viernes, 9 de mayo de 2014

Nube de luciérnagas

Luz verde y etérea,
mágicamente espectral,
brillo que volea
escondido entre el brezal.

Así de sensual canta
la luciérnaga en el cañaveral,
posada en una planta
clama por su galán.

¡Que bonito me parece el brillo de las luciérnagas! Dan pie a hablar en verso, a la ensoñación, son como el instrumento de una leyenda, son un foco de luz en un mundo de oscuridad, parecen vivir su vida de manera poética, y a mí me gusta pensar que bohemia.


-En un frondoso bosque de coníferas y de hayas de Tlaxcala, México, las luciérnagas ofrecen un espectáculo nocturno fascinante. Cualquiera diría que se convierten en pequeñas hadas que bailan entre el follaje y las ramas. Se puede disfrutar de esta visión en las noches de junio-agosto, donde el bosque no es tan frío como en otras épocas de año-

Poca gente sabe que las luciérnagas son en realidad escarabajos, miembros noctámbulos de la familia de los lampíridos. Se distinguen de otros insectos luminiscentes porque en su mayoría tienen alas. Existen unas 2.000 especies de luciérnagas.


¿Dónde viven?
Viven en diversos entornos cálidos y en regiones más templadas, y son una presencia familiar en las noches de verano. A las luciérnagas les encanta la humedad y por ello se encuentran a menudo en regiones húmedas de Asia y del continente americano. En zonas más secas se pueden encontrar en las proximidades de áreas húmedas o pantanosas que retienen la humedad.

¿Por qué brillan?
Las luciérnagas tienen órganos lumínicos especiales situados bajo el abdomen. Cuando absorben oxígeno, éste se combina dentro de las células especiales con una sustancia llamada luciferina y reacciona produciendo luz sin apenas generar calor.
La luz de la luciérnaga es por lo general intermitente, y brilla de un modo específico en cada especie. Cada forma de brillar es una señal óptica que ayuda a las luciérnagas a encontrar posibles parejas.
Una luciérnaga puede regular el flujo de aire que entra en su abdomen para crear una pauta palpitante. Las luciérnagas macho se iluminan para buscar compañeras y las hembras deseosas responden con iluminación. Pero no todos los destellos de las luciérnagas son motivados por el romance. Algunas hembras imitan a las pautas de iluminación de otras especies de luciérnagas y cuando los machos se posan a su lado, las hembras se los comen vivos. Cómo quien dice un lenguaje de amor único y a veces mortífero.

¿Qué comen?
Cuando son larvas se alimentan bajo tierra de gusanos y babosas, a las que entumecen inyectándoles un fluido paralizante. Los adultos se abstienen de comer esta clase de presas y se alimentan habitualmente de néctar o polen, aunque algunos adultos no ingieren alimento alguno.

¿Cuando brillan?
Estos insectos tienen dos momentos muy precisos en los cuales utilizan la bioluminiscencia. En su estado larvario lo hacen para disuadir a los predadores, ya que los químicos que contiene pueden ser de sabor desagradable o directamente tóxico.
En cambio, en los adultos, es una estrategia para encontrar pareja. Y comprende todo un lenguaje. Puede tratarse de un brillo continuo, de flashes, de ritmos determinados…
Las luciérnagas tropicales se coordinan en grandes grupos para emitir la luz con una cadencia determinada. De hecho hay especies, como la  Photinus, Photuris y la Pyractomena que se reconocen por sus ritmos.
Los machos mantienen las lucecitas del estado larval –que son los dos puntos luminosos de los extremos del octavo segmento abdominal-, sólo brillan cuando son molestados.

Más que bellas
Las proteínas y los genes involucrados en la luminiscencia se han utilizado para el tratamiento del linfoma, y la reparación cardiaca, también sirve para identificar moléculas ligadas al cáncer, detectar coágulos en la sangre, y gracias a sus proteínas, tratar la distrofia muscular y permite señalar genes, por ejemplo, aquellos relacionados con la esquizofrenia.


-Caravaggio, preparaba sus lienzos con polvo de luciérnagas secas con el objetivo de crear una superficie fotosensible en la cual proyectar la imagen que deseaba retratar-


“He aquí  verdaderas estrellas que colman los  cielos,
y aquí en la tierra,  llegan emulantes voladores,
que aunque nunca se comparen  a las estrellas,
(y en el fondo realmente nunca lo han sido)
a veces logran parecerse a ellas.
Sólo que, claro, no consiguen igualarlas”

“Luciérnagas en el jardín” Robert Frost.

Fuentes:

10 comentarios:

lopillas dijo...

wuauuu pero qué bonito por dios!

amparo puig dijo...

No sabía nada de las luciérnagas, sólo que brillan, pero no había visto nunca tantas juntas. ¿Son escarabajos? Vaya, aún así son una pasada con luz natural. Preciosas las fotos, el vídeo y muy instructivo el texto que lo acompaña. me gustaría compartirlo en faceb. ¿puedo?

Ana Bohemia dijo...

Muy bonito Lopillas ver a tantas luciérnagas juntas.
:)

Si que son una pasada amparo con esa luz tan extraña. Claro que puedes compartirlo, yo sólo recopilé datos que pululan por la red, salvo algunas cosas de cosecha propia. Me alegra que te haya gustado la entrada.
:D

Raquel dijo...

Qué bonito y qué bohemio, luciérnagas en la oscuridad en noches de verano. En alguna parte leí que están en peligro de extinguirse, qué pena.
Un beso Ana.

Montse dijo...

Preciosos esos paisajes iluminados con las luciérnagas!!
Yo he visto alguna que otra por el jardín, pero nunca tantas juntas formando esa maravilla y muy interesante todo lo que nos cuentas sobre ellas ¡me ha encantado!
Besitos, guapa.

PEPE CAHIERS dijo...

EL insecto más poético, aparte de las mariposas, claro.

Natalia Ortiz dijo...

Madre mía, Ana. Esas fotos son una maravilla. La primera sobre todo me encantó.

Es una entrada muy curiosa. Desconocía por completo cómo generaban la luz. Tenía que haber imaginado que era con fines reproductivos... qué inocente soy, pero menos me esperaba que a veces mataran al seducido :S.

Lo realmente matador es el uso que se da a sus proteínas y genes. No se me hubiera ocurrido en la vida.

Las fotos geniales... y el vídeo espectacular =)

Algún día tendré que ver alguna en persona, por curiosidad.

No sé si has visto Tiana y el sapo. Hay una luciérnaga llamada Ray que le canta a una estrella a la que él llama Evangeline :) (Lo cual había pensado en decirte antes de leer el poema de Robert Frost, que también me ha gustado).

Una entrada muy agradable y completa, Ana.
Un beso :)

Mynorita Cris dijo...

Muy interesante el mundo de las luciérnagas y su luminiscencia.

Me fascinan las fotografías y el paisaje de diminutas "lucecitas" que dibujan parecen transportarte a otro universo, como mencionas tal vez a un mundo de hadas.

Un saludo

Ana Bohemia dijo...

Hola Raque, ¿en serio que se les va a apagar la luz? Yo no quiero, que pena.
Un beso Ra
;)

Hola Montse, que bonito debe ser tener un jardín con luciérnagas, asomarte de noche y ver estrellas arriba y también abajo.
Besos
:)

Hola Pepe Cahiers, sin duda poético y bucólico, como algo sacado de un cuento. Las mariposas y las luciérnagas comparten polvo de hada...
Saludos:)

Hola Natalia, no he visto Tiana y el sapo pero me gustaría. Yo tampoco sabía que mataban al seducido, jeje, vaya con las luciérnagas. Me alegra que te haya gustado esta entrada.
Un abrazo
:)

Hola Mynorita Cris, apuesto a que si, a que saben donde queda el reino de las hadas, '¡tiene que ser!, ¿verdad?
Saludos
:)

pseudosocióloga dijo...

Me apasionan las luciérnagas, y no he visto dos juntas desde mi infancia.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...