargo en la Academia Militar de West Point, de la que a los pocos meses fue expulsado por negligencia en el cumplimiento del deber.
En ese mismo año muere su madre adoptiva, causándole gran dolor.
En 1832, y después de la publicación de su tercer libro, Poemas (Poems by Edgar Allan Poe, 1831), se desplazó a Baltimore, donde contrajo matrimonio con su jovencísima prima Virginia Clem, que contaba sólo catorce años de edad. Por esta época entró como redactor en el periódico Southern Baltimore Messenger, y más tarde en varias revistas en Filadelfia y Nueva York, ciudad en la que se había instalado con su esposa en 1837. En 1834 su padrastro muere sin dejarle herencia, pero consigue un trabajo en el "Southern Literary Messenger" que le permitió mantenerse.

Su labor como crítico literario incisivo y a menudo escandaloso le granjeó cierta notoriedad, y sus originales apreciaciones acerca del cuento y de la naturaleza de la poesía no dejarían de ganar influencia con el tiempo. La larga enfermedad de su esposa convirtió su matrimonio en una experiencia amarga. Cuando ella murió, en 1847, se agravó su tendencia al alcoholismo y al consumo de drogas.
Según testimonio de sus contemporáneos Poe comienza a beber en exceso y a tener conductas erráticas que lo marginan.


Según Poe, la máxima expresión literaria era la poesía, y a ella dedicó sus mayores esfuerzos. Es justamente célebre su extenso poema El cuervo (The Raven, 1845), donde su dominio del ritmo y la sonoridad del verso llegan a su máxima expresión. Las campanas (The Bells, 1849), que evoca constantemente sonidos metálicos, Ulalume (1831) y Annabel Lee (1849) manifiestan idéntico virtuosismo.
Pero la genialidad y la originalidad de Edgar Allan Poe encuentran quizás su mejor expresión en los cuentos, que, según sus propias apreciaciones críticas, son la segunda forma literaria, pues permiten una lectura sin interrupciones, y por tanto la unidad de efecto que resulta imposible en la novela.
Publicados bajo el título Cuentos de lo grotesco y de lo arabesco (Tales of the Grotesque and Arabesque, 1840), aunque hubo nuevas recopilaciones de narraciones suyas en 1843 y 1845, la mayoría se desarrolla en un ambiente gótico y siniestro, plagado de intervenciones sobrenaturales, y en muchos casos preludian la literatura moderna de terror; buen ejemplo de ello es La caída de la casa Usher (The Fall of the House of Usher).
Su cuento Los crímenes de la calle Morgue (The Murders in the Rue Morgue) se ha considerado, con toda razón, como el fundador del género de la novela de misterio y detectivesca. Destaca también su única novela Las aventuras de Arthur Gordon Pym (The Narrative of Arthur Gordon Pym), de crudo realismo y en la que reaparecen numerosos elementos de sus cuentos. La obra de Poe influyó notablemente en los simbolistas franceses, en especial en Charles Baudelaire, quien lo dio a conocer en Europa.

En el año 1849 se casa con un antiguo amor de juventud, Sarah Elmira Royster y por un tiempo no se sabe más de él. El 3 de octubre del mismo año Poe es hallado deambulando por las calles en estado de delirio. Cuatro días después murió, siendo un misterio las causas de su muerte.



Obras destacadas:
El cuervo (1845)
Los crímenes de la calle Morgue (1841)
El misterio de Marie Roget (1843)
El escarabajo de oro (1843)
Las campanas (1849)
La caída de la Casa Usher (1839)

Con estas palabras del propio Poe me despido. Palabras sin duda reveladoras…

“Desde la hora de mi juventud, no he sido como los demás, no he visto como los demás...Mi vida ha sido capricho, impulso, pasión, anhelo de la soledad, mofa de las cosas de este mundo; es un honesto deseo de futuro."

4 comentarios:

FashionFreak dijo...

Jo, pues te puedes creer que nunca he leído nada de Poe?? Qué mal me siento jajaja Y no sé por qué, porque seguro que me encanta, con lo que me gusta a mí este tipo de literatura "macabra", y también la poesía... nada, asignatura pendiente: cogerme algo de Poe jaja

Bueno, y muchísimas gracias por tu comentario, me alegro un montón de que te gusten mis post friki-divertidos jajaja
Yo Dinastía tampoco había tenido muchas ganas de verla nunca, pero el otro día me entró la curiosidad y me vi el primer capítulo, aunque me quedo sin duda con Se ha escrito un crimen

1 beso!

Guille Rancel dijo...

Grande Allan, sin duda.
Leí hace mucho sus célebres cuentos, y disfruté bastante. Quizás debería leer más suyo.
Por cierto, me encantó esa última frase.
Que el Halloween sea benevolente con usted, jeje.
Un beso Ana.

Raquel dijo...

Una biografía muy interesante. Me he leído algunos relatos de Poe, el último que releí fue "los crimenes de la calle Morgue", algunas descripciones que hace son brutales.
Buen trabajo, Ana.

Ana dijo...

Si, fashionfreak estoy segura de que te encantaría leer a Poe, ese lado gótico y macabro, no dejes de hacerlo, jeje. La verdad es que me gusta bastante visitar tu blog pero nunca escribía nada, pero me ha gustado mucho verte por aquí,gracias y besos :)

Gracias Guille, a mí también me gustó esa última frase de Poe, y que el Halloween también sea benevolente contigo. Besitos :)

Gracias Raque, yo también me leí hace tiempo "Los crimenes de la calle Morgue", tiene ese aura de misterio que te pone los pelos de punta. Besos ;)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...