sábado, 5 de noviembre de 2011

5 de Noviembre de ¿1955?

He tenido un sueño muy extraño… salvo que no era un sueño.
A riesgo de que me toméis por loca tengo que soltarlo, así que ahí va: esta mañana al ir a enchufar la tostadora algo ha hecho chap-chic-plas, y sin esperarlo me he encontrado de pronto en 1955.  
Es cierto… He aterrizado en el patio de lo que fue mi casa hace cincuenta y seis años… ¡incluso habían gallinas y cabras! Las blanqueadas paredes parecían hechas de barro cocido, los suelos eran una mezcla entre tierra y cemento. Todo parecía estar en obras, y patas arriba, como si la casa aún estuviera en construcción. Recordé entonces las viejas historias de mi padre, de cómo mi abuelo estaba siempre remodelando su vivienda y todo empezó a encajar.
Me acerqué al interior, olía a carbón y a madera seca. Los suelos allí eran de linóleo gris. El olor del potaje de verduras había inundado la cocina. Un pequeño transistor colgaba de una puncha sobre una de las vigas y reconocí a Little Richard que cantaba “Tutti Frutti” a todo pulmón.
Tomé entonces consciencia de mi viaje temporal cuando descubrí aquel calendario de pared: “noviembre de 1955” rezaba en negrita bien grande, ¡ya no había dudas!
En serio, todo era tan raro, mi padre estaba ahí, salvo que era un niñito de unos tres años que correteaba debajo de una mesa jugando con una lata vacía y que paralizado al verme sólo se atrevió a decirme que quien era y que hacía ahí. No lo sabía y ¿qué podía decir?
“Mi papá está poniendo la luz, ¿sabes?”, dijo con su vocecita infantil, supongo que se refería a aquellos interruptores de luz eléctrica,  “¿la quieres encender?”  y me sonrió. Creo que aquello le parecía un juego así que le hice caso. Puse mi dedo sobre el botón y… y salí despedida hacía el futuro. Las fluorescentes luces de la cocina me cegaron cuando aterricé, chocando contra el microondas de la estantería, al mismo tiempo el teléfono móvil chirrió sobre la encimera con nerviosa urgencia, muy lejano, quizás por ser el audio del ordenador de arriba, sonaba “I gotta feeling” de Black Eyes Peas,  la tostadora ya estaba enchufada y humeaba preocupantemente ¡y para colmo las tostadas se habían chamuscado!
Cuanto conté esta historia a mis más allegados nadie pudo explicarme lo que ocurrió, “¿algo que te sentó mal?”,  me dijeron, mirándome como si lo hubiera soñado todo, “¿una sobrecarga en la red?”, apuntó mi hermana gemela, “¡sí!”, porque no”, pensé, después de todo ella era la mas lista de todos….
Pero por si acaso no fuera eso, esa tarde decidí desmontar el tostador. Lo que vi me dejó anonadada, ¿acaso…? No, no podía… pero, ¿un condensador de fluzo? Rápidamente busqué la caja para ver las instrucciones de uso pero sólo ponía Made in Taiwan. ¡Vaya!, estos chinos ya no saben que inventar para vender electrodomésticos….

"Tutti Frutti-Little Richard"
-
“(…) Noviembre de 1955, es increíble que Biff eligiera esa fecha concretamente, eso significa que ese punto de la línea temporal lleva asociado alguna significación cósmica, es decir como si fuera el punto de inflexión de todo el espacio temporal, pero también podría ser una coincidencia”. Doc Emmet Brown.


¿A que no sabes que día es hoy? Bueno, seguramente ya te habrás hecho una idea:



Hoy es el día en el que Marty McFly viaja por primera vez en el tiempo.

Como soy una fan de las pelis de Regreso al futuro (de peque me tragaba las tres seguidas en un maratón de cine) no podía olvidarme de señalarlo, y este ha sido mi homenaje.

Me imagino que alguien se preguntará: ¿Qué demonios es un condensador de fluzo? Pues en palabras de su inventor, el inminente doctor Emmett Brown: "es lo que hace que los viajes en el tiempo sean posibles".

Un condensador de flujo, llamado en España condensador de fluzo por un error de traducción (¡), es un término traducido del inglés flux capacitor, y hace referencia al componente principal de la máquina del tiempo.
La película no aclara cómo funciona exactamente el condensador de flujo. Pero por lo que se ve consiste en una caja con tres pequeñas lámparas incandescentes centelleantes colocadas en forma de "Y". Cuando el vehículo, un De Lorean DMC-12, se aproxima a una velocidad de 88 millas por hora (140 km/h), la luz que emiten las lámparas del condensador de flujo brilla con más rapidez, hasta emitir una luz constante. La carrocería de acero inoxidable produce la "dispersión del flujo" cuando el condensador se activa, aunque el inventor es interrumpido antes de que pueda finalizar la explicación acerca de su funcionamiento.


Pero, ¿por qué 1955?

Doc Brown tuvo la idea del condensador de flujo el 5 de noviembre de 1955, tras golpearse en la cabeza con el lavabo al resbalar cuando trataba de colgar un reloj de pared en el baño subido en el retrete. La idea acudió a él como una visión cuando despertó del estado de inconsciencia.
Por eso, al explicarle todo esto a Marty teclea la fecha como sin darse cuenta y de esa manera, inconsciente, es como queda registrada la fecha de destino en la maquina del tiempo.


¿Cuántos jigoqués?

Para permitir el viaje a través del tiempo del De Lorean, el dispositivo requiere una cantidad de 1,21 “jigovatios” de electricidad, suministrada por un reactor nuclear alimentado con pequeñas barras de plutonio.
Un imprevisto impidió llevar el plutonio en el segundo viaje, y como en 1955 no iban por ahí regalando plutonio (la disponibilidad era nula, tampoco la vendían en los supermercados) Doc tiene que idear otra cosa. “¡Un rayo!, es lo único que valdría”, dice y justo cuando piensa que es imposible saber donde va a caer uno, descubre, providencialmente, un folleto del futuro que informa exactamente de un suceso acaecido 30 años atrás, es decir en ese mismo instante del tiempo: la precisa caída de un rayo que el 12 de noviembre de 1955 a las 22:04 destruyó el reloj de la torre del juzgado de Hill Valley.

¿Salvado? Pues si, y por los pelos… El rayo fue conectado por medio de un cable eléctrico industrial desde el reloj de la torre a otro cable ubicado entre dos farolas, que trasladaron la energía directamente al condensador de fluzo mientras el vehículo tocaba el cable con un gancho cuando se desplazaba a 88 mph.
Tras regresar a 1985, el plutonio fue de nuevo utilizado para viajar hasta el año 2015. En esta estancia en el futuro, el reactor de fisión fue sustituido por un reactor de fusión de uso doméstico desarrollado en esta época por la empresa ficticia Mr. Fusion, que permitía el uso de basura como combustible, salvando así el inconveniente de encontrar el plutonio justo para cada viaje.



¡Ojala pudiéramos decir en serio eso de “fluzeando”!

Fuentes: Wikipedia.org/wiki/Condensador_de_flujo. Google imágenes. Youtube.

5 comentarios:

Raquel dijo...

:)) Como fan de las pelis de Regreso al futuro me ha encantado esta entrada. El relato tambiñen me ha gustado mucho. Ojala se pudiera viajar en el tiempo, la de cosa que me gustaría ver.
Un beso :D

MEN dijo...

Me fascinaron las tres la primera vez que las vi, y siempre que hay la oportunidad de verlas lo hago. Para aquellos años en los que se estrenaron fueron la bomba. Quizás ahora no se las valora como debería. Que buen homenaje, me ha gustado mucho.. Un bessito

Ana dijo...

Gracias Raque, a mí también me encantaría vijar en el tiempo, siempre he sentido curiosidad por ver que sentiría en un concierto de Jim Morrison, jaja, bueeeno... creo que eso de viajar en el tiempo me podría servir para mucho.
Abrazos
;)

Gracias Men, pues si te gustaron las 3 primeras puede que te guste oír que se dice, se rumorea, se cuenta, que posiblemente se haga una cuarta película, ¡que bien! aunque me temo que Marty Mcfly no sería el mismo, y Doc ni te cuento...
Un besito
:D

Nicole Sagan dijo...

¡¡¡¡Me apunto a un cuarto viaje en el tiempo ya que sabes tanto de estooooooooo! Yo también las vi todas y no solo me gustaron, me fascinaron.
Incluso cuando las repetían por la tele las volvía a ver.
¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Te doy un premio por tu entradaaaaaaaaaaaa!!!!!!!!!
Cómo me gusta este blog, Ana. Eres una genia. Estoy segura.
Nicole.

Ana dijo...

Gracias Nicole, jaja, ¿genia?, aún me falta la lampara mágica de los deseos, pero pronto, jaja. Me alegra mucho que coincidamos en gustos cinefilos, y por supuesto que nos apuntaremos al cuarto viaje en el tiempo de estas pelis, seguramente en 3D, jaja, ya lo veo. Yo te doy un premio por tu comentario y gracias por tus visitas a mi blog.
;)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...