domingo, 31 de marzo de 2013

Mujer y Arte

La presencia femenina en el mundo de las bellas artes fue rara hasta finales del siglo XIX, igual que lo fue en cualquier otra actividad que supusiera beneficios cuantiosos y prestigio social. ¿Es que antes las mujeres no pintaban nada? Pintaban, pero no lo tenían nada fácil.
A menudo ellas compitieron codo a codo con los hombres por lograr el apoyo de los grandes mecenas, los monarcas, la aristocracia y el alto clero. A veces fueron vapuleadas y tratadas con desprecio. Algunas abandonaron ante las presiones sociales. Otras permanecieron ocultas tras la figura del padre o del marido. Pero también las hubo que defendieron con uñas y dientes su talento y lograron imponerse como artistas de éxito en un mercado en el que la lucha por hacerse con los encargos era feroz.
Con el siglo XX llegó la liberación, la revolución. Y hoy en día las mujeres pueden expresarse en este campo y en el que quieran, ya sin trabas y sin obstáculos, valoradas por su arte y su talento. El pincel no entiende de sexos…

Aquí te dejo con algunas obras firmadas por mujeres:
 
Sofonisba Anguissola (1532-1625), durante 13 años retrató a los miembros de la familia de Felipe II. Dejó 34 obras maestras firmadas y aunque hay otras que se cree que también son suyas, se adjudicaron a distintos autores coetáneos.
 
Elisabeth Vigée-Lebrun (1755-1842), era la retratista preferida de María Antonieta y codiciada por la nobleza de toda Europa.
 
Anna Ancher (1859-1935),  estudió pintura en Copenhague y París en el taller de Pierre Puvis de Chavannes. En 1924 le otorgaron el Tagea Brandt Rejselegat.  Aunque la cultura imperante dictaba que las mujeres casadas debían dedicarse a las tareas domésticas, Anna continuó pintando casada, pintaba sobre todo escenas íntimas de mujeres y niños en las que destaca la riqueza de colores vivos.
 
Tamara de Lempicka (1898-1980), destacó por la belleza de sus retratos femeninos y desnudos, de pleno estilo art decó.
 
Lavinia Fontana (1552-1614), pintó para el Papa Clemente VIII y llegó a cobrar por sus retratos lo mismo que el gran Van Dyck.
 
Artemisia Gentileschi (1593-1652), ganó tanto dinero con sus espléndidos cuadros que pudo casar a sus hijas con nobles españoles, previo pago de enormes dotes.
 
Berthe Morisot (1841-1895), fue relegada a la categoría de "artistas femeninas" por su temática de la vida cotidiana (mujeres, niños y escenas domésticas). Morisot demostró las posibilidades de las mujeres en las artes a fines del siglo XIX.
 
Mary Cassatt (1844-1926). Dado que no era posible para las mujeres matricularse en la Escuela de Bellas Artes, siguió estudios privados con diversos artistas, y realizó mucha práctica como copista en el Museo del Louvre. Cassatt realizó frecuentes críticas sobre las dificultades que una mujer encontraba para que sus obras fueran aceptadas en el Salón de Paris.
 
Lydia Field Emmet (1866-1952), proviene de una saga de artistas. Se especializó en el retrato. Fue discípula de William Merrit Chase. Algunos de sus cuadros se encuentran expuestos en la Casa Blanca de Washington DC y en el Metropolitan de Nueva York.
 
Rosalba Carriera (1675-1757), fue favorita en muchos palacios e introductora de la técnica del pastel en la Francia del rococó.
 
Angelica Kauffmann (1741-1807), se enriqueció en Inglaterra con sus obras neoclásicas.
 
Maruja Mallo (1902-1995). Su cuadro titulado, Espantapájaros, obra poblada de espectros, es considerada una de las grandes obras del surrealismo.
 
Elisabetta Sirani (1638-1665), fue una de las primeras mujeres pintoras de proyección internacional, pero su prematura muerte con 27 años de edad truncó una carrera prometedora. Sirani dejó una producción sorprendentemente amplia: 200 pinturas, así como dibujos y diversos grabados.
 
Judith Leyster (1609-1660), alcanzó un gran éxito en Holanda.
 
Rosa Bonheur (1822-1899), se hizo famosísima en medio mundo gracias a sus cuadros de animales.
 
Frida Kahlo (1907-1954). Cualquier intento de separar la vida personal de su obra resulta casi imposible al analizar la temática, la simbología y hasta la técnica de la obra de la artista. Como mujer autosuficiente y adelantada a su tiempo es considera hoy en día todo un símbolo.
 
Constance Charpentier (1767-1849), fue premiada en varios de los famosos salones parisinos de su tiempo.
 
Laura Knight (1877-1970), estudió en la Nottingham Art School en 1890. En 1918 se trasladó a Londres, donde entraron nuevos campos temáticos -el teatro, el ballet y el circo-, por lo que fue considerada una discípula de Picasso.

MAS ARTISTAS:





Fuentes:
foroxerbar.com/viewtopic.php?t=10461/pintorasfamosas.
elpais.com/elpais/2012/03/07/opinion/1331119919_442911.html/tambiénlasmujeressabían pintar.
Wikipedia.
Google imágenes.

5 comentarios:

roberto dijo...

Ana, tienes razón los pinceles no entienden de sexo. Siempre comento con mis "colegas", la poca importancia que le dieron a las mujeres en el arte del dibujo y la pintura; por suerte hoy día se las reconoce y además hay muchisimas artistas con un excelente estilo y delicadeza en la plástica.

Un abrazo.

Natalia Ortiz dijo...

Hola Ana! Madre mía, me siento inculta perdida ahora mismo porque sólo conozco a Frida... y el resto ni la cara ni el nombre, que yo recuerde. Así que mal, mal.
Los comentarios anónimos que te han dejado... creo que el primero es adecuado, pero el resto son muy raritos y no tienen nada que ver. Últimamente me llegan muchos comentarios de anónimos en inglés, por mi parte no sé si preocuparme por virus o por robots de esos por los que ponen las palabras cuando dejas el comentario... o alegrarme, o igual un poco de todo, no sé.

Aprovecho estos días que tengo de vacaciones en la uni para leerte :) Así con más tiempo, dan más ganas de escribir y de pasarme a veros.

Por cierto, por curiosidad, si tuviera tiempo e ideas, igual me animaba a mandar algo a El vagón de las artes. Tú has mandado varios escritos y has tenido la suerte de que te hayan sido publicados. ¿Tú sabes si ellos quieren que el texto se les mande pegado tal cual en el mensaje o si quieren que esté en un documento adjuntado, o si les da igual una forma u otra? Es por saberlo y tenerlo en cuenta porque de momento no enviaría nada.

Por lo que veo, has dedicado este mes a la mujer, espero pasarme estos próximos días a leerme las anteriores entregas :)
Un abrazo!

Ana dijo...

Hola Roberto, ciertamente han tenido muy poca representación en el arte pero por suerte con el siglo XX y XXI la cosa ha mejorado, ya pueden expresarse, dibujar, crear y dedicarse a esta profesión sin trabas. Porque la frase es muy cierta, el pincel no entiende de sexos.
Un abrazo grande
:)

Hola Natalia, perdona la tardanza en responder pero no he tenido algunos problemas con mi ordenador que aún no tengo solucionados del todo.
No te preocupes si no conoces a muchas de estas artistas, yo a algunas tampoco las conocía ni me sonaban sus nombres, pero ha sido genial poder acercarme a ellas y ver su trabajo, y descubrir su valía.
Lo del spam prolifera, jaja, y como no le pongas freno te inundan todo.
Pues hace tiempo que no he participado en el Vagón de las Artes, por falta de tiempo, bloqueo, una mala racha, y mas circunstancias, pero yo siempre les mandaba mi material por correo electrónico. Si quieres participar con ellos sería bueno que entraras al blog del Vagón y hablaras con alguno de los administradores, un mensaje, un correo, y estoy segura de que les encantara recibir material tuyo, cuando te apetezca.
Sí, lo he dedicado a la mujer, pero lo malo es que como tengo estos problemillas técnicos lo tendré que dejar a medias, ya no tengo nada programado mas allá de mujer y literatura, pero bueno si no freno esto ya iba camino de una tesis, por lo menos.
Me alegro de verte por aquí y de que estes mas desahogada con los estudios.
Un beso
:D

Carol Torrecilla García dijo...

Hola Ana:
Pues fíjate que solo conocía a Frida. ¡Qué ignorancia la mía!
Sí conocía algunas obras, de las que no sabía el nombre, y mucho menos, que hubieran salido de la mano de una mujer. No porque considere que los hombres son los que pinten bien, sino porque una está hecha a que en este mundo "triunfen los hombres". En fin, y eso, por supuesto, no lo podemos aceptar.
Gracias por estas publicaciones que nos lo recuerdan.
¡Qué importante e imprescindible es tu blog, Ana!

Ana dijo...

Hola Carol, bueno en el arte también ha habido mucho tapadillo, muchas mujeres pintaban pero les era un triunfo hacerse un hueco, exponer o ser reconocidas. Como dije en la entrada yo creo que el pincel no entiende de sexos así que a triunfar por igual.
Muchas gracias por comentar y por se tan amable como eres.
Un abrazo
:)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...