lunes, 23 de junio de 2014

Dos rojas lenguas de fuego...

Dos rojas lenguas de fuego
que, a un mismo tronco enlazadas,
se aproximan, y al besarse
forman una sola llama;
dos notas que del laúd
a un tiempo la mano arranca,
y en el espacio se encuentran
y armoniosas se abrazan;
dos olas que vienen juntas
a morir sobre una playa
y que al romper se coronan
con un penacho de plata;
dos jirones de vapor
que del lago se levantan
y al juntarse allá en el cielo
forman una nube blanca;
dos ideas que al par brotan,
dos besos que a un tiempo estallan,
dos ecos que se confunden,
eso son nuestras dos almas.

Gustavo Adolfo Bécquer



4 comentarios:

PEPE CAHIERS dijo...

La dualidad como forma especial de unificarse, además de forma muy romántica.

Ana Bohemia dijo...

Un uno de fuego muy romántico, dos almas al rojo vivo.
;)

Montse dijo...

El rey del romanticismo que, en apenas pocas estrofas, sabía llegar al corazón.
Precioso el poema!
Besitos.

Ana Bohemia dijo...

Me gustó mucho Montse, me pareció un poema apropiado para una noche de hogueras y fuego.
Besos
:D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...