miércoles, 8 de julio de 2009

Verano en Fiestas

Estamos en plenos Sanfermines, sin duda lo más reconocido de esta fiesta es el encierro, una carrera de unos 800 metros delante de una manada de toros que pasan a toda leche y que culmina en una plaza de toros. Normalmente la carrera suele ser corta pero hace que los participantes, (mayoría masculina) gasten mucha adrenalina. Fue Ernest Hemingway quien la promocionó mediante su libro “Fiesta”, compartiendo con los lectores americanos su amor por Pamplona y su pasión por los toros. Esta celebración, ya internacional, es considerada una de las mejores del mundo y reúne a mucha gente que atraídos por el ambiente festivo llegan de todas partes del mundo, haciendo que durante siete días la ciudad se quede chica.
No se sabe que es lo que atrae a los valientes corredores a jugarse la vida, puede ser una ancestral forma de demostrar valentía, la mítica lucha del hombre y la bestia que ya celebraban en la antigua Roma o puede ser, simplemente, una forma de diversión. Lo cierto es que vista con distancia parece emocionante pero también un poco rara, o por lo menos a mí me resulta curioso ver a toda esa gente intentando correr lo mas cerca posible de los toros con cara de apuro. A veces resulta difícil saber quienes corren mas peligros: si los sufridos toros o los fanáticos corredores.
Unos dirán que es cultura, otros más detractores, una manera cruel de atormentar a un animal asustado. Por supuesto la fiesta no es sólo toro, también es negocio, verano, vacaciones, descontrol, tradición, fervor o lo que quieras, porque para eso es una fiesta… ¡para divertirse!


Y eso me lleva a pensar, ¿nos divertimos más en verano? En verano la gente parece de mejor humor, hay calorcito, menos ropa, mas desinhibición y además hace buen tiempo, además la oferta es amplia, no sólo en España también en todo el mundo.
Un tal Roger Browne ha analizado multitud de fiestas y ha realizado una lista con las más extrañas.


Aquí tienes las más curiosas:



-Campeonato mundial de Ostras de Montaña (Throckmorton, EEUU): En esta localidad de Texas se celebra en mayo el campeonato de’ostras de montaña’... que no es más que el nombre que reciben los testículos de toro. El gran premio aguarda a aquél que sepa freírlos con mayor destreza que nadie y conseguir el sabor más auténtico. Los jueces evaluarán la apariencia, textura, aroma y sabor antes de decidir el ganador.



-Carrera de quesos rodantes (Cooper’s Hill, Inglaterra): El último lunes de mayo se celebra la carrera de quesos rodantes en esta pequeña localidad inglesa cercana a Gloucester. ¿En que consiste? El título te habrá dado una pista, seguro, pues sí se lanza un queso ladera abajo, y un segundo después, cientos de participantes intentan cogerlo. Las heridas y contusiones (muchas veces graves) son frecuentes debido al carácter irregular de la pendiente. Pero a pesar del dolor y las heridas.... y la lesión cerebral, parece que se divierten.



-Solsticio de verano (Stonehenge, Inglaterra): Esta celebración no sería muy particular de no ser porque la noche del solsticio de verano es la única en la que, desde el año 2000, las autoridades inglesas permiten a los visitantes pasar la noche entre las rocas e incluso tocarlas (el resto del año está vedado acercarse). El espectáculo se complementa con una banda de tambores que termina con un ‘crescendo’ al amanecer.



-Carrera de hombres-pájaro (Bognor, Inglaterra): Este concurso celebrado en julio es el pionero de otros muchos similares a lo largo y ancho del mundo: desde una plataforma de lanzamiento que da al mar hay que conseguir alejarse la máxima distancia posible usando un artefacto volador casero, el que llegue lo más lejos posible gana.






-Amtrak Mooning (Laguna Niguel, EEUU): Cada segundo sábado de julio, cientos de personas se concentran en Laguna Niguel (California) frente a las vías del tren con el único objetivo de enseñar el culo a los pasajeros ferroviarios. Ante los desmadres de pasadas ediciones, las autoridades se han visto forzadas a prohibir orinar y consumir alcohol en público durante este día.






-Campeonato mundial de levantamiento de esposa (Sonkajärvi, Finlandia): Esta tradición se remonta a los vikingos, y consiste en levantar a la esposa (cualquier mujer con más de 17 años) y cargársela a la espalda. Si la esposa bota al bajarla, conlleva penalización. Se celebra cada 4 de julio.



-La Tomatina (Buñol, España): Seguro que habrás oído hablar de esta batalla de tomates que se celebra el último miércoles de agosto en esta localidad valenciana. Más de 100 toneladas de tomates pasados son usados como munición.





-Campeonato mundial de buceo en ciénaga (Llanwrtyd Wells, Gales): Cada último lunes de agosto decenas de galeses se planta ante una ciénaga de 55 m de largo con una equipación consistente en unas gafas de buceo y un snorkel. Como curiosidad, el último en llegar también es premiado: tiene mucho mérito ser el que más aguanta ahí metido.




-Burning Man (Black Rock Desert, EEUU): Durante una semana, cientos de personas se congregan para crear una ciudad en la que es posible expresarse artísticamente con total libertad. A la semana, no debe quedar ni rastro, de ahí lo de ‘burning man’ (hombre quemado): las obras de arte deben ser eliminadas.





-Día Internacional de Hablar como los Piratas: El 19 de septiembre gente de todo el mundo se une a esta celebración hablando como un pirata… ¡arr! La celebración ha ganado popularidad gracias a Internet y a la parodia religiosa del ‘Pastafarianismo’, que considera a los piratas ‘seres divinos’ y surgió como respuesta irónica a la decisión de enseñar creacionismo en las escuelas norteamericanas. ¡En guardia, filibusteros!




-Campeonato mundial de muecas (Egremont, Inglaterra): Según dicen, desde 1297 se viene realizando este campeonato que consiste en realizar la mueca más impactante. Se celebra en septiembre. Peter Jackson, legendario campeón de este campeonato llegó a extirpar sus dientes para facilitar sus maniobras, desafortunadamente murió poco después jugando al golf en España.



¡VOY A PASARMELO BIEN!


2 comentarios:

Raquel dijo...

Es verano y el calor ablanda las neuronas, sino no se explica el nivel de estupidez de todas esas fiestas.
La de enseñar el culo a los pasajeros del tren me ha dejado flipada. Claro que, como has apuntado, se trata de pasarlo bien y en definitiva todos hacemos un poco el indio de vez en cuando; algunos cada fin de semana si se pasan con la bebida.
Divertida entrada, Anita.
Besos :)

Ana dijo...

Besos Raque :)
Me parece que lo que cuenta es divertirse, a parte de lo excentica que pueda parecer la fiesta en si.
¿Te apetece una guerra de tomates?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...