jueves, 7 de enero de 2016

Autorretratos sin cabeza


Erase una vez una fotógrafa que se llamaba Heidi Lender, una exploradora del color, tan detallista que con su toque impregnaba en sus fotos cierta esencia de ilustración. Un día Heidi pensó que podía sondear las capas de su propia personalidad retratandose. Una forma de explorar su conciencia, una manera de lanzar un mensaje. La singularidad fue que siempre ocultó su rostro, nunca mostró nada que estuviera de cuello para arriba. Siempre subida en un pedestal. Siempre vestida con su propia ropa, esa que ya nunca usaba. Siempre justo a su mascota… Y así creó una colección, una serie de fotografías con las que pretendía dar otra visión sobre la importancia de la moda y los espacios que nos rodean, al parecer en guerra constante contra nuestra presencia interior.
Y todo esto para decirte que aunque el resultado es… no sé, algo inquietante, ¡¡me encanta el perro!!













Fuentes:

Música: Pulp-Babies

7 comentarios:

amparo puig dijo...

Desde luego, las fotos son inquitantes pero hermosas. Y el perrp es una pasada! Excelente entrada.

amparo puig dijo...

Desde luego, las fotos son inquitantes pero hermosas. Y el perrp es una pasada! Excelente entrada.

Nicole Sagan dijo...

Hola Ana:
Me encanta la creatividad de esta fotógrafa. Me ha cautivado, sinceramente. No me parece inquietante, sino tremendamente ingeniosa y original, atrevida y valiente; todo a un tiempo.
Me encantan sus fotografías y me pregunto cómo conseguiría hacer esos autorretratos tan buenos sin verse a sí misma....
De veras que hay personas con mucho talento por ahí. Gracias por dárnosla a conocer en tu bohemio blog.
Un fuerte abrazo, amiga.
Por cierto: el perro es precioso y tiene que ser muy tranquilo para dejarse fotografiar tanto. =)
Carol

Montse Martínez Ruiz dijo...

Creativa y muy original es lo que me parece esta mujer, una puesta en escena que se sale de lo habitual ¡me gusta esta artista! sabe combinar muy bien el lugar y su atuendo para que el conjunto de la foto esté en armonía, lo que supone, además de que no salga su rostro, una buena planificación del enfoque y la luz para obtener estas fotos.
Siempre me descubres artistas increíbles, Ana!!
Muchos besos.

miquel zueras dijo...

Me gusta esa decoración minimalista, es algo inquietante y con un punto onírico.
Y, sí, el perro es un encanto.
Saludos!
Borgo.

Ana Bohemia dijo...

Hola Amparo, eso de aparecer descabezada da un poco de mal rollo, la verdad. Ese perro se da un aire con mi masota, jaja.
Saludos
:D

Hola Nicole-Carol, jeje, pues se ve que estudió bien el encuadre, eso me gusta, a pesar de que hay algo que no me gusta, puede que sea lo de que no se le vea la cara, pero la verdad es que su perro es precioso, casi como mi Pancho, aunque el mío nunca posaría tan tranquilo, jaja, es una fierita mala.
Un abrazo amiga, gracias por serle fiel a mi blog.
Besotes
:D

Hola Montse, pues sí, eso me llamó de las fotos, lo bien planificadas que están, aunque el mensaje en sí creo que se diluye un poco en este caso. He visto otras fotografías de esta artista y creo que es muy buena. Un placer dártela a descubrir.
Muchos besos
:D

Hola Miquel, es que el perrito es adorable, me encantó. Saludos, y gracias por visitar mi blog.
;)

Raquel dijo...

Pues son muy frescas estas fotos, dan buen rollo, pero creo que es por el perro, que por cierto que cosita más mona, se me recuerda a uno que anda por aquí... :)
Saludos

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...