martes, 4 de octubre de 2016

La cabina

Una inofensiva cabina telefónica se convierte en una autentica pesadilla, casi trasformado en un monstruo rojo y perverso que atrapa en sus fauces a un hombre normal y corriente, ¿y por qué precisamente a él?, ¿el azar, el destino?
Estoy segura de que conoces el cortometraje que comparto hoy en mi blog. Minutos llenos de angustia e impotencia, donde el infortunio ajeno se convierte en espectáculo y diversión para los observadores morbosos que están fuera. El claustrofóbico momento va subiendo de intensidad, pasando por todos los estados, desde la incredulidad, la desesperación, el miedo y la tristeza, hasta la desolación por comprender que nunca escapará de su cabina fatalmente convertida en sarcófago.


Director: Antonio Mercero.
Año: 1972
Intérpretes: José Luis López Vázquez, Agustín González, Goyo Lebrero, Tito García, Carmen Martínez Sierra, Carmen Luján, María Vico.
Argumento: El argumento desarrolla una parábola kafkiana concebida en forma de relato corto por el escritor Juan José Plans.
Un ciudadano común y corriente queda atrapado en una cabina telefónica. Pese a los intentos de ayuda de los transeúntes, no puede ser liberado. Pero las cosas pasan a otro nivel cuando los misteriosos operarios que instalaron la cabina esa madrugada se lo llevan con el aparato y todo a un destino desconocido. En el trayecto, el prisionero va dándose cuenta de que está indefenso en manos de unas fuerzas siniestras que lo conducen a un inexplicable y atroz destino del cual parece no haber escapatoria, y del que ninguno de nosotros puede considerarse a salvo.
Anécdotas:  
Los censores de la época se quejaron porque salía un ministerio, dicha escena fue recortada.
La cabina telefónica fue pintada de un color rojo para crear angustia, también se cambió la parte de cristal por plástico ya que éste era más difícil de romper y se abría si se rodaba de frontal para que le entrara aire a López Vázquez debido al asfixiante calor.
La banda sonora era muy importante en la película debido a que en muchas partes de la obra no hablan los personajes. Para la escena final se decidió utilizar El triunfo de Afrodita de Karl Orff, sin embargo el director no le pidió permiso para poder usarla y Orff le demandó, sin embargo el juicio se cerró favorablemente para Mercero.


Fuentes: Wikipedia. Google imágenes. YouTube.

4 comentarios:

Carol Torrecilla García dijo...

¡Hola, Bohemia!
Impactante. No había visto este corto, aunque sí me habían hablado mucho (y muy bien) de él.
Es terrorífico, la verdad, y muestra muy bien la crueldad de unos cuantos, y la buena voluntad de otros, pero, sobre todo, la falta de libertad en la sociedad.
Una gran metáfora que deja estremecido todo el cuerpo.
Mercero es un excelente director.
Lo que no encuentro es el paralelismo con Kafka, la verdad.
Gran post, como siempre. Gracias a ti he visto La cabina.
Besos y abrazos.

Carol Torrecilla García dijo...

¡Hola, Bohemia!
Impactante. No había visto este corto, aunque sí me habían hablado mucho (y muy bien) de él.
Es terrorífico, la verdad, y muestra muy bien la crueldad de unos cuantos, y la buena voluntad de otros, pero, sobre todo, la falta de libertad en la sociedad.
Una gran metáfora que deja estremecido todo el cuerpo.
Mercero es un excelente director.
Lo que no encuentro es el paralelismo con Kafka, la verdad.
Gran post, como siempre. Gracias a ti he visto La cabina.
Besos y abrazos.

Montse Martínez Ruiz dijo...

Recuerdo perfectamente ese corto de Mercero, lo vi en televisión, en aquella que era en blanco y negro y con una sola cadena ¡es que soy muy mayor, jeje! y la verdad es que me impactó, era sobrecogedor el efecto que causaba ver al pobre hombre atrapado en la cabina y los distintos estados anímicos que le sucedían a medida que pasaba el tiempo, es una metáfora sobre la impotencia que se siente ante algo que no se puede controlar y en cierto modo algo de política del momento quedaba reflejado en esa metáfora.
No sabía esas anécdotas ¡me ha encantado conocerlas!
Mil besos, guapa y feliz finde.

Ana Bohemia dijo...

Hola Carol, me gusta mucho Mercero, con este corto se lució bastante. Consigue inquietar sin grandes sobresaltos. Un placer compartirlo y que lo hayas visto.
Muchas gracias por estar siempre.
Un abrazo grande
:)

Hola Montse, tuvo que ser una pasada verlo en aquella época, el impacto que supuso, las interpretaciones, como dices las metáforas, el trasfondo político y etc.
Mil besos a ti, feliz finde.
:D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...