lunes, 27 de julio de 2015

Dennis Hooper, el coleccionista de fotos


“Yo nací en Dodge City, Kansas, y en el fondo no soy más que un chico granjero de clase media. Estaba convencido de que la interpretación, la pintura, la música, la escritura, eran —todas ellas— partes del ser artista. Nunca las vi como algo separado”.
(Palabras de Dennis Hopper, actor, director, fotógrafo, artista y coleccionista de arte).

Dennis Hopper, que nunca recibió formación fotográfica alguna, empezó en la fotografía alentado por uno de los mitos del cine, James Dean, cuando ambos eran dos jóvenes que empezaban en Hollywood. Fue él quien le aconsejó hacer uso de la fotografía –a la que ya era aficionado— como práctica previa para la composición de encuadres cinematográficos: “Porque seguramente algún día querrás dirigir películas y no puedes recortar una película, así que tienes que aprender a hacer un encuadre completo, un negativo completo”.


En los años sesenta, Hopper llevaba su cámara fotográfica a los sets de rodajes, fiestas de Hollywood, marchas antirracistas, viajes por carretera y espacios urbanos. Parecía estar en el sitio justo en el momento adecuado. Ídolos del cine, como Jane Fonda o Paul Newman, músicos como Ike y Tina Turner; artistas como Marcel Duchamp o David Hockney; líderes políticos como Martin Luther King y desconocidos aparecen en unas instantáneas que documentan la efervescencia cultural de un triángulo geográfico situado entre Los Ángeles, Londres y Nueva York. En esta última ciudad es a donde Hopper acude a estudiar el célebre método con Lee Strasberg, entra en contacto con Andy Warhol y su círculo. Su cámara retrata la atmósfera de la Factory y de las exposiciones de arte, en contraste con la cotidianidad de los barrios, gentes y bandas callejeras neoyorkinas.

A finales de  los setenta, y con el aplauso de la película de culto “Easy River” dirigida por él mismo, el actor pasa a otro estilo, concluyendo la primera época de Hopper como fotógrafo y el fin de una época intensa y esencial para comprender algunas de las claves culturales de Norteamérica en la segunda mitad del siglo XX.
Tras el éxito del film, Hopper se sumió en un periodo autodestructivo marcado por sus adicciones y por el rechazo de la industria cinematográfica, que le cierra las puertas tras su segunda película como director, “The Last Movie” (1971), con contadas excepciones, como su papel de reportero gráfico en “Apocalipse Now” (1979). De esta etapa consigue salir en 1985 y retomar nuevamente su carrera, brillando en títulos como “Terciopelo Azul” (1986) y “Hoosiers: más que ídolos” (1986), trabajo este último por el que mereció una nominación al óscar. Hasta su muerte en mayo de 2010, continuó con la actuación, la fotografía, la pintura y con su afición por el coleccionismo de arte.

Las imágenes de Dennis Hopper constituyen una narración en blanco y negro que transcurre por rodajes, carreteras y ciudades, espacios habitados por celebridades y personas anónimas.
Aquí te presento alguna de sus fotografías, ¡disfruta de ellas!



















Fuentes:

google imágenes

8 comentarios:

PEPE CAHIERS dijo...

Pues no es mal fotográfo, es lo que tienen los artístas con carísma, que tienen más de un lado.

Saludos

Carol Torrecilla García dijo...

No puedo creer que siempre haya admirado a este señor y no haya sabido su nombre. Tengo La última película porque me encanta su fotografía más que el argumento, y no he visto la primera que dirigió, pero me pondré a buscarla inmediatamente.
Sin duda supo captar a cada persona en su momento de una manera rotunda y definida, en su esencia misma.
Cuando veo fotografías como esta pienso: ¿cómo lo harán? Porque no tengo la menor idea de hacer una fotografía mínimamente buena por mucho que me esfuerce, y eso que lo intento.
Gracias, Ana. Es increíble que tus posts me respondan a mis propias preguntas pasadas. Tenemos telepatía.
Abrazos:
Carol

amparo puig dijo...

Hola Ana. Maravillosas fotografías. Un genio, sin duda. Y muy buen reportaje sobre la vida de este artista que rezuma sensibilidad.

Montse Martínez Ruiz dijo...

Excelentes fotografías, me encanta el juego de sombras que hace en algunas de ellas. El artista de verdad suele tocar muchas teclas relacionadas.
Gracias, Ana, por descubrirme esa faceta de Hooper al que sólo conocía como actor y director.
Muchos besos!

miquel zueras dijo...

Me encanta la segunda foto, podría haber sido uno de esos bares de carretera de "Easy Rider".
Me preguntó si no sería un guiño su papel de fotógrafo en "Apocalypse Now".
Saludos!
Borgo.

Ana Bohemia dijo...

Hola Pepe, suele pasar así, que el talento de esa persona se ramifica a mas de un arte, en este caso el de captar buenas fotos.
Saludos
:D

Hola Carol, tengo que decir que no he tenido la suerte de ver las pelis que dirigió, pero tal y como hablas de "La última película" tengo que buscarla, confío mucho en tus gustos cinefilos porque tenemos gustos semejantes, además me apetece ver cine clásico, especial.
En cuanto a lo de hacer buenas fotos, ojala tuviéramos una receta. A veces lo mejor es ser espontaneo, a veces lo contrario, estudiar bien la luz, el marco, el encuadre, yo creo que el truco es practicar mucho, hacer fotos de todo, dejarlas un tiempo aparcadas y cuando te vuelvas a asomar a ellas seguro que ves cosas que antes te pasaron desapercibidas.
Un placer que mis post te ayuden, te respondan a cosas, se acerquen a tus gustos, eso significa que tenemos una conexión bohemia latente por ahí.
Un abrazo
:D

Hola Amparo, un placer, ya sabes que me gusta mucho el arte, y este hombre viendo sus fotos se ve que tenía bastante.
Un abrazo
;)

Hola Montse, pues yo tampoco conocía la faceta de Hooper como fotógrafo, fue una sorpresa, tampoco sabía que el actor había muerto. Lo del juego de sombras me parece un merito, creo que porque el blanco y negro hace elegante cualquier cosa que se inmortalice.
Besos
:D

Hola Miquel, pues sí, me gustan las fotos que cuentan cosas, que no son estáticas, que tiene algo, que parecen vivas. Seguro que fue un guiño, y que disfrutó el doble interpretándolo, aunque dicen que tuvo algún que otro encontronazo con Brando o Brando con él.
Saludos
;)

Raquel dijo...

Captaba cosas muy interesantes en sus fotografías. Siempre me ha cautivado la gente que sabe hacer buenas fotografías porque ven el mundo de una forma especial.
Saludos Anita.

Ana Bohemia dijo...

Cierto Raque, hay personas que tienen un ojo para ver algo especial y para inmortalizarlo, supongo que el truco es ser muy observador.
Un beso
:)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...