lunes, 30 de mayo de 2011

Luz de 7 islas

Hay sobre el frío océano atlántico siete islas agrupadas. Las siete forman una bonita y verde constelación sobre un mar azul de espumas blancas. Hay belleza y poesía en ellas, y también hay luces, luces que las hacen sentir más cercanas, más hermanas.  Luz que ilumina sus noches y sus costas. Lámparas amarillas  que parpadean, que gritan en la niebla con haces de luz brillantes para que las veas, luces que revelan que estas islas no están solas.
Para celebrar este bonito día de Canarias quiero hablar de sus Faros, las luces que las unen y las acercan, las luces que nunca se apagan. Y que hacen de estas afortunadas islas, una bonita y artificial constelación.

FAROS DE CANARIAS:



-Faro de Anaga (Tenerife): Fue construido en el año 1863 y sigue operativo en la actualidad. Está ubicado en uno de los lugares más abruptos y aislados de la isla, sobre la punta del Roque Bermejo, a una altura de 235 m. Se trata de un bello edificio, uno de los mejor conservados de la época de Isabel II. El acceso al faro es complicado, ya que se encuentra aislado en un territorio abrupto al que sólo se puede llegar por mar hasta su muelle o a pie por sinuosos senderos. Es el único faro que queda en Canarias (exceptuando, claro está, los de los islotes de Lobo y Alegranza) al que no se puede acceder por carretera.
En 1864 empezó a funcionar  Los 2+4 destellos blancos cada 30 segundos son su característica. Su torre mide 12 metros.
A finales de los años 40 del siglo XX, el faro se hallaba rodeado de aldeas diseminadas por el macizo de Anaga, en el que vivía una población en condiciones de mera subsistencia. Las secuelas de la guerra civil española aún se padecían y escaseaban muchas cosas. Por eso la gente iba al faro a buscar lo que llamaban gas, petróleo para alumbrar sus casas o calentarse. Como no se atrevían a pedirlo, dejaban sus cacharritos cerca para que los torreros los fuesen llenando. Cuando venían a por ellos siempre traían algo (huevos, vegetales, lo que pudieran)  porque a pesar de la necesidad y los apuros, el fin no era pagar, sino agradecer. Por suerte los malos tiempos fueron pasando, y aquella necesidad se fue superando. Y es por esto por lo que mucha gente le debe tanto al Faro, aquel faro amigo que les ayudó en aquellos malos tiempos, un símbolo de resistencia y fortaleza.



-Faro de Maspalomas (Gran Canaria): Situado en el extremo sur de la isla, entró en funcionamiento, según quedó anotado en el Libro Diario de Servicio de puño y letra de sus torreros, el 1 de Febrero de 1890. Su señal tiene como característica  que lo distingue del resto de faros del mundo un ciclo de 2+1 destellos cada 13 segundos. Y tiene una torre de 56 metros de altura.
El aislamiento en el que vivían los torreros (hasta tres y sus familias) era menor que en otros destinos del archipiélago, pues en la zona se trabajaba la agricultura y había caseríos y aldeas a pocos kilómetros. Una guía de Torrero publicada en 1894 describía el lugar donde se emplaza con un clima “muy sano” y explicaba a los torreros como llegar desde Las Palmas: “Tomará el coche-correo de Agüimes, que dista 30 km por buena carretera desde dicha ciudad; en Agüimes ajustará caballería para andar los 25km que hay hasta Mas-Palomas. Incluso informaba del precio de estos trasportes, que eran 2 pesetas por el coche y otras 4 por la caballería, y comparaba las cantidades con lo que consideraba un “exceso”, que el médico cobraba 320 pesetas la visita por desplazarse desde su casa, a 5km del faro”.
Cuatro años antes de que se publicara esta guía, el faro de Maspalomas vivió un angustioso episodio de viruela en el que se vieron afectados varios de sus residentes, obligando a las familias afectadas a encerrarse en sus viviendas e incluso a temer que la población local, asustada por el posible contagio, asaltara el recinto para ¿incendiarlo? Pero fue sólo un aislado episodio, ya que la tónica general era de armonía.
El idílico paisaje en el que se sitúa el faro (junto a un palmeral, un singular ecosistema de dunas; y una charca, escala de infinidad de aves migratorias) se fue convirtiendo en uno de los destinos turísticos del mundo mas visitados por los europeos. Bonito lugar para el estudio de sus aves.
El Faro de Maspalomas ha sido declarado en 2005 por el Gobierno de Canarias, Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento Histórico.



-Faro de Punta Cumplida (La Palma): Sobre el promontorio de Punta Cumplida, dominando el paisaje y vigilante del océano, se alza este bonito faro de piedra de cantería. Funciona desde el 1 de Abril de 1867 y llegó a utilizar como combustible aceite de oliva y petróleo. Rodeado de plataneras y del azul del océano Atlántico nunca ha dejado de funcionar, iluminando el mar a los navegantes. Su llamativa torre fue la 2ª más alta en Canarias con 34m de altura hasta la cúpula. La característica de este faro es de 1 destello blanco cada 7 segundos y medio.
Durante los años 40 del siglo XX y con el mundo envuelto en la SGM muchos navíos frecuentaban la costa en esos agitados años bélicos. “Estábamos en plena SGM y algunos días vimos cosas muy raras. Como una noche, que sentí una lancha rapidísima. En la oscuridad de la noche no se veía bien, pasó rascando la punta del faro. Otra noche, eso no lo vimos, fue un poco mas arriba, cerca de Barlovento, cayó al mar un avión de guerra inglés y salieron otros barcos de guerra a buscarlo. Los pilotos llegaron a tierra y los atendieron bien. Otra vez vimos una barcaza que llegó remando con náufragos a Puerto Espíndola”.
Punta Cumplida siguió alumbrando aquellas aguas, ajeno a esa agitación hasta que la guerra la libró el propio edificio del faro por su existencia. Ocurrió que pasaron años, décadas y hasta un siglo después de su construcción, sin quedara documento escrito de quién era el propietario del solar, cuando un vecino registró aquellas tierras a su nombre y quería eliminar el faro de “su propiedad”. “Como aquello no era de nadie, porque todo el mundo creía que era del estado, éste, con vista, había hecho cinco años antes, una denuncia de reposición de bienes, sacado del tablón del Ayuntamiento, y si al cabo de un tiempo nadie protestaba aquello era de él y así se quedó con todo”.
Al final el faro se salvó, se hizo una linde que dejó satisfecho al avispado vecino y no echaron el faro al mar.



-Faro de Punta Pechiguera (Lanzarote): El faro de Pechiguera, en el extremo sur de la isla, formaba un triángulo con los de Martiño (isla de Lobos) y Tostón (norte de Fuerteventura) para balizar el paso de navíos por el estrecho de Bocayna. En 1866 entró en funcionamiento, durante casi 120 años se alojó en un pequeño edificio de 14m de lado, que parecía una modesta casa terrera sino fuera por la minúscula torre que le sobresalía de la azotea y que alcanzaba los 9,5m de altitud desde el suelo. Una torre de hormigón de 47,40m de altura, sobre la que se situó la instalación luminosa sustituyó al viejo faro en 1984. Desde la nueva linterna, los 3+1 destellos cada 11 segundos son su característica.
El combustible para hacer funcionar al faro y los mas importante, las provisiones para que el personal pudiera subsistir en tal apartado lugar, llegaban a bordo de veleros que pasaban cada cierto tiempo… si es que pasaban.
Los suministros al  faro durante el siglo XX habían mejorado mucho con respecto al XIX. Los buques eran mas regulares en sus escalas, pero a veces ocurrían accidentes.  Federico Vidal (torrero) vivió y describió así el 1 de Enero de 1935 en comunicación “Al señor encargado: Comunicando que el 31 del mes pdº llegó a este faro el pailebot San Bartolomé, para abastecerlo, pero en la operación de atraque, por el mucho reboso y falto de desembarcadero, trabucó la embarcación que conducía al patrón y marinos con los víveres, perdiéndose los mismos, pero logrando salvarse la tripulación, que fue asistida en ese faro de algunas contusiones".
La función del faro nunca dejó de acudir a la cita con la noche, aunque, en aquel viejo faro la torre era tan bajita, que era muy difícil que los navíos la percibieran si había “niebla densa”. Eso ocurrió el 1 de Septiembre de 1963, así lo describió el torrero Antonio Fernández. “Entre las 9 y 10,30 se oyeron varias pitadas de buque propias en tales casos, la última por su intensidad se dedujo que se hallaba próximo a este faro. Esto nos proporcionó alarma y temor ante nuestra impotencia  por carencia de medios para haber delatado la proximidad de tierra. Se ha sabido por unos pescadores que se acercaron al costado del referido buque anunciándole su situación en extremo peligrosa, ya que se encontraba a escasa distancia de la peña y bajo existente en punta llamada San Jacinto, distante unos 200m al norte de esta señal”.
El salitre no ha dejado de atacar a las maderas, hierros y paredes de este inmueble, razón por la que en la actualidad está amenazado de ruina.
El viejo faro fue declarado Bien de Interés Cultural (BIC) por el Gobierno de Canarias el 20 de diciembre de 2002.



-Faro de San Cristóbal (La Gomera): Sobre un acantilado de 70m de altura se asenta el faro, inaugurado en 1903, fue  el primero de la ciudad. Incluye dos viviendas, oficina, almacén y una torre de apenas 5,7m. Un edificio de pequeñas dimensiones. No está actualmente en uso. El viejo faro es de color blanco con techo verde metálico.  
Los torreros Román López y Tomás Grau firman el 21 de Diciembre de 1915 una incidencia que les obligó a hacer girar la luz del faro manualmente: “A las 11hrs 35´ se rompió la cuerda, haciendo girar el aparato a mano, mientras aquella se compuso, operación que quedó terminada a las 11 horas y 55 minutos.”
En septiembre de 1978 una nueva torre de hormigón de 13, 7m de altura fue construida al lado del viejo edificio, dejó la primera torre (apenas una verruga en la azotea) sin función ni maquinaria. El actual es blanco con una franja horizontal roja situada justo debajo de la galería.  Este faro ofrece 2 destellos blancos cada 10 segundos.
El faro de San Cristóbal se encuentra a un paso del centro urbano de la capital insular.



-Faro de Punta Jandía (Fuerteventura): El Faro de Punta Jandía se encuentra al sur de la isla dentro del parque natural del mismo nombre, ni qué decir tiene que toda esta zona cuenta con un entorno paisajístico envidiable en el que se encuentra la montaña más alta de la isla, y playas casi vírgenes que te harán sentir en el paraíso.
Este faro fue construido en 1864, y entró en funcionamiento el 1 de Diciembre de ese mismo año, para guiar la navegación que desde Europa se dirigía a los puertos de África Occidental Española y Francesa, así como la navegación regular que comunicaba el puerto de Las Palmas con los de Gran Tarajal y Puerto de Cabras. También baliza una peligrosa baja a 800m al suroeste de donde se encuentra su torre de luz. Para ello emitía una señal que lo caracterizaba: 1 destello cada 4 segundos.
Está erigido sobre una planta cuadrada, con un patio central y el faro en uno de sus laterales.
Los torreros a parte de dedicarse a las tareas de mantenimiento y encendido-apagado del faro, pasaban el tiempo allí aislados cazando, paseando o pescando. Y mirando al horizonte, sobre todo cuando calculaban que se acercaba la fecha en la que venía el barco con los suministros y el correo. En aquella soledad junto al mar, un día de Octubre de 1924 ocurrió un hecho curioso, propio de una novela de náufragos, que los torreros en servicio no pudieron más que comunicar a sus superiores. El día 14 escribieron al ingeniero encargado en  Las Palmas, “remitiéndole un papel encontrado en una botella para su traslado a la Comandancia de Marina, en previsión del interés que pueda tener, dado que no se conoce el texto en el que está escrito”.
A muy poca distancia del faro se construyó un pequeño muelle para el abastecimiento del mismo, que se hacía siempre por mar. Durante muchas décadas del siglo XX el barco que ejerció esa función fue el San Bartolomé, popularmente conocido como el Bartolo. Un pailebot. Su patrón y propietario era David Martin, todo un lobo de mar. Un personaje que fondeaba su barco ante los faros, sin prisa, a la espera de que los torreros escribieran las cartas de respuesta al correo que acababan de recibir, mientras él se bebía un café y vaciaba toda una botella de coñac.
El 7 de septiembre de 1973 por un error de cálculo en su aproximación al muelle, una noche en la que una extraña y densa niebla lo cubría todo, el Bartolo embarrancó frente a las chozas de los pescadores. El torrero Julio Gutiérrez venía en el barco de regreso de sus vacaciones con su moto amarrada a la cubierta junto al puente.  El barco se perdió, si bien se le pudieron sacar los palos y el motor. Y hasta el propio Gutiérrez se acercó al día siguiente en un bote a recuperar su moto. Fue el fin de una leyenda del cabotaje en Canarias.



-Faro de Orchilla (El Hierro): El faro de Orchilla, en el extremo occidental de la isla del Hierro, alumbra el destello blanco que emite cada 5 segundos mirando al continente americano, hacía donde partieron a la emigración muchos isleños. Encendió su luz el 25 de septiembre de 1933, aunque el edificio llevaba mas de seis años construido, incluso con toda la maquinaria instalada hacía dos. Ese día fue encendido por primera vez por sus torreros fundadores, Carmelo Heredia, natural de Murcia y Rafael Medina, ofreciendo a los navegantes un faro de segundo orden de luz roja fija con destellos de luz blanca perceptible a 75 millas náuticas.
El torrero Heredia (que fue todo un personaje en el Hierro) sabe lo que significa ver la mítica isla de San Borondón. “Cada mañana, al amanecer, desayunaba y tenía por costumbre dar un paseo alrededor del faro, y un día vi la isla de San Borondón. Algo maravilloso”  Fue dando una vuelta al edificio cuando le sorprende, hacía el este, hacía el océano, una isla que tenía referencias por haberlo leído en libros del Hierro. “Y entonces vi una cosa sorprendente, una isla con un colorido y las sombras de los barrancos, una cosa increíble, asombrosa. Yo no me asusté porque lo había leído, pero me quedé no sé el tiempo allí sin parpadear, hasta que se fue extinguiendo. Una visión autentica.  Mirando hacía América. Fue una suerte que yo tuve porque se ve muy poco”.
Menos maravillosa aunque también resultó una autentica sorpresa, fue la mañana del 18 de Abril de 1942 en que ese mismo paseo matutino le deparó la visión del desembarco de un grupo de náufragos del petrolero Duffield, torpedeado   por un submarino alemán. Ante su vista apareció un tropel de gente de todas las razas (oficiales británicos y marinería asiática y africana) que se abalanzó sobre el brocal del aljibe a beber agua. Llevaban catorce días a la deriva hasta que vieron la luz salvadora del faro.
Curiosidad: “El teléfono se puso el día 22/10/82” ¡Mas de medio siglo después de la construcción del faro!

¡Feliz día de Canarias!

Fuentes: Almanaque Cajacanarias “Faros de Canarias”, Yuri Millares. Villadeayora.es/blog/los-10-mejores-faros-en-las-islas-canarias. Wikipedia. Google imágenes.

4 comentarios:

Natalia Ortiz dijo...

No sabía que hoy era el día de Canarias. Feliz día, Ana :) Y feliz día a Raquel también =)

El primer faro de todos me suena, pero ahora estoy dudando de si he estado allí porque creo que lo estoy confundiendo con punta Teno... ya miraré a ver.

Muy interesante todo, Ana. Está claro que el de maspalomas sabía cómo vender. Desconocía que un faro pudiera tener aceite de oliva y petróleo como combustible. El de punta Cumplida tuvo suerte al salvarse...
No sabía que un faro pudiera ser declarado Bien de Interés Cultural, pero me imagino que todo bien que lo merezca, bien puede serlo :)
La zona del faro de Fuerteventura tiene que ser preciosa. Qué ganas jaja. Bonita historia la del torrero Heredia :)

Un beso, Ana =)

Raquel dijo...

Feliz día de Canarias!
Me ha encantado leer esta entrada. Me encantan los faros y todas las historias relacionados con ellos. No tenemos excusa para no visitarlos todos y hacer la ruta de los faros :)
Me ha gustado especialmente leer la historia del foro de Orchilla, tal vez por ser el más alejado y el que mira a América.
Un beso grande :)

EL BLOG DE MARPIN Y LA RANA dijo...

Nos encanta los Faros, por su simbolismo. hemos aprendido mucho de ellos gracias a tu entrada.

Un gran abrazo y felicitaciones para el pueblo canario en su día.

Marpín y La Rana

Ana dijo...

Hola Natalia. Gracias por la felicitación.
El faro de Teno está en la punta norte de la isla, al otro extremo del de Anaga, que como ya puse se encuentra en un sitio aislado. Seguramente viste el de Teno, que es muy bonito aunque las carreteras para llegar son muy peligrosas, dan miedo.
Me alegro de que te haya resultado interesante esta entrada, tenía mis dudas por su extensión pero no podía resumirla más, jaja. Yo tampoco sabía lo del aceite de oliva, que cosas. También me gusta la historia del torrero Heredia.
Un abrazo enorme
:)

Hola Raque, tienes razón, sin falta una ruta por los faros citados, empezando claro por el de Anaga, auqnue no sé si estaré preparada para andar por esos caminitos, me da vertigo, jaja.
Me alegro de que te haya gustado la entrada.
Un beso
:)

Holas Marpin y la rana, me alegro de que la entrada te haya resultado educativa. A mí también me gusta el simbolismo del faro. Gracias por la felicitación, y un abrazo también para ti
:)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...