miércoles, 9 de octubre de 2013

Terroríficamente impactantes

Hay una consabida norma en el cine de terror, y esa es la de IMPACTAR. El impacto recibido alterará nuestra respiración, tensará nuestros músculos, disparará nuestra adrenalina, subirá nuestra presión arterial, abrirá nuestros ojos y dilatará nuestras pupilas. El miedo cambiará nuestra conducta y perturbará nuestros sentimientos.
Querremos huir, gritar, esconder la cabeza, crispar nuestros puños.
Querremos escapar de esa amenaza engañosa de la pantalla, y de esa monstruosa, violenta y aterradora atmósfera… pero no podremos, estaremos paralizados por el pánico.

Explorar los sentimientos más oscuros siempre ha sido algo que ha cautivado al ser humano, y el cine se ha ocupado bien de ello: terrores sobrenaturales fobias, angustias, deidades malignas, muerte…
Si el cine de miedo –con sus sustos mas refinados o con sus imágenes mas macabras–  consigue espantarte entonces ha triunfado, porque en definitiva lo que pretende este genero es precisamente eso, impactarte, inquietarte, asustarte.

Para explotar bien este sentimiento del que te hablo, aquí he seleccionado algunas de las escenas que, a mi juicio, mas pueden impactar a un alma bonachona: 
(para ver la escena pincha encima del nombre de la película)


The ring: El terror te puede descomponer y matar de miedo al mismo tiempo. Ver salir a Samara (un fantasma maligno) de la televisión sólo para matarte con una mirada es tan siniestro como impactante… por lo menos la primera vez que lo ves.


Alien: El octavo pasajero no pagó billete porque emerge violentamente (entre vísceras y sangre) del pecho de Kane, el oficial jefe de la nave Nostromo. Una escena que hace que nos atragantemos de miedo… ¡y de asco!


El exorcista: Megan parece una niña normal y corriente, hasta que le empiezan a pasar cosas que dan muy mal rollo, como por ejemplo bajar las escaleras como una araña contorsionista. Entre eso y empezar a maldecir con voz masculina y demoníaca  va un paso… un paso cortito y aterrador.


Viernes13: La pesadilla ha quedado atrás, la desquiciada asesina Sra. Voorhees ha muerto, es un nuevo amanecer y Alice(la única superviviente), recostada en un bote en medio del lago, espera a la policía… cuando de pronto Jason convertido en un muerto viviente, emerge de las aguas y la arrastra hacia el fondo. Un susto final, totalmente inesperado.


Poltergeist: Es de noche, algo parece moverse debajo de tu cama, ¿qué haces? ¿Y si miras y resulta que hay algo inesperado? Tan inesperado como un payaso de juguete poseído y repulsivo con ganas de que te traumatices de por vida.  


El sexto sentido: Cole es un niño que ve gente muerta... caminando como gente normal... salvo que ellos no saben que están muertos. Esos fantasmas le aterrorizan, vienen por la noche y le enseñan cosas, y son macabros…


Matanza de Texas: Si ir a parar a la granja de unos chiflados con cadáveres destripados por todas partes ya es mala suerte, imagínate el que ese mismo asesino desfigurado (con su mascara de caras humanas) la tome contigo y te persiga sin descanso con su motosierra, ¡que pánico!


Carrie: Torturada por su madre e incomprendida en el colegio, el único momento feliz de su vida es cuando la proclaman reina del baile… y eso se chafa cuando un cubo de sangre fresquita le cae encima. Furiosa, utiliza sus poderes, cierra todas puertas del gimnasio y provoca un incendio, causando la muerte de todos lo que quedan atrapados dentro.


Tiburón: Hooper se sumerge en el agua y descubre en el casco de un barco hundido un enorme colmillo de tiburón justo antes de toparse con el cadáver mutilado del dueño. Menuda impresión.  


Shutter: Él es un fotógrafo que empieza a obsesionarse con las sombras blancas espectrales que aparecen en sus fotografías… Una pelí que te hará saltar de la silla. Que rabia tener que cargar con esos fantasmas a rastras, así, tan literal.

Mas dosis de escenas terroríficamente impactantes:


6 comentarios:

roberto dijo...

Hola Ana. Me gusta el género creo haber vistas casi todas. Las que más me impactaron fueron: El exorcista, Poltergeist, La profecia I, La llamada, son clásicos imperdibles.
Un fuerte abrazo.

Ana dijo...

Hola, me parece que de las que has citado me falta por ver La llamada... bueno, te diré que la del Exorcista la he visto por trozos que toda de sopetón sería demasiado para mi bohemia alma bonachona. Y sí puedo evito este tipo de pelis en el cine porque pagar para estar todo el rato con los ojos cerrados como que no...
Un fuerte abrazo
:D

Alury dijo...

Con "The Ring" me acojoné bastante en el cine, pero en su día vi otra peli que me dio más miedo. Es más, apagué la tv y no la terminé de ver: "IT". No me gustan los payasos.

El sexto sentido... pues es muy buena película. Miedo no me dio y, cada vez que la veo, termino llorando a moco tendido por la dulce historia de amor que esconde.

Ana dijo...

Hola Alury, no he visto la de It, pero me la apunto para mi hermana, a ella si le va el terror, a mí mas o menos, pero a la luz del día, no en un cine, ni de noche, y luego, si puede ser me pongo alguna estilo Sonrisas y Lagrimas para compensar, jaja, y no es broma.
A mí me gusta el Sexto Sentido, ese giro final es genial.
Saludos
:)

Raquel dijo...

Reconozco que siempre que veía Tiburón esa escena me hacía saltar en el asiento, ahora no me causa nada, ni frío ni calor, pero de niña...
Poltergeist tenía buena dosis de susto, porque cuando la madre cae en la piscina a medio hacer y le salen todos los ataúdes con los cuerpos dentro también me asustaba bastante, al igual que con esa escena de El sexto sentido.
Un beso :)

Ana dijo...

La de traumas piscineras, playeras (y ducheras) que provocó Tiburón, una gran película de miedo, jaja.
En Poltergeist habían escenas que daban muy mal rollo, como cuando uno de los parapsicologo se miraba en el espejo y se le caía la piel de la cara a trozos, o cuando el árbol atacaba, y la voz de Carol Anne desde el mas allá (o acá) diciendo mamá, mamá... Pero ahora ya no somos niños y sss no nos da ni un poquito de impresión.
Tener un sexto sentido es un don muy malo si tienes que ver lo que ese niñito veía, no me extraña que estuviera siempre acjonadito.
:D
Besos Ra

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...