jueves, 12 de julio de 2012


El momento de cine que he escogido hoy pertenece a la película La reina de África.
Etre Charlie, un rudo capitán de barco, y Rose, una estirada misionera, empieza a nacer una creciente simpatía. Pero es que el roce, inevitablemente, hace el cariño. No siempre lo que mal empieza…



Trama: Al estallar la Primera Guerra Mundial (1914-1918), un rudo capitán de barco con tendencia a la bebida y una estirada y puritana misionera huyen de las tropas alemanas en una ruinosa embarcación, con la que deben remontar un peligroso río. Son, a primera vista, dos seres antagónicos, incompatibles, pero la convivencia y, sobre todo, las penalidades que tendrán que afrontar juntos para sobrevivir, harán cambiar radicalmente su relación.

The African Queen, conocida en castellano como “La reina africana”, en Argentina y Venezuela, y “La reina de África” en España, es una película británica estadounidense de 1951, dirigida por John Huston, basada en la novela del mismo título de C. S. Forester; protagonizada por Humphrey Bogart, Katharine Hepburn, Robert Morley, Peter Bull, Theodore Bikel y Walter Gotell en los papeles principales.
Ganó un Oscar al mejor actor principal (Humphrey Bogart), y obtuvo otras tres nominaciones, al mejor director, a la mejor actriz principal y al mejor guion.

Curiosidades y anécdotas de rodaje:

-Katharine Hepburn comentó en sus memorias que todos los miembros del equipo enfermaron de disenteria, excepto Bogart y Huston que no probaron en ningún momento el agua.

-Katharine Hepburn era una fanática de la higiene y de la limpieza, al enterarse de que tenía que ir a África, durante el rodaje hizo revisar a todos los miembros del equipo sus cabellos en busca de piojos. Por eso Humphrey Bogart y John Huston aprovechaban que Katharine Hepburn era una fanática de la higiene y la limpieza para gastarle multitud de bromas.

-El escritor de la novela, Peter Viertel, fue enviado por el productor para estabilizar a Huston, pero como no pudo y pensó que el rodaje iba a ser un desatre, renunció a que apareciera su nombre en los créditos.

-John Huston rodó esta película en África porque tenía ganas de cazar un elefante, historia que aprovechó Clint Eastwood para rodar "Cazador Blanco, Corazón Negro".

-Robert Morley fue el único actor del reparto que no se trasladó a Africa. Todas sus escenas se rodaron cómodamente en unos estudios de Londres, mientras el resto de actores tuvieron que soportar la dureza de rodar en el África tropical.

-Aunque las sanguijuelas que cubren el torso de Bogart en una de las escenas eran falsas, John Huston le hizo creer que, debido a un error del encargado de efectos especiales, algunas podían ser auténticas. Bogart, horrorizado, rodó la secuencia lo más deprisa que pudo con gesto de genuina repugnancia, cosa que aprovechó Huston para dotar de realismo a la escena.

-Durante el rodaje en el Congo, el calor era tan sofocante que los técnicos tenían que enterrar las latas con la película filmada en fosas subterráneas para evitar que el sol y la humedad la destruyera.

-Cuando John Huston llamó a Humphrey Bogart para ofrecerle el papel, éste le comentó a su esposa Lauren Bacall: "El Monstruo quiere que vaya a rodar en plena selva africana, con cuarenta grados a la sombra, en una aldea plagada de mosquitos y rodeada de animales salvajes. Naturalmente, he aceptado..." Bogart apodaba a su amigote de juergas John Huston "el Monstruo", ya que según decía, el gran director era "la única persona que conozco capaz de beber más whisky que yo en una sola tarde..."

-Durante el rodaje casi todos los miembros del equipo enfermaron de malaria, excepto Humphrey Bogart, ya que este -alcoholizado- cuando se lavaba los dientes cada mañana y cada noche, se los enjuagaba con whisky. Fue el único que no cogió la enfermedad.


Fuentes: FilmAffinity. Wikipedia. Google imágenes

3 comentarios:

Raquel dijo...

Todo un clásico del cine. la vi hace un tiempo y me decepcionó un poquito, supongo que tras más de 50 años es inevitable que la historia pierda algo, aún así una película entretenida con dos actorazos geniales.
las anécdotas del rodaje las había leído ya pero qué curioso que ni Bogart ni Huston enfermaran porque no probaban el agua ni a tiros, en esta ocasión el vicio les salvó :)
Un beso, Ana.

JuanRa Diablo dijo...

Una película que no me canso de ver.
Y también leí la novela en su día.

Sabía que fue un rodaje duro pero no imaginaba cuánto :O


Un saludo, Ana

Ana dijo...

Hola Raque, pues puede decirse que gracias a su vicio se libraron de caer enfermos, jaja, lo que me ha impactado es que se lavaban los dientes con whisky, ya me imagino sus alientos...
A mí me gustó mucho la química de los dos, algo que hace bastante creíble la película que se salva por las magnificas interpretaciones.
Besos
:)

Hola JuanRa, yo tengo pendiente la novela, la pelí me gusta mucho. Un rodaje duro que parece incluso mas interesante que la pelí, ¡pobre Kate! lo que tuvo que sufrir para ocultar los temblores y la fiebre.
Saludos!!
:)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...