sábado, 27 de marzo de 2010

A moverse...

Estoy aburrida y enciendo la radio. Distraídamente empiezo a sintonizar buscando algo que me haga reaccionar y me quite la desgana de encima. Al momento tengo que detener el dial y mis dedos rozan la rueda del volumen. ¡He encontrado algo!
La música se extiende por el salón. El ritmo es frenético, contagioso y se apodera de mí.
Muévete. Eso es lo que me pide el cuerpo. Muévete. ¡Y como grita desde mi interior!
Los pies son los primeros en rendirse y luego la cadera la sigue aflojándose del todo. El cuello se pone tonto y las manos bobas, entonces descubro asombrada que el resto de mi cuerpo al completo se ha rendido. Ya he sucumbido a la música y estoy bailando.
Parece que me ha dado un calambre y voy rodando por el salón aullando una canción. Es la manera en la que me gusta bailar. Enfundada en el pijama y con los calcetines puestos para amortiguar el ruido a los vecinos de abajo doy rienda suelta a mis instintos más saltarines. Aún no me he dado cuenta pero el vecino de enfrente me ha descubierto y sonriente me espía tras la cortina. Voy a atreverme a emular al bueno de Baryshnikov cuando me doy cuenta de que una cara burlona con unos ojos socarrones me observan y no puedo soportar la pulla que adivino en ellos. ¡Se va a mofar de su abuela!, gruño dispuesta a bajar la persiana. Antes de hacerlo él me detiene. Asomado a la ventana me ruega que no lo haga, que se estaba divirtiendo mucho. ¿De verdad? No puedo dar crédito, tampoco cuando deja la ventana abierta, salta por ella hasta el balcón y se pone a bailar como un mono. La música aún sigue sonando. Tampoco él ha podido resistirse.
Cuatro ventanas mas arriba la vecina se asoma y le jalea, también lo hacen desde el edificio de enfrente. Luces se encienden aquí y allá. ¡La que he montado! Me recrimino mordiéndome un labio. Entonces él me mira y me tiende la mano. Sus pies bailan. Sus ojos también lo hacen. Comprendo que es una invitación y me lo pienso un rato… Es que no voy vestida para la ocasión.
Vuelve a mirarme y no lo puedo resistir. ¡Que más da! Me digo y hago equilibrios para saltar al balcón vecino.
¡Di que si!- grita la vecina del cuarto piso- que sólo se vive una vez.
Muerta de la risa aterrizo sobre él quien me sujeta de una mano y me pica un ojo. También se ríe. Parece feliz…
-¿Sabes que eres muy contagiosa? Dice.
Arrugo el entrecejo. ¿Qué demonios quiere decir eso?
Intuye mi confusión y me lo explica. –Cuando ríes me contagias y me río, cuando bailas también me contagias y bailo…
-También puedo llorar- le interrumpo para soltar el chiste.
-No- protesta, -hoy no vamos a llorar.
-¿No?-sacudo la cabeza sin dejar de mirarle, -¿por qué?
Con una sonrisa lobuna colgada de los labios, suelta: -esta noche esta hecha sólo para bailar y eso es lo que vamos a hacer tú y yo.
Oigo ruidos, risas, voces y elevo la vista. Todos los vecinos se han unido a nuestra fiesta y no somos los únicos que se han contagiado por el ritmo y la música. El ambiente se caldea cuando todos empiezan a moverse.
Entonces le oigo susurrar en mi oído lo siguiente…
-¿Ves?, contagiosa, muy contagiosa.
Le doy la razón y me parto a carcajadas.
Sin entender muy bien la razón ni el porqué todo el mundo sonríe y canta a mi alrededor. Es sólo efecto de la música pero me deleito pensando que he tenido algo que ver. Que al menos un poco y por unos pocos minutos he hecho feliz a toda aquella gente.




Lo único imprescindible para moverse a gusto son un par de canciones, cuanto más contagiosas mejor. He sintonizado bien la emisora buscando los éxitos más bailongos.

Aquí van algunas de ellas:

"Dancing in the Street" Originalmente la cantaron allá por 1964 Martha and the Vandellas. Pero la han versionado muchos otros artistas como: Mick Jagger y David Bowie. Atomic Kitten o The Mamas & The Papas, entre otros. La canción es alegre, pegadiza, invita a salir a la calle y a bailar, a detener el tráfico y a gritar muy fuerte: ¡todo el mundo a moverse! Y el mundo lo haría, ¿quién se podría resistir a este ritmo?

“Stayin' Alive"- Es una de las canciones más populares y mas reconocibles de los Bee Gees. Además pertenece a la banda sonora de la archiconocida “Fiebre del sábado noche” Esta es una de las preferidas de mi madre. Le recuerda a su época discotequera y despendolada. Una canción que ella relaciona con un lugar llamado “Tivoli” y con una baldosa (le decían que bailaba sin moverse de ella) Tal vez por eso así he salido yo, llevo esa fiebre en mi cuerpo y no puedo evitar emular al Travolta con sus meneos.
La revista Rolling Stone la incluyó en su lista de las 500 mejores canciones de todos los tiempos en el puesto 189º junto a "How Deep Is Your Love", primer sencillo de la película y también de los Bee Gees.

“Dancing Queen"- Es uno de los singles de mayor éxito grabado por el grupo sueco de pop ABBA, y el segundo más vendido del grupo tras “Fernando”, llegando ambos al número uno en once países. La letra de la canción habla sobre una joven de diecisiete años que se lo pasa bien un viernes por la noche. Lo único que le importa es bailar, sin preocuparse de todo aquello que le rodea. Apropiado, ¿no?



"Footloose"- Canción escrita y producida por el cantautor estadounidense Kenny Loggins, la cual apareció como tema principal de la película del mismo nombre, dirigida por Herbert Ross y protagonizada por Kevin Bacon. Footloose se mantuvo en la posición número uno por cuatro semanas en el Billboard Hot 100, en 1984. "I'm Free (Heaven helps the man)" es otra de las canciones de Kenny que aparecen en la pelí. Imposible dejar de moverse con ninguna de las dos.

“Y.M.C.A”- De los Village People fue número uno en Inglaterra y número dos en Estados Unidos. Aun hoy en día se sigue haciendo el característico baile formando las letras una por una con los brazos cada vez que suena. Y quien diga que no miente como un bellaco…
YMCA no estuvo exenta de controversia. Dado que la Young Men's Christian Association (YMCA) es una asociación de carácter cristiano que se dedica a la ayuda y orientación de los jóvenes, se sintió afectada porque un grupo homosexual le dedicara una canción, lo que la llevó a demandar a Village People. Sin embargo, la demanda fue retirada sin dar mayores explicaciones. Quizás se dejaron de líos y se pusieron a bailar juntos…
(en la lista aparece la de macho man, no pude encontrar la otra)


"Rasputin"- La cantó el grupo de música disco alemán Boney M. La canción fue lanzada en 1978 y se convirtió en un éxito total en Europa, llegando a los primeros lugares en Alemania y Austria, y al segundo puesto en las listas del Reino Unido y Suiza. Si quieres hacer estragos en la pista de baile esta es la adecuada.
Curiosidad: La canción fue un hit en toda Rusia, sin importar que la letra de la canción fue escrita e interpretada en inglés (con algunos añadidos en alemán) el publicó la bailó, gritó y la dejó como un tema casi "nacional" en ese país europeo. Además logró renovar la popularidad de la figura de Rasputin.

Boogie wonderland– De Earth Wind and Fire es una de esas musiquillas que se meten dentro y te invaden, te electrifican. Earth Wind and Fire se hicieron conocidos con esta canción y siguieron éxitos como “September”. Seguro que te suena. Fundado por Maurice White, han abarcado varios géneros musicales: una fusión del funk con el jazz, soul, gospel, pop, blues, psicodelia, folk, música africana y rock n’ roll. Durante su carrera han recibido 20 nominaciones al Grammy, ganando 6 premios.



Confío en que al menos por unos pocos minutos esta selección te haya hecho inmensamente feliz.


Fuentes: Wikipedia. Google. Detrasdelacancion.blogspot.com.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Me ha venido que ni pintado tu post jejej.
un MUAKS grande hermanita!

Ana dijo...

Muaks te lo dedico sister, para que estas canciones te alegren un poco el ánimo.
:D

Raquel dijo...

Ay, me encanta la horterilla música disco, nada mejor para desentumecer los huesos. Buena selección, me gustan todas, y el relato del principio me ha encantado, muy tu, muy de Anita la fantástica.

Un beso grande.

Joseba Morales dijo...

Y yo que soy un matao bailando :/ aunque me encanta la música :D

Un beso¡¡

Ana dijo...

Gracias Raque por el comentario. La música horterilla disco es la mejor para desmelenarse, jeje.
Un beso
:D

Un beso Joseba. Lo de ser un matao bailando tiene solucón, ya saber a mover mas el esqueleto.
;)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...