miércoles, 8 de enero de 2014

Las peores predicciones

..Peores por mal hechas.

Aunque las bolas mágicas existen desde hace tiempo parece que no todas son muy fiables, será que no todas tienen el mismo radio de acción, y claro, si las ondas no están bien sintonizadas no hay quien vea nada… Ya, ¡que escéptica parezco! Bueno supongo que soy de las que piensan que aunque quisiéramos (que queremos), tampoco podemos confiar en el sexto sentido de ciertas personas. Y para muestra un botón.

Aquí las más estrepitosas predicciones fallidas de quien se aventuraron a predecir lo que iba a ocurrir sin mucho tino:


Steve Ballmer, CEO de Microsoft anunció en 2007 que el primer smartphone de Apple no iba a tener éxito. “No hay ninguna posibilidad de que el iPhone vaya a conseguir alguna cuota importante de mercado. No hay posibilidad", dijo.  Ese año Apple vendió más de 116 millones de iPhones. Ballmer se ha mantenido en Microsoft, hasta ahora, que recién ha anunciado su decisión de jubilarse en 2014.


En 1987 un meteorólogo británico llamado Michael Fish respondió a una telespectadora, preocupada por la llegada del fenómeno atmosférico, de este modo: "no habrá ningún huracán". Según él los televidentes de la BBC podían estar tranquilos, pero horas más tarde un potente huracán con vientos de más de 300 kilómetros por hora barrió Gales dejando 19 muertos.

En 1962, los Beatles fueron rechazados por la importante firma discográfica Decca Records. Les negaron la audición, porque según señaló un ejecutivo y productor musical al manager de la banda: "Los Beatles no tienen futuro en el espectáculo. Este tipo de grupos están pasados de moda". No hace falta contar el resto de la historia…


En 1929 un prestigioso economista estadounidense llamado Irving Fisher dijo que las acciones, que habían alcanzado "un nivel máximo de meseta", se mantendrían estables. Pero sólo tres días después ocurrió la debacle: no sólo no se mantuvieron estables sino que cayó la Bolsa en lo que se llamo el crack del 29 sumiendo a toda una nación en el periodo llamado la Gran depresión. A pesar de todo, Fisher, siguió tranquilizando a los inversores augurando una recuperación que siempre estaba a la vuelta de la esquina.


El efecto 2000 dio mucho que hablar en los últimos años de los 90, que estuvieron llenos de pronósticos sobre el fallo general de todos los sistemas informáticos por el cambio del milenio. Los expertos auguraron un caos informático porque, oh no, el software funcionaría sólo durante los años cuyos nombres comenzaran con 19... Se invirtieron miles de dólares para evitar el desastre y al final no ocurrió nada de lo pronosticado.


En 1966 el futuro de la sociedad, mas concretamente el comercio electrónico, fue imaginado por la revista TIME en un artículo. Pero todos los argumentos estaban en contra. Según los inspirados redactores, esta práctica (que nos parece ahora tan cotidiana) iba a ser un fracaso porque a las mujeres les gustaba salir de casa a hacer las compras. Actualmente las compras en internet facturan cada año millones, y además, muchos de los usuarios ya adquieren todo desde sus dispositivos, cómoda y sencillamente.



Los fabricantes del Titanic aseguraron que el buque no podía hundirse. Phillip Franklin, vicepresidente de la White Star Line, explicó que “el barco es insumergible". Su predicción duró un soplo: El Titanic se hundió en su primer viaje. 

6 comentarios:

Mos dijo...

Sí que es verdad, Ana. La historia está llena de predicciones que han sido un completo fracaso.
Yo por eso no hago predicciones. Ni siquiera muchas promesas sin meditarlas mucho porque luego pasa lo que pasa...
Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras y Feliz Año 2014.

amparo puig dijo...

Desde luego, alguno de esos pronosticadores o "videntes" se han cubierto de gloria. Mejor es estar calladito y ver lo que pasa para después en todo caso decir: esto ya lo pensaba yo, que es algo muy socorrido.

Natalia Ortiz dijo...

Está claro que hay que tener mucho pero mucho cuidado con lo que se dice, porque vamos... algunos metieron la pata pero hasta el fondo, como en el caso del meteorólogo, ya que hubo muertos incluso... ufff.

Curiosa entrada, Ana. Muy curiosa. Ni idea de lo del botón de Apple, de lo del huracán, ni del crack del 29, ni tampoco lo del comercio electrónico... y mira que justo hemos hecho un trabajo sobre éste último hace poco unos compañeros y yo, y bien podía haber salido algo jaja.

Un abrazo =)

Montse dijo...

Jaja, para que luego te fíes de lo que pronostican!!
Interesante y excelente tu trabajo recopilatorio de esas predicciones fallidas, pero si me permites que te fastidie ¿y cuántas han acertado? Ahhhh!! lo justo sería hacer una estadística para saber si son más los fallos o los aciertos.
Y me pregunto ¿porque siempre nos fijamos más en las cosas negativas que en las positivas?

Un besito, Ana ¡me ha encantao!

Raquel dijo...

No tuvieron mucho ojo, está claro, en sus predicciones. Es curioso lo de los smartphones, lo de las compras por internet por no hablar de lo del crack del 29. Vaya meteduras de pata.
Un abrazo Ana.

Ana dijo...

Hola Mos,lo de predecir es un ejercicio arriesgado, es como lo que dices de las promesas, que no se pueden hacer a lo loco.
Un abrazo, ¡feliz año!

Hola amparo, por algo dicen que el que tiene boca se equivoca. Mejor ser prudente que utilizar esas coletillas que mencionas.
Saludos
:)

Hola Natalia, es que lo del meteorólogo fue una gran cagada por decirlo fino, jaja. Quizá no quería provocar alarma pero estaba claro que no iba dando palos de ciego a ver si acertaba algo y no.
Me alegro de que la entrada te haya resultado interesante.
Un abrazo
:)

Hola Montse, es verdad, nos choca mas lo negativo, supongo que porque lo esperamos menos. Pues ahora que lo dices, ¿cuantos habrán acertado? Me comprometeré a buscarlo y hacer una futura entrada con lo que halle.
Un besito, gracias por picarme la curiosidad.
;)

Hola Raque, supongo que el ojo vidente no estaba del todo abierto, ¿no?
Un abrazo
:)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...