viernes, 15 de enero de 2010

Doble Sentido


Nunca una sonrisa ha causado mas desconcierto que esta. Sí, se trata de la famosa sonrisa de la Mona Lisa, un cuadro que pintó Leonardo Da Vinci allá por el siglo XVI consiguiendo crear una expresión de lo más ambigua.
¿Qué esconde la Mona Lisa tras su enigmática sonrisa? ¿Quizás algún mensaje oculto que no veamos?

<<“Da Vinci pintó la sonrisa de la Mona Lisa usando unas sombras que vemos mucho mejor con nuestra visión periférica”, afirma Margaret Livingstone. Por ello, para ver sonreír a la Mona Lisa hay que mirarla a los ojos o a cualquier otra parte del cuadro, de modo que sus labios queden en el campo de visión periférica. De esa forma se la ve más sutilmente sonriente que si se miran sus labios. Livingstone explicó que la enigmática sonrisa de la Mona Lisa es “una ilusión óptica, que aparece y desaparece debido a la peculiar manera en que el ojo humano procesa las imágenes”.Así, indicó que cuando en el siglo XVI Leonardo Da Vinci pintó la Gioconda, su Mona Lisa, logró el efecto de que la sonrisa desaparezca al mirarla directamente y sólo reaparezca cuando la vista se fija en otras partes del cuadro.>>

Curioso, ¿verdad? Pues eso me ha hecho pensar, a veces vemos lo que queremos, ¿no?, ¿o lo que nos parece ver? Miramos las cosas, pero ¿las vemos?, Sin duda hay cosas que se nos escapan…
¿Qué ves aquí? Fíjate con atención y trata de “ver otras cosas”.


En realidad todo se puede ver desde varias perspectivas aunque a veces nos empecinamos en admitir sólo nuestro punto de vista. Un error, pero ¿estamos seguros de que nuestro ojo recoge toda la información que se le da o se la inventa?, ¿vemos las cosas como son en verdad? Piensa, ¿somos susceptibles a los mensajes ocultos?

Alguien podría aprovechar ese defecto para manipularnos veladamente, ¿no?

Mensaje Subliminal

Un mensaje subliminal es una señal o mensaje diseñado para pasar por debajo (sub) de los límites normales de percepción. Puede ser por ejemplo, inaudible para la mente consciente pero audible para la mente inconsciente o profunda; puede ser también una imagen transmitida de un modo tan breve que pase desapercibida por la mente consciente pero aun así, percibida inconscientemente.

En la vida cotidiana, a menudo se afirma que se emplean técnicas subliminales con propósitos publicitarios y de propaganda.

En 1957, James Vicary, investigador del mercado norteamericano, demostró el taquistoscopio, máquina que sirve para proyectar en una pantalla mensajes invisibles que pueden ser captados por el subconsciente. Durante la proyección de una película aparecía un fotograma (En el cine se muestran 24 por segundo) con el siguiente mensaje: "Tienes hambre, come palomitas. Tienes sed, bebe coca-cola". El resultado fue asombroso: La venta de palomitas se disparó un 70%, mientras que la de la bebida tan sólo un 20%. El escaso aumento de la bebida los llevó a investigar más a fondo descubriendo que en los días del experimento se daban bajas temperaturas. Bajas temperaturas que de todas maneras no fueron suficientes para que un 20% fuera manipulado sin saberlo.

En 1958, después de publicarse el libro de Vance Packard "The Hidden Persuaders" (Los persuasores ocultos), los investigadores de la motivación Ernest Dichter y Louis Cheskin fueron amonestados públicamente debido a sus contribuciones científicas que habían sostenido los intentos de los publicistas por manipular a las personas.

En este tiempo los legisladores y el público fueron sacudidos por las implicaciones encerradas en la percepción subliminal o subauditiva. Aunque nunca entró en vigor, se introdujo una ley en seis de las legislaturas estatales y en el Senado de Estados Unidos a fin de prohibir legalmente el uso de técnicas subliminales en los medios de comunicación masiva.

Publicidad Subliminal

La publicidad subliminal nace de forma oficial en el año 1956 en Nueva Jersey cuando James Vicary intercaló dos fotogramas en una película, uno de ellos era un anuncio de Coca Cola y otro una foto de unas palomitas de maíz. Estos fotogramas, que eran imposibles de ver a simple vista provocaron un incremento en la venta de refrescos de coca cola y en la venta de palomitas.

¿Qué demostraría esto? Pues que somos enormemente influenciables.

¿Para que serviría la publicidad subliminal? La publicidad subliminal utiliza estímulos que no son percibidos conscientemente pero que tienen capacidad influir en la conducta de los destinatarios, con la finalidad de inducirlas a convertirse en compradores, adeptos, seguidores u otros.

Algunos ejemplos de publicidad subliminal: (o no tanto porque algunas son muy evidentes)


*Uno de los mejores ejemplos de publicidad subliminal lo tenemos en la foto de estas dos latas de Pepsi, unidas forman la palabra SEX.
*Son dos cigarrillos y se trata de un anuncio en contra del tabaco pero, ¿a que te recuerda a las torres gemelas?


*No sé yo si en la Tierra Media ya existía alguna factoria de Coca Cola, pero el mensaje esta ahí.
*Es una jarra de cerveza, ¡a ver qué estás pensando!


*Aunque lo parezca no son culos...


*Aunque tanga digo tenga la apariencia de un culete no lo es ¡ay que estaría yo pensando! Son limones, si, brasileños, y si muy bien puestos.


*Una salsa un poco picantona...


La publicidad muchas veces intenta recrear situaciones agradables y casi siempre usan motivos sexuales para conseguirlas.
Es difícil determinar el grado de influencia que ejerce este tipo de publicidad en el individuo, pero lo que si está claro es que a mayor consciencia menor manipulación.
A pesar de que está terminantemente prohibida, la publicidad subliminal se utiliza a diario ya que muchas veces es imposible determinar el margen entre la publicidad legal y subliminal.

Pinchar para ver vídeo: La comunicación subliminal Si tienes tiempo o quieres dura alrededor de 10 minutos. A mí me pareció interesante, ¡anímate!

Mucho cuidado entonces, porque aunque nunca llegues a ser realmente consciente puede que seas o hayas sido manipulado por estos persuasores ocultos.

3 comentarios:

Guille Rancel dijo...

Qué curioso, colgué tiempo atrás una entrada similar, con fotos que coincidían. Casi siempre se recurre al sexo, pero es visible el ingenio visual que se despliega en algunas de esas imágenes.
Respecto a la Mona Lisa, creo que Da Vinci se sorprendería con la cantidad de interpretaciones que se sacan de ella.
Genial entrada.
Un beso Ana
(cuánto tiempo llevaba sin comentar por acá!)

Raquel dijo...

Muy interesante esta entrada, y divertida. La verdad es que muchos de esos mensajes subliminares son más que evidentes, no hace falta romperse mucho la cabeza para verlo claro. Aún así ya hay que tener ingenio.

Un beso.

Ana dijo...

Un beso Guille, ¿elegimos las mismas fotos para la entrada?, entonces nos parecemos, jeje.
El tema de la Mona Lisa puede dar para mucho mas, ya lo sé, por todo lo que se dice de ella y de su autor.
:)

Gracias Raque, lo cierto es que algunos de subliminal tienen lo que yo de papa frita, pero bueno...
Un besote.
:D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...