lunes, 10 de marzo de 2014

Espejito, espejito


El espejo es un objeto totalmente cotidiano en nuestros días aunque desde siempre ha despertado ciertas preguntas: ¿Quién nos mira desde ese otro lado? ¿Hay otro mundo detrás? ¿Captan las vibraciones negativas y los malos deseos? ¿Y si por desgracia se rompe esboza un camino de calamidades y acontecimientos funestos? ¿De qué lado del espejo estamos? ¿Ese reflejo que vemos en el espejo somos nosotros mismos u otra persona que nos observa detrás de él en una dimensión diferente?

Aquí te dejo como una buena ración de mitos, leyendas y misterios, todos los que se esconden tras el cristal.



Muchas culturas creen que esa materia capaz de reflejar lo que ante ella se pone tiene también la capacidad de mostrar u atrapar el alma. Precisamente por esto se extendió la costumbre de tapar los espejos con un lienzo negro en las habitaciones de los moribundos o durante un velatorio.
Los espejos también son considerados portales que comunican al más allá, o hacia otro mundo similar al nuestro pero donde nada es lo que parece. Muchos son los relatos de personas que afirman haber visto reflejados en ellos a seres que en realidad no estaban allí o a familiares que habían fallecido recientemente y que a modo de despedida se aparecían en el espejo.


Espejo y plano mágico van unidos de la mano. Según citan los antiguos escritos se los ha usado para adivinar el futuro como si se tratase de oráculos. Los adivinos de siglos pasados sumergían en agua un espejo de plata y según la claridad del reflejo éste brindaba una respuesta. A mayor o menor transparencia se aventuraba larga vida o todo lo contrario, una existencia corta y penosa. Sólo una persona dotada con el don de la clarividencia podía desentrañar en estos objetos las diversas imágenes que les brindarían la información detallada sobre el futuro, señales arrancadas a una incierta niebla de sombras.

El arte de la adivinación por medio del espejo se llama catoptromancia. Originario de Persia es uno de los sistemas de adivinación más antiguos. Consiste en que una persona se mira fijamente en el espejo hasta quedar hipnotizada, momento en el que se le pueden hacer todo tipo de preguntas. En Grecia, durante el siglo VI antes de Cristo, se llevaba a cabo con espejos de metal brillante, como el cobre, el bronce, la plata y el oro. En la Edad Media y en la época moderna, se recurría a la ayuda de un niño o de una muchacha virgen, a quienes se les vendaban los ojos y se le colocaba un espejo delante o detrás.
Pese a que estas prácticas adivinatorias fueron perseguidas por la Iglesia, las crónicas nos hablan de muchos reyes o príncipes que siguieron recurriendo a este método. Entre otros se cita al rey Enrique VII de Inglaterra o a Catalina de Médicis.
En 1326, el papa Juan XXII amenazó con la excomunión a los que practicaban la catoptromancia, pues era una creencia muy extendida que los demonios encontraban a veces refugio en los espejos.


¿Romper un espejo, da mala suerte?
Es de sobra sabido: romper un espejo trae mala suerte durante 7 años.
Las supersticiones relativas al espejo se cuentan entre las más antiguas, ya que hacen referencia a que nuestro reflejo esta en él y si se rompe nos hacemos daño a nosotros mismos. Dañar un espejo es dañar el alma.
La sentencia es grave: influencias negativas, adversidades, desgracia, desdicha y malaventura por 7 años. Pero, exactamente ¿por qué durante 7 años?
La tradición popular cuenta que la fatalidad durará ese periodo y no más porque el cuerpo experimenta un cambio en su constitución fisiológica precisamente cada 7 años.
Aunque también existen remedios para evitar que esa maldición se produzca, por ejemplo si recogemos los trozos del espejo roto y los lavamos en un rio que fluya hacia el Sur, entonces la mala suerte desaparecerá.
Y hay una cosa que todo el mundo debería saber: no es aconsejable mirarse en un espejo roto.

Los Espejos en Feng Shui
Algunos practicantes de feng shui tradicional ensalzan el uso del espejo como una función terapéutica pues se piensa que posee numerosas utilidades curativas. Otros autores lo desmitifican tildándolo críticamente con el término "objeto aspirina".
Pero lo cierto es que en el feng shui los espejos juegan un rol importante. Los espejos representan una energía yang o activa que hacen que aumenten la energía de un lugar. Dónde ubicarlos y qué poner frente a ellos tiene efectos insospechados en los hogares.
Lo más importante es que los espejos siempre deben reflejar algo agradable, como una vista atractiva, un jarrón con flores naturales, una planta saludable, un bonito cuadro o un paisaje, lo que dejará entrar en la casa la energía vibrante de un jardín o de algún elemento positivo.
Son, también, una buena cura para pasillos largos, donde el chi o energía se mueve con excesiva rapidez. Los espejos ofrecen la manera de hacer más lento el fluir del chi.
Los espejos nunca deberían distorsionar o cortar la imagen de una persona.
No se recomienda ubicar un espejo frente a la puerta de entrada de la casa, ya que al reflejarse la puerta hace que la energía chi que entra se devuelva, sin permitir que fluya por el interior de la vivienda
En los dormitorios no se aconseja colocar espejos, porque alteran la energía yin o pasiva, que favorece al descanso de las personas. Además éstos deben estar siempre limpios.

-El mejor aliado de los vanidosos, esos que parecen enamorados de su reflejo-


Versiones de esta historia hay ciertos rulando por la red de redes así que se puede creer o no cualquiera de ellas. La versión más común de la leyenda explica que se trata de una muchacha muerta durante la pubertad (a menudo, durante una sesión de ouija) y cuyo espíritu ha quedado atrapado entre el mundo de los vivos y el de los muertos. Sin embargo, algunas versiones la consideran hija de Satanás. Esta leyenda urbana que ha llegado muy lejos hace referencia a que el alma de los muertos se manifiesta en ocasiones en los espejos. El por qué o para qué es un misterio, ¿para traumatizar a las mentes más pueriles y maleables? Quizá, pues el ritual de su invocación ya se ha convertido en el juego más turbador del último milenio. Y como siempre hay varias interpretaciones sobre el rito pero casi todos coinciden en que hay que colocarse frente a un espejo con tres velas encendidas, dar tres vueltas y mientras citar tres veces a la muerta… «Bloody Mary, Bloody Mary, Bloody Mary» Si no funciona de este modo prueba a peinarte el cabello cien veces como decían hacía ella cada noche y repite su nombre en voz alta… Aunque yo no lo haríaaaa uuuuu pues dicen que Verónica mata a quien la ha invocado, normalmente con un arma blanca que se encuentre en las cercanías (cuchillos de cocina, navajas, tijeras...), que salen disparadas y se clavan en el corazón o el cuello de la víctima.


El vampiro es un no muerto, no tiene vida, no tiene por tanto alma, no es nada salvo una carcasa de piel y carne que se mueve rondando a los vivos para apoderarse de su sangre caliente. Es por esto que un vampiro no tiene reflejo, imagino que tampoco siente la necesidad de verse en un espejo ya que él es una roca intacta al tiempo, ni cambia ni envejece, ¿de qué le va a servir a él ese objeto de vanidad? Pues absolutamente de nada.
No puede verse, no puede mirarse en el, no tiene reflejo…
Este aspecto negativo de las supersticiones relativas al espejo se siente como pura superchería, fábula del celuloide convertida ya en verdad. Pero el vampiro no tiene reflejo, y mientras va apoderándose poco a poco de su víctima, esta también poco a poco va perdiendo reflejo, será porque el alma escapa, y el no tener alma imposibilita la proyección de su propia imagen. ¿Y qué pasa con el hueco que ha dejado el alma? Allí se instala un demonio, uno sediento que posesiona el cuerpo y las ganas de beber.
Se dice que si un vampiro es puesto en medio de dos espejos este podría fallecer.
Lo que tal vez pueda ser factible es que como a muchas entidades entéricas o demoniacas el espejo exponga su verdadera naturaleza momento en que los demás podrían percatarse de quienes son en verdad. Como diría un erudito, de una u otra manera los espejos siempre se han asociado con una actividad espiritual muy poderosa y tienen una relación simbiótica con las energías circundantes.


Fuentes:
taringa.net/posts/offtopic/5996480/El-misterio-de-los-espejos.html
.guioteca.com/feng-shui/¿que-conviene-saber-de-los-espejos-en-las-casas/
Google imágenes



5 comentarios:

miquel zueras dijo...

Hay muchas leyendas y mitos sobre los espejos especialmente como portales a otras dimensiones o a otros mundos en los que está todo a la inversa: el espejo de Alicia o las leyendas terroríficas como la de Bloody Mary, cuando se invoca tres veces su nombre frente al espejo.
Me ha encantado ver la foto de John Carradine en "La mansión de Drácula". "Los vampiros no nos reflejamos en los espejos, quizás porque en realidad no existimos" Dice en esa película.
Saludos. Borgo.

Manuel dijo...

Vivimos en un mundo de espejos distorsionados...en una atracción típica de las antiguas ferias...incapaces de distinguir lo real de lo imaginario.

Ana dijo...

La idea del espejo como portal a un mundo invertido es muy suculenta, despierta la creatividad y la inventiva, las ganas de jugar con las letras. El espejo tiene una cualidad rara: no te miente, no puede esconder el paso del tiempo.
Claro, no pueden reflejarse porque no existen, me gustaría ver esa pelí.
Saludos
:D

Hola Manuel, mas arriba puse que los espejos no te mienten pero es verdad que algunos sí, esos de las ferias que estilizan o ensanchan tu figura...
Tengo que darte la razón, vivimos en mundo que quiere proyectar una imagen de si misma que no es la verdadera, no es la que concuerda con lo que eres, sino con lo que deseas que otros crean. Nos mostramos al mundo desde nuestras ventanitas personales muchas veces para fingir ser quien no somos, da un poco de pena.
Gracias por pasar por mi blog, vuelve cuando quieras.
Saludos

Raquel dijo...

Siempre me han fascinado los espejos, son mágicos y poderosos, y a veces peligrosos. Un espejo es un objeto que literariamente y filosoficamente da mucho juego.
Me ha gustado mucho esta entrada y leer acerca de las curiosidades de los espejos, muy interesante :)

Ana dijo...

Hola Raque, el espejo es uno de esos objetos a los que les otorgamos características especiales, nos creemos que son mágicos, o malditos porque no te esconden nada, misteriosos y ciertamente peligrosos, cuidadito con romper un espejo, dios no lo quiera.
Me alegra haberte entretenido con la entrada, era toda mi intención.
:)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...