miércoles, 30 de enero de 2013

POR LA PAZ

Lo más importante de la paz es que sea cierta, que perdure, que sea recordada, que sea el estado ideal del ser humano. Por eso es importante levantar monumentos por la paz, para tener presente que se puede apostar por ella…  que se puede creer, que se puede aprender.



-Muro por la Paz en París (Wall for Peace)-
Inspirado en el Muro de los Lamentos de Jerusalén, el Muro por la Paz en París (Wall for Peace) es un trabajo de la artista Clara Halter y el arquitecto Jean-Michel Wilmotte, ubicado en Champs de Mars, al pie de la Torre Eiffel.
Inaugurado el 30 de marzo 2000, el monumento de vidrio y metal que los franceses llaman “Le mur de la paix”, tiene "la paz", escrita en 32 idiomas y 18 alfabetos, también permite a los visitantes poner sus mensajes en las grietas de la pared.


-El Monumento a la Paz en Washington DC (The Peace Monument in Washington D.C.)-
Es una impresionante pieza de la arquitectura construida entre 1877 y 1878. Se encuentra en los terrenos del Capitolio de los Estados Unidos en Piece Circle, también conocido como el Monumento Naval.
Fue construido para conmemorar la muerte de los navales durante la Guerra Civil Americana. Una de las esculturas más expresivas es "Peace" (Paz). Se trata de una figura clásica cubierta de la cintura para abajo con ramas de oliva y está justo en frente del Capitolio. Esta fue la pieza final que completó todo el monumento (Enero 1878).


-Campana Mundial de la Paz (World Peace Bell)-
Algunos dicen que la Campana, ubicada en Newport, Kentucky, es la mayor campana oscilante en el mundo, de un total de más de 20 campanas dedicadas a la paz.
Pesa más de 60.000 libras y tiene 12 pies de ancho, se instaló en 1999 como un símbolo de la paz y la libertad por la Compañía Verdin, el mayor proveedor mundial de campanas, carillones, y relojes.
La primera vez que se tocó la campana (12 veces) fue el 1 de enero de 2000. Esa noche muchas personas, algunas a mas de 25 kilómetros de distancia,  fueron capaces de oírla, desde entonces suena todos los días al mediodía. La campana del Milenio está compuesta en 80 por ciento de cobre y 20 por ciento de estaño.



-Monumento a la Reconciliación en Ottawa, Canadá (Reconciliation Memorial)-
Este monumento, con los soldados por la paz en acción de espera o tregua, pertenece al Monumento a la Reconciliación en Ottawa, Canadá (Reconciliation Memorial), y es el único de su tipo en el mundo. También conocido como el Monumento al Mantenimiento de la Paz (Peacekeeping Monument) celebra la participación de Canadá en el mantenimiento de la paz mundial, en honor a los soldados del país que han servido en las Fuerzas de las Naciones Unidas por la Paz.
En la base del monumento, hay una cita del político canadiense Lester Peasrson: "Necesitamos una acción no sólo para poner fin a los combates, pero para hacer la paz... Mi propio gobierno estaría encantado de recomendar la participación de Canadá en tales fuerzas de las Naciones Unidas, una fuerza que realmente lucha por paz.



-Shanti Stupa-
Es una pagoda de la paz construida en 1980 por una organización budista japonesa llamada "Los japoneses para la Paz Mundial". Se encuentra en la cima de una colina en la ciudad de Leh, la India, a 12.000 pies sobre el nivel del mar.
Celebra los 2.500 años de budismo y promueve la paz mundial. El magnífico monumento blanco con cúpula está decorado con pinturas coloridas y grandes estatuas de Buda. Otra razón por la cual los turistas visitan la Stupa Shanti es por la impresionante vista panorámica de la cadena de montañas y el pequeño y tranquilo pueblo de Changspa, especialmente al atardecer.


-Friedensengel-
Es un Ángel de la Paz sobre una Columna Corintia en medio de la calle Prince Regent Street, en Munich. La figura dorada es un alegórico retrato de Atenea, la diosa de la sabiduría y la paz, que sostiene a Nike en sus manos.
La diosa de la victoria fue construida en 1896-1899 para celebrar el 25 aniversario del Tratado de Versalles (1871) que puso fin a La guerra franco-alemana de 1870-71. El Ángel de la Paz tiene 125 metros de altura, ofreciendo una vista espectacular de la ciudad.


-El Monumento a la Paz de Hiroshima (The Hiroshima Peace Memorial)-
La ciudad japonesa de Hiroshima fue la primera en el mundo en sufrir un ataque nuclear, el 6 de agosto de 1945 por los Estados Unidos de América bajo la orden de Harry Truman, lanzando al "Pequeño Muchacho", que prácticamente acabó con toda la ciudad y causó más de 140.000 muertes de civiles.
El Monumento a la Paz de Hiroshima, también conocido como la Cúpula de la Bomba Atómica (la cúpula de Gembaku en japonés) forma parte del Parque a la Paz de Hiroshima (Hiroshima Peace Memorial Park) y es la estructura más cercana, a 490 metros de distancia, de donde ocurrió la explosión. Ahora es un recordatorio para el primer ataque nuclear en el mundo y un verdadero símbolo para la preservación de la paz mundial y la eliminación de todas las armas nucleares.


-Arco de la Paz (The Peace Arch)-
 Este austero monumento celebra la paz entre los EE.UU. y Canadá.
Se llama el Arco de la Paz (The Peace Arch), y fue construido al sur de Vancouver con un "pie" en cada país.


-La Pagoda de la Paz de Londres (London Peace Pagoda)-
No hay muchas pagodas de paz construidas en Europa, pero ésta ubicada en Battersea Park en Londres es especial y tiene mucha historia detrás. Fue construido en 1985 con el permiso del Gran Consejo de Londres, junto al Támesis.
La Pagoda de la Paz de Londres fue un regalo a la ciudad de la Orden Budista, como un medio para celebrar la paz en todo el mundo.


-El Santuario a la Paz (Shrine Peace Monument)-
Ubicado en el Exhibition Place a las orillas del lago de Toronto. El monumento mira dirección al sur hacia los Estados Unidos y al río Niágara (parte de la frontera entre Ontario y el estado de Nueva York) por una razón: está dedicado a más de un siglo de relaciones pacíficas entre Canadá y los Estados Unidos. El monumento de bronce fue ofrecido por la Antigua Orden Árabe de los Nobles Místicos, en junio de 1930. 28 años más tarde fue agregado una fuente y jardines a la hermosa estatua, reforzando la causa de la paz.


-Torre de la Paz de San Petersburgo-
Las mismas personas que construyeron el Muro de la Paz de Paris, Clara Halter y Jean-Michel Wilmotte,  instalaron tres años más tarde una escultura alta y esbelta que se mezcla con los edificios de la Plaza Sennaya en San Petersburgo. La llamaron la Torre de la Paz de San Petersburgo.
El diseño del pedestal fue determinado por la ruta seguida por el tráfico en la plaza y tiene las firmas de importantes políticos, economistas, intelectuales o artistas.


-Mohyla Aru o el Montículo de la Paz (Mohyla ­ru or the Cairn of Peace)-
Es un monumento cerca de la aldea Prace en la República Checa.
El monumento con 85 metros de alto fue construido por Joseph Fanta en 1910-1912 el cual conmemora la batalla de Austerlitz, también conocida como la Batalla de los Tres Emperadores (02 de diciembre 1805) cuando Napoleón derrotó a la coalición de tropas austríacas y rusas, que más tarde condujo al Tratado de Paz de Presburgo (Bratislava en nuestros días).
Dentro del monumento hay una capilla con un pequeño museo, mientras que en el exterior, hay cuatro estatuas femeninas que simbolizan Francia, Austria, Rusia y Moravia que reguardan todo el monumento.




Fuentes:
listas.20minutos.es/lista/12-monumentos-dedicados-a-la-paz-revirtiendo-la-tipologia-de-los-monumentos-de-guerra-328614
google imágenes.


domingo, 27 de enero de 2013

#Atención, pregunta # 25


¿Café… y una disculpa?


O sabes que nada sabes, o lo ignoras. Si lo ignoras, no puedes afirmarlo. Si lo sabes, algo sabes.
Cicerón
 
Hay sensaciones en la vida irrepetibles… una de ellas es estar sentada en un restaurante mas de una hora, peinada, maquillada y acomodada con las mejores galas que se tenga para impresionar a alguien que ni siquiera aparece, alguien que ni siquiera tiene la decencia de llamar para disculparse.
Es genial cuando todos se han dado cuenta de que te han dado plantón…  menos tú. ¡Sí!, es fantástico soportar la mirada compasiva de la camarera y los cuchicheos de los comensales de la mesa de al lado porque evidentemente estas fuera de lugar y no sabes que hacer, ¡y claro!, eso se nota, los mismos, que luego te ven en la parada de guagua aguantándote el dolor de pies y la decepción sin poder disimular el hambre y la pesadumbre.
Ya me había acostado cuando tocó a mi puerta con los nudillos.  Y, al tiempo que entonaba mil y un perdones, entró a la habitación haciendo reverencias y genuflexiones. Pero… yo no le había dado permiso para que pasara, y no pude evitar mirarle muy seriamente.
 -¿Estas enfadada conmigo?
 -Oh sí, estoy que “me hierven los huesos de rabia en el puchero de los rencores” –me miró creyendo que así era y yo añadí-: ¿a estas alturas no sabes utilizar un teléfono? Si no podías ir,  ¿por qué no me avisaste?…
Se sentó a los pies de mi cama y me contó que esa misma tarde había recibido una llamada (de esas que nunca suceden) con una oferta increíble, una colaboración con una reputada universidad privada, había urgencia en que participara en un estudio subvencionado por noséquien. Todo fue tan precipitado, le apuraron tanto para que se presentara en nosédonde de inmediato que yo…
 -Volé de tu cabeza, ¿no? Te olvidaste de mí y de que habíamos quedado, ¿no es eso?
 -No, no es eso… y te prometo que no volverá a pasar de nuevo, nunca, nunca más…
 -¿Nunca? -chiflé- nunca es una palabra definitiva, ¿no será peligroso que hagas esa promesa?
Yo no iba a crear nuevas expectativas, de todas formas le perdoné, dejando a un lado los resentimientos.
 -Te debo una comida, ¡y comeremos juntos! Yo no olvido mis promesas...
…Bien que sí, pensé pero alejé a la arpía mala que había en mí y asentí.

Después de hacer hueco y de aclarar su agenda encontró un momento en el que podríamos almorzar juntos. A mí no me venía bien pero sacrifiqué mi plan para amoldarme a su “horario”. Por suerte esa vez me avisó con tiempo; cuatro minutos antes de la hora acordada llamó para decir que se retrasaría media hora. Veinte minutos después recibí un escueto mensaje en el que se disculpaba de verdad pero la cosa se había complicado demasiado y no iba a poder escaparse.
Lo dejé pasar…
Y fue el Científico el que insistió en volver a quedar.
Desganada del todo no mostré mucho entusiasmo pero, de alguna manera, cedí. Entendía lo absorbente que podía ser su profesión, una profesión a la que estaba totalmente entregado.
Pasaron algunos días y entre medias algunas cancelaciones mas.
Hasta que se lo puse fácil: compré unos sándwiches y unas cuantas bebidas y me dirigí a su nuevo trabajo. No pude pasar de la puerta ya que, la verdad sea dicha, no me dejaron entrar. Podía comprender las rigurosas medidas de seguridad pero me sentí idiota… todavía más.
Con carita de tonta marqué un par de veces su número telefónico hasta que por fin lo cogió. Al saber que le esperaba afuera con un picnic no le quedó más remedio que salir corriendo para ir a mi encuentro… Un encuentro de… ¡seis minutos!
 -¿Mañana?, ¿aquí?, ¿lo podemos dejar para mañana? -saltó sobre el césped dejando caer la servilleta, y, sin separarse su móvil, dijo-: te juro que será un verdadero plan, ¡y yo compraré la comida!
Le vi alejarse por el jardín con tanta prisa que dejó impresionada su silueta en el aire. Inspiré lentamente y me recosté sobre el mantel. El sol me dio en la frente, así que pensativa entrecerré los ojos: ya no quería seguir con aquello, estaba harta y cansada de andar siguiéndole y esperándole en todas partes… ¡si ni siquiera éramos amigos!
Oficialmente me rendía…

Pero no, no me rendí; le di una última oportunidad. Cómo una especie de prueba, a ver si era capaz de cumplir aquella promesa. 
¿A las tres?, ¿habíamos quedado a las tres? A las cuatro y media aún no le había visto el pelo. Pregunté por él. Alguien me chivó que estaba en otro pabellón, en la biblioteca. Al parecer aquella elitista universidad poseía una excelente biblioteca de consulta, sobre todo para aquellos que demostraban tomarse muy en serio su profesión.
No tuve problemas en llegar allí, esa vez nadie me impidió el paso ni nada por el estilo, y pude adentrarme en la templada sala con total naturalidad.
Era un lugar precioso, muy moderno, con aberturas y claraboyas por todos lados, un espacio diáfano pero acogedor con mullidos asientos de vivos colores y lámparas con bombillas especialmente diseñadas para el descanso de los ojos.  Él se encontraba de espaldas a la puerta, completamente solo, inclinado sobre varios papeles y libros.
Le espié un buen rato. Entonces se levantó un segundo, momento que aproveché para esconder una nota en el tratado de ¿eh?... bueno en el libraco que estudiaba.
Tardó exactamente diez minutos en llegar a la hoja en la que había escondido mi mensaje y poco menos que unos segundos en alcanzarme en el jardín.
 -Lo siento, no tengo perdón, yo…
 -Da igual –le corté- sólo quería decirte que mejor nos olvidamos de la promesa, no me debes nada y no tienes que sentirte mal,  ¿vale? Me voy…
Intenté deslizarme por el camino de piedra hasta la salida, pero, no pude dar más que un par de pasos.
 -¡Espera! -me sujetó por la muñeca débilmente- por favor no te marches, yo… no me parece bien lo que he hecho, por favor…
 -No sé…
 -Venga –gimió esperanzado- ¿café… y una disculpa?
¿Café y una disculpa? ¿Es que no podía decir que no? ¡Era una palabra como otra cualquiera y encima muy sencilla y muy sonora!: NO.
Pero no fue no, fue sí.

El lugar escogido estaba a pocos metros de la universidad. Por si surgiera alguna imperiosa urgencia y tuviera que salir por patas, pensé maliciosa pero contuve mis pensamientos, aunque no mi gesto malhumorado. Gesto que el Científico tuvo por fuerza que percibir.
La energía a nuestro alrededor era muy baja, y yo no hablaba, me dedicaba a arrancarle servilletas de papel al servilletero, o a jugar con las bolsitas de azúcar y las pajitas de plástico. Sus intentos de conversación no eran retribuidas en absoluto. Mi poca voluntad de arreglarnos le cortó un poco…
 -¿Sabes que las flores blancas del tronco de cafeto desprenden un olor desagradable? Es curioso, ¿verdad?, porque el olor del café es el mas embriagador que existe, ¿no te parece?
Me hundí de hombros mientras me rascaba el cuello.
Pero él no se amilanó por mi aptitud…
-¿Sabes? El consumo de café era un privilegio de los señores orientales de los primeros siglos de nuestra era –Yo desvié la vista observando los frisos del hule. Carraspeando por mi pasotismo, añadió-: y no se extendió por Europa occidental hasta finales del siglo XVII. Fue en esa época cuando se crearon, primero en Marsella y después en París, en 1672, las “casas de café” que darían su nombre a los modernos “cafés” ¿No te encantaría ir a Paris sólo para sorber café?
Sus cejas se arrugaron ante mi indiferencia, pero, siguió con lo suyo, ¡cómo si no entendiera nada a pesar de sabérselas todas!
Repentinamente se rió para sí diciendo:
 -Hay… hay una historia que… A finales del siglo XVI la iglesia italiana combatió el café presionando al Papa Clemente VIII con el fin de que vetara el “brebaje de Satanás”, así lo llamaban, jaja, pero… -en ese instante nos trajeron los balsámicos y humeantes cafés, y el Científico esperó a que el camarero se marchara para seguir- pero antes de pronunciarse, el Papa quiso probarlo y al primer sorbo exclamó: “Sería pecado dejar a los descreídos una bebida tan deliciosa; ¡venzamos a Satanás impartiéndole la bendición, para hacer ésta una bebida verdaderamente cristiana…!”
Yo estaba tan en las nubes que no supe cuando hizo aquella bolita de papel con la servilleta ni cómo utilizó una de aquellas pajitas como cerbatana, porque repentinamente aquel mísil se estampó en mi ojo.

 -Ahhh, ¿pero…?
El Científico bajó el arma.
 -Por fin he captado tu atención, ¿que demonios te pasa?
 -Nada –gruñí.
 -Sí, ¡seguro! -suspiró- ¿por qué estás tan callada?, ¡ya me he disculpado contigo! Aunque deberías entender que ahora…
 -Que ahora yo no cuento nada. ¡Sí!, estaba equivocada en una cosa, ¡nada más!
Él me miraba como si no me entendiera. Pero… ¡claro que no! Hablábamos dos idiomas diferentes. Le vi beber de su taza. Aproveché que tragaba y que no podía replicarme enseguida para decir:
 -No te voy a negar que últimamente me he sentido un cero a la izquierda, un cero abandonado. Sólo soy tu “casera” pero creía que éramos algo más, que por lo menos éramos… amigos. Y los amigos se tienen en cuenta siempre, no se abandonan de primeras por un trabajo o… por otras cosas.
El café siempre tenía la capacidad de enredar mi lengua así que me sorprendí de que en aquel instante pudiera soltar todo aquello de carrerilla y sin tartamudear. Aún así si que noté que me avivaba, que estimulaba mi garganta, que me hacía cosquillas en el paladar y me incitaba a ser apasionada y sincera. Tanto que me contuve antes de decir nada más, antes de meter la pata.
 -¿Estas estresada? -masculló-, no tendría que haberte invitado a tomar café, te ha puesto… nerviosa.
Ojala yo pudiera ponerte nervioso a ti alguna vez, pensé al abandonarle allí. Pero eso… eso sólo sería una ingenuidad.
Y sin más salí a la estampida de la cafetería.





 Música: Cee Lo Green- Fuck you.
Fuentes: Larousse juvenil

sábado, 26 de enero de 2013

¿Jugamos a las películas?

Hoy me encuentro de lo mas egipcia, así que me he animado con un especie de jeroglífico. ¿Le echas un vistazo? No temas, ninguna maldición caerá sobre ti...
 
 

 
¿Se te ha encendido la bombilla o sigues a oscuras? Si las sombras te envuelven y te encuentras mas perdido que Marco el día de la madre, ¡no desesperes! Tan sólo pincha y sabrás enseguida de que pelí se trata.

miércoles, 23 de enero de 2013

El ultimo Catón


Bajo el suelo de la Ciudad del Vaticano, encerrada entre códices en su despacho del Archivo Secreto, la hermana Ottavia Salina, paleógrafa de prestigio internacional, recibe el encargo de descifrar unas extrañas escarificaciones aparecidas en el cadáver de un etíope: siete letras griegas y siete cruces. Junto al cuerpo se encontraron tres trozos de madera aparentemente sin valor. Todas las sospechas van encaminadas a que esos pedazos pertenecen, en realidad, a la Vera Cruz, la verdadera cruz de Cristo.


El último Catón es una novela de ficción. Salió a la venta en el año 2001 y según Editorial Planeta, se han vendido más de 1,25 millones de ejemplares.
Matilde Asensi (1962), escritora española, se dedica principalmente a la novela histórica y de aventuras. Siempre quiso escribir y aunque no comenzó a publicar a una edad temprana, lleva escribiendo "toda la vida.
Estudió periodismo en la Universidad Autónoma de Barcelona. En 1991, después de comprender que el periodismo le quitaba el tiempo que necesitaba para escribir ficción, se presentó a una plaza de administrativa en el Servicio Valenciano de Salud, para tener un horario que le permitiera dedicarse a su verdadera vocación.
Publicó su primera novela, “El salón de ámbar”, a los 37 años, y desde entonces ha venido sacando un libro cada año o año y medio: Iacobus, Peregrinatio, El origen perdido, Todo bajo el cielo, etc. El éxito la ha acompañado. Sus obras, que han ganado numerosos lectores y premios, han sido traducidas a 15 idiomas.
En 2007, salió Tierra firme, el primer libro de la trilogía de Asensi Martín Ojo de Plata, en donde la protagonista es Catalina Solís, una intrépida española que después de lograr escapar de un asalto pirata cuando se dirigía al Caribe comienza una nueva vida bajo el nombre de Martín Nevares. La segunda novela de esta serie, Venganza en Sevilla, fue publicada en 2010 y al año siguiente aparecieron ambas en un libro bajo el título Martín Ojo de Plata. La última parte de la trilogía se publicó en junio de 2012 con el título La conjura de Cortés.
Asensi ha afirmado que está deseando que sus novelas se lleven al cine, pero a pesar de las muchas ofertas de las productoras, hasta el momento la escritora no ha logrado ponerse de acuerdo con ellas: "O yo no sé trabajar con la gente del cine o la gente del cine no sabe trabajar con mis libros... Yo no estoy dispuesta a dar mis libros a cualquier precio. Ganaría mucho dinero, ganaría muchos lectores... pero quiero calidad, quiero un trabajo serio".

“EL ÚLTIMO CATÓN”
Matilde Asensi

No engancha desde el principio pero tiene buenos elementos: intriga, misterio, amor, suspense. La narración es impecable, el estilo ágil, pero en ocasiones se estanca, el argumento puede convertirse en algo repetitivo, pero las referencias históricas y la mezcla de aventuras lo salvan pues nunca pierdes el interés por la trama… o casi nunca.
Hay muchas partes peliculeras e irreales, demasiadas proezas impropias de dos ratas de biblioteca como son Farag Boswel, el tímido experto en Historia y Paleografía bizantina y Ottavia Salina, doctora en Paleografía e Historia del Arte y monja para más señas, quien se ha pasado toda la vida sentada sobre su trasero entre códices y manuscritos. El único al que si te imaginas en acción es Kaspar Glauser-Röist, capitán de la guardia Suiza, el encargado de "ocultar" o "hacer desaparecer" todos los trapos sucios del Vaticano, un personaje impenetrable que no llegar a conocer bien y con el que no conectas demasiado.
En general los tres personajes principales me gustaron, pero disfruté especialmente con Ottavia, la severa religiosa directora del Laboratorio de Restauración y Paleografía del Archivo Secreto Vaticano que acaba haciendo cosas impropias de una monja, ¡y menos mal!
No es un libro redondo pero acabarás enganchado si decides leerlo.

“Cuando abrí los ojos al día siguiente –mucho antes de que amaneciera-, me sentí como uno de esos viajeros despistados que, sin entender muy bien el fenómeno, pierden un día del calendario de sus vidas por causa de la rotación de la tierra. Incluso allí, tumbada en la cama de la habitación de la Domus, me encontraba tan agotada que tenía la impresión de no haber dormido nada durante aquella noche. En silencio, observando siluetas que la pobre luz de la calle dibujaba en torno a mí, me preguntaba una y mil veces dónde me había metido, qué estaba pasando y por qué mi vida se había desquiciado de aquella manera: había estado a punto de morir –apenas unas horas antes- en las profundidades de la tierra, la muerte de mi padre y hermano se habían convertido en un recuerdo lejano en menos de dos días, y, por si no era bastante, no había realizado mi Renovación de Votos.
¿Cómo podía asimilar todo eso viviendo, como vivía, a un ritmo por completo desacostumbrado para mí? (…)”

Fuentes:
Lecturalia
Plaza&Janés
Wikipedia
Google imágenes

domingo, 20 de enero de 2013

Alanis

Cantante, compositora, guitarrista, productora y actriz ocasional, Alanis Morissette lo tuvo muy claro, la música era mas que un medio, es un instrumento para contar cosas, para hablar de la vida y de uno mismo, para lanzar mensajes, para llegar a los demás y a uno mismo. Para -¿por qué no?- cambiar el mundo.


Alanis Morissette nació el 1 de junio de 1974 en Ottawa, Canadá. De pequeña ya le gustaba el ballet y la música. A los once años lanzó su primer tema, 'Fate Stay With Me', y en 1990, a los trece, publicó su primer álbum 'Alanis' con una mezcla de sonido pop y dance, con el que tuvo un cierto éxito en su país y que le valió ser nominada como joven promesa del año.
En 1992 Alanis Morissette publicó su segundo disco, 'Now Is The Time', que no tuvo tanta acogida como el primero, aunque supuso un gran paso en su evolución artística, con temas más trabajados.
Habría que esperar hasta 1995 para que Alanis Morissette se diera a conocer mundialmente con su tercer y exitoso álbum 'Jagged Little Pill', con el que consiguió varios discos de platino y algunos premios Grammy. En este disco se nota una gran madurez en sus composiciones, con letras más inteligentes y agresivas. Consiguió vender más de 30 millones de copias en todo el mundo.
Su cuarto disco vio la luz en 1998 y se publicó bajo el nombre de 'Supposed Former Infatuation Junkie', en el que Alanis siguió evolucionando y cantando pero contando cosas, preocupándose por el mundo de su alrededor.


En 1999 salió el disco 'Alanis Morissette MTV Unplugged', con el que también obtuvo grandes ventas por todo el mundo.
En 2004 Alanis Morissette publicó el álbum titulado 'So-Called Chaos', diez nuevos temas compuestos y producidos por la propia cantante con la ayuda del productor John Shanks.
Un año más tarde se publica la versión acústica de 'Jagged Little Pill', el 'Jagged Little Pill Acoustic', con el que Alanis Morissette celebra los diez años transcurridos desde el lanzamiento de su álbum de mayor éxito.
Ese mismo año (2005) se publica un recopilatorio de Alanis Morissette, titulado 'The Collection', que incluye también algunos temas inéditos.
En 2008 Alanis Morissette regresó con un nuevo trabajo, que lleva por título 'Flavors of Entanglement'. Para esta ocasión, Alanis Morissette contó con la colaboración de productores como Guy Sigsworth (Seal, Björk, Madonna), que coescribió y produjo el álbum junto a la propia Alanis Morissette, y Mike Elizondo (Dr. Dre, Eminem). En él Morissette sigue su particular evolución, incorporando a su sonido nuevos matices extraídos de géneros tan dispares como el folk o el hip hop.

La canción que mas me gusta de Alanis (una de ellas) se titula Ironic, podría alabarla mucho, pero dejémoslo para otro momento. Quizá sea irónico que me guste, pero siempre he considerado que la vida esta llena de ironía, una ironía de lo mas fina y burda, una ironía que incluso -a veces- termina siendo graciosa…




Selección musical: 1. Hand in my pocket. 2. You oughta know. 3. Thank you. 4. Hands clean. 5. Crazy. 6. All I really want.

Alanis M by ana belén gonzález herrera on Grooveshark

Fuentes:
www.todomusica.org/alanis_morissette
grooveshark
youtube
google imágenes
 

viernes, 18 de enero de 2013




En la mitología china la figura del Fénix es una de las más destacadas. En la provincia de Hunan, sobre la frontera oeste de su territorio, se encuentra Feng Huang Cheng, un pueblo cuyo nombre significa justamente Ciudad del Fénix, y que según la leyenda fue fundada por dos de estas aves mientras sobrevolaban el lugar y escogían un sitio en el que poder vivir.


Las montañas, el verde y los cristalinos espejos de agua son protagonistas de los paisajes que rodean el pueblo.
En este escenario natural incomparable, se erige orgullosa Feng Huang, con una arquitectura que suma a su legendario origen nuevos aires de misticismo.
El río Tuo Jiang que atraviesa el territorio, es a su vez cruzado por hermosos puentes de estilo tradicional. Las casas de ambos lados de su curso parecen sacadas de aquellas pinturas románticas que ilustran pueblos chinos, con tejados rojos, faroles de papel y mucha madera en sus muros.
Por todo esto, Feng Huang es considerada una de las ciudades más hermosas de todo el país. Pero por si fuera poco, no es solo la apariencia del pueblo lo que convierte a este destino en un sitio soñado, sino también las costumbres y tradiciones de sus habitantes, que permanecen intactas desde hace siglos.
Con una historia de 1300 años cuanto menos, algunos de sus atractivos son sumamente antiguos. Los viejos jardines que conservan  el estilo en que fueron creados y las torres y templos completan el paisaje con su estilo de las dinastías Ming y Quing, que reinaron en la región desde 1644 hasta 1911.
Algunos lugares para no perderse son: el castillo de Huang Si Quiao, el Templo de Tian Luang, el Palacio de Chao Yang, la sala de Da Cheng, el Pabellón Wengcheng, la residencia de Xiong Xiling y la tumba de Shen Congwen. La antigua fortificación que protegía a la ciudad puede verse aún en dos de sus puertas: la puerta Norte y la puerta Sur, dos excelentes visitan para disfrutar de las arquitectura defensiva de la época.



El casco antiguo está excepcionalmente conservado, por esto y por ese aire de ciudad anclada en el pasado, escenografía viviente de otros tiempos, fue reconocida como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en el año 2008.



Fuentes:
sobrechina.com/2009/11/23/feng-huang-cheng-la-ciudad-fenix
101lugaresincreibles.com/2012/12/una-ciudad-congelada-en-el-tiempo-en-china-fenghuang.
Y también de Google imágenes.





miércoles, 16 de enero de 2013


El momento de cine que he escogido hoy pertenece a la película  “Harry Potter and the Deathly Hallows - Part 1” conocida en castellano como “Harry Potter y las reliquias de la muerte”.
Harry, Ron y Hermione  visitan a Xenophilius Lovegood, el padre de Luna, para averiguar algo sobre el símbolo que tanto les llama la atención y por el que se han devanado la cabeza mucho tiempo. Allí descubren que éste representa las Reliquias de la Muerte superpuestas. Es decir: la Varita de Saúco, la Piedra de la Resurrección y la Capa de Invisibilidad. Para entender mejor el cuento, Hermione lee “la fábula de los tres hermanos” del libro que Dumbledore le dejó en el testamento…


Trama: Una misión casi imposible cae sobre los hombros de Harry: deberá encontrar y destruir a los últimos horrocruxes para poner fin al reinado de Lord Voldemort. En el episodio final de la saga, el joven hechicero de 17 años emprende con sus amigos Hermione Granger y Ron Weasley un peligroso viaje por Inglaterra para encontrar los objetos que contienen los fragmentos del alma del Señor Tenebroso, que son los que garantizan su longevidad. Pero la tarea no será fácil, pues el poder del lado oscuro crece cada vez más, y las más firmes lealtades serán puestas a prueba. Harry deberá usar todos los conocimientos que ha adquirido gracias a Dumbledore para enfrentarse a su enemigo y encontrar la forma de sobrevivir a esta última aventura.

Harry Potter y las Reliquias de la Muerte-Parte 1 fue dirigida por David Yates y combina la fantasía y la acción. Es el primer episodio de la séptima película (penúltima parte de la saga) de Harry Potter, basado en la novela homónima de J.K. Rowling.
Este largometraje británico recibió nominaciones a varios premios, entre los que destacan Mejor los Premios Óscar. Obtuvo dos nominaciones a los Oscar a mejor direccion artistica (o direccion de arte) y mejores efectos especiales.
A pesar de estar dividida en dos películas, se les trató como una sola, ya que se basan en el mismo libro.

Curiosidades y anécdotas de rodaje:

-M. Night Shyamalan y Guillermo del Toro estaban interesados en dirigir este filme.

-John Williams, que compuso la música para los tres primeros filmes, expresó su interés en regresar para Harry Potter y las Reliquias de la Muerte: Parte I, pero no pudo hacerlo debido a conflictos de programación.
Por otro lado el compositor Nicholas Hooper no quiso volver a componer la música para esta película, pues afirmó que el trabajo en el Misterio del Príncipe y la Orden del Fénix provocó un distanciamiento entre él y su familia.

-David Holmes, de 25 años, el doble de Daniel Radcliffe, fue gravemente herido en el set de los Leavesden Studios.

-Bill Weasley es interpretado por Domhnall Gleeson, hijo del también actor Brendan Gleeson que interpreta a Ojoloco Moody, en la saga.

-Fue la primera vez que Brendan Gleeson (Ojoloco Moody) y David O’Hara (Runconrn) aparecieron de nuevo en la misma película desde Corazón valiente (1995).

-Pius Thicknesse en el libro esta controlado bajo la maldición imperius mientras que en la película esta bajo su propia voluntad. Pero hay muchas otras diferencias con respecto al libro.

-Es la treceava película más taquillera de la historia y la tercera de la saga.

-Esa es la única película que Maggie Smith (Minerva McGonagall), David Bradley (Argus Filch) y Alfie Enoch (Dean Thomas) no aparecen.
Fuentes:
narglecity.crearblog.com/2010/10/14/curiosidades-de-las-reliquias-de-la-muerte-parte-i-por-wolf-potter
www.abandomoviez.net/db/curioso.php?film=8368
filmmaffinity
wikipedia.
google imágenes.
youtube.

domingo, 13 de enero de 2013

El ojo de Nefertiti



El bello busto policromado de Nefertiti, esposa de Akenatón, fue descubierto el 6 de diciembre de 1912 por una expedición arqueológica alemana en las ruinas de Amarna (Ajet Atón), la capital del faraón. El equipo de arqueólogos trabajaba para la Sociedad Alemana de Oriente bajo la supervisión del Profesor Ludwig Borchardt de Berlín. Tenían la autorización del gobierno egipcio para excavar aquel lugar. El busto, de 3.400 años, apareció entre las ruinas del taller de Tutmés, escultor de la corte de Amarna.
Borchardt supo desde el primer momento que se hallaba ante una obra maestra.

Existen diferentes hipótesis para explicar la pérdida del iris del ojo izquierdo de la escultura. Una de ellas sostiene que estaba colocada en una repisa de madera en el taller del escultor. La repisa, deteriorada por las termitas, terminó rompiéndose. El busto dio una voltereta y cayó al suelo, pero lo hizo sobre la corona plana, lo que evitó su rotura, aunque con el impacto perdió el iris de ese ojo y sufrió desperfectos en la oreja.
El equipo de arqueólogos alemán la encontró enterrada en la arena boca abajo, de manera que, en principio, la tesis podría ser aceptada. No obstante, el relato que se conserva de su descubrimiento y el exhaustivo estudio de la escultura hacen que la hipótesis deba ser rechazada.
Al parecer la encontró Mohammed Ahmes Es-Senussi. Se encontraba excavando la sala 19 rejilla P-47 (el área se dividió en rejillas de 600 pies cuadrados) cuando los rayos del sol iluminaron el oro y colores azules de la escultura. El grito de Mohammed atrajo a todos. El Profesor Borchardt fue despertado de su siesta. La estatua se hallaba enterrada, cabeza abajo, en el cascote. Cuando la limpiaron observaron que estaba casi intacta. Los únicos desperfectos eran los astillados lóbulos de las orejas y la pérdida del iris del ojo izquierdo. La arena y la suciedad de la sala 19 (más de 30 pies cúbicos) se tamizó de forma exhaustiva en repetidas ocasiones con una malla cada vez más fina. Los pedazos de la oreja se encontraron pero el ojo nunca se recuperó.
Un examen más minucioso de la escultura permitió comprobar que nunca llegó a colocarse el iris del ojo pues sobre el globo ocular izquierdo no se ve ninguna huella de manipulaciones.

Se apuntó la posible pérdida del ojo izquierdo de Nefertiti en algún momento de su vida. Sin embargo, ningún relieve mural o escultura que reproduce a la reina muestra que tuviera este defecto.
Incluso ha llegado a afirmarse que el escultor pudo enamorarse de la reina, que tenía fama de seductora, y que por despecho, al sentirse rechazado, se vengó desfigurando su rostro.
Otra hipótesis sostenía que la escultura iba a situarse en una urna de perfil y, por tanto, sólo se requería un ojo perfecto. Para los iris de los ojos se empleaba cristal de roca, caro y difícil de conseguir, de modo que no se consideró necesario colocar los dos.

También se afirma que el busto fue el modelo que utilizó Tutmés para otros retratos de la reina realizados en su taller, de manera que, teniendo en cuenta el valor de esas piezas de cristal, sólo se colocó el del ojo derecho, necesario para que el rostro no resultara inexpresivo.
Es posible que, a pesar de su extrema perfección y belleza, el busto fuese considerado en la época como una escultura menor, de poca importancia, ya que nadie se preocupó de llevarla consigo cuando Amarna y el taller de Tutmés quedaron abandonados.

-La Bruja, die Hexe, llaman los arqueológos clásicos del Museo de Berlín a este famoso busto de Nefertiti. Y algo de hechicera hay en ella.
Al mirar esa cuenca vacía, eso ojo en blanco uno puede caer fácilmente en un trance hipnótico, puede ser conducido sin levantar los pies de la tierra en un viaje por el tiempo, atravesando arenas y enigmas. Ahí, en esa nada, en ese misterio lleno de especulaciones, hay algo, una fuerza, un poder que hace que nos sumamos en ese blanco infinito para siempre-

Fuentes:
ovejaselectricas.es/2007/08/el-ojo-de-nefertiti.html?utm_source=BP_recent
google imágenes.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...