martes, 4 de agosto de 2009

Asuntos de amor

Seguro que alguna vez has sentido algo más que admiración por un personaje de la tele, y quien dice de la tele dice del cine o la literatura. ¿Te ha pasado?
No te avergüences es normal engañarse y soñar despiertos, además nos ha ocurrido a todos, a mí me ha pasado, porque aunque sabes que no es real, que no existe, que ese no es su verdadero nombre, que esa no es su casa y que las historias que vive son meros guiones pergeñados por un grupo de escritores a sueldo, no puedes evitar sentir amor. A esto le llamamos coloquialmente: amores platónicos e imposibles. Bonitos, si, e inalcanzables.
Después de todo cuando ese grupo de escritores se reúnen y crean un personaje buscan que el personaje que inventan nos guste, su personalidad, su estilo, la actitud, la apariencia, todo esta pensado, todo tiene que ser complementario al papel, así que no es raro que nos enamorisquemos, pues puede que ese hombre ideal que buscas este ahí, en la pantalla. Como dicen, (y con acierto), el amor es caprichoso, a lo mejor nunca ves con buenos ojos al conductor de la guagua con el que coincides siempre, tal vez nunca acabes loquita por los huesos del panadero al que ves diariamente, pero si lo hagas del protagonista de esa película, o del cantante que dice que “esperará a que aprendas de noche a soñar”. Aaahh…


“No te conozco pero te quiero”.

A veces cuando lees una novela o escuchas una balada te pones romántica, y si te has pasado semanas leyendo ese libro y se termina, acabas extrañando lo que experimentabas al leerlo, lo que te hacían sentir sus aventuras y desventuras. Pasa lo mismo con la música, esa música que habla de sentimientos y emociones que conoces o no recuerdas, y entonces de pronto cuando se apaga la música o acaba la película caes en la cuenta de que el personaje era solo eso: un personaje, algo ficticio, armado. Nunca has podido besarlo, ni tocarlo, ni abrazarlo, ni cruzar una sola palabra con él, y eso hace menos doloroso el despecho. No sé si se puede llamar a esto amor verdadero, pero te puedo asegurar que es amor, un amor ilusorio, irreal, que pasa, pero que se siente.


- He aquí algunos de mis amores platónicos de la infancia, juventud y madurez-


Aunque ahora me resulte un poco raro al ver las pintas de algunos, me apasionaba “Take That” sobre todo el de las rastas, quizás porque era el mas tímido. Ellos marcaron mi juventud, eran mis "ídolos", también los “Backstreet Boys”, ¡ayy!, que vergüenza me da, es que no entiendo porque me gustaban, supongo que los gustos cambian. Un poco antes de conocerlos a ellos me encantaba la serie del “Joven Indiana Jones”, el protagonista era bastante guaperas, aunque la memoria ha borrado todo rastro de él. ¿Te puede atraer un dibujo animado o es raro?, es que "Yuu Matsura" me parecía mono y no me perdía ni un solo capitulo de la serie (hasta me la baje por Internet). De esto ya hace unos buenos cuantos años, y ahora me considero muy madura para soñar despierta, supongo que si alguien podía hacer que volviera a soñar ese tener que ser Hugh Jackman, ¡que hombre!

Hablar de este tema me ha dado una idea: repasar los mejores amores de la Tierra. ¿Te apetece?



GRANDES AMORES IMPOSIBLES DE LA LITERATURA Y LA HISTORIA

Amores Platónicos:
- Franz Kafka y su enamorada:
El célebre Kafka (un ser atormentado y complejo) tuvo un amor por correspondencia con Milena Jesenská (una mujer casada).
En 1919, ella lee algunos cuentos del escritor y le escribe pidiendo su autorización para traducirlos al checo. Esta carta será el comienzo de una apasionada correspondencia entre ambos que durará dos años y en los que sólo tendrán dos encuentros personales: cuatro días en Viena y un día en Gmünd. A la muerte de Kafka por tuberculosis el 3 de junio de 1924 ella escribe en Viena una nota fúnebre para el diario Narodni Listy de Praga donde dice "tímido, retraído, suave y amable, visionario, demasiado sabio para vivir, demasiado débil para luchar, de los que se someten al vencedor y acaban por avergonzarlo".
Milena fue detenida por la Gestapo en noviembre de 1939 y recluida en el campo de concentración de Rawensbruck donde falleció en 1944 por una infección renal.

-Dante Alighieri y su musa:
Cuando Dante (poeta italiano) tenía 9 años se encontró con Beatriz Portinari, hija de su vecino, de la que se enamoró «a primera vista», y al parecer sin aún haberle hablado. Nueve años más tarde se reencontraron, y a menudo intercambiaban saludos en la calle. Desde ese momento, su mayor felicidad es ser saludado por ella, aunque como sucede con los amores platónicos nunca llegó a conocerla bien.
El amor por Beatriz, al parecer, era la razón de su poesía y de su vida, junto con sus pasiones políticas. Cuando Beatriz murió en 1290, Dante decide no amar a otra mujer y consagrar su vida al recuerdo de su amada. En el ámbito universal se conoce a Beatriz como una de las más grandes musas de la historia. Fue esta mujer quien inspiró a Dante para escribir una de las más grandes obras de la literatura mundial: La Divina Comedia.

Amores Literarios:
-"Cumbres borrascosas”, Catherine y Heathcliff, el trágico amor, el amor que ni la muerte separa...
Cumbres Borrascosas es una historia dramática, trágica, que arranca con la llegada al hogar de los Earnshaw del niño Heathcliff, quien pronto trastornará la tranquila vida de su familia adoptiva así como la de sus vecinos, los Linton.
Heathcliff se acaba enamorando de Catherine, la hija del señor Earnshaw, quien siempre demostrará una intensa amistad por Heathcliff, en contraste con el odio que le profesa su hermano, Hindley Earnshaw. Cuando los padres de Catherine y Hindley mueren, este abusa de su autoridad, tratando a Heathcliff como un criado. Frances, la esposa de Hindley, una mujer tan mezquina como él, hostiga a Heathcliff y le prohíbe todo contacto con Catherine. A pesar de esto, ellos mantienen su amistad. Un día Catherine y Heathcliff deciden ir a espiar a sus vecinos, pero son descubiertos y Catherine resulta herida, siendo recogida por los Linton, sin sospechar que esto les cambiará sus vidas para siempre.
A su vuelta al hogar, Catherine parece cambiada, más señorita, más tranquila y serena, limpia y arreglada, nada que ver con la salvaje Catherine que salió de las Cumbres.
Ella también está enamorada de Heathcliff, pero debido a su deseo de estatus social, se casa con Edgar y no con su verdadero amor. Al casarse Catherine con Edgar Linton, Heathcliff se siente humillado. Por esta razón, se pasa la vida buscando venganza.
Catherine y Heathcliff desarrollarán una relación de dependencia mutua a lo largo de su vida, desde la infancia hasta más allá de la muerte.

Amor Prohibido:
-“Romeo y Julieta” "Nunca ha habido una historia más trágica que ésta, la de Julieta y su Romeo"
Verona, lugar en donde viven dos familias rivales, los Montesco y los Capuleto. Romeo, único heredero de los Montesco, entra sin ser invitado al baile de mascaras de los Capuleto, en el que conoce a Julieta, hija única de los Capuleto; ambos se enamoran a primera vista. Sabiendo que sus padres jamás permitirán su unión se casan en secreto con ayuda de Fray Lorenzo.

El mismo día de la boda, Teobaldo, primo de Julieta, insulta a Romeo, Mercutio, el mejor amigo del joven Montesco, se entromete en el duelo y aunque Romeo trata de separarlos, Mercutio resulta mortalmente herido. Como consecuencia Romeo mata a Teobaldo y venga a su amigo. El Príncipe de Verona, indignado por los sucesos, condena a Romeo al destierro o a la muerte. Desesperado por ello escapa a Mantua aconsejado por Fray Lorenzo, en donde esperará hasta que su matrimonio con Julieta pueda ser publicado y pueda reunirse con su amor. Mientras, el Conde Paris, pariente del príncipe, pide la mano de Julieta y le es concedida. Julieta se niega y pide auxilio a Fray Lorenzo, quien le aconseja que acepte la boda y le entrega un pequeño frasco con un elixir que la sumirá en estado cataléptico, parecido a la muerte. Le indica tomarlo la noche anterior a la boda, y se compromete a estar con ella cuando despierte en la cripta de su familia acompañado de Romeo, así ambos jóvenes podrán escapar juntos. Fray Lorenzo envía un mensajero a Romeo para que venga a por Julieta en el momento de despertar. Sin embargo, el mensajero no encuentra a Romeo, ya que este avisado por su criado de que Julieta ha muerto, sale inmediatamente hacia Verona. Romeo llega a la cripta de los Capuleto y se acerca a Julieta, la besa por última vez y toma un veneno, falleciendo a los pies de su amada. Julieta no tarda en despertar y ve a su esposo muerto. Rota de dolor lo besa y se hiere con el puñal de su esposo, muriendo abrazando a su amado. Con la muerte de Romeo y Julieta, se sella la paz entre las dos familias rivales.

"En la hermosa Verona, donde acaecieron estos amores,
dos familias rivales igualmente nobles habían derramado,
por sus odios mutuos inculpada sangre.
Sus inocentes hijos pagaron la pena de estos rencores,
que trajeron su muerte y el fin de su triste amor."





Un amor de leyenda:
-Tristan e Isolda, una magia de cuento.
Tristan se queda huérfano y es criado por Mark, quien le enseña a manejar la lanza y la espada, a socorrer a los débiles y a detestar la traición.
Tristán vive en Cornualles, una zona que está comprometida por un tratado con Irlanda a entregar a trescientos jóvenes y a trecientas jóvenes cada año. Sin embargo el Rey Mark decide que no quiere cumplir el trato. El rey de Irlanda al enterarse de que el Rey Mark no quiere cumplir su trato acepta que esta obligación no sea cumplida si un campeón vence en combate al gigante Morholt, su cuñado.
Tristán acepta el desafío sediento por ganarse el favor de su tío y de la corte. Y la lucha tiene lugar en una isla apartada de Cornualles. La lucha se prolonga durante mucho tiempo hasta que Tristán consigue vencer a Morholt, aunque es herido: una jabalina envenenada le alcanza. Declarado incurable, es abandonado en una barca para esperar la muerte. La barca llega a las costas de Irlanda, en donde es rescatado y curado por un embrujo de la reina maga (la madre de Isolda). Cuando Tristán le confiesa su identidad a Isolda (la hija del rey de Irlanda), esta le consagra un odio feroz a causa de la muerte de su tío Morholt. Poco después regresa a Cornualles pues cree que si continúa mucho más tiempo en Irlanda su vida correrá peligro.

Con el tiempo Mark decide casarse con Isolda y envía a Tristán a buscarla a Irlanda. El contrato es concluido rápidamente y la reina deja marchar a su hija. Sin embargo, sabedora de la diferencia de edad, la maga confía en la sirvienta Brangien (que acompaña a Isolda), un filtro de amor que debe dar a beber a los esposos la noche de bodas. Brangien esconde en el barco la copa que contiene el filtro que su ama le ha dado. Pero la fortuna hace que a Tristán e Isolda les entren ganas de beber. Así que descubren la copa y ambos beben su contenido hasta terminarlo. La desgracia esta hecha: ahora están unidos por un amor que nunca desaparecerá.

Llegan a Cornualles y se celebra la boda. Al llegar la noche, la sirvienta Brangien ocupa el lugar de Isolda en el lecho del Rey Mark, mientras que la Reina se va a encontrar con Tristán. La traición de los amantes no es descubierta enseguida por el rey. Aunque este no sospecha nada pronto desconfiará. Así que queriendo tener pruebas, espía a Tristán y a la Reina. La sirvienta, Brangien se da cuenta de ello, y avisa a los amantes. A pesar de todo, al Rey Mark le consumen los celos y le pide a Tristán que se vaya del castillo. Pero las astucias de los amantes nunca se acaban y consiguen verse a pesar de la vigilancia que tienen que soportar. Descubiertos y denunciados por el malvado enano Frocin, son condenados uno y otro a ser quemados vivos. La suerte acaba sonriéndoles una vez más y en el último instante Tristán consigue escaparse y rescatar a Isolda en el momento en que la llevan a la hoguera. Los dos huyen hacia el bosque donde llevan una vida miserable.

El rey los busca y una noche los encuentra, saca su espada, pero lleno de compasión, pone su propia espada en lugar de la de Tristán, y un anillo en el dedo de Isolda y se va lleno de tristeza. Los amantes, conmovidos por tanta generosidad, vuelven a la corte. Mark consiente en volver a tomar a Isolda, pero no en que se quede Tristán quien parte al el exilio hacia Bretaña, donde trata de olvidar a Isolda casándose con Isolda la hija del duque de Hoel.
Pero el amor verdadero se burla de las separaciones. Así que Tristán permanece fiel a su primer amor. Durante un combate es herido por un golpe de lanza envenenada. Nadie sabe curar el veneno y Tristán siente que su vida se pierde. Moribundo su último deseo es volver a ver a Isolda. Kaherdino, fiel amigo de Tristán, decide ayudarle. Convienen en que si consigue traerla, izara la vela blanca pero si fracasa izara la vela negra. Para desgracia de los amantes, la otra Isolda se entera de toda la conversación.
Isolda es puesta al corriente de la situación de la salud de su amante, y no duda en darle consuelo con su presencia. Cada día Tristán le pide a su esposa que vigile el mar, esperando la llegada de la nave de kaherdino, esperando que le anuncie su presencia. Isolda miente y anuncia que la vela es negra. Entonces Tristán se deja morir. Cuando Isolda la de los rubios cabellos llega y se entera de la desgracia sube a sus aposentos, se acuesta junto a Tristán y entrega también su alma.


Amores míticos:
Ulises y Penélope, si veinte años no es nada…
Penélope, famosa por su belleza, tiene varios pretendientes. Su padre, rey de Lacedemonia, la ofrece al que venza a los otros en una carrera. El vencedor es Ulises quien recibe como premio a la segunda mujer de la tierra en belleza (la primera supuestamente es Helena de Troya) y a la primera en inteligencia, virtud y fidelidad. Y emprende con ella el viaje a Ítaca.
Penélope da a luz un niño y Ulises no tarda en abandonar su reino, a su esposa y a su hijo para tomar parte en la guerra de Troya. Esta guerra dura diez años y la ausencia de Ulises veinte, porque terminada la guerra vive otros diez años de aventuras antes de conseguir pisar el suelo de su patria.

Mientras tanto llega un mensajero que comunica a Penélope la noticia de la muerte de Ulises. Ella no puede creerlo. Una voz interior le dice que su esposo volverá y decide esperarle siempre, ocurra lo que ocurra. Son muchos los que la pretenden por esposa. Es joven, es bella, es hija de un rey y lleva en dote otra corona. Pero ella se niega a aceptar ninguna proposición.
Los pretendientes están seguros de la muerte de Ulises y exigen de Penélope que elija a uno de ellos por esposo. Ella se resiste y se encierra en sus habitaciones, donde teje un sudario para el padre de Ulises, el viejo Laertes. Cuando los pretendientes insisten, Penélope les dice que no se decidirá por ninguno antes de terminar el sudario. Todos aceptan este plazo, y así todas las noches ella deshace el trozo que tejió durante el día, de esa manera va ganando tiempo. Con esta estratagema mantiene engañados durante tres años a los pretendientes. Hasta que una criada descubre el engaño y la delata.

Los pretendientes que viven instalados en el palacio de Ulises, comen y beben de todo lo que hay almacenado en las despensas y devastan la casa para presionar a Penélope a que se decida por uno de ellos. Telémaco, su hijo, trata de ayudar a su madre contra los huéspedes, pero no consigue hacerles abandonar la casa.
Y un día Ulises desembarca en Ítaca. Se da a conocer a su hijo, y le pide que no diga todavía nada a su madre. Después se presenta en palacio bajo la figura de un mendigo. De esa guisa soporta que los pretendientes le maltraten y que hasta las criadas le insulten. Entre tanto mantiene una primera conversación con Penélope sin que ella le reconozca. Haciéndose pasar por un extranjero, le cuenta que hace años conoció a Ulises, y lo describe con detalles tan verídicos que ella comprende que todo es verdad. Ulises no entiende porque Penélope no le reconoce. Desde luego, han pasado muchos años, y aunque estuvieron casados y tuvieron un hijo, sólo vivieron juntos un año. Así, gracias a que ella no le identifica, Ulises puede apreciar la emoción con que ella escucha todo lo que se refiere al marido ausente. Y no se da a conocer porque antes quiere castigar a los pretendientes.
Euriclea la que fue nodriza de su hijo es la única de todas las criadas que trata a Ulises con respeto. Mientras lava los pies de Ulises le reconoce por una cicatriz que él tiene cerca de la rodilla, pero Ulises le impide gritar y le ruega que guarde silencio hasta que llegue el momento. Recupera el famoso arco que sólo él es capaz de manejar, desafía a los pretendientes, les gana, y después de comer, cuando todos están repletos y bebidos, lucha contra ellos sin más ayuda que la de su hijo, matándolos a todos.
Las criadas infieles salen bastante mal paradas pues Ulises las hace degollar. Para purificar la casa manda quemar azufre.
Y entonces se presenta a Penélope. Al principio, ella no le quiere reconocer, y ordena a las criadas que lleven la cama de Ulises a otra habitación, para el forastero. Ulises le replica:
—Es inútil que intenten mover la cama. Tú sabes que esta cama no la puede mover nadie.
Y para que Penélope se convenza de quien es él, le cuenta la historia de la cama.
—Hace años, aquí en el terreno donde decidí edificar este palacio, había un viejo olivo. No lo quise arrancar y lo dejé arraigado en el suelo de mi habitación. Y en la madera del tronco mandé cortar mi cama, que sigue sujeta a la tierra por raíces poderosas.

Penélope se convence al fin, su adorado esposo ha vuelto. Ulises y Penélope, reunidos después de veinte años de separación, pasan la primera mitad de la noche contándose mutuamente sus aventuras. Veinte años da para muchas historias.

Amor Posesivo:
-Otelo y Desdémona, desconfianza, pasión, celos…
El moro Otelo, general al servicio de Venecia, ha conquistado el amor de Desdémona, hija del senador veneciano Brabantio, y se ha casado con ella. Por esto Brabantio le acusa de haber hechizado y raptado a su hija. Pero Otelo explica de qué manera conquistó lealmente el corazón de Desdémona, y ésta confirma su relato.

Mientras tanto llega la noticia de un inminente ataque de los turcos contra Chipre, y se pide la colaboración de Otelo para rechazarlos. Brabantio, de mala gana, cede su hija al moro, que inmediatamente marcha con ella a Chipre. El alférez Yago, que ha sido sustituido en el cargo de lugarteniente por Casio, siente un odio profundo hacia Otelo; pues ha oído rumores de que el moro ha yacido con Emilia, su esposa y camarera de Desdémona.
Para vengarse Yago logra desacreditar a Casio ante Otelo, haciéndole creer que Desdémona la engañaba con Casio. La intercesión de Desdémona en favor de Casio parece confirmar sus sospechas y crea en el moro unos furiosos celos. Yago se las ingenia para que un pañuelo que Otelo le había dado a Desdémona como preciosa prenda (pañuelo recogido por Emilia cuando su señora lo había perdido) sea hallado en poder de Casio. Otelo, cegado por los celos, ahoga a Desdémona en su lecho.
Poco más tarde, Otelo, comprende desesperado que sus celos enfermizos lo llevaron a culpar y matar a su mujer por una infidelidad que nunca cometió. Fulminado por el descubrimiento se mata estoicamente para castigarse.


Amor Antólogico:
-Cleopatra y Marco Antonio, la pareja mas célebre de la historia.
Cleopatra fue la reina egipcia más famosa de toda la historia. Con 17 años accedió al trono, para ello tuvo que casarse con su hermano Tolomeo XIII, de 10 años. Enseguida se dedicó a consolidar su posición dentro de la corte y a reorganizar la economía de Egipto. Después, con la ayuda de Cayo Julio César, se libró de su hermano-esposo, al que ahogó en el Nilo, y casó con su segundo hermano menor, Tolomeo XIV, que acababa de cumplir once años. Mientras tanto nació el hijo de Cleopatra y Julio César, Tolomeo XV Cesarión, y la reina se reunió con César en Roma, donde fue su invitada y participó de su triunfo, aunque no era querida por el pueblo romano. Tras el asesinato del Julio César, Cleopatra regresó a Egipto.
La reina, ya sola, buscó a otro protector y lo halló en Marco Antonio, vencedor de los asesinos de Julio César. Consiguió conquistarlo y llevarlo a Egipto, en donde juntos llevaron una vida de lujo y derroche. Allí nacieron sus hijos gemelos, Alejandro Helios y Cleopatra Selene II. En ese mismo momento Marco Antonio cumplía su promesa de casarse con la hermana de Octavio. Este matrimonio sólo era una excusa para fijar su alianza. Cansado de la vida conyugal, Marco Antonio regresó a los brazos de Cleopatra, amplió el territorio de su reino y trajo al mundo a otro hijo, Tolomeo Filadelfo.

La relación entre Octavio y Marco Antonio había ido empeorando progresivamente, en especial por su imagen indolente, dado a los placeres mundanos, y sometido a los caprichos de una soberana extranjera.
Mas tarde se inició una guerra que culminó con la derrota de las tropas de Cleopatra y Marco Antonio, y la huida de ambos a Alejandría, allí fueron alcanzados por Octavio quien aniquiló su flota y su ejército. Antonio, engañado por un falso informe sobre la muerte de Cleopatra, se suicidó dejándose caer sobre su propia espada.
Cleopatra percatándose de lo que le esperaba tras entrevistarse con Octavio, un hombre frío y calculador a quien no podría seducir o sugestionar de ningún modo, eligió morir y tomó la decisión de suicidarse. Según la versión más extendida, pidió a sus criadas que le trajeran una cesta con frutas y que metieran dentro una cobra egipcia (el famoso áspid), responsable de su muerte. Otras versiones relatan que se quitó la vida al conocer el suicidio de su esposo. Antes de fallecer escribió una misiva a Octavio en la que le comunicaba su deseo de ser enterrada junto a Marco Antonio, y así se hizo. Juntos para toda la eternidad.


YYNunca hay que menospreciar el poder del amor, pues el amor es la mayor fuerza de la naturaleza. Así que déjate arrastrar por ella y aprovecha lo mas bonito de la vida, que es amar y ser amado. Como decía John Lennon, "paz y amor" Paz... y mucho amor. YY


8 comentarios:

Anónimo dijo...

Me encanta tu post! Porque seguro que todo el mundo se siente identificado con este tema. A mi me encantaba A.J. por su voz! Aluciné cuando lo vi en Sorpresa Sorpresa jejeje( en fin qué tiempos aquellos...)
Se te olvidó mencionar al prota de Crepúsculo, por ejemplo (jeje aunque este nos pilla ya mu maduras, o los Jonas Brothers jaja que son los que se "llevan" ahora)Pero me quedo con Carlitos ;)
Y de historias de amores..te faltó algo canario..como la de Gara y Jonay ;)
Muchos MUAKS grandes!!!

Anónimo dijo...

Madre mía con Hugh Jackman.Se me olvidó comentarlo jajaja.

Ana dijo...

Gracias Sarita, me acuerdo de lo de A.J. y reconozco que pensé en el prota de Crepusculo pero sinceramente no lo veo tan bueno...
Pensaba poner la leyenda de Gara y Jonay pero no quería extenderme demasiado, (ya me parece muy grande esta entrada)
Muchos Muaks y que estes bien.
:)

Anónimo dijo...

Como pude olvidarme del Duque.. (cara pensativa)..jeje.
Eso si, se hubiese alargado mucho, así está genial ;)
Muaks Anita!

Raquel dijo...

Te felicito por la entrada. Me ha encantado leer estas historias de amores aunque la mayoría no acaben muy bien. Son todas muy interesantes, como la de Cleopatra y Marco Antonio aunque mi favorita es la de Romeo y Julieta, soy muy clásica yo.
La música que acompaña al texto también me ha gustado mucho.

Un MUAKS copyright de Sara :))

Ana dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ana dijo...

Gracias Raquel, estos amores son universales, el ideal de amor eterno, romántico, por eso nos gusta. La música pretendía ensalzar el romanticismo, espero que mi elección haya sido la adecuada. Besitos.

¡Es verdad como he podido olvidarme del Duque, menudo despiste!... Ese si que esta bueno. jeje.
Besitos otra vez.

:)

Mademoiselle Petit Naïf dijo...

Me he identificado mucho con este post, al igual que tu uno de mis amores plátonicos de cuando era pequeña era Yuu Matsura de Marmalade boy jajajaj Muy buenos post!! Sigue así :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...