martes, 22 de octubre de 2013

REDRUM. Esa es la palabra que Danny había visto en el espejo. Y aunque no sabía leer, entendió que era un mensaje de horror. Danny tenía cinco años. Y a esa edad pocos niños saben que los espejos invierten las imágenes y menos aún saben diferenciar entre realidad y fantasía. Pero Danny tenía pruebas de que sus fantasías relacionadas con el resplandor del espejo acabarían cumpliéndose: REDRUM… MURDER, asesinato. Pero su padre necesitaba aquel trabajo en el hotel. Danny sabía que su madre pensaba en el divorcio y que su padre se obsesionaba con algo muy malo, tan malo como la muerte y el suicidio. Sí, su padre necesitaba aceptar la propuesta de cuidar de aquel hotel de lujo de más de cien habitaciones, aislado por la nieve durante seis meses. Hasta el deshielo iban a estar solos. ¿Solos?...

El resplandor (The Shining) fue la tercera novela de terror del escritor estadounidense Stephen King, publicada en 1977. Fue su primer bestseller en tapa dura, lo que lo posicionó como un preeminente escritor del género de horror.
El título se inspiró en la canción de John Lennon "Instant Karma!", que contiene la línea «We all shine on...» King quiso en un principio ponerle el título The Shine, pero lo cambió cuando se dio cuenta de que "shine" era un título muy despectivo para las personas de color.
Stephen King, se basó en el cuento “La máscara de la Muerte Roja” de Edgar Allan Poe. En varias partes del libro, se hace alusión a esta: «...y la muerte roja cayó sobre todos ellos...». Además el libro explora el tema del alcoholismo y la relación de padres e hijos.
La novela fue adaptada como película en 1980 por Stanley Kubrick. Posteriormente se realizó una miniserie de televisión en 1997.



-Stephen King nunca ocultó su rechazo hacia el resultado final del proyecto cinematográfico, y acusaba a Kubrick de no entender las reglas del género de terror-


“EL RESPLANDOR”
Stephen King

Ya había leído a King en otras ocasiones, y tengo que reconocer que nunca me terminó de ganar su literatura, por eso sentía gran curiosidad por leerme este clásico del terror. Y tengo que decir que, sin ser cien por cien redondo (demasiada paja), es uno de los libros de este autor que mas me han gustado.
El enorme hotel de oscuro pasado que sirve de escenario ya nos pone en situación, tan aislado y alejado, tan solitario… ¿o no? No, porque está lleno de fantasmas, entes crueles que se valen la debilidad de Jack Torrance (los fantasmas de su alcoholismo y violencia) sólo para llegar a su hijo Danny, un niño con poderes increíbles. Un niño de cinco años que brilla con una luz diferente, pero clara y muy diáfana, tanto como para percibir lo que se esconde en la oscuridad.
Bien, ya tenemos a la familia instalada en ese lugar del terror, y ahora sólo queda deshilvanar los detalles perturbadores que esconde el hotel, conformando una atmósfera cada vez más inquietante y siniestra. De pronto la lectura se asemeja a la tensión de la caldera del macabro hotel, ya que la temperatura va subiendo y subiendo un poco más hasta que la bajada a los abismos de la locura se hace más que evidente. De repente no nos queda ninguna duda de que el hotel es una entidad maléfica que domina a los que entran en él, con toda esa carga de los lugares marcados por la tragedia y la maldad. Y la maldad flota, ahí, latente, en cada rincón y habitación, en cada objeto… Objetos poseídos por algo negativo, como la bañera de la espantosa habitación 217, o el ascensor, o los setos del jardín, o la pared de la suite, objetos marcados por la sangre y la muerte, con esa memoria todavía viva, manifiesta y horrorosa.
Stephen King juega con un ritmo narrativo ligero con múltiples capítulos. La narración es nutrida. El estilo llano, directo, sin recargos. La ambientación es buena. Y los aspectos psicológicos de los personajes están bien hilados. Pero cae algo pesado y repetitivo hacía el final, aunque el desenlace lo resarce.
En general poco terror salvo algunos sustillos. Como pega diría que el fragmento  de los setos me resultó algo ridículo, peca de irreal y corta la tensión.   
652 páginas llenas de letras perversas que te provocaran aprensiones nocturnas, si lees de madrugada como es mi caso, bajo el resplandor blanco (y borrosamente espectral) de la bombilla de mi flexo.  
Se deja leer.

«(…) Halloran fue el único que vio el final, aunque nunca habló de ello. Le pareció ver que por la ventana de la suite presidencial salía una enorme forma oscura que, por un momento, oscureció la extensión de nieve que se dilataba detrás del hotel. Al principio, asumió la forma de un pulpo, enorme y obsceno, y después pareció que el viento se apoderara de ella para desgarrarla y hacerla pedazos como papel viejo. Se fragmentó, quedó atrapada en un remolino de humo y un momento después había desaparecido tan completamente como si nunca hubiera existido. (…)»

Fuentes:
Lecturalia
Google imágenes

6 comentarios:

roberto dijo...

Hola Ana. Stephen king es uno de mis escritores favoritos en género novelas de suspenso y terror, El resplandor es lejos mejor leerlo que verlo.Lamentablemente sus novelas siempre las filman con bajos presupuestos, no logrando todo el contenido que llevan. Tiene innumerables títulos, es un escritor muy prolífico que puede atraparte de entrada o dejar de lado por sus largos comienzos en sus narraciones.

Un fuerte abrazo.

Ana dijo...

Hola Roberto, estoy contigo, es verdad que se pasa con las introducciones, no es de los que van directos al grano, para nada. He leído apenas tres o cuatro libros de él, y creo que este es el que mas me ha gustado. Tengo curiosidad por seguir leyéndole, sobre todo Misery (la pelí me dejó temblando no sé como será el libro) y su último proyecto La Cúpula, un libraco de nada menos que 1500 páginas pero no sé, creo que habrá que mentalizarse primero, ¿verdad?
Un abrazo grande
;)

Raquel dijo...

Me gustaría decir que estoy de acuerdo contigo pero me quedé a la mitad, espero terminarlo pronto pero, a ver ;) Ya te diré.

Ana dijo...

Sí, Raque, ya sé como te quedaste a mitad, brr, pero seguro que pronto vuelve a estar disponible en la biblioteca, y ya me dirás que tal.
;)

Dulce Gomez dijo...

Para mí también es de los libros de King que más me han gustado, creo que es de los más descriptivos de todos, yo vi en hbo go la película y me parece aún mejor porque es más compleja y perturbadora, como que no quedan claras ciertas cosas y eso le da intensidad.

Ana dijo...

Hola Dulce, coincidimos entonces. Tengo pendiente ver esa adaptación, intuyo que será inquietante y lunática.
Saludos, gracias por comentar
:)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...