domingo, 3 de febrero de 2013

Desde hace un tiempo vengo sintiendo que tengo el alma fría.
He pensando en la causa y escuchando al experto en almas que canta susurrando he llegado a una respuesta, una idea nada descabellada: quizás sea porque hace tiempo que esta destapada, ahí, al aire…
¡Claro!, la abrí para enseñártela… ¡y hace tanto de aquello!
Si tengo el alma al aire es normal que haya cogido frío, tan destemplada y a la intemperie...
Sí, hace tiempo que he ido volcando pedacitos de mi alma en este pequeño espacio, en este blog que no es tan personal ni mucho menos pero que tiene mucho de mí ser, mucho de mi corazón, muchas de mis ganas y mi ilusión, y bastante de mi dedicación.  
Me quedan ganas, me sobran ideas… pero me he quedado sin fuerzas, he perdido un poco de aquella esencia bohemia con la que quise fabricar un mundo a mi medida. Y se nota el desgaste. Durante un tiempo largo le he dado forma sin descanso, apilando fragmentos de mi misma, acumulando algunos pedazos encontrados que me gustaban, juntando letras propias o de extraños, reuniendo aquello que me divertía, entretenía, evocaba o emocionaba. Y de esa forma, poco a poco, ese mundi ha crecido de tamaño y abulta lo bastante como para que otros se hayan parado a observarlo.  Eso me anima. No estoy sola aquí y eso también me empuja a seguir. Pero…
Pero… estoy atravesando uno de los momentos personales más difíciles de mi vida desde la creación de este blog y me siento incapaz de seguir inventando, volcando mi alma en lo que hago o haciéndolo desganada… y así no me vale, ¡así no me sirve!
He pensado que necesito un descanso, para poder seguir dibujando con palabras, para poder seguir soñando, para no vaciarme por completo y quedarme en el camino y luego vestirme de silencio y desaparecer, ¡así no! No quiero ser como una estrella que se enfría y se muere y se apaga. Quiero seguir brillando y dar lo mejor… por eso me voy por un tiempo, quizá un mes o quizá mas, ya veré. Lo que tengo claro es que volveré porque mis pies han hecho un sendero que siempre me trae de vuelta a este rinconcito acogedor, y no quiero que se llene de malas hierbas.
Como no hay puertas, ni cerrojos, ni fronteras en este bohemio mundi todo queda abierto para que vengas de paseo a andarlo de nuevo, para que te pares donde ya lo hiciste antes o descubras nuevos rincones, ¡recórrelo con ganas!
Yo me despido hasta muy pronto, tengo que ocuparme de mi alma, añoro su calor, extraño lo que era, voy a recogerla y a recogerme, y a taparla un rato, a ver si así entra en calor… a ver si así sonríe y se acalora como antes y vuelve a ser roja.
Un beso BOHEMIOS.


11 comentarios:

Mos dijo...

Bueno, vale, lo acepto; acepto que tu alma esté algo fría y necesite más calor para seguir en la brecha.
Te esperaré, Ana. Estaré pendiente de tu regreso para volver a sorprenderme con tus entradas tan elaboradas y perfectamente atractivas. Me acuerdo de eso que se dice de que "el saber no ocupa lugar". Y eso es precisamente lo que más hay en este blog: sabiduría y conocimientos de la que tú eres la artífice.
Creo que la próxima semana pondré un nuevo reto en mi blog que espero que tenga aceptación como los anteriores. Te invito a participar cuando sepas de qué va esta vez.
Y, lo dicho: Te estaré esperando.

Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

Saray dijo...

Cierto... como te entiendo... yo lo hice... y a veces no solo de unas simples palabras.. a veces hay que "alejarse" de todo y de todos para poder encontrar ese calor.

Muchos besos y desde mi mundo yo también te esperaré.

Saray

Carol Torrecilla García dijo...

Claro que te comprendo, Ana. Te voy a echar de menos, pero te comprendo perfectamente.
Que te vaya bien y siempre sabrás dónde encontrarme.
Volveré a tu blog una y otra vez.
Te estaremos esperando, amiga. Sin prisas. Tómate tu tiempo.
Abrazos:
Carol

roberto dijo...

Hola Ana, creo que a todos nos llega el momento de preguntarnos sobre nuestra existencia y el frío del alma.
Son muchas desiluciones, mezquindades, y mentiras que nos rodean que nos confunden nos obnuvilan, es cuando debemos parar y reponer fuerzas y seguir con ésta vida bella que nos ha regalado quién sabe quién (depende de nuestras creencias), igual nunca que olvides que hay hermosos atardeceres e increibles auroras donde nos sentimos vivos y el alma renace con más bríos. Seguiré día a día esperando tu regreso amiga, además siempre podrás contar conmigo, para acompañarte y compartir letras y sonrisas.

Un fuerte abrazo.

lopillas dijo...

Tómate tu tiempo tesoro. Estaremos por aquí esperándote sin prisas.
Un abrazo muy muy grande

Mos dijo...

Hola Ana, me gustaría que visitaras mi blog y leyeras el nuevo reto que he planteado. Estaré encantado con tu participación.
Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

Nieves dijo...

Ana, descansa todo lo que necesites, solo tú lo sabes, esto de los blogs atrapa mucho y por eso mismo, resulta agotador en ciertos momentos, por lo que es normal y necesario tomar algunos descansos, para despues retomarlo con más fuerza, si, como en tu caso, aún te sigue gustando e ideas no te faltan.

Aqui estaremos esperándote, tardes lo que tardes, espero que descanses mucho, que te recuperes y que todo se arregle, sea lo que sea.

Un beso y un abrazo muy fuerte Ana,

Ana dijo...

MUCHAS GRACIAS A TODOS.
Gracias Mos, Saray, Carol, Roberto, lopillas, Nieves, por animarme tanto, por infundirme tanto cariño y calor que es lo que necesita mi alma. Gracias de todo corazón por estar ahí y por vuestras palabras.
Tenía que desconectar y encontrar algo de paz, pero no ha sido un mes demasiado bueno. Hace una semana mi mejor amigo viajó a otro mundo, uno que se llama paraiso, y me ha dejado el corazón muy triste y solo. Era mi perrito, se llamaba Brown. Así que ahora a parte del alma fría también tengo el corazón roto y me estoy derramando por todas partes. Espero poder consolarme y retomar este espacio... aunque con sinceridad tampoco tengo muchas ganas. Ha sido un golpe tan grande su perdida que aún estoy aturdida, noqueada.
En fin, gracias otra vez por vuestras voces y vuestro apoyo, estoy muy agradecida por eso.
Un abrazo a TODOS.

JuanRa (con lo de Diablo en entredicho) dijo...

Ohh, Ana, mi amiga hippy, bohemia y libre, me sorprende leer esto pero te comprendo perfectamente. Descansa un tiempo para cuidar y reconfortar tu alma, que estas cosas son necesarias de vez en cuando.

Estoy seguro que pronto necesitarás volver a escribir y a colgar mil cuadros de bonitos colores en estas paredes tan alegres que uno encuentra siempre por aquí.

Es curioso que hayas elegido una foto de una playa. Siempre he asociado esto de los blogs con ellas, como quizás recuerdes.

http://miescribania.blogspot.com.es/2010/09/la-playa-de-los-blogs-olvidados.html

Un abrazo

PD. ¡Recuerda que tenemos un gato que recuperar! :D

Taty Cascada dijo...

Todos sabemos que es necesario parar cada cierto tiempo. Un blog requiere tiempo y preocupación, sobretodo cuando estamos pasando por momentos especiales en nuestra vida. Espero que recuperes la inspiración y ese corazón esté sano otra vez.
Besos corazón, y te esperamos.

Ana dijo...

No me he olvidado del gato JuanRa, ¡que viajero esta hecho que ya le he perdido la pista!
Muchas gracias por tus palabras.
Recuerdo tu entrada y coincido contigo: esto es así, a veces las mareas van y vuelven, y lo mejor es que exista una playa de arena, con unas huellas marcadas, un camino para no olvidar.
He necesitado ese tiempo... y posiblemente siga concediéndomelo un poco más, mi alma esta mejor, pero mi corazón no, pero lo superaré, es sólo que estoy hecha polvo con la muerte de mi perro. Gracias por todo JuanRa, un abrazo enorme.

Besos Taty de todo corazón, lo de los moemntos especiales es cierto, por eso no estoy concentrada para seguir por aquí, no lo dejaré, pero no creo que sea como antes, iré a mi ritmo y poco a poco. Gracias por acercarte aquí.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...