lunes, 12 de abril de 2010



Egipto, cuna de antiguas civilizaciones y culturas en donde el tiempo parece haberse detenido. Allí es adonde viajaremos hoy. Navegaremos este mapamundi de una zancada, (sólo necesitamos llenar una mochila), y llegaremos hasta Egipto en donde el misterio y la magia nos rodearan. Será interesante adentrarse en los secretos que rodean sus monumentos, vestigios de aquellas civilizaciones que han resistido al desierto y que han luchado con el.





Egipto es famoso por su civilización antigua y sus monumentos, como las pirámides y la gran esfinge; la ciudad meridional de Luxor contiene un gran número de restos antiguos, tales como el templo de Karnak y el Valle de los Reyes. Hoy Egipto es un centro político y cultural importante del Próximo Oriente. Pocos países hay como Egipto que encierren en sus ciudades y alrededores la magia y el misterio de un pasado faraónico.
La República Árabe de Egipto (en árabe مصر Miṣr) es un país de África, situado en su extremo nordeste, e incluye la península del Sinaí (que pertenece al continente asiático). La mayor parte de su superficie la integra el desierto del Sahara, sólo habitado en torno a los oasis. Su capital es El Cairo (القاهرة).
Es uno de los países con más población de África, cuya mayor parte se asienta en las riberas del río Nilo y en el delta donde están las zonas de tierra fértil. Casi la mitad de los egipcios viven en áreas urbanas, sobre todo en los centros densamente poblados de El Cairo y Alejandría.



-Las impresionante pirámides egipcias-


El Cairo es la capital de Egipto y está situada en el delta del Nilo, a poco más de 150 kilómetros al sur de la costa del mar Mediterráneo. Podemos encontrar en esta ciudad los vestigios de culturas pasadas conviviendo sin mezclarse con los cimientos y estructura de una urbe moderna de amplias avenidas y edificios de nueva construcción. Y es que en El Cairo visitaremos el llamado Cairo antiguo, o Viejo Cairo, donde las casas de piedra descansan resguardadas por las murallas que protegen las calles estrechas que entre ellas zigzaguean. Mezquitas y bazares nos ayudarán a conocer mejor la cultura de sus habitantes.
Entre los lugares que no podemos dejar de visitar en esta fascinante ciudad no pueden faltar las Pirámides de Gizeh, que se encuentran a unos 10 kilómetros al sur desde aquí; el Museo Egipcio y sus antiquísimos secretos aún por desvelar; la Ciudadela de Saladino, ciudad fortificada de mezquitas y antiguos palacios; la Iglesia de Santa Barbara o el Khan el-Khalili, que es el bazar antiguo, y más nombrado, de El Cairo.



-Vista de El Cairo-

Lo que en su día fue la mítica ciudad de Tebas, es hoy conocida como Luxor y en ella podremos disfrutar visitando el magnífico templo levantado, en la orilla este del río Nilo, por el rey Amenofis III para alabar al dios Amón, padre del poder creador. Una inquietante avenida de esfinges de piedra llevan hasta el famoso templo de Karnak, conocido también como el Templo de Amón, un complejo arqueológico de salas y columnas que tiene en pie más de 4,000 años. Se dice que es el más grande del país y uno de los más imponentes.

Al otro lado del río encontramos la necrópolis, en el que podremos visitar importantísimas construcciones dedicadas a honrar a los muertos, como el templo de la reina Hatshepsut, que murió allá por el año 1457 a.C.



- El Templo de Karnak con sus esfinges vigilando -

En Edfu nos impresionará el magnífico templo ptoloméico dedicado a Horus, el dios Halcón, que estuvo en su día prácticamente cubierto por culpa de una crecida del Nilo, pero que más tarde fue rescatado y restaurado para que hoy disfrutemos de él. Según los historiadores este santuario, también conocido como Mesen, fue construido 237 años antes de Cristo, en la época de la dinastía ptoloméica.



-El Templo de Horus cubierto por el Nilo-


A 165 kilómetros al sur de Luxor encontramos Kom Ombo, pequeña ciudad en donde la visita al inigualable templo que allí se levanta majestuoso es inexcusable. Consagrado a Horoesis, cabeza de halcón, y a Sobek, cabeza de cocodrilo, fue construido también en la época Ptoloméica.



-Kom Ombo mágico-


En nuestro afán por descubrir los más grandes templos de Egipto, hemos llegado hacia el Templo de Osiris, dedicado, como su mismo nombre nos indica, al dios más popular de Egipto, deidad de la resurrección y la fertilidad. Para conocer este santuario debemos dirigirnos hacia el pequeño pueblo de Kom el-Sultan en Abidos, al sur del país. Vale la pena mencionar que este templo fue construido durante los quince años de gobierno del Faraón Seti I, hijo de Ramsés I. Según los egiptólogos este templo cuenta con uno de los acabados más bellos del arte faraónico.
En Asuán se encuentran dos colosales presas que tratan de contener las aguas del lago Nasser. Aquí podemos recorrer las modernas innovaciones que se han puesto en práctica en la Alta Presa de Asuán, la pequeña isla Elefantina o el famoso Obelisco inacabado.
Y a algo más de 300 kilómetros de Asuán, de nuevo en dirección sur, llegaremos hasta Abu Simbel, donde cuatro estatuas de gigantescas proporciones, creadas a imagen del faraón Ramsés II, guardan la entrada al gran templo.




-Abu Simbel, el santuario de la Montaña Pura, el cual fue construido por el faraón Ramsés II. ¿Sabías que se trata de uno de los templos más conservados de todo Egipto? Te interesará saber además que su construcción se llevó a cabo 1,200 años antes de Cristo. Se dice que la finalidad de construcción de este sitio arqueológico era la de impresionar a los pobladores quienes viajaban provenientes del Sur, para así reforzar la religión Egipcia en la región-


Fuentes: locuraviajes.com. Viajesyturistas.com. Wikipedia. Google imágenes.

3 comentarios:

Virginia Martínez Escalona dijo...

El viaje muy interesante, y la guía muy buena...^^
Me ha encantado leerlo. ¡Qué fácil parece viajara así! ¿Verdad? Me encantaría poder ir a Egipto. La pena son los tiempos que vivimos, uno siempre tiene algo de miedo...Sin embargo, espero ir de visita algún día.
Lo que más me gusta, cómo no, son los jerogíficos. Con esta escritura se comunicaban con los dioses y con los faraones, que eran sus representantes en la Tierra. Es decir, es una escritura que marginaba al pueblo. Fue una forma de manipulación. Sumando, además, que la planta del papiro tiene forma triangular, como las pirámides, es decir que era de las divinidades.

Perdona por el rollo que acabo de soltar, pero es que siempre me ha interesado mucho esto. Un beso! :)

Angel dijo...

Waw pedazo de guía de viajes que escribiste. Me llevo el post a un viaje a Egipto - ganas las mías pisar Abu Simbel - y seguro que no me pierdo nada interesante.

Se agradece si se dieran puntines de pondría un 10 ;-)

Ana dijo...

Gracias Virginia, ya sabes en cuanto puedas anímate, este viaje parece muy interesante, peligros hay en todas partes, ¿no?
En cuanto a lo del rollo, no te preocupes, me gusta saber nuevas cosas de esta civilización tan extraña.
Un abrazo
:)

Gracias Angel, ojala tengas la suerte de viajar a Egipto, seguro que será un viaje inolvidable, lleno de historia y de curiosidades.
Un abrazo
:)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...