lunes, 23 de enero de 2012

Grandes Esperanzas

En los capítulos iniciales de esta célebre novela, Pip, un niño huérfano y medroso, tiene un terrorífico encuentro con un preso evadido al que se ve obligado a procurar víveres y una lima. Poco después, es llamado a la tenebrosa mansión de una rica y recluida dama como compañero de juegos de un niña seca, hermosa y altiva; allí el huérfano aprende, por primera vez, que sus manos son bastas y sus botas demasiado gruesas. Poco después, aún, entra en posesión de una misteriosa fortuna que pone en sus manos un benefactor secreto que desea hacer de él un caballero.

Grandes esperanzas (Great Expectations) es una novela escrita por Charles Dickens. Al principio fue publicada como serie en el “All the Year Round” desde el 1 de diciembre de 1860 hasta agosto de 1861. Cada publicación contenía dos capítulos y estaba escrita de tal manera que mantenía al lector interesado de semana a semana, mientras seguían satisfaciendo su curiosidad al final de cada una. Está considerada como una de sus más grandes y sofisticadas novelas, así como también una de las más populares, siendo esta adaptada a obras teatrales y cinematográficas en más de 250 ocasiones.

-Mi adaptación favorita, en la clave más moderna de la famosa novela de Dickens, es la película de 1998 de Alfonso Cuarón-

“GRANDES ESPERANZAS”
Charles Dickens
"Dios sabe que no debemos avergonzarnos nunca de nuestras lágrimas, pues son lluvia que cae sobre el polvo cegador de la tierra que endurece nuestros corazones. Me sentí mejor que antes de haber llorado, más triste, más consciente de mi ingratitud, más manso."

Grandes esperanzas nos narra la historia de Pip, un joven huérfano criado por una hermana feroz y por su marido, un herrero amable e inocente. Un día el muchacho recibe la invitación de la señora Havisham, una viuda excéntrica y solitaria, para que acuda a jugar a su desolada casa junto a su protegida, otra huérfana llamada Stella; Pip pronto se enamorará de ella, pero la señora Havisham ha educado a Stella en la frialdad más absoluta hacia el género masculino, por lo que Pip resuelve convertirse en un auténtico caballero para hacerse merecedor de sus favores. Un misterioso benefactor la dará la oportunidad de hacerlo, pero, como es de esperar, nada saldrá como el protagonista planea y la trama se liará hasta extremos insospechados.

Grandes Esperanzas es una joya literaria, uno de esos clásicos indispensables. Sin embargo, como suele suceder con este tipo de libros, quizás por el estilo literario (fue escrito hace mas de 150 años) la historia puede resultar algo pesada y difícil de seguir. Hay partes tediosas, las profusas descripciones no lo hacen ligero, al contrario, dan sensación de lentitud, por lo que su lectura se puede hacer algo larga, nada fluida. No es un libro fácil, hay que disfrutarlo con paciencia.
No te atrapa de primeras pero el regusto que te deja es positivo. Hay partes más interesantes y entretenidas, pero nunca te dejará indiferente. Dickens tenía un don, sabía cómo crear los personajes, cómo definirlos y cómo jugar con ellos, hacerlos decadentes o convertirlos en héroes, pues hay buenos y malos, y personajes ambiguos como la vida misma. Quizás salen ganando los personajes que representan el lado amable del espíritu humano como Joe y Biddy. Aunque Magwitch, el preso, que es un personaje ambiguo, y que está entre el bien y el mal, se acaba ganando tu respeto, tal vez por esa devota gratitud hacía Pip, una gratitud que roza lo ferviente.
El tono general es algo bajo y triste, y el final, aunque hace gala al título no abre del todo la puerta de la esperanza.

"¡Ámala, ámala, ámala! Si te complace, ámala. Si te hiere, ámala. Aunque te rompa el corazón, y a medida que envejezca y se endurezca se te desgarrará más, ¡ámala, ámala, ámala!"

¡Feliz Lectura!

Fuentes: Solodelibros.es/grandes-esperanzas-charles-dickens. Pirrip.blogspot.com/grandes-esperanzas-de-charles-dickens. Wikipedia. Google imágenes.

4 comentarios:

Mari Carmen dijo...

Como siempre una excelente información Ana. Gracias por compartirlo con nosotros.
Un fuerte abrazo

Ana dijo...

Un fuerte abrazo Mari Carmen, ¿con quien mejor para compartirlo?
;)
Gracias.

Nicole Sagan dijo...

Me encanta Dickens, y por extensión, Grandes Esperanzas.
Cierto es que su lectura es difícil (todavía no me he comprometido con ella en serio, y hemos tenido flirteos, pero nada más, jajajajaj), pero mi adaptación cinematográfica preferida es la misma que la tuya, =)
¿casualidad!!!!!
Abrazo de oso:
Carol.

Ana dijo...

Hola Nicole, pues es como dices, yo me plante ante el libro y me lo tome en serio, un reto, porque la verdad es que es una lectura densa pero es Dickens, vale la pena.
Me encanta esa pelí, mejoraron a Finn, le dieron algo que hacer y no sólo comportarse como un caballero, además me gustaron las ilustraciones y todos esos guiños verdes que tiene la pelí.
Un abrazo grande
:D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...