domingo, 8 de noviembre de 2009

Luz Centenaria

Ya no hacen las cosas como antes, y es verdad…
Esta bombilla incandescente se encendió por primera vez en 1901 y esta situada en la estación de bomberos de Livermore, Califormia. Desde entonces, sólo ha tenido una semana de descanso. Además por su durabilidad y fiabilidad esta bombilla es considerada por “Guinness” y “Ripley” como la más antigua y activa existente en el mundo.

Livemore es un pequeño pueblo que forma parte del condado de Alameda, California que esta dentro del área de la Bahía de San Francisco. No cuenta con más de 75,000 habitantes. Y cada 8 de junio, se lleva a cabo la celebración de un aniversario más de trabajo de esta bombilla incandescente.

Esta bombilla fue manufacturada por la Shelby Electric Company para trabajar con una potencia de 4 watts, y en 1901 fue instalada en la estación de bomberos de Livermore. Al observar las fotografías, se observa que la forma del vidrio parece ser hecho a mano (como seguramente lo fueron en aquél entonces) y la forma en que está conectada también es algo antigua.

Se colocó para iluminar el exterior de la estación, que también servía de estación de policía. En 1937, sobrevivió a la renovación del inmueble, pero estuvo apagada por casi una semana. Después estuvo conectada a una corriente de 110 volts. En 1976, se movió a su actual ubicación, bajo la vigilancia del capitan Kirby Slate, precisamente para no apagarla. Desde entonces se ha mantenido con una línea por separado de 120 volts hasta hoy en día.

En 1972, el libro de récords Guinness, certificó que era la bombilla activa más vieja, por lo que ha aparecido en todas las ediciones Guinness desde entonces. El secreto de su longevidad se debe a que los filamentos dentro de la bombilla son de carbono y no de tungsteno, como las actuales. Como curiosidad cabe decir que esta longeva bombilla se puede ver encendida en directo gracias a una cámara web, que la sigue minuto a minuto por Internet, registrando su estoica existencia, un símbolo viviente de resistencia frente a las nuevas y modernas tecnologías que puede que nunca lleguen a estar a la altura de esta legendaria bombilla.


Y es que las cosas bien hechas duran para siempre.


Se me ocurrió hablar de esta bombilla después de una semana de estropicios tecnológicos, cosas con menos de tres años que duran un asalto, ¿los hacen así para que compremos cada vez más y renovemos, y nos gastemos lo que no tenemos?, ¿es un truco comercial que nada dure lo que tiene que durar? O eso o es que antes las cosas se hacían con mas dedicación. Ay los viejos tiempos…

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Sin duda, ehh.Datos como éstos, lo confirman, no? hoy en día todo es un negocio..!
MUAKS!!!

Candela dijo...

Hola ana.

Me gusta, hablas de cosas intesantes en tu blog.

Creo que me pasaré por aquí de vez en cuando.

Besos.

Raquel dijo...

Antes se hacían las cosas para durar y ahora si no renuevas el móvil, el portátil, el coche y todo lo demás cada tres años estás fuera del mundo y más anticuado que esta bombilla. Asco de sociedad consumista.
Por cierto, me alegra "haberte encendido la tuya con mi problema bombillil"
:))
Besos

Ana dijo...

MUAKSS, para ti Sara.

Hola Candela, encantada de que te pases por aquí de vez en cuando. Besos para ti.

Es verdad Raque, tú me encendiste la bombillita con tu problema, si es que la inspiración puede llegar con cualquier cosa. Besos

:)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...