viernes, 15 de agosto de 2014

España vende Canarias por 60 millones de euros


Nos han querido colar la milonga de que las prospecciones en aguas del archipiélago canario  serán buenas para Canarias, una comunidad con un porcentaje de paro que roza el 30%. Los beneficios que se obtengan repercutirán en el bienestar de todos los ciudadanos de las islas y del resto del país. Se crearán puestos de trabajo, y no afectará negativamente al principal motor de la economía isleña, el turismo.
Repsol, la empresa privada que va a encargarse de los sondeos exploratorios, y al que  el ministerio de Industria, Energía y Turismo ha dado carta blanca, ha firmado un seguro civil de 40 millones de euros y una garantía financiera para riesgos ambientales por otros 20 millones. 60 millones de euros. Esto significa que si ocurre algo ellos apoquinaran dicha cantidad. 60 millones de euros.
En 2010 la “Deepwater Horizon” plataforma  petrolífera  situada en el Golfo de México explotó y se hundió en el océano; esto provocó el vertido de petróleo más importante de la historia. 779.000 toneladas de crudo afectaron a las marismas de la desembocadura y el delta del Misisipi extendiéndose hasta Luisiana, Florida y Cuba. Además del daño ecológico, 11 personas perdieron la vida.
La BP tuvo que pagar casi 6000 millones de euros (7800 millones de dólares) en concepto de indemnización.

 Deepwater Horizon

Una vez más España nos trata a nosotros, los canarios, como seres periféricos, cuyo sentir y prioridades no se tienen en cuenta. Si hay que pasar por encima de todos se pasa, y punto. Es por eso que mi indignación no puede ser mayor en estos momentos. Nos toman el pelo. Nos mienten, porque ese cuento de que “los beneficios repercutirán aquí” está por verse, y tanto que está por verse. No creo que una empresa, privada además, que busca por encima de todo lucrarse, vaya a anteponer sus prioridades a las prioridades y necesidades de nosotros, los canarios. Pero eso parece no importar a los mandamases  que nos gobiernan, que dicen buscan lo mejor para todos. Claro; porque los políticos siempre velan por los intereses generales y jamás por los suyos propios. Si José Manuel Soria, canario para más inri, ministro de Industria, Energía y Turismo, autoriza las prospecciones, aunque con ello se ponga en contra de casi todos sus paisanos, es por el bien de todos. No podemos suponer que algo turbio esconda el señor Soria. Los políticos rara vez hacen cosas turbias.
Es más indignante si tenemos en cuenta la doble vara de medir de estos políticos, que frente a las prospecciones en Baleares toman unas decisiones pero en lo que respecta a Canarias otra bien distinta. Si en Baleares y Valencia es el propio Mariano Rajoy quien se opone al considerar las prospecciones peligrosas, tanto  medioambientalmente como para el sector turístico, con Canarias en cambio  no opina lo mismo.
Canarias, junto con el Mediterráneo, las Islas Azores y Madeira, conforma una de las 34 áreas de especial importancia para la biodiversidad en el mundo.
El turismo es a si mismo el factor más importante de nuestra economía.


Sin embargo Mariano Rajoy no considera que las dichosas prospecciones pongan en riesgo ni el entorno ni el turismo aquí.
Hace nada, el consejero balear de Agricultura, Medio Ambiente y Territorio, Biel Company, declaró en una rueda de prensa que “la situación de Baleares en relación a las prospecciones petrolíferas "no es comparable" con la de Canarias, porque las circunstancias geoestratégicas y políticas son distintas en los dos archipiélagos”
"La situación geoestratégica y política es muy diferente; creo que no somos comparables en muchos casos, por lo tanto, la situación es muy diferente".
Además al ser preguntado sobre las prospecciones petrolíferas en Canarias, respondió que el Gobierno balear ya tiene "suficiente" con defender lo suyo.
La sociedad canaria ha dejado claro que no quiere petróleo en sus costas. Este planeta ha de concienciarse de que los recursos son limitados, de que no podemos seguir explotándolo y ensuciándolo. No podemos seguir degradando la tierra, construyendo a lo loco, asfaltando y ampliando autopistas, contaminando y destruyendo el paisaje, y seguir justificando que el progreso pasa por el petróleo. Tenemos alternativas limpias, ecológicas.



Algunos ilusos creen que esto del petróleo traerá riquezas, como maná caído del cielo. Nos amenazan. Si no lo hace España lo hará Marruecos, ¿y qué le va a importar a Marruecos si ensucia su litoral y de paso el nuestro con el sucio piche que puedan extraer?

La pena es que esto sea una cuestión de intereses políticos y no de intereses para el pueblo. Canarias tiene que ceder. Si no lo hacen unos, lo harán otros y se lo llevarán calentito, y nosotros seguiremos en medio, dudando de esas promesas de progreso y bienestar, asumiendo los riesgos de las prospecciones en un terreno como el nuestro, con gran actividad sísmica,  arriesgo lo que tenemos seguro, nuestro paisaje, por un bien sucio y negro que no sabemos si duerme bajo tierra. 




Una entrada escrita por mi hermana Raquel, de "El Desván Secreto" que yo tengo el gusto de compartir en mi blog. 

5 comentarios:

Deb Pita dijo...

Me parece HORRIBLE!!!!!!!!!!!!! No sé cómo han podido de verdad. Además de molestarme por ser canaria, me indigna más por el hecho de ser una amante de las costas y el fondo marino tan maravilloso que hay en las Islas. Es una joya natural y debería conservarse como tal. No lo soporto...

roberto dijo...

Ana. Todos los gobiernos tienen obseción con el petroleo, sabemos que es estratégico, como sabemos las consecuencias de una contaminación ambiental que se puede producir en un derrame, éso parece no importarle a los gobernantes solo piensan en su hambrientos bolsillos y tratan de confundir a los habitantes con los "grandes" beneficios que llegarán, no se dan cuenta que ya dejamos de comer vidrio hace mucho tiempo.
Feliz fin de semana, un abrazo.

miquel zueras dijo...

No se puede esperar nada bueno de las petroleras, en Tarragona también intentaron venderles la moto y ahora padecen el "sensurround" de las prospecciones petrolíferas.
Me ha encantado esa foto submarina de la mani contra las petroleras, hasta el mero parece beligerante.
Espero que todo se resuelva del mejor modo para las Canarias.
Saludos. Borgo.

PEPE CAHIERS dijo...

Mal asunto cuando el dinero se cruza en medio del interés del ciudadano. Y cuando estamos hablando de una cantidad indecente de él, no hay casi nada que pueda detenerlo.

Ana Bohemia dijo...

Hola Deb, es que es horrible que se le de vía verde a las prospecciones sin contar con el entorno natural y pisando el deseo de los habitantes de las islas que nos negamos a que nos contaminen y nos expolien.
Saludos

Hola Roberto, desgraciadamente hay bolsillos tan hambrientos y con una boca tan grande que les da los mismo lo que traguen... ¡pero nosotros no queremos tragar piche! Y en estas estamos, esperemos que no suceda nada que lamentemos.
Un abrazo y que disfrute mucho esta semana.

Hola Miquel, suerte que en Tarragona no lo consiguieran. Hasta los meros se unen a la lucha porque saben lo que les conviene. Vamos a ver como se suceden los acontecimientos.
Saludos

Hola Pepe, desgraciadamente el dinero es el mejor argumento para algunos y ya con eso se cierra todo y no cuenta nada mas, esperemos que no seamos nosotros los que paguemos las consecuencias.
Saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...