domingo, 27 de septiembre de 2009

Ya no quedan días de verano


El cielo no es tan brillante, ni tan radiante, y nada parece bañado de ese aire dorado y cálido que caracteriza a esta ardiente estación. Las tardes aunque soleadas son ahora más frías, cortas y oscuras. Y a lo lejos ciertas sombras sombrías van invadiendo el paisaje lagunero. Un paisaje que siente bastante apego por el otoño, pues es frecuente que sus antiguas calles de piedras centenarias condensen frío y humedad. ¿Qué sería de La Laguna sin sus cielos grises, sin su sereno nocturno y sus frescas madrugadas?
El verano se ha marchado despidiéndose con un cielo rosa, y lentamente la tierra ha comprendido que es tiempo de la nostalgia.
Y así todo parece envuelto por la melancolía, a la azarosa melancolía se le une la añoranza, añoranza de esos días pasados, esos días que parecen envueltos por una luz blanca y que ya han quedado atrás. Días de juegos en la arena nacarada y largos paseos bañados por el viento salado de las olas. Días repletos de largas aventuras sobre bicicletas viajeras, días de rutas, días cargados de fragancias y canciones. Ya no quedan días de verano… porque el otoño ha llegado.
Con el otoño todo cambia, el aire y el color del cielo, el correr de las horas, mis palabras y mis sensaciones, pero algo permanece: la fuerte sensación de que aunque el cielo no sea tan azul, ni el sol tan caliente, el viento favorable
nos traerá lluvias de hojas cargadas de felicidad.


6 comentarios:

Raquel dijo...

Que alma poeta tienes. Aunque también es verdad que el otoño parece llamar a la poesía con sus colores, sus cielos grises y los olores. La Laguna es una ciudad fría, algo sombría, y el otoño le sienta bien. Bonita entrada con sabor a añoranza.
Besos

Ana dijo...

¡Palabras poetas las tuyas con tu entrada!, que inspiradas estamos para hablar de fríos, chaparrones y destemples, si hasta en ese ve uno poesía, jeje.
Besitos ;)

Anónimo dijo...

Jeje se nota que escribís desde tierras laguneras!! que os inspira en estos tiempos ;)
La verdad que como dice Raquel te ha quedado super nostálgico.
MUAKSS!!
Amaral me encanta! y me llevo un buen recuerdo del verano y de sus canciones.

Flowtista dijo...

Ay, qué fría se está poniendo La Laguna. Se acabaron los días largos y las noches en bermudas. Ahora vuelve la auténtica Laguna, jeje, quizás lo peor sea el madrugar con el "pelete"! Bonita entrada, sí señora. (pensaba hacer una igual, quizás la haga pronto)
Un beso, lagunera!

Ana dijo...

Precisamente fue esta canción de Amaral la que me inspiró para hacer esta pequeña despedida al verano. Lo bueno de que se vaya es que cuando vuelva le recibiremos con nuevas fuerzas y mas ilusión...
Un muaks muy grande para ti.

Un beso Flowtista, si, sin duda lo peor de madrugar =que ya es un suplicio- es hacerlo con pelete, por suerte yo no madrugo mucho. ;)
Como dice mi abuela esta es La Laguna que yo recuerdo, llena de charcos y fría.
Besitos.

Ana dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...