sábado, 29 de abril de 2017

Tempus fugit


Hay una cosa que he descubierto con los años: que todo se pasa volando… la vida, las horas, los momentos, las oportunidades, la gente. Le dices hola a un año nuevo y de pronto ya se está despidiendo. Le dices hola a un mes y a otro y a otro, y casi no pesan, podría decirse que van cruzando la frontera sin equipaje. No importa que corras, el tiempo siempre te adelanta. Da igual lo intensa o dramática que te pongas, tampoco tiene la intención de frenar, lo que se quedó atrás, ahí se quedó. Adonde quiero ir a parar es que la vida se va demasiado rápido…
…demasiado como para sólo ver lo malo, como para sufrir por gusto, como para dejar que los pensamientos negativos se instalen, como para no dejarle hueco a la felicidad. Fuera penas, fuera dolores, adiós sufrimientos, fuera ahogarnos en un vaso de agua.
Debemos dejar de ver sólo lo negro, hay muchos más colores. Porque hay variedad y color, porque no todo es de la forma en la que lo vemos, porque aunque hay de todo, lágrimas y risas, al final tú eliges la manera en la que desfilas por la vida, tú eres lo que proyectas. Por eso la vida es un camino que se desvanece en el horizonte, hay que enfocar la vista, pero nunca perder la perspectiva del suelo que tenemos bajo los pies.


12 comentarios:

lopillas dijo...

Volando, Bohemia, se pasa volando.
Te pongo un texto que me gusta tener a mano para no olvidarme de vivir el momento :)
"Hay momentos mágicos, momentos en los que uno se pone de acuerdo con el universo y fluye al ritmo de lo eterno, de lo misterioso e inabarcable. Unas veces, esos momentos los desencadena el espíritu; otras, es el cuerpo, impulsado por alguna pasión insaciable.
Como el agua salada del mar no calma la sed, así tampoco nosotros encontramos consuelo en esos breves instantes de felicidad que salpican la vida, pues se difuminan con demasiada rapidez en el borrador de nuestro precario entendimiento. Sólo unos privilegiados son capaces de entender que en eso consiste la auténtica dicha: en conformarse, en aceptar esos espurios regalos que nos ofrece el devenir y, más tarde, en la más íntima soledad, guardarlos con esmero en el corazón para poder acceder a ellos cada vez que abramos la fascinante puerta del recuerdo."
Besitos muchos

Montse Martínez Ruiz dijo...

Así es, el tiempo pasa volando, apenas nos damos cuenta y ya ha pasado, así que hay que aprovecharlo viviendo la vida intensamente.
Me ha gustado lo que dices y lo que te ha comentado "lopillas"
Yo también te dejo una cita :
"Uno aprende a ser feliz cuando entiende
que estar triste no sirve de nada"

Muchos besos!

Pepe Cahiers dijo...

Cuando eres niño la vida tiene un contrasentido, para muy deprisa, entre juegos, risas y llantos, y a la vez parece que los años se estiran más. De mayor, no has terminado de despedirte de un año, cuando ya tienes que decirle adiós al siguiente.

Saludos

Mrs. So dijo...

Soy joven, y muchas veces ya me repito esa frase de "qué rápido pasa el tiempo", cual viejecilla octogenaria.
Estoy de acuerdo en que hay que disfrutar, vivir a tope, dejarse de tanta tontería y pesimismo, porque la vida se esfuma en un abrir y cerrar de ojos.
Un abrazo, Ana!

Ana Bohemia dijo...

Hola Lopillas, ¡qué bonito texto, precioso!, ¿lo escribiste tú?, es genial, muchas gracias por compartirlo conmigo y con todos los bohemios del blog.
Un besote

Hola Montse, la cita me viene muy bien en estos días, es algo que me tengo que repetir, así que muchas gracias.
Muchos besos

Hola Pepe, eso es verdad, de niños la percepción del tiempo y hasta del espacio es completamente diferente a cuando crecemos y nos llenamos de responsabilidades.
¡Saludos!

Hola Mrs. So, aprovecha todo lo que puedas, ese es mi consejo, vivir al máximo, no complicarse por tonterías, enfocarse en lo que te hace bien y en lo que te gusta, porque todo se va volando.
Un abrazo

miquel zueras dijo...

Ya lo dice la misma expresión: el tiempo se escapa, huye, vuela... "Ayer aprendí poco, hoy empiezo a caminar, pero el día venidero otra vez vuelvo a empezar." decía un poema del que he olvidado su autor.
Pero el pasado son recuerdos y el futuro sueños, así que el presente es lo único que nos pertenece.
Saludos!
Borgo.

JLO dijo...

Creo es la primera vez que paso por acá y me encantó la entrada optimista que leí 👌

Sigo mirando, con su permiso, saludos 🙋

Natalia Ortiz dijo...

La vida pasa muy deprisa. Mucho más de lo que parece. Por eso, toca aprovecharla y disfrutar todo lo posible. Aunque es verdad que el tiempo es puñetero, ya que lo bueno a veces da la sensación de que pasa corriendo mientras que lo malo parece que no quiere marcharse nunca. Hay que intentar vivir lo más felices y optimistas posibles, desde luego.

Un beso Ana :)

Carol Torrecilla García dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Carol Torrecilla García dijo...

Querida amiga Ana:
¡Ay del tiempo, cuánto se ha escrito!
Mi frase favorita para estos momentos es "CARPE DIEM", sin duda, y las reflexiones que más me ayudaron desde que era una niña, las de Michael Ende en Momo.
Hay una frase de Eduardo Galeano que me gusta mucho:
«Diagnóstico de la Civilización:
En algún lugar de alguna selva, alguien comentó: Qué raros son los civilizados. Todos tienen relojes y ninguno tiene tiempo.»
Es verdad que malgastamos el tiempo, que debemos enfocar los acontecimientos con perspectiva para evitar el dolor y poder disfrutar de la vida. Porque si la vida es maravillosa es precisamente por su complejidad, imperfección y porque es completa. ¿Qué sería del yin sin el yang? . Creo que eso es lo que nos cuesta tanto aprender...
Personalmente me encanta disfrutar de los pequeños detalles, y creo que eso es lo mejor que la vida nos da...
Gracias por la bella reflexión. Dan ganas de zambullirse en el mundo con energías renovadas.
Abrazos, Bohemia.

Raquel dijo...

Me ha gustado mucho lo que has dicho del horizonte, nunca hay que perder la perspectiva del ahora, por eso hay que disfrutar de cada paso de este camino.
Gracias, mi Ana, por esta bonita reflexión.
:)

Ana Bohemia dijo...

Hola Miquel, gracias por enriquecer la entrada aportando ese bonito poema, buscaré a su autor por curiosidad.
Bonito mensaje, ¡vivamos el presente es lo único que tenemos!
Saludos
:D

Bienvenida JLO, invitada estás a recorrer las entradas de este Bohemio Mundi. Gracias por llegar aquí y comentar.
Saludos cordiales
:)

Hola Natalia, algún día alguien publicará una tesis al respecto sobre el porque el tiempo se ralentiza en el colegio o trabajo y se pasa como una flecha cuando estás disfrutando de la vida.
Desde luego que sí, optimistas y felices, eso siempre.
Un abrazo
;)

Hola querida Carol. Carpe diem es mi lema, Galeano no pudo escribir mejor ni mas acertado, cada vez menos tiempo tenemos, lo malgastamos a lo loco, menos mal que no está penado lo de matar el tiempo, hace tiempo que estaríamos entre rejas. Pues me gusta esa reflexión, aunque cueste aprenderlo, aunque te lo repitan hasta el cansancio, con su imperfección y complejidad pero completa. Disfrutar de las pequeñas cosas es un buen camino a la felicidad.
Gracias a ti por renovar mi energía con tu comentario.
Un besote
:D

Hola Raque, paso a paso y con firmeza, da igual lo que se tarde...
Bonita tú.
Besos
:)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...