lunes, 6 de mayo de 2013

Literatura en una palabra


Me gusta leer, es uno de mis pasatiempos favoritos.
Y aunque ahora puedo considerarme como una buena lectora, una devoradora de literatura, una consumidora fructuosa y entregada, siempre ávida de letras, no siempre fui así. 
Reconozco que antes no leía ni la tapa del yogurt…
Siendo niña sólo leía por obligación: como parte de la tarea, como una exigencia escolar más, porque era un trabajo, un ejercicio, un estudio, lo propio siendo estudiante… 
Nadie me inculcó el amor por las letras, fue algo espontáneo. Nadie me dijo que leyendo se podía disfrutar… Mis padres no leían nada, los únicos libros que había en casa eran viejas enciclopedias gastadas, una Biblia, algunos diccionarios de inglés y varios clásicos ajados, entre ellos “Don Quijote de la Mancha” y que me perdone Cervantes pero nunca lo he podido leer. ¿Por qué? Puff, pereza, que el castellano antiguo no me va, o mi excusa favorita: que aún no he llegado a mi madurez lectora. 
Apuesto a que algún día lo leeré, lo conseguiré, si me pongo, si me lo propongo lo haré… peeero, mientras tanto, he empezado por todo lo demás.
Cuando este blog nació (allá en el remoto 2008) siempre tuve claro que la literatura iba a tener su sitio, su rinconcito. Desde entonces he compartido algunos títulos y algunas impresiones personales. Bueno, desde hace un par de meses no he podido hacerlo… así que se me ha ocurrido resumir los títulos que he leído estas últimas semanas en una palabra, definirlos con una palabra… un ejercicio que aquí te dejo.

Aquí van algunos libros que he “devorado”. Unos pocos que ya forman parte de mis consumidos.




7 comentarios:

roberto dijo...

Hola Ana, a mi tambien me gusta mucho la lectura, no le hago asco a nada.
Desde literatura universal hasta un best seller que es olvidado por todos en el primer mes de editado, por lo que veo te gusta Durrel, por la valoración que le pones. Es bueno saber que tipo de lectura leen las personas con quien nos contactamos, así sacamos un poquito como son cada una de ellas.

Un abrazo.

Ana dijo...

Hola Roberto, ¡me encanta Durrell! Hace cosa de un mes me leí la trilogía de Corfú y me gustó especialmente su estilo, su humor, la manera de describir su vida allí, su infancia, esos días dorados y placidos de la niñez que parecen todos de verano, y sobre todo su amor por los animales, esa curiosidad por descubrir como son, por atesorarlos.
Ahora estoy empezando La vida de Pi, me está ganando también.
Yo tampoco hago ascos literarios.
Un abrazo grande y gracias por acercarte.
:D

Carol Torrecilla García dijo...

Me encantan los títulos que has escogido, y voy a participar en este post: ¿me dejas?
Allá voy:
Me encanta Buenos días, tristeza, una de mis novelas preferidas, pero como vigente pongo El guardián entre el centeno.
Como pueril añado El príncipe destronado de Miguel Delibes, que no por estar escrito de forma infantil, sino por saber retratar los pensamientos de un crío de tres años y desarrollarlos en un libro, El Principito, de A.Saint Exúpèry y Platero y yo, de Juan Ramón Jiménez.
Fresca es la novela La lección de August, de R.J. Palacio.
Hiperbólica: Los Pilares de la Tierra, no puedo con ellaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa.=(
Correcta: Criadas y Señoras, de KATHRYN STOCKETT.
Fría, pero imprescindible, Fahrenheit 451 de Ray Bradbury.
Memorable: Levantad, carpinteros, la viga del tejado, y Seymour, una introducción, por J.D. Salinger.
Lacónica: Sin duda, El curioso caso de Benjamin Button, de Scott Fitzgerald.
Entretenida: Una inquietante simetría, de Audrey Niffenegger.
Divertida: La conjura de los necios, Toole.
Amena: La trilogía de Gerald Durrell que has mencionado. =)
Conmovedora: Jane Eyre, Charlotte Brönte.
Sugestiva: Orgullo y prejuicio de Jane Austen.
Real: Matar un ruiseñor. Harper Lee.
Gracias por dejarme expresar todos los libros que me gustan y compartir opiniones. =)

Mos dijo...

Fabulosa tu afición a la lectura, Ana. No he leído nada de Durrel y has hecho que me interese un poco por sus libros.
Un abrazo de mos desde la orilla de las palabras.

Raquel dijo...

Pues quien lo diría porque ahora eres una lectora voraz ;) que te lees hasta dos y tres libros al mismo tiempo.
Me los he leído casi todos, ya sabes que compartimos muchas cosas, y estoy de acuerdo con tus definiciones en una palabra. De esta lista me quedo con Durrell sin duda, y con Dahl. Geniales escritores.
Un beso.

Natalia Ortiz dijo...

Gracias por compartir esta entrada, Ana. Hubiera sido redonda para el día del libro, la verdad.
Sobre todo me llamó la atención lo mucho que te gusta Durrell. Debería investigarlo para empezar, y leerlo a poder ser. Y Volando solo me ha llamado por lo de memorable. Tendré en cuenta varios de ellos para leerlos cuando pueda... ojalá, porque este ritmo es agobiante. Y le enseñaré la entrada a mi hermano, a ver si así le doy alguna idea para que lea.
Un abrazo

Ana dijo...

Hola Carol, enormes gracias por enriquecer la entrada con tu gran aportación lectora, tengo que recurrir mas a ti para que me hagas buenas recomendaciones. A propósito, ya me leí "El bolígrafo de gel verde" su enseñanza me gustó, no vencerte a la rutina, arriesgarte a lograr una vida que te gusta no que gastas por obligación. La verdad es que tú si que eres una excelente lectora, te admiro de verdad.
Un abrazo grande. Gracias por todo.
:)

Hola Mos, afición gradual que esta en pleno apogeo, me estoy refugiando especialmente en leer y escribir. Te recomiendo a Durrel, su estilo te va a gustar mucho.
Muchas gracias por comentar
:)

Hola Raque, gemelita mía, claro que sí, Durrel y Dahl, imprescindibles en la biblioteca de casa. He disfrutado mucho con estos autores.
Besos
:)

Hola Natalia, si, hubiese sido redondita para ese día, pero bueno, mejor celebrar el día del libro siempre que se pueda. Volando solo forma parte de las memoria de R. Dahl de cuando fue piloto en la segunda guerra mundial, de ahí lo de "memorable", pero me gustó mucho también. Un libro sencillo y fácil de leer.
Gracias por tu visita
Un abrazo
;)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...