domingo, 12 de julio de 2009

Pablo Neruda

El escritor y diplomático chileno Pablo Neruda, a quien se considera uno de los más grandes poetas del siglo XX, nació en la localidad de Parral, Chile, el 12 de julio de 1904, hace ahora 105 años.
Premio Nobel de Literatura en 1971, Ricardo Neftalí Reyes Basoalto, nombre real, fue hijo único del matrimonio de José Ángel Reyes, obrero y maquinista, y Rosa Basoalto Opazo, quien murió de tuberculosis pocas semanas después de dar a luz al futuro poeta.
Su primer contacto con la poesía fue a través de su tío Orlando Mason, sin embargo su padre quería que estudiara una carrera universitaria.
La efervescencia social de los años 20 fue ávidamente absorbida por el poeta, quien desarrolló junto a sus compañeros universitarios y colegas contemporáneos una activa vida cultural.
Mantuvo una buena relación con Rubén Azócar, Tomás Lagos, Angel Cruchaga, Diego Muñoz y Pablo de Rokha, con quienes charlaba y discutía acerca de los más diversos temas. El seudónimo de Pablo Neruda surgió en 1920, cuando escribió sobre el asalto a la Federación de Estudiantes firmando con ese nombre. "Pablo" le gustaba y "Neruda" lo eligió por el poeta checo Jan Neruda.
Pablo Neruda, quien es considerado uno de los más grandes poetas latinoamericanos del siglo XX, falleció de cáncer el 23 de septiembre de 1973, en Santiago, Chile, 12 días después del golpe militar que derrocó al gobierno de Salvador Allende.

¿Que mejor manera de celebrar su cumpleaños y hacerle un homenaje que repasar sus poemas?


Pablo Neruda
20 poemas de amor y una canción desesperada

Poema 13

He ido marcando con cruces de fuego
el atlas blanco de tu cuerpo.
Mi boca era una araña que cruzaba escondiéndose.
En ti, detrás de ti, temerosa, sedienta.
Historias que contarte a la orilla del crepúsculo,
muñeca triste y dulce, para que no estuvieras triste.
Un cisne, un árbol, algo lejano y alegre.
El tiempo de las uvas, el tiempo maduro y frutal.
Yo que viví en un puerto desde donde te amaba.
La soledad cruzada de sueño y de silencio.
Acorralado entre el mar y la tristeza.
Callado, delirante, entre dos gondoleros inmóviles.
Entre los labios y la voz, algo se va muriendo.
Algo con alas de pájaro, algo de angustia y de olvido.
Así como las redes no retienen el agua.
Muñeca mía, apenas quedan gotas temblando.
Sin embargo, algo canta entre estas palabras fugaces.
Algo canta, algo sube hasta mi ávida boca.
Oh poder celebrarte con todas las palabras de alegría.
Cantar, arder, huir, como un campanario en las manos de un loco.
Triste ternura mía, qué te haces de repente?
Cuando he llegado al vértice más atrevido
y frío mi corazón se cierra como una flor nocturna.


4 comentarios:

Flowtista dijo...

Qué mejor homenaje? Sí señora.

Si no tienes algo especial en tus palabras no eres buen escritor, y este sin duda, tenía eso. Y más. A ver si leo un poco más de él, que la poesía es el género al que menos oportunidades doy.
Un beso!!

Raquel dijo...

Preciosa la poesía que has elegido.
Un beso, Anita.

Anónimo dijo...

La verdad que si, preciosa!
Creo que Pablo Neruda era un romántico empedernido, sus poemas lo dicen TODO.
MUAKS!! :)

Ana dijo...

Estoy deacuerdo Flowtista, tenía algo especial en sus palabras, era su poesía jugaba con ellas como si nada, era un maestro. Un beso.

Si todos sus poesías de amor son preciosas Raquel, la 15 quizás es la mas conocida, esta número 13 la elegí al azar. Besitos.

Si, Sara, Neruda era un romántico en toda regla, es bonito escribirle al amor. Muaks!!
:)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...