sábado, 22 de mayo de 2010

Los pilares de la Tierra

El gran maestro de la narrativa y el suspense nos transporta a la Edad Media, a un fascinante mundo de reyes, damas, caballeros, pugnas feudales, castillos y ciudades amuralladas. El amor y la muerte se entrecruzan vibrantemente en este magistral tapiz cuyo centro es la construcción de una catedral gótica. La historia se inicia con el ahorcamiento público de un inocente y finaliza con la humillación de un rey. Los pilares de la tierra es la obra maestra de Ken Follett y constituye una excepcional evocación de una época de violentas pasiones.

Follet sorprendió con esta novela no sólo a sus lectores, ávidos de thrillers, sino también a sus editores con su contenido y longitud (más de 1300 páginas). Fue publicada en 1989, y se convirtió en el mayor best seller de Follett.

La novela fue incluida en el puesto 33 de la encuesta realizada por la BBC en 2003, cuyo objetivo era encontrar las obras más apreciadas de la literatura británica. Además, fue elegida en 2007 por el club literario Oprah's Book Club.
La segunda parte, "Un mundo sin fin", salió a la venta en español el 28 de diciembre de 2007.


“LOS PILARES DE LA TIERRA”
Ken Follet



Un barco se hunde en Balfleur con todos los que viajaban. Un tiempo después, un juglar es ejecutado por un caballero, un monje y un sacerdote, acusado de un crímen desconocido. Su mujer, Ellen, les maldice a todos y se convierte en proscrita.
Tom Builder, arquitecto, recorre la Inglaterra del siglo XII buscando trabajo y una oportunidad de cumplir su sueño; emprender la construcción de una catedral. Las condiciones del viaje son penosas, a pie, con su mujer embarazada, su hijo Alfred y su hija pequeña, sin apenas dinero, con un cerdo que piensan vender para obtener dinero con el que pasar el invierno. Pero son atacados por proscritos que roban el cerdo y hieren a su hija pequeña.

En medio del bosque, la mujer de Tom rompe aguas y se ven obligados a detenerse en un claro. Desgraciadamente, ella morirá en el parto, y en esas terribles condiciones y sin leche, el bebé no podrá sobrevivir. Se ven obligados a abandonarlo sobre la tumba de su madre. Tom siente remordimientos y acaba volviendo a por él, pero pronto descubre que ha sido acogido por los monjes de un priorato. Phillip, el prior de Kingsbridge, se encargará de su educación.

Tom, aún dolido por la pérdida de su mujer, establecerá relación con Ellen y se convertirá en padre adoptivo de su hijo Jack. Cuando llegan al priorato, piden asilo por un día; Jack, apenas un niño, sabe que si Tom no encuentra trabajo acabarán muriendo de hambre. Se escapa por la noche y, entrando por el hueco de una torre en ruinas, pega fuego al tejado de la vieja catedral de Kingsbridge. Philip es un hombre con una cierta forma ingenua de ambición. A pesar de las dificultades económicas, acabará emprendiendo la construcción de una nueva catedral. Tom, y después el propio Jack, se encargarán del proyecto.

Pronto surgen las dificultades. Bajo el mando de Philip, Kingsbridge se convierte en una ciudad próspera. En el condado de Shiring, arrebatado al padre de Richard y Aliena, y al poco en manos del hijo del nuevo conde, William Hamleigh, encuentra en el priorato un serio competidor. William (frustrado sexualmente), contará con el apoyo de otros taimados conspiradores en busca de poder: Remigius, que aspira al puesto de Philip al frente del priorato, y Waleran Bigod, que pretende ascender sin límite por la escala eclesiástica mediante su astucia y su personal visión de la dedicación cristiana. Inglaterra se sacude en guerras por la monarquía. Phillip deberá negociar con dos reyes distintos para poder obtener los materiales necesarios para construir la catedral. William Hamleigh, dirigido siempre por Waleran, atacará Kingsbridge para arruinar la aldea, el mercado y el priorato. Aliena se convertirá en una gran comerciante de lana a partir de un sólo penique, lo perderá todo, y aún comenzará de nuevo, impulsada por la promesa de pagar la carrera de caballero de Richard y restaurarlo al frente de Shiring.

Poco a poco, irán apareciendo las implicaciones de aquel extraño suceso, el hundimiento del barco, y de la ejecución del padre de Jack. A través de los cambios políticos, sociales y culturales de la época, incluyendo el paso del románico al gótico a partir de Saint Denís, Phillip ira viendo realizado su mayor sueño: la construcción de una catedral que asombre al mundo entero.
(Francisco Ontanaya)


Me leí este libro hace un par de años y a pesar de su extensión (1350 páginas) no se me hizo difícil de leer, más bien todo lo contrario. Cuando ves dicho mamotreto puede que se te quiten las ganas de empezar pero en cuanto le coges el hilo quieres saber más y más, pues sientes las penurias de los protagonistas como propias. Nunca he odiado mas a un personaje como a William Hamleigh, así que en el fondo deseaba llegar a la parte en la que recibe su merecido.

Por supuesto este libro me parece recomendable, aunque no está exento de errores. Tal vez la más evidente sean las expresiones, pero comprendo que es un libro dirigido a personas del siglo 21 así que esta muy bien que todos podamos entenderla bien, sin necesidad de adornos literarios. Ken Follet mete mucha paja, también es cierto, y muchos tecnicismos sobre como levantar una catedral, pero de eso trata este libro. Así que si te interesan las aventuras medievales llenas de intriga, buenos y malos, y pasiones varias, no puedes dejar de leer este libro.



¡Felíz lectura!

Fuentes: Lecturalia.com. Wikipedia. Ciencia-ficcion.com/límites. Google imágenes.

6 comentarios:

Virginia Martínez Escalona dijo...

"Los pilares de la Tierra"...qué recuerdos! Lo leí como tú hace unos años. Me gustó. Bueno la verdad es que me gustan los libros que están inspirados en la Edad Media. Mi madre es todo lo contrario, dice que no le gusta esa época, y tiene razón en el sentido de que muchas cosas son tristes, crueles... Mi madre prefiere novela histórica sobre Egipto, Grecia...

Cuando dices lo de convivir con los personajes, tienes toda la razón. Es lo mejor. No sé si los habrás leído, pero después de leerme este, me leí "La catedral del mar" de Ildefonso Falcones (otro escritor que me gusta mucho), también sobre la Edad Media, además se parece un poco a "Los pilares de la tierra". Cuando lo empecé a leer no me gustó nada, el principio, pero luego me enganchó. Como me gustó tanto, me compré el siguiente que sacó, que me lo leí el verano pasado "La mano de Fátima", también Edad Media en Córdoba...y bueno quizás tenía yo demasiadas expectativas después de lo mucho que me gustó el anterior, pero bueno no estuvo mal. Un tocho, como dices tú, pero creo que valió la pena. Aunque mucho sufrimiento, y lloré bastante. Mi madre dice que no sé por qué leo esos libros...para llorar xd.

Bueno, te felicito por la entrada, y por recordarme el libro!
Muchos besos! :D

Angel dijo...

Cuando vi por primera vez el libro en una librería lo que pensé fue: Ahi vá que tochaco!!. Es enorme.
Se lo insinué a mi padre para que me lo regalara junto con su continuación, como es costumbre en navidad siempre cae un libro, pero al ver los dos pensó lo mismo que yo hace años y me compró otro.
Aunque "no me gusta" la edad media me gustaría acercarme a ella a través de este libro. A ver si encuentro un hueco en la estantería y en mi tiempo para leerlo.
Gracias ;)

Ana dijo...

Me encanta que te guste Virginia, en cuanto a la catedral del mar iban a prestármelo pero todavía no lo han hecho así que lo tengo pendiente, a ver si este verano cae. Eso de las expectativas suele suceder, aunque te recomiendo que lo vuelvas a leer, las segundas lecturas casi siempre nos sorprenden para mejor.
A mi me gusta llorar con los libros y no hay que desanimarse ante los tochos, ¿verdad?
Un beso
:D

Si Angel, puede desanimar el grosor y también que no seas mucho de lectura medieval, aunque créeme se deja leer como un libro actual, así que en cuanto puedas y tengas tiempo para leer esas 1350 páginas, no dejes de hacerlo.
Un besito
;)

Durrell dijo...

Lo leí y lo presté a un amigo que acabó comprándolo para tenerlo en su librería. Es un libro que está bien, al igual que 'La catedral del mar' como novela de suspense y entretenimiento, a la par que aprendes rudimentos de aquella época, como algo de la arquitectura y de las leyes imperantes.

Pero, (siempre le pongo un pero a estos libros)los personajes son muy planos. Los buenos son muy buenos y los malos muy malos y como en los cuentos de hadas, los buenos ganan al final... Ese es el fallo para una novela tan extensa y que se supone es para adultos que ya sabemos que nadie es perfecto en la bondad y que la maldad tiene matices y no es pura.

Hay otra novela que me gustó mucho más y que no sé si la has leído. Se trata de 'El médico' de Noah Gordon.

Estoy contenta porque seguirás escribiendo en el TV, ya lo he leído.

Besitos :)

Raquel dijo...

Cuando lo vi por primera vez su extensión me echó un poco para atrás, pero cuando empecé a leerlo me fue atrapando poco a poco. Se lee bastante fácil, y es verdad que algunas expresiones son muy modernas para la época en que se supone se desarrolla la historia pero gracias a eso la novela se entiende mas facilmente y se lee tan rápido.

Un beso.

Ana dijo...

Te acepto los peros Durrel porque son muy acertados, y la verdad es que yo pienso lo mismo.
En cuanto al libro "El médico" sí que lo he leído, de hecho hay una entrada de estas con ese libro, que la verdad es que me dejó un muy buen sabor de boca, de hecho me gustó mas que los pilares de la tierra.
Gracias por lo del Tintero, a ver si puedo participar mas a menudo.
Besos
;)

Un beso Raquel, como dices a pesar de su extensión se lee rápido.
Un besito
:D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...