miércoles, 24 de marzo de 2010

La princesa prometida

Argumento: La bella Buttercup jura amor eterno a Westley, que parte en busca de fortuna y es asesinado por unos piratas. La doncella, obligada, se promete al príncipe Humperdinck de Florin, un bellaco al cual sólo le interesa la caza. El mejor esgrimista, el hombre más inteligente y el más fuerte del mundo son contratados por los enemigos de Florin para raptar a Buttercup. En la huida, sufren la incansable persecución de un encapuchado que los retará uno a uno en su propio terreno.
En La princesa prometida, William Goldman ha reunido todos los elementos clásicos de los grandes relatos ambientados en un mundo de fantasía medieval, imprimiéndoles su fino sentido del humor. Sus personajes representan a todos los héroes y villanos de nuestros cuentos de infancia y rinden un brillante homenaje a la novela de aventuras.
La presente edición se completa con los primeros capítulos que el autor escribió para continuar esta novela, una de las más emblemáticas de todos los tiempos.


“LA PRINCESA PROMETIDA” William Goldman

“-¿Habla algo de deportes?
-Esgrima. Lucha. Torturas. Venenos. Amor verdadero. Odio. Venganzas. Gigantes. Cazadores. Hombres malos. Hombres buenos. Las damas más hermosas. Serpientes. Arañas. Bestias de todas clases y aspectos. Dolor. Muerte. Valientes. Cobardes. Forzudos. Persecuciones. Fugas. Mentiras. Verdades. Pasión. Milagros.
-Suena bien-dije y medio cerré los ojos-. Haré lo posible por no dormirme…, pero tengo muchísimo sueño, papá…”

William Goldman no sólo no se durmió sino que aquella lectura le cambió por completo. Gracias a la “Princesa prometida” empezó a amar los libros, sobre todo los de aventura. Y cambió las largas horas de deportes por agradables y fecundas horas de lectura. La culpa la tuvo una pulmonía y S. Morgenstern pero sobre todo la chapurreada voz de su padre. Fiel narrador de esta historia durante el tiempo de convalecencia del pequeño Billy.

Este libro, una supuesta compilación de la novela sátira de "S. Morgenstern", sobre los excesos de la realeza europea, fue revisado por el propio Goldman en el año 1974. Pero ¿por qué digo supuesta? Pues porque Morgenstern y su "versión original" nunca existieron, de hecho el recurso de fingir que un libro preexistente que el autor descubre y edita es muy antiguo. Entre los que han utilizado este truco se encuentran autores tan dispares como: Miguel de Cervantes, Stephen J. Rivelle o Umberto Eco. (Que chasco me he llevado al averiguar esto ! )
En dicha revisión Goldman habla de su vida privada y sus recuerdos, aunque algunos de estos datos también son algo inexactos.

El libro comienza con Goldman hablando sobre porque este es el libro que mas le gusta de todos y sobre porque decidió abreviarlo. La culpa la tuvo su hijo, bueno y también su padre. A William le había impresionado tanto aquel libro que había decidido que en cuanto tuviera un hijo y este cumpliera diez años se lo regalaría, completando así una especie de tradición pues él también había descubierto aquel tesoro a la misma edad.
“Esgrima. Lucha. Torturas. Venenos. Amor verdadero. Odio. Venganzas. Gigantes. Cazadores. Hombres malos. Hombres buenos. Las damas más hermosas. Serpientes. Arañas. Bestias de todas clases y aspectos. Dolor. Muerte. Valientes. Cobardes. Forzudos. Persecuciones. Fugas. Mentiras. Verdades. Pasión. Milagros.” ¿Cómo no iba a gustarle un libro así?

Sin embargo el libro no fue precisamente del gusto de su hijo. William Goldman "recordaba" el libro como le fue relatado por su padre: como un cuento de aventuras, sin las complejas connotaciones políticas. Por eso cuando descubre que el libro en sí tiene mas de mil página sobre la historia de Florín decide hacerlo mas fácil y prescinde de toda la paja quedándose sólo con las partes buenas, esas en donde él verdaderamente veía todo el potencial de la historia. Las partes en donde la genialidad de Morgenstern narraba las aventuras de Westley y Buttercup.

Y así empieza la Princesa prometida. Un libro cargado de buen humor que hace pasar un rato distraído y agradable en el que lo lee. Por eso recomiendo esta novela, moderna, critica, actual, ¡lo tiene todo! Pero sobre todo personajes buenos y carismáticos, personajes que te dejaran sin duda un buen recuerdo.

Tan buen recuerdo como el que yo tengo de la película. No podía dejar de decirlo. Esta era habitual en mi videoclub y todos los sábados tocaba. ¡Que tiempos!

¿Quién no querría un príncipe o un siervo así? Ojala respondiera… como desees.
¡Feliz Lectura!

3 comentarios:

Virginia Martínez Escalona dijo...

Vaya...me están dando ganas de buscar la novela para leerla. Tampoco he visto la película, pero parece que tiene muy buena pinta :).

Raquel dijo...

La verdad es que me encantó cuando lo leí, cosa fácil ya que la película es una de mis favoritas, asi que tenía que gustarme obligadamente.
Me gusta su frescura, su humor.
Un libro imprescindible.
Besos, Ana.

Ana dijo...

Gracias Virginia por tu visita a mi blog. Te recomiendo que leas y veas la Princesa prometida, es un libro divertido y la pelí no se queda atrás.
Un saludo.
:)

Besos Raque. Que clon tan guay tengo
;)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...