martes, 14 de enero de 2014

Adiós chiquitín…

Se fue, lo último que se llevó fue el color del cielo, era azul y brillaba, se llevó el azul y el verde de los arboles, y también el suave rumor del agua.
Lo último que se llevó fue un beso tras otro y muchos te quieros. Se llevó tanto en ese adiós que con razón me siento tan vacía ahora…

¡Como de frío se puede sentir un cuerpo, un corazón, un alma, después de perder trece años del mejor amor y la mejor compañía!
Te voy a extrañar, chiquitín...


13 comentarios:

Montse dijo...

Una pena que se haya ido tu chiquitín, y es que se les echa mucho de menos después de tantos años de buena compañía.
Un abrazo!

Einer dijo...

Vaya, cuánto lo siento. Hace tres meses se me murió el loro, que llevaba 20 años conmigo, así que sé cómo te sientes. Parece mentira lo que se hacen querer los animales.

Mucho ánimo, Ana.

lopillas dijo...

Lo siento Ana. Muchos besitos de consuelo.

Raquel dijo...

Y yo, son trece años y medio creciendo juntos. Es extraño no verle, sentir su ausencia. Duele.
Un beso.

Natalia Ortiz dijo...

Lo siento mucho, Ana.
Tiene que ser muy muy duro... Y es muy difícil decir algo reconfortante en estos momentos.
Mucho ánimo!
Un abrazo a ti, a Raquel y a todos

Carol Torrecilla García dijo...

Querida Ana: Lo siento mucho.
Perdóname por no haberte escrito cuando debía y no haberte apoyado y estado a tu lado.
Siento mucho vuestra pérdida. Se nota que era un perro muy especial.
De veras que lo siento mucho.
Me da mucha tristeza que los animales más tiernos tengan que sufrir. Tus palabras son muy bellas y seguro que fue muy feliz con vosotras, Ana. Además, yo sí creo que los animales tienen alma y que se encuentran con nosotros allá donde quiera que vayamos.
Te apoyo desde la distancia.
Tu dolor es mi dolor.
Te quiere, tu amiga:
Carol

Carol Torrecilla García dijo...

Querida Ana: Lo siento mucho.
Perdóname por no haberte escrito cuando debía y no haberte apoyado y estado a tu lado.
Siento mucho vuestra pérdida. Se nota que era un perro muy especial.
De veras que lo siento mucho.
Me da mucha tristeza que los animales más tiernos tengan que sufrir. Tus palabras son muy bellas y seguro que fue muy feliz con vosotras, Ana. Además, yo sí creo que los animales tienen alma y que se encuentran con nosotros allá donde quiera que vayamos.
Te apoyo desde la distancia.
Tu dolor es mi dolor.
Te quiere, tu amiga:
Carol

Mos dijo...

Me uno a tu dolor, Ana.
Los que hemos tenido perro y hemos convivido con él hasta su muerte, sabemos de eso.
Eso nos pasó en casa también. Nuestro "Pusky" era parte de la familia y su pérdida con trece años fue un duro golpe. mÁs cuando mi hija Cristina, veterinaria, fue quien lo tuvo que sacrificar por padecer un tumor doloroso e incurable.
Homer estará feliz de haber convivido contigo y saber que era querido.
Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

Ana dijo...

Muchísimas gracias por vuestro apoyo. GRACIAS MONTSE, EINER (siento lo de tu loro), LOPILLAS, RAQUEL, NATALIA, CAROL Y MOS (lamento lo de Pusky, ya me hablaste de él la última vez pero no sabía que tu hija tuvo que pasar por el trance de aplicarle la eutanasia).
Ahora mismo aún no me salen las palabras, la enfermedad de mi perrito Homer fue dicho y hecho, después de cuatro meses de aquel fatal diagnostico él ya no esta, fue bastante inesperado y duro verlo ponerse tan mal, mas aún cuando sólo hace diez meses que mi otra mascota, Buba, murió. Ahora mismo lo estoy aceptando pero todavía me siento muy triste.
UN ABRAZO A TODOS Y GRACIAS POR VUESTRA CALIDEZ.

இலை Bohemia இலை dijo...

Lo siento mucho, muchísimo, te mando un abrazo gigante...Dos días después que tu querido compañero partió mi lorita Amadea y ya imaginarás el vacío tan inmenso que siento...adoraba a mi chiquitina...

Que te quede el consuelo de que se ha ido llenito de amor y que ha tenido una vida feliz y plena a tu lado, ese es el consuelo que me queda a mí...

un beso bonita, ánimo!

Pitt Tristán dijo...

Aunque nunca lo olvides al menos que superes pronto el dolor de la pérdida de un buen amigo.
También -es la primera vez que te elo- felicitarte por el post anterior, hace tiempo que me ronda por la cabeza tomar nota de esas "predicciones" de expertos y sus realidades y me lo has recordado e ilustrado.
Enhorabuena por tu blog.

roberto dijo...

Como te entiendo Ana, hacer muy poco se fue mi Señor Orozco si hasta lo siento que camina por la casa. El cariño que nos brindan es el más puro, su única recompenza una caricia, no conocen de dinero ni poder solo amor.
Ojala puedas conseguir otro amigo que pueda acompañar tus días, se que no reemplazará a tu chiquitín.
Un abrazo, estimada amiga.

Ana dijo...

Un beso Bohemia, ánimo a ti también, siento mucho lo de tu lorita, gracias por tus palabras de consuelo, yo también espero que ese vacío que ahora sientes por la ausencia de Amadea se vaya atenuando, para que ya no sientas ese agujero en el corazón. or lo menos nuestras mascotas se llevaron todo nuestro amor, eso es mucho.
Un abrazo grande

Gracias Pitt Tristán por tus palabras, hace muy poco también perdí a otro perro y es duro, con ellos he vivido media vida, con ellos y con todo el cariño que me daban, se hace duro perder eso.
Grcias a ti por acercarte a mi blog.

Hola Roberto, me pasa lo mismo que a ti con el señor Orozco, me da la sensación de que todavía le oigo.Sé que hace poco que perdiste a tu gatito, así que espero que lo estés sobrellevando lo mejor posible, así que te mando un abrazo grande amigo. Como has dicho ellos nos dan su amor desinteresado, su cariño sincero, toda su entrega y su fidelidad, y sólo lo hacen porque te quieren, es una conexión que muchos humanos no tienen entre si. El amor de los animales es muy especial.
Por suerte todavía me queda un perro, se llama Pancho, un gordo pelujato muy revoltoso que me alegra los días.
Gracias por tus palabras de consuelo y tu cariño, se agradece.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...