viernes, 30 de noviembre de 2012

Botero no pinta gordas…


En realidad es una forma de expresar el volumen, de plasmar su propia visión de la realidad, lo que pasa es que lo hace de una manera muy…  reconocible.
O eso o que para él todos somos gordos rechonchos.
Lo que está claro es que su obra destila colorido, acidez, sensualidad. Y además sin renunciar a su peculiar estilo.

Fernando Botero nació en Medellín, Colombia, en 1932. Pintor y escultor, se graduó en 1950 en el Liceo de la Universidad de Antioquia, situada en su ciudad natal. Posteriormente viajó a España para estudiar a los grandes maestros de la pintura española, en especial a Goya y Velázquez.
Sus primeras obras de retratos, paisajes y escenas costumbristas están realizadas con una pincelada muy suelta, que se irá empastando progresivamente, al tiempo que tanto la perspectiva como las figuras se hacen arbitrarias.
A principios de los años sesenta Fernando Botero se estableció en Nueva York, donde sus pinturas le granjearon una notable popularidad en el mercado artístico estadounidense. Entre sus obras más conocidas cabe destacar La alcoba nupcial, Mona Lisa a los doce años y El quite. Su traslado a París coincidió con sus primeros trabajos escultóricos, que compartían las características de su obra pictórica.
El estilo de Botero, plenamente figurativo, se caracteriza en lo plástico por cierto aire naïf y en lo temático por la representación de personas y animales siempre como figuras corpulentas, incluso claramente obesas.
En la década de los 80 Fernando Botero se convirtió en uno de los artistas vivos más cotizados del mundo, y algunas esculturas suyas realizadas en bronce, mármol y resina fundida (Mujer a caballo, Perro, La corrida, etc.) pasaron a ser parte integrante del paisaje urbano de muchas ciudades.









Fuentes:
biografiasyvidas.com/biografia/b/botero.htm
wikipedia
google imágenes.

martes, 27 de noviembre de 2012

#Atención, pregunta # 23

¿Por qué los egipcios adoraban tanto a los gatos?

Cuando se quiere saber una cosa, lo mejor que se puede hacer es preguntarla.
Georges Duhamel

La sala en donde se encontraba la exposición era realmente impresionante. Me trasportó, me subyugó. Fue como si atravesara una invisible puerta y el velo fascinador de Egipto cayera sobre mí. La música flotaba místicamente hasta mis oídos. Y sumida en aquella atmosfera irreal sentí que el aire trasportaba olores, perfumes fragantes, cómo suaves aceites que se quemaban en alguna lámpara.
Las notas de una flauta levitaban enroscándose sobre el techo azul y estrellado, para después desplegarse y mezclarse con el sonido de un arpa lejana, música que parecía invocar el favor de los dioses…
Yo deambulaba lentamente, paso a paso, sobrecogida, observando cada objeto, cada pieza, cada recreación y antigüedad del museo. Me asomaba a los secretos de Nefertiti, veía a Cleopatra meditando a orillas del Nilo, pero era yo la que navegaba sobre un bote de papiros atados con el Faraón al mando. Tendiendo las velas a la brisa, nos deslizábamos sobre aquellas aguas mansas a la luz de la Luna y la sombra de la gran Pirámide indicaba la dirección a seguir. ¿Un oasis lejano? En mis sueños era así…
Tuve que agradecerle al Científico su despiste, si él no se hubiera olvidado aquella importante carpeta en casa yo jamás habría pasado esa tarde paseando entre el 3150 y el 31 a. C.…

Resulta que en el pasado él había colaborado con un tal… nosequién en algunos trabajos arqueológicos. Por azares del destino no había podido formar parte de su equipo pero la confianza y la admiración perduraban y de alguna manera era frecuente que el Científico le ayudara en algunas charlas y conferencias.
Sabía cuanto se había estado preparando para aquel momento, por eso no podía permitir que todo saliera mal, por eso había corrido como una loca para entregarle en mano aquellos importantes documentos.
Se sorprendió enormemente al verme llegar, pero su cara pronto se trasfiguró de agradecimiento cuando le deseé suerte y le entregué la carpeta. No sabía que nos estaban espiando…
 -¿Es ella tu ayudante?
El Científico negó rotundamente, tan categóricamente que casi me ofendí. Y hablamos a la vez:
 -Soy su amiga…
 -Es mi compañera de piso…
Fue un poco cortante. Nos miramos de reojo. El hombre de la pregunta se rió abiertamente (supongo que por mi gesto) luego se disculpó, dijo que tenía trabajo, me guiñó un ojo y se fue… Le seguí con la vista hasta que ocupó su puesto sobre un escenario…
 -¿Quién es?
 -¿Tú qué crees?
 -Puff… no sé, ¿quizá el Dr. Jones? -aventuré, pero él no pilló mi chiste.
Quien sí lo pilló fue alguien que apareció detrás de mí exhalando carcajadas. Alguien a quien el Científico estrujó en un cordial abrazo. Por lo visto se conocían bien…
 -Ese ancianito -dijo el chico volviéndose hacía mí-, es uno de los hijos más preclaros de las ciencias arqueológicas, un hombre notable que ha pasado gran parte de su vida en el lejano Egipto… ¡y yo soy su ayudante!
Le estreché la mano y le sonreí amilanada. Luego se excusó, me guiñó un ojo y desapareció, alguien requería su atención…
 -¿Y este quién es? -bramé.
 -El que me quitó… -rectificó su lapsus y dijo-: es el que se quedó con el puesto…
 -¿Tu rival? -gemí sofocando una risa-, ¡anda!, pues por el abracito que le diste parece que no hay rencor…
 -No lo hay…
Sacudí la cabeza porque no le creía y luego agudicé la vista… Fue un análisis puramente superficial…
 -Pues es guapo…
Oí al Científico carraspear y luego decir:
 -¡Olvídalo!, está completamente entregado al estudio de los jeroglíficos y de las pirámides, recuerdo que en la excavación decían que adivinaba mayores encantos en una momia faraónica que en cualquier mujer de este planeta…
Era un reto, no podía negarlo. Y estuve unos segundos en las nubes. Harto el pobre Científico gruñó:
 -Bueno, ¿te quedas o…?
 -Paso…
Y me perdí por el museo. Fue una suerte… o no hubiera viajado con la imaginación como lo hice.

Debí perder por completo la noción del tiempo. Aquella sala tenía algo, desprendía cierto misterio. Las piezas expuestas en la sala, las antigüedades egipcias, las recreaciones de templos sagrados y las colecciones privadas me susurraban sus secretos. Y yo cerraba los ojos para escucharlos… Las sombras caían sobre las vitrinas llenas de objetos, cincelando las formas de las deidades y las esfinges, cuando… aquella escultura brilló.
La miré. La estuve mirando mucho tiempo…
 -¿Es fascinante, verdad? -no reconocí la voz, pero al volverme le vi, era el ayudante guapo-. ¿Te gustan los gatos?
 -Si, mucho, les envuelve algo, un aura especial…
 -Sí, los egipcios amaban mucho a este animal. Hay infinidad de imágenes y esculturas en donde se ven gatos esbeltos y enjoyados, además de numerosos amuletos con la forma de un gato. En muchas pinturas funerarias abundan las que presentan escenas con las mascotas, pues con ello se recordaba el cariño que el difunto había tenido por su gato y, simbólicamente, el animal acompañaba a su amo al mundo de los muertos….
 -¿Por qué los egipcios adoraban tanto a los gatos?

“En el antiguo Egipto, los gatos domésticos eran considerados animales sagrados y fueron objeto de culto debido a que se decía que “provenían de las estrellas”. El gato era considerado como una encarnación del dios Sol y la gata era equiparada al ojo del sol. De hecho la diosa egipcia Bastet era representada con cuerpo de mujer y cabeza de gato. También se creía que Ra, dios del sol, adoptaba la figura de un gato cuando descendía a la Tierra.
Además los egipcios creían que los gatos traían bendiciones a las casas de sus amos, por eso casi cada familia egipcia tenía uno en su hogar. Los felinos domésticos eran tan queridos, que comían igual o mejor que los miembros de la familia y había hogares donde el gato era el primero en comer. Los más estimados eran los negros, que eran extremadamente raros.
El castigo por matar a un gato significaba la muerte en aquellos tiempos y ni el propio faraón podía indultar semejante crimen.
Los Egipcios llegaban incluso a guardar luto cuando morían sus gatos. Estos eran momificados al morir y todos los miembros de la familia se rasuraban las cejas como señal de aflicción y dolor.
Tanto se apreciaba a los gatos que se consideraba que todos ellos eran propiedad del faraón, aunque éste permitía que los plebeyos los cuidaran. Los gatos incluso figuraban en la interpretación de los sueños, pues se decía que si un hombre veía a uno en sus sueños tendría una buena cosecha. Otro testimonio del amor de los egipcios a los gatos cuenta que, en una batalla entre persas y egipcios, el general persa ordenó a sus soldados arrojar gatos vivos por encima de la fortaleza de los egipcios. Se dice que los egipcios prefirieron rendirse antes que permitir que siguieran lastimando así a los gatos…”

Era tan interesante que hablamos largo rato. Retrocedía para verle marchar después de haberme despedido cuando tropecé con alguien… el Científico. Me miró tan seriamente que durante unos instantes no supe que decir… Pero al parecer nos había visto, nos había oído… y no le había gustado.
 -¿Qué pasa? -gemí.
 -¿Qué quería?, ¿qué hacíais?
 -No estás ciego…
Él resopló y se cruzó de brazos evidentemente celoso. Y murmuró algo para sus adentros. Algo que sonó muy parecido a “también me quiere quitar esto…”
 -¿Qué?, ¿qué dices…? -pregunté y él disimuló.
 -Nada, es que… no me gusta ese tío, ¡ya está!, es un prepotente y un enterado, ¿por qué tenías que preguntarle nada?
 -Porque quería saber…
 -¡Pero para eso estoy yo no lo olvides!
Y yo reí porque aquello me sonó tremendamente infantil. ¡Cómo si fuera el único que pudiera resolver mis dudas! El Científico me dio un leve codazo en las costillas… 
-Ríete pero no lo olvides, ¡júrame que no le preguntarás nada más!, venga, jura...
-No puedo…
-¿Qué?
-¡Que no puedo!... -y resignada me hundí de hombros-. Ah, y debo ser más interesante que una momia porque me ha invitado a cenar…
Sé que se quedó de una pieza, pero ¿qué podía hacer? Egipto y los egiptólogos me habían fascinado…



Fuentes:Taringa.net/posts/mascotas/12511481/_Los-gatos-son-extraterrestres_.html. Amistadespeligrosas.blogdiario.com/1155136740/. YouTube. Google imágenes

lunes, 26 de noviembre de 2012

¿Jugamos a las películas?

Una imagen que da que pensar, y todos los elementos están ahí, ¿los ves?...


¿No?, ¿qué no los ves?, ¿te has limpiado bien el cristal de las gafas? Espera, te voy a ayudar, sólo pincha y verás que pronto sabrás de qué pelí se trata.

viernes, 23 de noviembre de 2012

La química secreta de los encuentros

«El hombre más importante de tu vida acaba de pasar por detrás de ti. Para encontrarlo deberás hacer un largo viaje y localizar a las seis personas que te conducirán hasta él… Hay dos vidas en ti, Alice. La que conoces y la que te espera desde hace tiempo.»
Divertida,
original, encantadora y maravillosa, La química secreta de los encuentros te cautivará y, sobre todo, te hará FELIZ.

Marc Levy (Boulogne-Billancourt, 1961) es el autor más leído en Francia. A los dieciocho años ingresa en la Cruz Roja como socorrista, donde trabaja durante ocho años. En 1984 se traslada a Estados Unidos y funda una empresa especializada en imagen digital. Nueve años más tarde, vuelve a París para fundar un despacho de arquitectura. Su vida cambia cuando a los treinta y nueve años, escribe un libro para su hijo. En el año 2000 publica su primera novela, Et si c'était vrai. El resultado es fulminante: se convierte en un bestseller, se traduce a 38 idiomas y Dreamworks la convierte en una exitosa película. También es el autor de Où es-tu?, Sept jours pour une éternité, La prochaine fois, Vous revoir, Les enfants de la liberté, Mes amis, mes amours y Las cosas que no nos dijimos (Planeta 2009), El primer día (Planeta 2010) y La primera noche (Planeta 2011).
Con más de 26 millones de ejemplares vendidos y traducido a 45 idiomas, Marc Levy es un referente indiscutible de la literatura contemporánea.



“LA QUÍMICA SECRETA DE LOS ENCUENTROS”
Marc Levy

Marc Levy es un maestro en hacer tramas aparentemente absurdas e imposibles con finales bonitos y felices, esa es mi impresión después de leer “Las cosas que no nos dijimos” y “La química secreta de las palabras”. Pero puestos a elegir me quedo con esta novela de la que te hablo hoy…
Estaba en la sección de novedades de la biblioteca y después de tanto clásico como he consumido últimamente me animé a sacar algo más actual, más fresco y más ligero, además en su sinopsis estaba prometida la felicidad, entonces… ¿cómo no iba a tentarme? Y eso es lo que encontré en el libro así que puedo decir que me dio lo que le pedí, lo que quiere decir que cumplió mis expectativas que no eran ni muchas ni pocas ni todo lo contrario.  
Pero sí, tengo que reconocer que me gustó el libro, lo leí rápidamente, atrapada por palabras, descripciones, aromas y ciudades lejanas y tan exóticas como Estambul… Pero tampoco te voy a engañar, no es un libro perfecto, algunos personajes son muy planos, las edades de los protagonistas confunden, la trama no parece muy trabajada e hilada, hay partes más pesadas (correspondencias) y el final que a muchos sorprendió yo me lo veía venir. Aún con todo la historia es bonita, la lectura amena, y la química esta ahí esperándote para que pases un buen rato, eso está garantizado.
Me pareció un acierto que la novela estuviese ambientada en los años 50, hace que el trato de los protagonistas sea mas respetuoso, mas especial, con esos usos antiguos de caballero que hoy en día no tienen sentido porque ya no queda nadie así… ejem… Me gustaron los protagonistas, especialmente Daldry… ¿Daldry o Darcy?
¿Qué por que te hablo de Mr. Darcy?, ¿es que no te suena de nada? Pues es igualito a este o casi. ¿Qué como es Ethan Daldry? Un hombre tosco, huraño, poco amigo de socializar, que siempre está incordiando a su vecina y que sólo sueña con hacerse con su piso para poder trabajar bajo el mejor lucernario de todo Paris, pero que al final es un enamorado bonachón, chistoso, rico y desprendido que ayuda en todo a la protagonista y que se desvive por hacerla feliz.  Este perfil de héroe bueno siempre funciona y a mí me engancha que los hombres sean así, ¿qué le voy a hacer?
Alice es una nariz desconfiada a la que no le van los rollos místicos pero una adivina de feria la va a hacer cambiar de opinión cuando le diga que el hombre más importante de su vida acaba de pasar detrás de ella y que además para conocer su verdadera identidad tendrá que viajar muy lejos. ¿Una locura, verdad? Pues no, porque ella no puede olvidarse de esas palabras y tanto le afectaran que junto a su vecino Daldry (el inesperado mecenas del viaje) emprenderá una aventura para encontrar a las seis personas que la llevarán hasta su verdadero destino. ¿La predicción será cierta?, ¿quiénes serán esas personas?, ¿qué encontrará en aquella tierra que le resulta tan familiar?, ¿ecos de una vida que no recordaba, aromas de una vida familiar pasada?, ¿y donde  estará el hombre de su vida?
Bueno tendrás que leerlo para saberlo….
Me gustó pasear con este libro por Turquía, pero lo que mas me gustó fue la relación de Alice y Daldry, el perfecto ejemplo de que a veces las primeras toscas impresiones no son las que perduran.
Recomendado.

“-Señorita Pendelbury, los que están fríos, en este preciso momento, son mis pies. Los pobres están sometidos a las corrientes de aire que nuestra conversación les impone. Si no tiene inconveniente, voy a retirarme antes de que me resfríe. Le deseo una noche agradable, la mía se ha acortado gracias a usted.
El señor Daldry volvió a cerrar delicadamente la puerta en las narices de Alice.
-¡Qué tipo tan raro! –masculló ella volviendo por donde había venido.
-La he oído –gritó en seguida Daldry desde su salón-. Buenas noches, señorita Pendelbury.”

Fuentes:
Lecturalia
Google imágenes.
millonesdeletras.blogspot.com.es/2012/09/resena-la-quimica-secreta-de-los.html
mundosnuevospordescubrir.blogspot.com.es/2012/10/resena-la-quimica-secreta-de-los.html
bubblesofbooks.blogspot.com.es/2012/08/resena-119-la-quimica-secreta-de-los.html

martes, 20 de noviembre de 2012



En el desierto de Jordania se esconde un lugar maravilloso que encantará a todo aquel que se aventure a visitarlo:
la ciudad olvidada de Petra.
Situada a 200km de la capital de Jordania, Amman,
Petra, que significa roca, piedra en griego, es un enclave arqueológico muy importante, rastro del antiguo reino de los Nabateos.



En medio de un valle angosto, al este del valle de la Aravá, que se estira desde el Mar Muerto hasta el Golfo de Aqaba, Petra ofrece el sueño hecho realidad a cualquier amante de viejas piedras, restos arqueológicos, reliquias de un pasado misterioso o cultura oriental.
Sus construcciones más famosas son por supuesto las que están hechas en la misma roca.

Es que la ciudad de Petra fue fundada en la antigüedad, en el siglo VII antes de Cristo por edomitas para ser luego ocupada por Nabateos, un pueblo de nómadas de Arabia. Su especial situación, en plena ruta de las Caravanas que hacían circular incienso, especias y otros productos de lujo entre Egipto, Siria, Arabia y el sur del Mediterráneo la hizo prosperar. En el siglo VIII un terrible terremoto así como el cambio de esas rutas comerciales provocaron el abandono de Petra, que cayó en un injusto olvido, falta reparada en 1812 cuando la redescubrieron y la sacaron de la sombra del anonimato para darla a conocer al público. En 1985 se inscribía en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO y el 07 de Julio de 2007 fue elegida una de las Nuevas Siete Maravillas del Mundo


Que ver de la ciudad rosa:


-Djin blocks-
Los Djin blocks son monumentos de forma cuadrada y de construcción nabatea, de función misteriosa. Pudiera tratarse de una tipología inusual de tumbas, aunque tampoco sería extraño que fueran construcciones en honor del dios nabateo Dushara, representado usualmente con forma geométrica.


-La tumba de los Obeliscos-
La primera gran construcción es la tumba de Los Obeliscos, coronada por cuatro de éstos. Debajo de los obeliscos se observa un triclinio y en la parte inferior tres habitaciones que hacen sospechar que estuvieron destinadas a la organización de banquetes funerarios en honor de los muertos.


-El siq-
El Siq es un angosto desfiladero de 1,2 kilómetros de longitud.
Al comienzo del mismo, la rambla se desvía de forma artificial por un túnel en dirección al norte. Un arco nabateo de aspecto triunfal está en ruinas pero aún se ven sus muñones. Luego el camino va descendiendo. Antaño estuvo cubierto de gruesas piedras, a la usanza de las vías romanas, cobertura que ha ido desapareciendo por los arrastres de agua.
El desfiladero fue tal vez una vía de purificación espiritual, su ambiente silencioso en donde se goza del frescor de la umbría y del aroma de las higueras que crecen entre la roca hacen suponer tal afirmación.
En las paredes se observan hornacinas en honor al dios Dushara a parte de algunas inscripciones históricas. Muy cerca de allí, una de las inscripciones reza: “El enemigo de mi enemigo es mi amigo”, y alude a la amistad con Roma enemiga del imperio de Cleopatra.
El tortuoso avance por el siq termina de forma abrupta, cuando por la estrecha abertura del desfiladero aparece El Tesoro.

-El Tesoro del Faraón-
El Tesoro es el edificio más emblemático de Petra, ubicado estratégicamente en un espacio reducido y relativamente protegido de la intemperie, con un suave color rosado y una factura sumamente clasicista.
Debe su nombre a una leyenda relativa a la existencia de tesoros de algún rey o faraón, riqueza que estaría en la urna que se halla en el piso superior. El afán por el tesoro hizo que numerosa gente disparase, infructuosamente, sobre esta piedra maciza, consiguiendo, únicamente el deterioro estético de la misma.
El conjunto esta integrado por una fachada de dos niveles, la de abajo sostenida por seis columnas, y coronada por sendos obeliscos no finalizados. El interior es una sala cuadrada sin decoración actual alguna.


-Calle de las Fachadas-
Hacía  adelante, hacia el corazón de Petra, se encuentra la Calle de las Fachadas. Se trata de un denso conjunto de tumbas construidas por los nabateos en los farallones rocosos, con una cierta reminiscencia del arte asirio.
Se puede acceder fácilmente a ellas, y hay al menos una cuarentena, de estructura notablemente similar.
En este lado del desfiladero, aparece pronto una escalera que sube en dirección sur y luego gira hacia el oeste y acaba en una cumbre, ante un altar de sacrificios en honor a Dushara, con sumideros para que corriese la sangre de las víctimas.


-El Teatro-
Los nabateos lo construyeron en el siglo I a de C. para un aforo de unos 4000 espectadores. Lo hicieron al modo griego, más abierto hacia el exterior.
Los romanos, tras la conquista de la ciudad, ampliaron el lugar para darle un aforo de 7000 personas. Pero un terremoto lo dañó severamente en torno al 363 después de Cristo, y parte de la estructura se reutilizó en otras dotaciones.


-Las Tumbas reales-
En la montaña opuesta al desfiladero aparecen unos inmensos enterramientos colectivos, los más grandes de Petra, denominados tumbas reales.
Es particularmente grandiosa la Tumba de la Urna, donde se guardaron los restos del rey nabateo Maluchos II, con una gran terraza abierta y columnatas en torno a ella, y un gran interior de paredes rectilíneas y gran capacidad.
Esta tumba tuvo utilización civil en tiempos romanos y fue catedral bizantina más tarde. En el fondo tiene, para la función religiosa, tres pequeñas cámaras abiertas.
Otras tumbas son las de La Seda, interesante por sus coloraciones; La Corintia, muy deteriorada, pero de una estructura similar a la del tesoro, y la monumental tumba del Palacio, de inmensa fachada.


-El decumanus de Petra-
Siguiendo la dirección de la rambla y paralela a ésta, aparece la vía romana pavimentada, el decumanus. El decumanus fue construido en el año 106 al modo romano y está el centro de la nueva ciudad.
En torno a ella se amontonan restos de numerosos monumentos: el ninfeo, los mercados, el Palacio Real, los baños nabateos, y las puerta del Témenos.


-Qasr al Bint-
Cerca del decumanus aparece otro templo nabateo de considerables dimensiones, que se ha mantenido vigorosamente enhiesto hasta la actualidad. Los beduinos lo llaman Templo de la Hija del Faraón.
Probablemente se trata de un gran lugar de culto, en honor del dios Dushara.
Tienen sus muros 23 metros de altura y es un monumento excepcional constructivo porque se trata de la única edificación nabatea no excavada en la piedra.




¡Buen viaje!

NOTAS:
El rodaje de Indiana Jones y la última cruzada –película del año 1989- se trasladó a la ciudad rosada de Petra para filmar algunas escenas. El Tesoro de Petra (Al Khazneh), en Jordania, fue usado como el templo secreto donde se encontraba el Grial.
Jordania: del árabe الأردن, ‘al-Urdunn’. Deriva del nombre del río Jordán, el cual deriva del hebreo y el cananita yrd, que quiere decir ‘descender’, ‘ir abajo de’. El río Jordán es parte de la frontera entre Jordania e Israel y Cisjordania. Durante la invasión romana la región fue conocida como Nabatæa.


Fuentes:
guiarte.com/petra/
cityguidesblog.com/petra_la_ciudad_rosada
wikipedia
google imágenes

domingo, 18 de noviembre de 2012

Había una vez un payaso…

Un payaso que le cantaba a un ratón chiquitín, que tenía la nariz gorda como una patata y que siempre preguntaba con tono risueño y musical “¿cómo están ustedes?” aunque sabía de antemano lo que le iban a responder, un rotundo y grande: “¡¡bieennnn!!…”
A aquel payaso siempre le picaba la nariz, se sabía todas las tablas de multiplicar, y le molaba la Navidad, porque era la fecha en la que su gallina se volvía más turuleta. Y además era muy educado porque nunca dejó de saludar a Don Pepito.
También le gustaba viajar en su barquito de cascara de nuez, que descontando a la imaginación es el mejor medio de trasporte que hay. Y si salía de paseo lo hacía a menudo en un auto nuevo.
Aquel payaso era además muy campechano porque aunque su barba sólo tenía tres pelos eso nunca lo hizo infeliz.
Aquel payaso gracioso y juguetón se llamaba Miliki, regalaba felicidad y sonrisas, porque como buen payaso tenía alma de niño.
Hoy aquel payaso nos ha dejado, pero gracias a él, a sus recuerdos y a sus canciones nosotros nunca dejaremos de sentirnos así


_____________________________________________________

Emilio Aragón 'Miliki', uno de los famosos "payasos de la tele” y fundador y socio consejero de Globomedia ha fallecido hoy a los 83 años aquejado de una neumonía, que "finalmente no pudo superar".
_________________________________________________

Miembro de una familia de payasos de gran tradición, formó parte del trío Gaby, Fofó y Miliki, que debutó en el circo Price en 1966 y que alcanzó su máximo éxito con el programa, 'Había una vez un circo', de TVE, todo un clásico de la tele española de los años setenta.
Tras la separación profesional de Los Payasos, Miliki se dedicó al mundo de la producción discográfica (lanza al grupo Monano y su Banda), y forma un tándem artístico con su hija Rita Irasema. Juntos grabaron varios discos como La vuelta al mundo en 30 minutos (1986), El flautista de Hamelín (1987), Vamos a marcarnos una canción (1991) y ¡Superdiscoguay! (1992), ¿Estás contento? ¡Sí señor! (1994).
En 1987, además, había dirigido la película Yo quiero ser torero, con el popular Dúo Sacapuntas.
También cultivó el género de la literatura infantil, publicando La familia de los coches (1988).
Con la llegada de las televisiones privadas a España, volvió a ponerse delante de una cámara para conducir espacios infantiles, con su hija Rita. Ambos presentaron los programas La Merienda (1990-1991) y La Guardería (1990-1991), ambos en Antena 3, y Superguay (1991-1993) en Telecinco. En 1993 recuperan en Televisión Española El gran circo de TVE, que duró hasta 1995.
Tras editar sus memorias en 1996, Miliki y Rita crearon el espectáculo El circo del arte, con éxito en toda España.
En los años siguientes se dedicaría tanto a la producción discográfica (lanzando el Grupo Trilocos), como a continuar su carrera como cantante infantil.
En 2008 publicó el libro “La providencia” bajo el seudónimo Emilio A. Foureaux (que es el nombre de su padre, ocultando el primer apellido). El libro, orientado a un público adulto, cuenta la historia de Martín, un militante de la guerrilla en la revolución cubana que tiene que huir de una caza orquestada por Fidel Castro en Nueva York.
En mayo de 2012 se editó "Mientras duermen los murciélagos", una novela acerca de la huída de la Gestapo de unos comediantes a través de la Europa nazi; Juan Antonio Bayona ya ha mostrado su interés por llevarla al cine


Fuentes:
rtve.es/noticias/20121118/fallece-emilio-aragon-miliki-famoso-payaso-television/575201.shtml
wikipedia
youtube
google imágenes

sábado, 17 de noviembre de 2012

Nina Simone


Complicada, altanera vulnerable, fuertemente apasionada.
En la industria musical tenía fama de temperamental, algo que ella se tomó muy en serio. Aunque su personalidad era arrogante y distante, en sus últimas décadas disfrutó con el acercamiento a sus audiencias, contando anécdotas y cumpliendo peticiones, así era Nina Simone, una mujer tan intensa como su voz y su personalidad.

Nació el 21 de febrero de 1933 en Tryon, Carolina del Norte. Hija de un pastor metodista, se crió en una familia de ocho hermanos. Tocaba el piano desde los 4 años. Con sólo 10 años, dio su primer concierto de piano y tuvo su primer éxito y también  sufrió su primera experiencia racista: durante el concierto, sus padres fueron apartados de la primera fila para acomodar a unos espectadores blancos. Con la ayuda económica de su profesor de música cursó estudios de éste instrumento en la prestigiosa Juilliard School of Music, algo raro en los años 50 para una niña afroamericana que estaba llamada a convertirse en la primera concertista negra de piano de Estados Unidos. Sin embargo fue rechazada en el conservatorio musical de Filadelfia, ciudad a la que había viajado desde el profundo sur gracias al dinero recaudado por su comunidad. Nina se pagó ella misma los estudios trabajando como acompañante al piano y dando lecciones y durante un tiempo tocó en nightclubs de Atlantic City.

Usó por primera vez el nombre de "Nina Simone" en 1954, Simone por su admiración hacia la actriz Simone Signoret, y Nina por "pequeña" el sobrenombre con el que le llamaba un novio latino.
Tuvo su primer reconocimiento en 1959 cuando grabó "I Loves You, Porgy".  Realizó giras por Estados Unidos y Europa durante los años sesenta y setenta e inmortalizó temas como 'Aint Got No-I Got Life' o 'I Wish I Know How It Would Feel To Be Free', y versionó clásicos como 'Here Comes The Sun', 'Just Like a Woman' o 'Suzanne'.

Se sumó a la causa de los derechos civiles reflejando su protesta en canciones como "To Be Young, Gifted and Black" y "Four Women". Durante los primeros años de la década de los 70, se expatrió en protesta por el trato que recibían los afroamericanos en los Estados Unidos radicándose en el sur de Francia. En 1978 fue detenida a causa de su negativa a pagar impuestos para financiar la guerra de Vietnam.

Llamada la "highpriestess of soul" se la considerada como una de las mejores cantantes del siglo XX. Trabajó con el soul, jazz, el pop, blues y el gospel. Cantante con "alma" transmitía con sus composiciones una emoción pura sin artificios, con un estilo ecléctico que aprovechaba las mejores cualidades, los mejores materiales de otros intérpretes.
Admirada por su honestidad e individualismo, no llegó al gran público aunque conservó un público fiel. La cantante, premiada a lo ancho y largo del mundo, tuvo problemas en Estados Unidos con las casas de discos y el fisco, lo que le llevó a perder su casa y a vender sus canciones para poder subsistir, entre ellas "My baby just cares for me", la música que acompañó el anuncio del mítico perfume Chanel número 5.
En 1993 apareció su nuevo álbum, A Woman Alone, y su autobiografía, I Put a Spell on You (1992).

Nina Simone falleció el 21 de abril de 2003 en su domicilio de Carry-le-Rouet, cerca de Marsella.

Mi canción favorita de Nina suena así:



Se siente bien, ¿verdad?



Selección musical: 1. My baby just care for me.  2. I got life. 3. Love me o leave me. 4. I put a spell on you. 5. Blues for mama. 6. Cry me a river. 7. Don´t smoke in bed. 8. For myself. 9. Sinner man.

Fuentes:
Buscabiografias.com/bios/biografia/verDetalle/6617/Nina%20Simone
Wikipedia.
Grooveshark.
Google imágenes.

viernes, 16 de noviembre de 2012

Si le sonrío, ¿me sonreirá?

Voy a hacerlo aunque ella sea cruel conmigo, voy a sonreírle a la vida. Está decidido.  Porque entonces (lo sé) ella se sentirá en el deber de corresponderme…
Después de unos días duros (gripe intestinal incluida) tengo unas cuantas demandas en contra de la caprichosa vida, quizá no atienda mis reclamaciones pero me da igual porque de todas formas no me callaré. He aquí lo que demando:
 -Quiero y le exijo que su sonrisa de vuelta sea de gigante.
-Debe ser cálida.
-Y por supuesto alegre.
-Su sonrisa iluminará al mundo entero. Entonces  todo se llenará de dicha y de color, y las cosas mejoraran. ¿Qué te apuestas?
-Tendrá 150 kilovatios de luz por lo  menos y calentará mi corazón, acelerándolo otra vez y poniéndolo en funcionamiento, que el pobre ha estado algo seco.
-Será la mejor sonrisa, la más bonita.
-Deberá actuar en un plazo no superior ni inferior a un mes, antes de fin de año quiero notar el cambio.
Expuestas mis sinceras peticiones sólo cabe esperar que la VIDA no se tome mis observaciones como meros consejos sino como firmes obligaciones que espero acometa con toda la seriedad que este asunto requiere. Cruzo los dedos.

Es más fácil obtener lo que se desea con una sonrisa que con la punta de la espada.
 William Shakespeare
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...