domingo, 16 de enero de 2011

¿Quién dice que hay que ser perfecto?

Dicen que la perfección no existe, pero nuestra mayor aspiración es alcanzarla. Queremos controlar como somos, que vestimos o como nos vemos, incluso lo que los demás piensan de nosotros… ¿Y si no podemos? ¿Es una necesidad encajar en un canon impuesto? ¿Es más importante ser aprobado que aceptarse? ¿Qué hay que hacer para lograr la perfección?




La moda establece que se tiene que ser joven y delgado. La sociedad quiere que la mujer sea femenina y seductora. El aspecto físico es hoy en día más que una carta de presentación, pero… ¿lo es todo?
¿No es acaso una presión añadida agradar en todo momento? Si algún experto en moda quiere que todas seamos rubias, ¿es un delito ser morena?, ¿o no embutirte en una talla 34 especialmente diseñada para niñas de doce años?
¿Qué es ser mujer hoy en día? ¿Nos tratan como a seres individuales o como a una masa globalizada?
Podemos tener las mismas necesidades, incluso los mismos gustos, pero ¿no es injusto exigir que todas seamos iguales? Lo que me lleva a otra pregunta: ¿se sienten las mujeres a gusto con su cuerpo?
Algunas si, pero suponen una minoría, porque la gran mayoría de la sociedad femenina cambiaría algo de su aspecto físico.
¿Nos sentimos a gusto con nosotras mismas o mirarse en un espejo empieza a ser doloroso?
Acabamos de pasar las navidades, época de excesos. Uno de los objetivos más repetidos para año nuevo es adelgazar, quitarse algunos kilos de más. Para muchas y también muchos, adelgazar es el objetivo más importante de su vida, el mayor logro, y a veces la mayor obsesión.




Cuidarse nunca esta de más, lo peligroso no es apuntarse en un gimnasio, ni hacer más deporte, ni beber mas agua, como tampoco controlar la alimentación. Eso es lo que se tiene que hacer para conseguir ser alguien saludable. Lo peligroso viene cuando se toman atajos, la trampa de lo fácil y rápido, el milagro que se vende sólo para que las más inseguras y vagas piquen. Y muchas caen en la trampa. Se quiere decir “by, bye” cuanto antes a esa grasa que no gusta, y se quiere hacer con velocidad y sin esfuerzo. Todo cuesta en esta vida, todo requiere un esfuerzo, ¿o puede una pastilla arreglarlo todo, o una hipnosis, o sólo tomar te, o comer cada martes una alcachofa madura? Los riesgos pueden ser fatales para la salud: deshidratación, bajada de potasio o la inflamación de los órganos, son algunos de las consecuencias de someterse a regímenes que no ofrecen garantías. Eso por no hablar de enfermedades como la anorexia y la bulimia, que nos parecen de nuevo cuño, pero que desgraciadamente no son nada nuevo.

En busca de esa supuesta perfección se cometen muchas burradas: ayunos extenuantes, aprender a mentir y a disimular para esconder o evitar la comida, ejercicio físico intenso, obsesión por contar las calorías, vómitos, laxantes, diuréticos, enemas, jarabe de ipecacuana, (un poderoso emético y cuyo nombre significa 'planta del borde del camino que te hace sentir enfermo'), o por ejemplo tomar fairy, con la bizarra idea de que quema grasas, e incluso infestarse de lombrices porque estas eliminaran lo más pronto posible el alimento del organismo.



No quiero ser extremista, son asuntos muy graves que hay que tomar con la mayor seriedad, pero ¿puede una simple e inofensiva dieta abrir la puerta a una enfermedad como esta? ¿Se puede acabar padeciendo una anorexia o una bulimia si se pierde el control de lo que se esta haciendo o hay que estar especialmente predispuesto?
Lo mejor es ser precavido y no arriesgarse, y siempre consultar primero con un especialista, alguien que te haga seguir un tratamiento adecuado a tus necesidades.


Hace unos días salió a la luz la muerte de Isabelle Caro, ex modelo y actriz francesa que fue el cuerpo y la cara de una importante campaña mundial contra la anorexia en el año 2007. La imagen de su cuerpo extremadamente delgado tomada por el fotógrafo Oliviero Toscani para una campaña contra la anorexia suscitó mucha polémica. Isabelle posó para la marca de ropa italiana "No-I-ita", con el objetivo de mostrar las graves consecuencias de la anorexia, enfermedad que ella misma padecía desde los trece años. "La delgadez engendra la muerte y es todo salvo belleza, es todo lo contrario", decía Caro, esperando que las chicas jóvenes entenderían con la dureza de su imagen la realidad escondida detrás de las revistas de moda.




La campaña sacó a la luz las condiciones que sufren muchas modelos en el ámbito de la moda, y algunos profesionales se comprometieron a no aceptar a modelos demasiado delgadas. Sin embargo, actualmente, sólo España recurre a una normativa obligatoria. En Francia, Italia, Estados Unidos y Gran Bretaña hay una autorregulación, pero no es obligatoria.
En septiembre de 2006, Madrid prohibió trabajar a las modelos que estaban por debajo de un cierto índice de masa corporal (IMC, el peso en kilos dividido por la altura al cuadrado). Sólo las mujeres cuyo IMC es superior a 18 (más de 56 kg por 1,75m) están autorizadas a desfilar.
¿Aquella normativa sigue en vigor o se la están saltando a la torera?

Isabelle quería "despertar las conciencias" sobre una enfermedad que padecen muchas modelos. "Esta foto sin colorete ni maquillaje no me pone en valor. El mensaje es fuerte: tengo psoriasis, el pecho caído, un cuerpo de persona mayor", declaró Caro para justificar su iniciativa. La iniciativa de una mujer que desde los 13 años luchaba contra una enfermedad que en 2006, al pesar tan sólo 25 kg y medir 1,65m, la llevó a entrar en coma. Pero estaba decidida a superar la enfermedad y a principios de 2010, anunció que había alcanzado los 42 kg. Desgraciadamente falleció a los 28 años después de permanecer durante dos semanas internada a causa de una neumonía en un hospital de Tokio.

No vamos a echarle la culpa al mundo de la moda, porque tendríamos que echársela también a la sociedad, al mundo del cine, de la publicidad y de la televisión.
Además los gustos cambian, las modas, los peinados, incluso los cuerpos.



-Antes. Ahora-

Sólo tengo una cosa que decir… ¿cuesta tanto quererse y aceptarse?
Supongo que si, que nunca se esta a gusto, que siempre se tiene que buscar una perfección que no existe, y que encima, no es real.


-La moda manipula la imagen que se da de la mujer. ¡Y no lo digo yo!, que ya algunos han tenido que admitir sus pifias, como es el caso de Ralph Lauren, bueno de su firma de moda que tuvo que pedir publicas disculpas por haber adelgazado con photoshop la cintura de una de sus modelos hasta extremos increíbles. La polémica se desató después que dos blogs Photoshop Disasters y Boingboing publicaran la foto con comentarios críticos sobre la tóxica influencia de estas imágenes entre las jóvenes.




Un portavoz de la firma Ralph Lauren aclaró que "durante 42 años hemos construido una marca basada en la calidad y la integridad". Por supuesto tras la pifia hubo una investigación, y tras ella no tuvieron mas remedio que reconocer su responsabilidad por el resultado del retoque: “una imagen distorsionada del cuerpo de una mujer". El portavoz se comprometía a tomar más precauciones en el futuro y que "el calibre de nuestro trabajo artístico" represente apropiadamente a la marca.
Mas tarde, la modelo Filippa Hamilton, con un cuerpo mucho más saludable del que luce en la imagen, que en algunos comentarios se observaba, con perplejidad, que la cabeza era más grande que la pelvis, declaró que su trabajo para la marca se rompió porque "era demasiado gorda" y que "había engordado demasiado y no cabía en su ropa". Además, al ser preguntada sobre la famosa imagen, confesó que se sintió muy sorprendida al ver a esa "niña súper delgada con su cara".



Pero… la marca lo volvió a hacer, esta vez con Valentina Zelyaeva-



El mundo de la moda hace tiempo que se debate entre la imagen de sus delgadas modelos y el impacto que las mismas pueden tener entre jóvenes que pueden sucumbir a la anorexia o la bulimia. Y a la moda le da igual, es lo que parece. ¿Quién no se ha deprimido porque ya no entraba en su talla habitual de vaqueros y no porque haya engordado de la noche a la mañana?




-“Quema grasas mientras duermes”. Cuando vi este anuncio por televisión me chocó muchísimo. Ya las habría quemado todas, supongo, y de paso las que no le hacían falta (habría estado durmiendo cinco días seguidos) ya que la modelo no puede estar más consumida. ¿Por qué escogen a gente que no necesita lo que esta anunciando? Ocurre igual con las cremas antiarrugas que curiosamente son promocionadas por personas que con suerte no tienen ni veinte años. ¿Esta mal visto envejecer? Que se lo digan a algunas estrellas que parecen haber hecho algún pacto con el diablo para ser “eternamente jóvenes”-





-Vivimos en un mundo exhibicionista en donde todos están enganchados a un libro de caras, (¡y de cuerpos!) usuarios que ceden la propiedad exclusiva y perpetua de toda la información e imágenes que agreguen a la red social. ¿Y que importa donde vayan a parar nuestras fotos o que uso pueden hacer otros de ellas? Queremos que nos vean, que nos conozcan, ¡es lo que hay que hacer! Estamos viviendo en estos tiempos, tiempos en los que el pasatiempo favorito de todo el mundo es ver fotos y más fotos, sólo para comentar chorradas y obviedades.





¿Y en que nos convierte eso? En una pandilla de cotillas. Pero ser cotilla hasta donde llego no es nada malo, lo malo llega cuando se utiliza lo único que se ve de las personas para juzgarlas. ¿Esta bien juzgar sólo por lo que te sugieren las apariencias? Y eso que por lo general quien cuelga sus fotos sólo busca que le suban la autoestima, pero ¿y cuando eso no pasa? ¿Cómo se reacciona ante el rechazo y la burla? ¿En que se puede caer sólo para agradar a los demás y ser como los demás quieren que seamos?



Fuentes: deguate.com. elpais.com. Wikipedia. Youtube.Google imágenes.

11 comentarios:

Alury dijo...

Te felicito por el post!!!

Yo soy una persona que le cuesta mucho encontrar ropa que me siente bien, no por tener kilos de más, sino por ser bastante delgada. Quizás no sea delgadez, sino el hecho de que no tengo curvas y mi cuerpo se parece más al de una cría que al de una mujer: no tengo cadera, no tengo pecho, llevo una 34 o una XS... Siempre he sido así, desde que tengo uso de razón y, tanto las personas obesas como las personas "diminutas", nos indignamos con algunas marcas o tiendas donde no encontramos ropa donde meternos...

Muchas veces he escuchado: "Berskha sólo tiene ropa para anoréxicas". No, Berskha tiene muchos modelos que están hechos para gente como yo: sin ningún tipo de curvas. ¡Y doy gracias! Porque los pantalones del resto de tiendas se me caen (literalmente). No me apasiona la ropa de la tienda, pero si tengo que comprar vaqueros o cualquier otro pantalón, acudo allí.

Yo no creo que sea un problema de pasarelas, ni de anuncios, básicamente porque todo el mundo está expuesto a ello y, hoy por hoy, la mayor epidemia mundial es la obesidad, no la anorexia.

Como bien dices, este problema radica en la autoestima, autoconfianza, problemas familiares o en el entorno, falta de seguridad...

Muchas veces me he mirado al espejo y he hecho lo que la chica del anuncio, pero al revés: yo me pondría pecho, me pondría cadera y muslos... ¡y me da rabia! ¡y vuelvo a la realidad! Si fuera distinta, si no tuviera mi horrible nariz... ¡no sería yo! ¡y así estoy cojonuda!

Si uno no se motiva a sí misma, vienen las inseguridades y eso se refleja a todos los niveles de la vida cotidiana.

Creo que sí, que tendríamos que reflexionar, que sentarnos y querernos. ¡Que les den a todos aquellos que van a atacar a nuestro físico! Eso significa que han recurrido al último nivel, a lo que se ve: saben que no pueden tumbar tu personalidad o tu inteligencia. Acuden a lo más débil y a lo que causa más inseguridades.

Si todo esto nos afectase, destruirán también lo que es imperceptible para nuestros sentidos.

BEsos

P.D: siento haberme alargado tanto xD

Bastet dijo...

No mola nada eso. Siempre he admirado más a la mujer que se acepta físicamente que a aquella que no lo está y como tú dices, son mayoría. La "moda" de ese cuerpo vino del Pret a porter de mediados del siglo XX, porque si miras los cuadros o las obras de arte del Renacimiento y de hace siglos atrás, el concepto de belleza de mujer o el estereotipo era el de la mujer lozana y saludable e incluso con sus kilitos de más. Desgraciadamente como la emisión de CO2, la globalización, etc, es algo que heredamos del pasado cercano. Yo alzo la voz para decir a las mujeres que se sientan orgullosas de su cuerpo sea como sea y que trabajen psicológicamente con quererse físicamente y sobre todo, a aceptarse con lo que ha venido de paquete. Gran post Ana.

Natalia Ortiz dijo...

Jo, ¡¡qué pedazo post!! Grandioso :)
Es una gran reflexión. Da muchísimo qué pensar.
Si la perfección es inalcanzable, ¿qué sentido tiene obsesionarse alcanzarla? Se quiere intentar ser lo más perfecta que se puede, eso sí. ¿Pero quién va a querer ser como las chicas de las imágenes que muestras? Se ven horrorosas y encima, retocadas con photoshop... ni siquiera son reales. Y la muestra de aquella modelo anoréxica, es más que suficiente para ver los efectos y lo mala que es. ¿Un cuerpo así es bello? En absoluto. Para mí, todo lo mejor es el término medio, nada de mucho por debajo o mucho por encima.
Y sí, el tema de las tallas es muy triste, porque a ver una chica de 1.70m como yo, ¿qué talla va a llevar? ¿Cómo voy a ir con una 36 o 38 como tanto pretenden? Creo que no he llevado esa talla en la vida. Y sin embargo, miro en todas estas tiendas de jovencitas como Zara, y no he visto yo tallas 42 o 44. Es un auténtico reto encontrarlas para gente joven y no se entiende por qué, porque cada vez somos más altas y más grandes. Lo mismo, para el número de calzado. Pero es que para rematarlo, lo que venden en las tiendas no son tallas reales... parecen que las tallan al azar y a lo mejor una misma talla te queda enorme o te queda pequeñísima. No tiene sentido; para eso, que no pongan tallas. Y a mí, a veces no han hecho más que deprimirme con todo esto... la verdad. Por culpa del tallaje, por culpa de la sociedad, por culpa de la perfección y por mi culpa: por afectarme y pensar que tienen razón. Pero ya he aprendido a saber más o menos dónde buscar y que además, me guste. Y al crecer, como veo a la gente más madura, ya está todo asimilado y no hay problema.
Un saludo :)

Guille Rancel dijo...

Buenísima la entrada. Sobre la anorexia y la bulimia está claro que no se puede encontrar un culpable claro, es debido a un conjunto de ideas y juicios estéticos, sobre todo femeninos, y la obsesión que puede acarrear tener un físico aceptable. Lo de las fotos es delictivo, de verdad, no sé cómo ponen semejantes burradas, estuve a punto de preguntarte si era de verdad...
Hace poco leí en El jueves un número dedicado a eso, internet y la pérdida de intimidad, y la verdad que poco se puede hacer cuando a tus amigos les encanta llevar la cámara a todos lados y sacar fotos a todo, menos mal que la madurez aparece y se abandonan esas costumbres! jeje.
Un saludo!

Guille Rancel dijo...

Y buenísima la viñeta!
Sabes que suele publicar en el diario Público? (Plétora de piñatas)

Ana dijo...

¡Que buena acogida ha tenido esta entrada! Me alegro de que haya suscitado de que hablar…

Alury: Tienes razón en lo de la obesidad, es la mayor epidemia mundial, un tema bastante preocupante por cierto.
Hoy en dice no hacen ropa que se adapte a cada persona, como antes, en la época de nuestras abuelas que era normal ir a una modista a que te hiciera la ropa. Por eso estos problemas de no encontrar algo que nos caiga bien de primeras y que se ajuste a como somos es nuevo. Y creo que se han aprovechado de ello para que las mujeres se sientan mal con su cuerpo. Tanto si se es delgada como tu caso, como si no.
Y di que si, hay que decirse eso “estoy cojonuda tal como soy”, no hay que afectarse por esas cosas, siempre que te veas bien y tengas salud es lo importante, porque al final la talla es sólo una etiqueta…Lo que pasa es que hay que ser muy fuerte para pensar así siempre, y a veces las inseguridades y los complejos son los que terminan ganando.
Me ha encantado leerte…
Un beso


Bastet: Me uno a tu grito de guerra, quererse y aceptarse. Has tenido suerte de encontrar chicas que se gusten sin trabas, que no se queden sólo con sus defectos. Nunca entenderé porque la mujer tenía que parecer un palo de escoba, porque las mujeres tenemos curvas, es nuestra naturaleza, digamos que nos han diseñado así. ¿Sabes que tú involuntariamente me sugeriste esta entrada? Todo surgió con una conversación que tuvimos, pero me parece un buen tema que hay que abordar mas a menudo.
Un abrazo

Natalia: Si la perfección no existe, o sólo se le parece, ¿para que amargarse? Total al final se nos arrugará todo y se nos acabará cayendo, pero es que la gracia de nuestra naturaleza esta en que somos imperfectos. Entiendo lo que te pasa con el tallaje es lo mismo que le respondí a Alury, unas tienen mas pecho, mas barriga, mas cintura, mas caderas, es imposible que algo tan personal se unifique en una sola talla. Pero es verdad que en algunos sitios parece que no existe nada por encima de la 40, e incluso yo diría que menos, porque a veces sólo hay tallas 34 o 36, y eso limita la búsqueda. Por eso habrá muchas niñas que se sientan mal, al no poder copiar el modelito de la compañera, que es lo que se usa ahora (bueno y antes también) y al no sentirse a la moda. Pero como dices hay que aprender que cada uno tiene un cuerpo y un estilo, y que es único, ¿a que no hay nada más bonito que sentirse único?
Un beso

Guille: Es cierto que a veces las mujeres son muy exigentes con su cuerpo, y con el de los demás. Las fotos dan mal rollo, si les encogen tanto la silueta un día desaparecerán, se consumirán, es una pena ver cosas como esas en modelos que son guapísimas y que están bien, que no les sobra ni les falta nada. Este photoshock crea mujeres de plástico, sin arrugas, sin lunares, sin marcas, sin poros, sin pelos, sin nada que sea humano, todo es aséptico y perfecto.
Es verdad que claro, si sales tienes que dejar constancia de ello, porque si no es como no haber vivido, si nadie se entera… jaja. Eso de las cámaras digitales ha sido toda una revolución, y es tan sencillo documentar nuestros pasos hoy en día. No sabía lo de la viñeta.
¡Saludos!

Gracias por la visita
:)

Ana dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Raquel dijo...

Ha tenido muy buena aceptación porque es una entrada magnifica, completa y abierta, que plantea las preguntas oportunas y hace pensar.
Me preocupa esta tendencia de adelgazar, más si cabe, a las modelos con photoshop. Tal vez no se den cuenta pero hay muchas chicas que tienen estas revistas como libro de cabecera y que siguen todas las modas habidas y por haber. Con esas imágenes se da un mensaje dañino. Estar excesivamente delgado es moda. La moda es estar delgado.
Es muy dificil resistirse a toda esta presión de la moda, las revistas, el cine, la televisión. Vivimos en una sociedad aborregada, que no considera importante buscar su propia identidad ya que se conforma con copiar la de otros.
No es un pecado ser diferente pero ya nadie quiere serlo. Y eso es preocupante.
No es fácil, los complejos siempre están ahí y si no eres fuerte es sencillo caer en esta espiral de dietas milagro, pastillas peligrosas y demás. La via fácil como dices.
Y estoy de acuerdo en lo que dices de sociedad exhibicionista. Si la gente fuera conciente de dónde pueden ir a parar sus fotos se lo pensaría muy mucho a la hora de colgarlas en Internet.
Un beso grande :)

Angel dijo...

Muy buen post!!!

La verdad que es un poco triste que pasen esas cosas, pero la sociedad y los que la manejan han creado esa necesidad en las personas, tienes que entrar en un cannon de belleza si no, pues no existes o no te aceptan. A mi con tal de que la mujer sea feliz me da igual como sea físicamente, suena a argumento ya manido pero la belleza de verdad está en el interior.

Un abrazo!!!

Ana dijo...

Raque a veces intento buscar palabras y no me salen, y ya sé porque, porque las tienes tú. Todo lo que has puesto es tan cierto que sólo puedo darte la razón en todo, sin quitar ni una coma.
Es cierto que las revistas de moda dan ese mensaje, quizás no abiertamente, que también, pero si que se intuye que la delgadez es la tendencia a seguir; delgadez imposible como el photoshock de la modelo, quizás por eso se manipula.
En fin, hay que pensar por uno mismo y tener los pies en la tierra, e intentar buscar nuestra felicidad, queriéndonos y valorándonos.
Un abrazo enorme
;)

Eso es verdad Ángel, a veces incluso para cosas que no estan relacionadas con la imagen se busca a alguien de determinada anera, como si estar delgado te capacitara mas que otro para hacer determinado trabajo.
Eso esta bien, y no es un argumento manido, es algo bonito pensar que de verdad existen personas que ver a las personas por lo que son y no por como son fisicamente.
Un beso
:)

Anónimo dijo...

UNAMOS TODAS MUJERES DEL MUNDO, TENEMOS QUE HACER UNA FUERTE CAPAÑA EN CONTRA DEL TALLAJE FALSO DE ZARA, NOS LO MERECEOS, OS RECOMIENDO, SFERA, HYM,MANGO, ECT.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...