martes, 24 de julio de 2018

El salto por Philippe Halsman



Saltar, levantar los pies del suelo, descolocarse por un segundo, dejar que la gravedad te tire, poner los músculos a reír, estimular el flujo de sangre, aumentar la sensación de adrenalina. El fotógrafo Philippe Halsman sabía que cuando saltas no piensas, eres libre, por una fracción de segundo desaparecen las ataduras, los corsés sociales, lo convencional se esfuma, el salto te coloca en el aire, un elemento que no es el nuestro, esencial, transparente y puro. Y ahí flotas como una espora con tu esencia vertida en la atmósfera.


“Cuando le pides a una persona a saltar, su atención se dirige por encima de todo hacia el acto de salto y deja la máscara: la persona real aparece”.

“En un salto, el protagonista, en una repentina explosión de energía, supera la gravedad. No puede controlar todas sus expresiones, su gesto en la cara y los músculos de sus miembros. La máscara se cae. La persona real se hace visible. Uno sólo tiene que atraparlo con la cámara.”

Halsman buscó activamente el mostrar la emoción humana y la esencia psicológica. “¿Qué es lo que busco capturar con la mayoría de mis fotografía? La emoción y la esencia del ser humano”.


























Fuentes:

8 comentarios:

Montse dijo...

Un genio este Halsman, porque es cierto que cuando se salta existe una especie de liberación, dejar de tener los pies en la tierra produce la sensación de ser uno mismo sin ataduras.
Me ha gustado la selección de fotografías que has puesto, algunas muestran las diversas formas de libertad, unos más timidamente y otros más audaces. ¡Hay que ver la Monroe, está guapa hasta saltando!
Feliz verano, Ana y mil besos.

Raquel dijo...

Me encanta esa sensación de vértigo, mezcla de emoción y libertad. Cuando saltas desafías esas fuerzas antiguas que nos permiten seguir girando en órbita y por un momento te sientes invencible. Las fotos me gustan mucho, y coincido con Montse en que la Monroe sale guapa hasta saltando, es que vaya fotogenia tenía.
Salta! A veces hay que decírselo a uno mismo y romper con esta gravedad, la de las leyes físicas y la otra, que nos tiene con los pies demasiado en el suelo.

miquel zueras dijo...

Saltar es lo más parecido a volar, el sueño de toda persona, aunque solo sea por unos instantes.
Vaya conjunto de personajes, desde Dalí hasta Fernandel pasando por Shirley McLane.
Saludos, Ana!
Borgo.

Ana Bohemia dijo...

Hola Montse, que sensación tan especial la de levantar los pies del suelo. Hay gente fotogénica por naturaleza, Monroe tenía una luz preciosa, un aura especial. Gracias por visitar el blog, me alegro que la selección de fotos te haya gustado.
Muchos besos

Ana Bohemia dijo...

Hola Raque, saltar, a veces es más que atreverse, es poner en marcha una maquinaria que te hace romper tu rumbo. Besitos

Ana Bohemia dijo...

Hola Miquel, yo creo que el sueño de mucha gente es volar, imagina que libertad y que sensación superar la atracción de la gravedad.
Gracias por comentar y acercarte al blog. Saludos.

Unknown dijo...

Saltar y dejar que ese niño interior salga y sienta la libertad, sin ataduras sin prejuicios, solo dejar que las emociones a través de salto se liberen de la forma más natural y pura. Sin poses, jugando con la imaginación!! Las fotos están ideales y como capta la esencia de esas personas se nota las sonrisas de las personas de como se la han pasado de genial !

Carol Torrecilla García dijo...

El objetivo del fotógrafo es muy original. Nunca lo había pensado.
Muy divertidas las fotografías.
Abrazos, Ana.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...