miércoles, 14 de mayo de 2014

La selva de Jadav Payeng


Nos cuesta creerlo pero tenemos el poder, el poder de cambiar el mundo, el poder de crear uno mejor.
Podemos decidir no rendirnos, podemos luchar por lo que creemos aunque estemos solos, por muy disparatada que esa idea sea para los demás tenemos el poder de perseverar.
Pero claro que tenemos el poder: ¡el poder de creer posible lo imposible!
De esto sabe muy bien Jadav Payeng (1963), un trabajador forestal de la India, quien sin ayuda y con todo su esfuerzo trasformó una zona devastada en una selva, llamada por él Molai.

Esta historia que viene de la India tiene el sabor de los más tradicionales cuentos orientales.
En 1979 una inundación obligó a refugiarse a una gran cantidad de serpientes en zonas altas y  las dejó varadas en un gran banco de arena. Cuando se retiraron las aguas, el joven Jadav Payeng, que contaba con 16 años se encontró con los ofidios muertos.
Las serpientes, que sobrevivieron al agua, murieron por el calor al carecer de una sombra en la que guarecerse.
La sensibilidad de este hombre le llevó a sentarse y llorar por los animales muertos.
Se dirigió a las autoridades para intentar que plantaran árboles allí. Recibió su negativa y le aseguraron que ningún árbol volvería a crecer. Le aconsejaron que plantara bambú.
Nadie quería saber nada, ni nadie quería ayudarle, y menos por una causa que creían inútil.
Jadav Payeng comenzó en 1979 a enterrar semillas y trasplantar árboles de especies autóctonas en una región arenosa y estéril situada en las orillas del río Brahmaputra (India). Hizo de esta tarea el objeto de su vida.
Su intuición y conocimiento de la vida natural le llevó a recrear el ecosistema natural.  Su perfeccionismo, por poner un ejemplo, le hizo llevar al lugar hormigas rojas para reforzar el equilibrio ecológico de los suelos.
En poco tiempo el arenal se transformó en un ecosistema en pleno desarrollo al que llegaban los animales amenazados de la región.
Ha transformado, sin ayuda de nadie, una superficie de unas 550 hectáreas (cada hectárea tiene la superficie de un campo de futbol).
Hoy en día el bosque es un refugio para aves, ciervos, rinocerontes, tigres de Bengala (hay cinco y  recientemente han tenido dos cachorros), elefantes y otras especies (algunas de ellas en peligro de extinción) que pierden su hábitat natural por la presión del hombre en otros lugares de la región.
Más de 30 años después toda la región es un vergel y se ha transformado en un ecosistema maduro de selva.
Como dato sorprendente apuntar que los funcionarios de la región se enteraron de la existencia del nuevo bosque en el año 2008.
Sin duda este hombre merece el reconocimiento internacional a su labor, y a nuestro entender es uno de los ecologistas más importantes en todo el mundo.
Un héroe del mundo natural y un ejemplo a seguir.

Fuentes:

4 comentarios:

amparo puig dijo...

Qué tesón, qué fortaleza, qué ejemplo. Hace unos días, mi hijo veía un vídeo en internet y capté una de las frases: si quieres construir un gran muro no pienses en él, piensa en cada ladrillo que pones. Poco a poco, como este hombre, los sueños se logran. Una historia fantástica.

Montse dijo...

Increíble la historia de este hombre que, como dices, con ese poder que otorga el querer hacer algo bien, ha conseguido lo que parecería imposible.
Creo en ese poder, esa fuerza y constancia que podemos tener para cambiar el mundo. Me ha gustado esa introducción que has hecho al principio.
Un besito, guapa.

Ana Bohemia dijo...

Hola amparo, gran frase, me la apunto.
Creo que queremos resultados inmediatos, estamos en una sociedad en la que todo es instantáneo, pero a veces para que algo de grandes y buenos frutos hay que perseverar e ir poco a poco, trabajando con la idea puesta en le meta.
Un abrazo.
:)

Hola Montse, me alegro que te guste. Sí, tenemos ese poder, tenemos que repetírnoslo, tenemos que creérnoslo, si nos lo creemos lo lograremos, sin rendirnos y trabajando.
Besos
:)

Tourism Cloud Initiative dijo...

Visit www.JadavPayeng.org / WhatsApp @ +91-9490069000

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...